Bicheando.net Herpetología para todos.

Conociendo a los anfibios y reptiles de la Península Ibérica.

Mes: Julio 2016

lagarto-ocelado-timon-lepidus-oteando

Lagarto ocelado. ¿El lagarto más grande de Europa?

El lagarto ocelado (Timon lepidus, antes descrito como Lacerta lepida) es el mayor lagarto de toda Europa occidental. Su talla media es de entre 50 cm y 60 cm de longitud total (incluyendo la cola) aunque es una especie que, según algunos autores, puede alcanzar los 80 cm o 90 cm de longitud en algunos ecosistemas.

Vamos, casi un metro de “bicho” bien musculado, de color verde intenso, punteado de azules cielo y buena mandíbula. ¿Qué te parece? Dan ganas de ver uno, ¿verdad?

Como curiosidad, comentarte que compite en Europa en longitud y tamaño con otro género de lagartos que rondan el metro, llamados comúnmente lagarto ápodo europeolagarto de cristal (Ophisaurus apodus). Interesantísimos lagartos que habitan Europa Oriental, desde la costa del Mar Adriático hasta Asia. Son lagartos sin extremidades (ápodos), lo que les da el aspecto de una serpiente con cabeza de lagarto. ¡Tal cual!

Ophisaurus_apodus-bicheando

Lagarto ápodo de cristal… créditos: commons.wikipedia.org

También podríamos mencionar a otro lagarto autóctono como es el lagarto gigante de El Hierro (Gallotia simonyi). Una especie que alcanza más de 60 cm de longitud total y por desgracia una especie en peligro crítico de extinción, incluida en el Convenio de Berna (Anexo II)

lagarto gigante hierro

Lagarto gigante de El Hierro: créditos: laprovincia.es

Volviendo al ocelado, según otra publicación en Internet, la talla no llega a tanto, pues el mayor macho capturado reconocido en el sur, por ejemplo, fue un individuo en el Embalse del Piedras, con 75,5 cm de longitud total -observación de J. P. González de la Vega en 1988-.

¿De donde viene el nombre de Lagarto ocelado?

De los “ocelos”, las manchas redondeadas azules que coronan su dorso y costados.

lagarto-ocelado-timon-lepidus-defensiva

Lagarto ocelado en posición defensiva… (Alto Tajo)

Es verdaderamente un lagarto hermoso, con esa base verde oliva de diferentes tonalidades coronada en ambos costados (o repartidos por el cuerpo) por hileras de ocelos o “lepidos” azules (del latín lepida -bonita, agradable a la vista-). También presenta manchas amarillas o anaranjadas a veces, puntos negros… Una pasada, vamos, y un regalo para la vista, como su propio nombre indica.

¿Donde habita el lagarto ocelado? ¿Qué subespecies hay?

Es originario de Europa sur-occidental. Le puedes ver en zonas urbanas, rurales y salvajes por toda la Península Ibérica (España y Portugal incluidos), menos en el norte de Galicia, Asturias y Cantabria. También en el sur de Francia y en el extremo noroeste de Italia. En España contamos con al menos 4 subespecies, algunas de ellas próximas a tener rango de especie:

mapa-lagarto-ocelado-península-ibérica

Mapa aproximativo del lagarto ocelado en la Península Ibérica.

Timon lepidus lepidus – Presente en Centro, Suroeste, y Noreste de la Península Ibérica, sur de Francia y noroeste de Italia. Estos lagartos ocelados se caracterizarían por presentar ocelos dorsales no alineados uniformemente y algunas escamas negras, igualmente repartidas por el dorso.

Timon lepidus ibericus – Presente en el Noroeste de la Península Ibérica, Norte de Portugal, Galicia, Asturias occidental, León y Zamora. Con una coloración por regla general más oscura que lepidus l. y suelen tener un tamaño menor.

Timon lepidus nevadensis – Presente en el sureste de España. La mayor diferencia para un bichero y a simple vista respecto T. lepidus lepidus, es su coloración plateada, grisácea, marrón pastel o incluso lechosa y su cabeza más alargada. Estas grandes diferencias, según Paulo (2001)*, hacen que se les pueda considerar en un futuro cercano como una especie aparte.

Timon lepidus oteroi – Castroviejo y Mateo (1998)**. Un taxón exclusivo de la isla de Sálvora (A Coruña) que Michels y Bauer (2004) quieren cambiar por uno llamado Timon lepidus oteroorum. Ver bibliografía 

¿De donde procede la especie “timon”?

Pues actualmente y según estudios recientes del autor Paulo(2001)* se podría decir que es un descendiente de lagartos africanos, que tras la apertura del Estrecho de Gibraltar hace unos 6 millones de años, quedó aislado de áfrica junto a otros hérpetos como nuestro querido camaleón común (Chamaleo chamaleon) del sur de la península ibérica.

Actualmente en el norte de África hay también lagartos ocelados, como por ejemplo dos subespecies llamadas Timon pater tangitana (lagarto ocelado del Atlas) Timon pater pater (lagarto ocelado norte-africano). Reptiles muy bonitos, que además de las diferencias taxonómicas, morfológicamente se diferencian principalmente por tener un verde base más claro y unos ocelos menos marcados e intensos.

Timon-tangitanus-pater

Timon pater ssp. créditos: en.wikipedia.org

¿Cómo se comporta? Biología:

Normalmente pasan muchas horas (a primera hora de la mañana principalmente) tomando el sol encima de rocas o ramas. Si te encuentras con uno, lo más normal es que se vaya mirándote de reojo, pero a veces puede aguantar a que te acerques hasta una distancia de observación bichera de unos 2-3 metros.

Si se siente acorralado por una pared o montículo o amenazado por alguna causa, seguramente se plante hacia ti y abra sus mandíbulas, mientras te muestra sus “terribles” dientes, como puedes ver en la imagen de abajo, pero lo cierto es que el lagarto ocelado nunca morderá (si no le coges) y escapará corriendo en cuanto te despistes, pues se le da muy bien esprintar.

lagarto ocelado bicheando 01

Lagarto ocelado en posición defensiva

En mis salidas al campo es raro que llegue a fotografiarlos con cierta calidad, porque son unos velocistas profesionales, y si no tienes la suerte de que te deje acercarte o sorprenderle y que se quede a la defensiva, es muy difícil fotografiarles en condiciones (al menos sin un buen zoom).

Ora curiosidad del lagarto ocelado es su dieta. Es un animal insectívoro, carnívoro y frugívoro, lo que viene siendo un reptil omnívoro, ya que tiene una dieta muy variada compuesta por insectos, lombrices y gusanos, roedores, otros lagartos y culebras, frutos del enebro, fruta madura, zarzamoras, fresas silvestres, incluso huevos de pájaros o ¿carroña? Recuerdo hace años pille a uno mordisqueando un melón maduro en la huerta de mi abuelo.

timon-lepidus-lagarto-ocelado-la-cabrera-herpetologia-madrid

Lagarto ocelado (Timon lepidus) La Cabrera, Madrid

Para que te hagas una idea, echa un vistazo a este vídeo de Manuel Gracia de un lagarto ocelado devorando mantis religiosa.

IMPORTANTÍSIMO: No intentes coger a estos grandes reptiles por la cola jamás, porque al igual que pasa con las lagartijas y otros lagartos, tienen un mecanismo de defensa que consiste en dejar caer parte de la cola agarrada y salir pitando, lo que se denomina autotomía caudal o auto-amputación. Si un lagarto pierde la cola, puede que la próxima vez que una serpiente o ave le quiera cazar tenga una defensa menos para escapar, y así, se le condena a una futura muerte, aunque sea “sin quererlo”…

Sea como fuere aprecia al Timon lepidus o otros lagartos de la península ibérica como lo que son: joyas escamosas y herpetológicas de nuestros campos, patrimonio natural de todos y una auténtica belleza a disfrutar en nuestras salidas bicheras.

Si te interesa nuestro majestuoso Lagarto Ocelado no dudes en consultar este otro y más reciente artículo sobre el mismo de Vicente Sancho.

Gracias por tu tiempo.

Alberto G.

*Paulo, O. F. (2001). The phylogeography of Reptiles of the Iberian Peninsula. Tesis Doctoral, University of London.

**Castroviejo y Mateo, 1998 (Isla de Sávora, Galicia). Etimología: taxón dedicado a D. Manuel Otero, Marqués de Revilla y antiguo propietario de la isla de Sálvora; Terra typica: Isla de Salvora (La Coruña - España).
vipera latastei latastei españa

Víboras de España: serpientes venenosas en la península ibérica.

Los viperinos, víboras o áspides son, según la wikipedia: “una subfamilia de serpientes, que junto con los crótalos (subfamilia Crotalinae), forman la familia de los vipéridos (Viperidae).”

Las víboras de España y de la península ibérica se extienden prácticamente por todo el territorio, aunque suelen huir de zonas urbanas o cosmopolitas.

Son animales de una belleza inigualable. Imponen cuando las observas, por esa mirada felina, por ese halo ancestral y salvaje que portan, pero a la vez son seres tranquilos y esquivos, que pasan sus días ahorrando energías y que suelen ocultarse en cuanto sienten tus pasos desde muchos metros de distancia (por eso no se suelen ver).

A las víboras de España los humanos les importamos muy poco; somos un estorbo y muchas veces por desgracia sus verdugos, ya sea por atropellos en las carreteras españolas (donde suelen asolearte para calentarse por la mañana) o muertas a palos o bien en trampas como acequias en los campos de cultivo, donde cazan pájaros, roedores o lagartos, principalmente.

La rueda y la azada, dos desgracias para la víbora calmada.

Además, al ser animales que no pueden autorregular su temperatura corporal, permanecen ocultas debajo de rocas o enroscadas entre las raíces o ramas de los arbustos durante las horas centrales del día (cuanto tú paseas por el campo o haces senderismo, vamos). Solo al amanecer o al atardecer tienen actividad, donde buscan ramas de los árboles o arbustos o bien rocas expuestas al sol para asolearse y coger temperatura. Por la noche y en invierno permanecen ocultas, dormidas o aletargadas. Si en verano hace mucho calor, estivan en sus escondrijos igualmente.

Piensa que su lento metabolismo (comen entre 4 y 6 veces al año solamente), hace que pasen largos periodos de tiempo inactivas. Igualmente no son demasiado “nómadas”. Esta demostrado que si bien los machos pueden abarcar 1km cuadrado de territorio (se mueven en busca de hembras, principalmente), las hembras suelen abarcar solo unos 500m cuadrados de territorio.

Este poca movilidad hace que existan muchas poblaciones de vipéridos en la Península Ibérica con cierto aislamiento y características morfológicas diferenciadas.

De hecho, los colores y patrones que presentan son muy diversos. Su riqueza cromática es impresionante: desde grises perlados, pasando por anaranjados o tonos pastel, marrones chocolate, hasta casi negros puros (melánicos), que suelen verse muy raramente en zonas como Sierra de Guadarrama, Galicia, Zamora o en el Parque Natural da Serra da Estrela (Portugal), según citas de este mismo año 2016.

En general, estos patrones les sirven para camuflarse y pasar desapercibidas, si bien en época de celo los machos sobretodo pueden potenciar la intensidad de ciertos tonos, de cada a estar más “guapos” para las hembras y mostrarse más “fuertes” a los macho rivales. En general, las hembras son siempre más grandes y robustas que los machos.

Respecto a la mordedura y el veneno de las víboras, lo primero que tienes que tener claro es que ninguna de las 3 especies de la Península Ibérica no atacan ni muerden a menos que se sientan realmente amenazadas o sean manipuladas o pisadas, y es muy raro que una víbora se acerque hacia ti para intentar morderte. Todo lo contrario, intentará huir a la mínima oportunidad, todo lo demás son bulos y falacias de mentes analfabetas.

Si tienes la más mínima duda sobre si una serpiente del campo es o no una víbora, no la intentes coger…

Diferenciar una víbora de una culebra es fácil, prestando un poco de atención. Hay tres rasgos principales que las diferencian:

1.- Las víboras tienen el “ojo de gato”.

2.- La forma de la cabeza en las víboras es triangular.

3.- La cabeza de las víboras está formada por escamas pequeñas.

Víboras de España: Especies y subespecies

Respondiendo ya a la pregunta del título de este artículo sobre las especies de víboras en la península ibérica te comento que hay exactamente tres especies (y seis subespecies) reconocidas:

Echa un vistazo a este mapa aproximativo de la distribución de las víboras en la península, para hacerte una idea rápida de dónde te las puedes encontrar. Ten en cuenta que hay muchas zonas de contactos entre las distintas especies.

mapa especies de viboras en españa

1.-  Víbora Cantábrica (Vipera seoanei)

Vipera_seoanei Créditos: Keta

Vipera seoanei. Créditos: Keta

Es una víbora de talla mediana, en comparación con otras especies europeas, con una cabeza grande y cuadrangular y el hocico ligeramente levantado. Su talla media es de unos 60 cm de LT (Longitud total). Es una especie muy polimórfica, con una variación cromática individual y geográfica notable, del beige o gris claro, pasando por el gris oscuro o colores rojizos, con bandas dorsales, hasta individuos melánicos (que son más frecuentes en áreas de montaña). Aquí puedes ver un pequeño vídeo de esta especie de Emilio Ramírez Oviedo que nos cede…

Su área de distribución ocupa el norte y noroeste de la Península Ibérica desde Galicia y el extremo norte de Portugal hasta Navarra. Aunque su distribución se extiende unos pocos kilómetros por áreas muy localizadas del extremo suroeste de Francia, esta especie se considera un endemismo ibérico.

Subespecies: Vipera seoanei cantábrica y Vipera seoanei seoanei

2.- Víbora hocicuda (Vipera latastei)

Vipera latastei (Pamplona)

Vipera latastei (Pamplona) Foto: Jairo Cuevas

Es la víbora más común en la Península Ibérica, abarcando todo el territorio a excepción del extremo norte y los Pirineos. Recibe su nombre por la protuberancia o cuerno que presenta en la punta del hocico. Es una serpiente de tamaño parecido a seonaei, con una longitud total de entre 50 y 60 cm.

La cabeza tiene una forma triangular característica, diferenciándose bien del cuerpo. Igualmente puede tener varias coloraciones y patrones, ya que su distribución es muy amplia.

Subespecies: Vipera latastei latastei y Vipera latastei gaditana

3.- Vibora del Pirineo (Vipera aspis)

Vipera Aspis zinnikeri (Soria) Foto: Guillem Alemany

Vipera Aspis zinnikeri (Soria) Foto: Guillem Alemany

Es la víbora más grande y más ponzoñosa de todas, pues parece ser que su veneno es algo más potente que el del resto de especies. Los adultos tienen una longitud total de entre 70 cm y 85 cm. La cabeza es ancha, triangular y bien diferenciada del cuello. Su distribución está relacionada con los Pirineos centrales, pero hay identificaciones que van desde Roses (Cataluña) al País Vasco y La Rioja.

Subespecies: vípera aspis y Vipera aspis zinnikeri

Víboras de España: Veneno, precauciones y protocolo.

En general las serpientes, culebras, boas, pitones, crótalos etc… tienen dos formas de cazar y matar a sus presas: la primera por constricción, ahogando literalmente a la presa, una vez sujeta ésta con los dientes de la boca. Y la segunda por inyección de veneno, bien afectando al sistema sanguíneo (veneno hemotóxico), bien afectando al sistema nervioso (veneno neurotóxico) o bien tiene una acción localizada en el sitio de la mordedura (veneno citotóxico ).

Nuestra víboras españolas inyectan veneno del tipo hemotóxico y citotóxico a sus presas a través de los colmillos huecos (solenoglifos). Al atacar, pueden moverlos independientemente. El veneno actúa inflamando y necrosando la zona de la mordedura, tiene un efecto anticoagulante y provoca hemólisis (destrucción de los eritrocitos -glóbulos rojos-). Es un veneno que tarda en hacer efecto y no es mortal para el un ser humano adulto y sano, si bien ha de tratarse lo más rápidamente posible para evitar secuelas.

De todas formas, cabe recalcar que el veneno de las víboras de la península ibérica tiene una tasa de mortalidad inferior al 1%. Con aproximadamente entre 100 y 130 casos de mordeduras al año, y las contadas muertes se producen por afectar a niños, personas mayores o porque la mordedura se produce en la zona de la cara o cuello. Una persona adulta sana y normal no tiene que temer por su vida en ningún caso.

En total, entre 1997 y 2009, que es el periodo analizado en el estudio, se registraron 1.649 casos de picaduras venenosas, incluyendo 17 defunciones atribuidas casi exclusivamente a una tardanza en el tratamiento, según el último estudio del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII).

¿Qué hago si me muerde una víbora?

Pues aquí puedes leer esta fenomenal artículo sobre “¿Qué hacer ante una mordedura de víbora?” de una web de referencia en España sobre víboras (www.viborasdelapeninsulaiberica.com).

Pero más importante es la prevención, así que te paso alguna recomendación para evitar que te muerda una víbora o serpiente por accidente:

  • Andar por caminos adaptados y con tránsito por la montaña y el campo en la medida de lo posible.
  • No meter el pié o la mano en huecos de árboles o rocas sin echarles un ojo antes.
  • Llevar ropa larga, botas y calcetines gruesos.
  • Si acampamos en algún lugar, explorar la zona cercana antes y no hacerlo en cúmulos de piedras o rocas.
  • Al levantar “el campamento” intentar hacerlo con un poco de cuidado, viendo que no pueda haber una serpiente debajo de una mochila.
  • No coger ni manipular una serpiente si no se sabe o no se identifica claramente la especie.
  • Tener un pelín más de cuidado si andamos al atarceder o primeras horas de la mañana por el campo.
  • Dejarlas tranquilas, observarlas y admirar su paso, hasta que desaparezcan detrás de una piedra o por la maleza.

Espero este breve artículo que haya sido útil y, ya sabes, si te encuentras con una víbora… CALMA!! No la mates, no la golpees, es inofensiva y se irá tan pronto como te sienta o vea. Y si vas conduciendo y ves algo cruzarse… Pisa el freno, que no te cuesta nada… 🙂

vibora hocicuda atropellada

Por desgracia, estas imágenes de víboras muertas en la cuneta siguen siendo demasiado cotidianas en las redes sociales y con un poco más de conocimiento, buena conducción, respeto y calma, podremos evitarlo entre todos.

Vive y deja vivir.

Alberto G.

raulophis

Entrevista a Raúl León -Raulophis- Biólogo y Herpetólogo.

Comenzamos nuestra serie de entrevistas bicheras con el gran Raulophis.

Raúl León es un biólogo y naturalista “bichero” amante de los reptiles (serpientes sobre todo) anfibios y todo lo relacionado con el mundo de la herpetología. Un herpetólogo de nacimiento, muy comprometido con trabajos de concienciación, divulgación y salvamento de estos animales.

Es miembro del Equipo de Moroccoherps, que ha creado diversos documentales y reportajes sobre la diversidad biológica del norte de África. Ha estrenado hace poco de hecho el documental “Vida en los Entornos Áridos del Norte de África” que puedes disfrutar ya en su canal de Youtube o seguirle también Facebook o Twitter.

Comencemos la entrevista…

Raulophis, ¿Por qué de ese nombre? Cuéntaselo a los que todavía no te conocen…

Suelo decir que “Raúl” es el nombre que me pusieron mis padres humanos, porque en realidad sé que nací de un huevo de serpiente entre musgos en una selva tropical, jaja. A este nombre le sumo la palabra “ophis”, que significa “ofidio” en latín, serpiente, y el resultado final es “Raulophis”

Raulophis de pequeño

Raulophis de pequeño

“Cultura escamosa y diversidivertida para tod@s” es tu leit motive, explícanoslo…

Es una forma de expresar lo que quiero divulgar, que para mí es como un impulso innato, con el fin de que se respeten a estos animales tan maltratados y de que la gente pueda ver su belleza. Siempre me ha gustado escribir y hacer juegos de palabras de este tipo, que creo que resultan significativas y muy expresivas.

Palabras como “diversidivertida” intentan expresar que la diversidad es tremendamente divertida, que es inacabable, que nunca se deja de aprender de ella, que es la mejor escuela, que es bella y una fuente de inspiración y admiración infinita. Con “cultura escamosa” quiero decir algo parecido, pero quizás más centrado en el conocimiento de las especies de reptiles, un conocimiento que hace saber a la gente que no son peligrosos ni agresivos ni malvados, sino que son seres tranquilos que deben ser respetados como cualquier otro, una cultura o conocimiento necesarios para pasear tranquilamente por el campo, sin miedo, y sabiendo disfrutar de cada ser vivo…

¿Cuánto tiempo llevas “bicheando”? ¿Cuando crees que surgió tu atracción por los reptiles y anfibios, y en general por la vida salvaje?

Llevo bicheando desde que era un auténtico enano, recuerdo fragmentos de videos VHS de las antiguas cámaras donde aparezco hablando de los bichos que estoy viendo en el campo mientras aún se me trababa la lengua hablando, jajaja. También hay fotos antiguas donde siempre se me ve con bichos, en el campo, etc. Es algo que ha estado conmigo desde siempre, el amor y fascinación por la naturaleza.

Desde muy pequeño me encantaban los dinosaurios y los “bichos”. Toda la gente me conocía en el pueblo por ser el “niño de los bichos”, y le decían a mis padres que fuera a programas de televisión a decir los nombres de todos los dinosaurios, jaja.

Así que la respuesta sería que mi atracción surgió cuando nací, jajaja.
Hay una historia curiosa que mi madre siempre cuenta, y es que mi padre le regaló un colgante y un anillo de serpiente cuando estaba embarazada de mí. ¿Eso hizo que yo sea un loco de las serpientes?, jaja, cosas inexplicables de la vida.

¿La herpetología es tu trabajo, te ganas la vida con ello?

Bueno, esto es un tema con muchas vertientes. Por un lado, no me siento identificado con la palabra “herpetología” porque no me gustan y estoy en desacuerdo con muchos de los métodos que suele emplear la ciencia para investigar, es más, los considero extremadamente anticuados, ilógicos, faltos totalmente de ética, etc. Además de que la mayoría de las veces no se ayuda realmente a las especies ni su conservación.

Ha habido grupos de investigación donde he visto que por mi perfil y conocimientos de “biólogo de campo” podía haber encajado perfectamente, pero siempre me han “espantado” los métodos y las finalidades. Me sorprende que haya cosas tan asumidas y que no haya ganas ni voluntad de cambiarlas. Por lo tanto, comencé a intentar hacer las cosas un poco por mi cuenta y desde mi persona.

Para ello tienes que moverte mucho y he logrado dar bastantes y variopintos cursos y formaciones sobre reptiles y anfibios, y voy siendo de alguna forma conocido en el mundillo. Sigo cada día produciendo contenidos y grabando para poder ofrecer un material diferente sobre estos animales e intentar tener algún espacio de difusión que me permita ganarme la vida con lo que amo y lo que mejor sé hacer.

No soy demasiado académico, de forma natural soy mucho más cercano a la divulgación, educación ambiental, la vida en el campo, a valorar y observar la naturaleza de una forma más romántica y poética

Educación ambiental

Educación ambiental, divulgación y amor a la naturaleza

¿Qué tal ha ido el crowdfunding para tu último documental  “Aljibes y pozos del desierto: la eterna trampa? ¿Sientes el apoyo de la gente?

Fue increíble, sorprendente, emocionante. Por un lado, tienes que estar cada día de la campaña pendiente de ello, impulsándolo, dándole difusión, de otra forma no lo consigues, no es colgar tu proyecto y esperar, ni mucho menos. Hay que prepararlo y difundirlo muy bien. Tanto mi hermano como mis padres han sido también parte muy importante de la campaña, pues me han apoyado, colaborado y atraído a mucha gente hacía el proyecto.

Cuando la gente comenzó a aportar, y cada día había pequeñas o grandes aportaciones, era algo difícil de creer, gente de España, Europa, Marruecos y hasta de Costa Rica, era alucinante, no sabías de donde salían, jajaja. De repente veía una aportación y era de algún amigo y compañero de la universidad que hacía años que no nos veíamos y cosa así. Muy emocionante y muy bonito, y por supuesto estoy tremendamente agradecido a mi familia, a todos los mecenas y a plataformas de crowdfunding como Verkami, que hacen posible proyectos como estos.

Así que, sí, sentí un gran apoyo que valoro enormemente.

rescate de fauna

Imágenes tomadas durante la realización del proyecto-documental de rescate de fauna en el desierto…

¿Estás haciendo lo que quisiste de pequeño? ¿te falta algo?

Pues de pequeño quería ser diseñador y fabricante de picaportes… Es broma, con todo el respeto a la profesión, jeje. Sigo siendo un niño pequeño con muchos sueños que cumplir. Me gustaría estar viviendo en el trópico y he estado unas cuentas veces a punto de estar allí, pero la cosa se ha retrasado por diferentes cuestiones. No obstante, mi actividad diaria sigue absolutamente relacionada con mi pasión, así que, bien por eso, jeje.

Y lo que creo que me falta, pues vivir todavía muchas cosas, conocer muchas especies y ecosistemas con los que sueño desde hace mucho y poder mostrarle a la gente todo esto, y ojalá pudiendo vivir de ello, porque en esto soy incombustible e inagotable en ideas.

¿Cuál es la especie que más te atrae? ¿cuál te mueres por ver? ¿Y la especie ibérica que más te fascina?

¡Esta es una de las preguntas más complicadas que pueden hacerte en la vida!, y sé que lo sabes, jaja. ¡Es imposible escoger una!. Quizás haya el impulso de decir una especie tropical con colores increíbles, pero también hay ofidios desconocidos y sin colores llamativos que son alucinantes por otras razones…

Cada semana diría una especie, jaja, pero si tengo que mojarme ahora mismo diría que algunas de las que más atraen son especies absolutamente desconocidas y enigmáticas como la “serpiente negra de Günther” (Bothrolycus ater) o las de los géneros Helophis de África o Xenophidion de Asia.  La víbora de cola de araña (Pseudocerastes urarachnoides) por lo fascinante que es o la culebra arborícola arco-iris (Gonyophis margaritatus), pero es que ahora mismo se me están pasando tantas serpientes por la cabeza, tantos colúbridos, boídos, elápidos o víboras de todo el mundo, que reitero en que es imposible elegir.

Algunas que me muera por ver son la víbora de Mangshan (Protobothrops mangshanensis), me pare tan increíble cada escama y su hábitat, la víbora de fosetas de Sumatra (Parias sumatranus) o algunas extrañas serpientes como Stoliczkia borneensis, Erpeton tentaculatum, Xenodarmus javanicus

Ahora me pongo a pensar en Madagascar o Papua-Nueva Guinea y te diría mil serpientes más… ya paro, ya paro, jajaja. Tenemos que hacer una entrevista sobre serpientes del mundo, que ahora me he quedado con todas las ganas de hablar de ellas, jaja.

Especie ibérica, sigue siendo igual de difícil, jaja, uufff, a ver, a ver. Es que cada una me fascina por tantas cosas que… La culebra de esculapio (Zamenis longissimus) ha sido muy especial para mi desde pequeño, no sé porqué, pero me quedada muy embobado mirando sus fotos en mis libros de reptiles, y cuando logré verla en un viaje al norte, fue el momento más feliz que he tenido en muchos años, cada vez que la recuerdo serpenteando sobre la hojarasca me emociono. Y tengo que decir que la víbora hocicuda (Vipera latastei) tiene algo muy muy especial.

íbora hocicuda

Una preciosa víbora hocicuda que estuve grabando junto a mis compañeros Octavio Robles Jiménez y Gabri Martínez (Fotografía)

¿Qué zonas de España que gustan más para bichear? ¿Por qué?

He crecido en Castilla-La Mancha y por aquí hay algunas zonas que me gustan mucho, donde las serpientes pueden vivir relativamente tranquilas, al ser zonas poco transitadas, y me gusta mucho ir a observar grandes culebras de escalera, grandes culebras bastardas y todo lo que acompañe. Otros lugares de aquí me fascinan porque en ellos se reproducen un buen número de especies de anfibios También hay aquí zonas que me encantan para ir a ver aves y mamíferos.

En Andalucía también he bicheado bastante. Y una de las experiencias más fascinantes de bicheo que he tenido en la Península fue un viaje al norte con mis compañeros Octavio Robles Jiménez y Javier Aznar. Repetiría ese mismo viaje pasando por cada lugar de País Vasco, Huesca, Francia, etc. Pudimos ver todas las especies del norte que no habíamos conocido aún (culebra verdiamarilla, culebra de esculapio, víbora áspid, etc.), además de muchos más reptiles y anfibios, flora impresionante, aves magníficas, invertebrados, etc.

¿Y del extranjero, que conozcas..?

Mis experiencias en Colombia, Venezuela y Ecuador fueron increíbles y repetiría mil veces, jeje. Y por supuesto Marruecos y Sáhara, que nos fascina desde hace ya muchos años… En realidad cualquier región geográfica con serpientes me fascina y entusiasma, jajaja.

Algunas escenas de bicheo en Marruecos, Sáhara y Sudamérica.

Algunas escenas de bicheo en Marruecos, Sáhara y Sudamérica.

¿Qué le dirías a alguien neófito que se encuentra con una serpiente? ¿Qué debe hacer?

Diría que lo mejor es observar al animal con calma, dejando que siga con su vida tranquilamente, mientras nos fascinamos con cada aspecto de ella, como se mueve, sus colores, sus escamas, etc. Que si se manipula se haga con máxima delicadeza, cariño y respeto.

Que si la fotografía lo haga de forma que moleste lo menos posible al animal, teniendo en cuenta todos los aspectos para su bienestar, si el animal está tranquilo o muy nerviosos, si está demasiado tiempo expuesto al sol, etc.

En mi opinión tenemos que ponernos en la piel del animal, y si está muy nervioso dejarlo en paz, y ya veremos más serpientes en el campo, respetando su necesidad de irse a la sombra aunque se la quiera fotografiar al sol, etc. Digo todo esto porque hay muchos casos en que no se trata bien al animal para lograr imágenes, etc.

Nunca secuestrarlos de la naturaleza para llevarlos a nuestra casa como “mascotas”. No traslocarlos, porque ya está demostrado que es muy negativo para ellos.

En definitiva, respeto hacia ellos, que no se los trate como un ser sin sentimientos o como un objeto a fotografiar, porque no es cierta ni una cosa ni la otra… Que se les trate con respeto, conciencia, ética y cariño.

Fotografías de reptiles y anfibios

Fotografías de reptiles y anfibios tomadas in situ. Fotografías: Raulophis.

Qué opinas, en tu experiencia y observaciones, del status actual de los anfibios y reptiles de nuestro país?

Esto lo comentaré claramente en varios vídeos: pienso que tienen muchos problemas tanto los reptiles y los anfibios como el resto de diversidad. Pienso que cuando decimos que una especie es “común” o que es de “preocupación menor” no estamos reflejando para nada la realidad.

Me explico: es cierto que puede haber muchas ranas comunes, que vivan en charcas, ríos, embalses, acequias y en todos lados, y se considera que son comunes y que “hay de sobra”, o que pensemos lo mismo de la culebra viperina en casi toda España.

Muy bien, entonces, si no se las atropellase a cientos, si no se hubiera acabado con cientos de humedales donde vivían, si no murieses depredados por animales introducidos o por agresión directa del humano y mil cosas más, entonces, ¿cuántos individuos más de cada especie debería haber?.

Para mí esto significa que toda la “cadena” está muy afectada: por mil razones diferentes y queriendo mostrarlo como una “cadena alimentaria” faltan insectos, faltan ranas, faltan culebras viperinas, faltan pequeños mamíferos y aves depredadoras, etc etc etc. Sus hábitats y efectivos poblaciones se reducen cada día sin darnos cuenta.

¿Aunque la ley les protege, lo están realmente?

Es cierto que hay leyes que los protegen, acciones por su conservación, y eso es positivo, pero no creo que realmente estén protegidos. Parece impactante pero a nivel de Parques Nacionales si denuncias una gran problema en la conservación de los reptiles del Parque, hay comentarios a día de hoy como: “… en esos bichos no vamos a gastar presupuesto..”, pero quizás para una gran rapaz o mamífero hay respuestas positivas. Incluso hace poco todavía era difícil hacer publicaciones científicas si se trataba de serpientes por ejemplo, frente a publicaciones sobre otros animales.

Ponte la corbata de político, venga… ¿Qué harías tú si pudieras cambiar una ley, un decreto etc. para proteger y concienciar sobre la problemática de su declive mundial?

Uff, no me he puesto una corbata en mi vida, jaja. Voy a resumir mucho. Creo que una buena forma de comenzar sería atajando los problemas constatados como los más graves. El cambio climático es uno de los primeros, pero ya sabemos la voluntad que hay de atajarlo. La destrucción de hábitats es sin duda uno de los más devastadores y según la IUCN el primero en importancia.

Otro grandísimo problema poco tomado en cuenta son las trampas de caída accidental (acequias, aljibes, pozos, piscinas, arquetas…) donde mueren miles y miles de animales, y las carreteras. Sería muy importante implementar medidas correctivas, que son sencillas y económicas, para evitar estas muertes tan tristes.

El segundo problema en orden de importancia para UICN es la introducción de especies alóctonas, sobre todo por comercio de animales. En mi opinión, por todos los problemas que trae y sigue trayendo consigo (introducción de especies exóticas, enfermedades, etc.), por la falta de ética que conlleva, y mucho más, el comercio con animales debería eliminarse.

Muchos creemos que no deberían venderse animales, porque no son mascotas ni objetos que se puedan enviar de un lugar a otro y comerciar con ellos, ni salvajes ni criados en cautividad. Igualmente para granjas de cría de ranas para gastronomía, granjas peleteras, etc., porque aun obviando las cuestiones éticas, siempre, y digo siempre, se acaban escapando animales y afectando gravemente al ecosistema de la zona.

Me parece algo tremendo el comercio con animales, y que esté tan normalizado y asumido. Un día se ponen de moda las iguanas, luego las serpientes, luego los suricatas y los mapaches, las ardillas voladoras, los perros que viven toda su vida asfixiándose (bulldog francés), pero el negocio manda y se sigue criando y expoliando.

Hasta tal punto que cada vez que se descubre una nueva especie, comienza su saqueo para la venta.

Nos apropiamos de su vida como si fueran un objeto, un bien de consumo, algo que intercambiamos y vendemos y compramos. ¿Hasta dónde vamos a llegar?, se crían reptiles si escamas para venderlos a altos precios, se escapan, se maltratan, se trafica…

Todos nos echamos las manos a la cabeza con el tema de los hongos que ponen en declive a los anfibios, pero se sigue comerciando como si nada, a pesar de saber que el “hongo devora-salamandras ha entrado a través del tritón de vientre de fuego, que tan popular es como “animal de terrario”. De nada sirve hablar de los pobres anfibios afectados y poner mil medidas si luego seguimos comerciando, comprando y vendiendo estos animales. Lo mismo con las tortugas de Florida, etc.

Varano de sábana, procedente de África, que alguien había comprado para tener en terrario y luego lo había liberado. Lo encontramos en España en una zona protegida. Fotografía: Jose Manuel Vidal.

Varano de sábana, procedente de África, que alguien había comprado para tener en terrario y luego lo había liberado. Lo encontramos en España en una zona protegida. Fotografía: Jose Manuel Vidal.

¿Cómo se podría concienciar a los políticos y representantes sobre los problemas de la desaparición de los hábitats de estos animales?

 

Pensaba que la pregunta sobre mis especies favoritas era extremadamente difícil, pero esta es mucho más, jaja. Creo que esto es un problema muy complejo que arrastra errores de base. Si la humanidad sólo se mira su propio ombligo, y se cree la especie más importante o la única importante, y cree que vive ajena a todo el ecosistema, tanto que no se considera a si misma como parte de este, como mamífero mas que es, entonces los pensamientos, y por tanto las acciones, están muy desequilibradas.

Nos han educado desde pequeños a pensar esto, y la gran mayoría piensa así, que el humano es algo tan diferente y tan a parte de la naturaleza que no tenemos nada que ver con ella,  y por lo tanto la naturaleza es considerada solo como un “supermercado” donde podemos coger lo que queramos y al precio que queramos, no es considerada algo hermosos, con derecho a existir, algo que apreciar, nuestra casa con nuestros vecinos de mil especies, lo que nos da la vida, el agua y todo…

En resumen, mientras sigamos mirando solo hacia nuestro ombligo todo lo demás seguirá cayendo a nuestro alrededor, y lo peor es que aunque lo sabemos, nos gusta seguir con los ojos cerrados y pensando que algo o alguien lo solucionará todo milagrosamente…

¿Crees que hay demasiada distancia entre los biólogos de carrera y los aficionados a la herpetología o los naturalistas? ¿crees que podrían colaborar más? ¿y valorarse unos a otros más?

Me parece una muy buena pregunta y una cuestión clave. Si creo que habitualmente hay demasiada distancia. Por un lado conozco casos en los que naturalistas han ido con su buena intención a darle información interesante a un biólogo y no les ha hecho caso, siendo datos interesantes e importantes.

También conozco gente y grupos de gente que son apasionados de la naturaleza que hacen más por la conservación y divulgación en materia de reptiles y anfibios que gente con un puesto más ventajoso para ello. En muchos casos no será dejadez por parte del biólogo, quizás no tenga tiempo para atender todo, pero la cosa es que si ocurre.

Por lo tanto, pienso que si podrían colaborar más y valorarse mucho más. Hay gente que ha estudiado otra carrera y es tan apasionada de los animales que sabe lo mismo o más que alguien que ha estudiado biología, entonces, ¿cuál es la diferencia?, ¿un diploma?.

¿Con quién te gusta ir de bicherío? ¿A quién tienes que agradecer parte de tu afición?

Con gente apasionada y respetuosa con la naturaleza ante todo, de toda la vida o gente que acabe de conocer en un curso por ejemplo. Con mis colegas bicheros con los que ya he vivido aventuras y experiencias inolvidables, con mi hermano…

Rescatando animales atrapados en un canal

Rescatando animales atrapados en un canal, con Antonio Serrano, Isabel Salado y Antonio Yeste. Fotografía: Antonio Yeste

¿Te gusta más el día o la noche para bichear, Raulophis?

Cada pregunta es más difícil que la anterior, jaja. Si hablas con mis amigos, te dirán que me ilusiono mucho por todo, jaja. Es decir, que cada vez que veo una urraca o una culebra viperina digo: “Aaala!! una culebra viperina!”, jaja. Así que me fascina bichear de día y de noche. No sé que tiene la noche que me resulta extremadamente difícil retirarme de la búsqueda, es como que parece que dos pasos más y encontrarás un tesoro y no me retiro. Hasta el punto de no acostarme y amanecer mientras sigo buscando una víbora de arena.

De esta forma, y gracias a esta insistencia e ilusión, he encontrado serpientes raras a las 5 o 6 de la mañana, jaja. En la Península me gusta bichear mucho de noche, pero en Marruecos o el trópico, la noche es fantástica y realmente mágica. Tiene algo de misterio y misticismo que me encanta. Y claro, de día es increíble ver a los bichos soleándose y ver los hábitats en toda su amplitud.

El bicheo de día y de noche es fascinante. 1) En Marruecos con una víbora del Magreb. Fotografía: Octavio Robles Jiménez. 2) En Sáhara fotografiando una culebra bastarda de noche. Fotografía: Baudilio Rebollo

El bicheo de día y de noche es fascinante. 1) En Marruecos con una víbora del Magreb. Fotografía: Octavio Robles Jiménez. 2) En Sáhara fotografiando una culebra bastarda de noche. Fotografía: Baudilio Rebollo

Venga una pregunta mediática jeje… ¿Qué opinas del ilustre Frank Cuesta?

Es una pregunta que siempre surge en los cursos. Intentando resumir lo máximo posible diré que por un lado, será cierto que ha hecho a la gente interesarse por la naturaleza, que denuncia mafias de venta de animales, etc., eso es positivo y en eso creo que todos podemos estar de acuerdo.

Pero por otro lado, no me parece bueno para los animales hacer una escena mostrando como una pitón te está asfixiando cuando se ve perfectamente que es un montaje, y cosas por el estilo. Es muy fácil coger una pitón, enrollarla alrededor de tu cuerpo y hacer como que te ahoga, mientras se ve que la pitón sólo quiere marcharse.

El único mensaje que veo que transmite esta escena es: “si vas paseando por Asia, una pitón puede lanzarse contra ti, enroscarte y matarte”, algo totalmente negativo para la imagen de las serpientes. 

La grandísima mayoría de gente que conozco que tiene que ver con el mundo de los reptiles, anfibios y su conservación, no tienen una opinión positiva de sus programas.

Y por último, la pregunta del millón. ¿En que hérpeto te reencarnarías y por qué?

¡En una Pirañaconda!, jajaja, una serpiente gigante que sale en una película mala de terror con el mismo nombre, jajaja. Para poder expulsar con mi simple presencia a los humanos que destruyen la naturaleza. De mi reencarnado en serpiente si que tendrían que tener miedo de verdad, jaja.

la pirañaconda

La pirañaconda…

Si buscas una respuestas seria, podría decir que por ejemplo en una serpiente voladora del género Chrysopelea, porque así podría ver la selva desde la altura de los árboles, la selva desde arriba, contemplar durante toda mi vida esa belleza, podría reptar por el suelo, trepar por las ramas llenas de plantas epífitas y además surcar el aire. ¡Qué emocionante!. Y además de todo eso, llevaría una traje de escamas de lo más precioso y colorido. También me siento identificado con ellas porque soy nerviosillo y de movimientos rápidos, jaja

ja ja perfecto… ¿Algo más que añadir, Raulophis?

Miremos un poquito más en nuestro interior y respetemos a la mami naturaleza…

También comentar que estaré en septiembre en Conserbio (congreso de biodiversidad y conservación de la naturaleza), Almería, en dos ponencias sobre trampas de caída accidental para fauna, por si podemos conocernos por allí y os interesa el tema.

Me encantaría que os animaseis a conocer mi trabajo de divulgación, a través de los enlaces que os indica el autor de la web un poco más abajo, y esperamos que os guste nuestro proyecto Moroccoherps. Gracias y saludos a todos los lectores.

Agradecimientos a ti por la entrevista y la divulgación de estos temas. Y por indicar mis espacios de divulgación.

Agradecimientos también a todos aquellos que se esfuerzan por informar y mostrar el respeto hacia la naturaleza, desde gente que escribe en su blog personales hasta la Asociación Herpetológica Granadina, Asociación Herpetológica Murciana, AHE, Asociación Medioambiental O-live, SERBAL, AMUS, Ecologistas en Acción, Greenpeace, Green Jewel, etc. y muchos más que se esfuerzan en la conservación de la naturaleza. Ánimos y fuerzas para todos. ¡Hasta la próxima!

Raulophis con un lagarto de cola espinosa (Uromastix ssp.)

Raulophis con un lagarto de cola espinosa (Uromastix ssp.) Fotografía: Gabri Martínez

Muchísimas gracias por dedicarnos tu tiempo. No dejes de bichear… 🙂

Si quieres saber más sobre Raulophis no dudes en seguir sus perfiles sociales.

Sus Redes sociales:
Raulophis facebook
Raulophis twitter
Raulophis youtube

Moroccoherps (Anfibios y Reptiles de Marruecos y Sáhara Occidental)
facebook.com/moroccoherps
twitter.com/moroccoherps
www.moroccoherps.com

Encuentro en el Sorbe con la culebra viperina (Natrix maura)

Un buen amigo nuestro, Jesús del Río, nos pasa estas instantáneas de su encuentro con una culebra de agua común (Natrix maura), en el río Sorbe (Guadalajara), y con la excusa vamos a escribir una pequeña ficha didáctica de esta maravillosa especie…

La culebra viperina

Ir de pesca y “pescar” una culebra de agua… Foto: Jesús del Río.

La culebra viperina o culebra de agua (Natrix maura) es una de nuestras serpientes más comunes en nuestro territorio; de hecho está presente en toda la península ibérica, menos en algunos puntos costeros de Asturias y Galicia, según el numerosos autores y como queda reflejado en el mapa de distribución de la especie.

culebra viperina en el rio Sorbe bicheando

La culebra viperina es la culebra de agua española más común en los ríos y charcas de nuestro país. Es un reptil no venenoso y muy manso, dmarrón oscuro o gris oscuro por regla general, que no supera el metro y medio de longitud. Se la puede encontrar desde la primavera al otoño por las zonas húmedas de los ríos, charcas y lagunas, donde caza diversos animales entre los que destacan anfibios y peces, ya que presenta una gran habilidad para la natación y el buceo, por decirlo así.

El apodo de “viperina” le viene por la forma que tiene de defenderse: al ser acosada, se enrosca y contrae y puede lanzar mordiscos al estilo de la víbora, pero al no ser venenosa y ser manipulada, suele emitir un olor fétido bastante desagradable desde sus glándulas anales. A veces también pude hacerse la muerta, mostrando el vientre hacia arriba y quedando completamente inmóvil. Un comportamiento alucinante si llegas a verlo…

Esta culebra tiene en España una “hermana” llamada culebra de collar ibérica (Natrix astreptophora) que tiene rango de especie. Por tanto tenemos la viperina y la llamada collar ibérica en nuestro país. La Natrix natrix (Culebra de collar europea) se extiende desde Francia hasta Asia. Verás en internet que a Natrix astreptophora la suelen llamar también “Natrix natrix”, ya que esta nueva clasificación es reciente.

natrix astreptophora culebra de collar iberica

Natrix astreptophora. Foto: Pedro Verdejo

La culebra de collar ibérica suele ser más abundante en la mitad norte peninsular. Ambas comparten hábitats pero son claramente diferenciables por dos motivos:

1.- La culebra viperina presenta un dibujo en zig-zag (parecido a las víboras no pero no tan marcado ni perfilado) característico que nunca muestra la de collar.

2.- La culebra de collar ibérica tiene unos grandes ojos rojizos y presenta además un “collar” característico de color amarillento, anaranjado o blanco.

Con la edad y en ejemplares adultos de culebra de collar ibérica tiende a desaparecer, ojo (y podrías confundirla con una culebra bastarda subadulta -Malpolon monspessulanus-).

primer plano Natrix astreptophora

Primer plano Natrix astreptophora. Foto: Pedro Verdejo

La culebra viperina de la que hoy hablamos (Natrix maura) tiene un patrón más uniforme y oscuro, como decíamos al principio y por regla general, aunque según la zona de España donde la veas, el colorido y patrón puede cambiar considerablemente. Es igualmente de costumbres acuáticas.

natrix-maura-02

Natrix maura oteando una charca desde un junco… Foto: Alberto González

No es difícil encontrarse a una u otra en riberas de ríos, lagunas o charcas donde abunden los anfibios, como es el caso de este encuentro… Si te encuentras con una, lo mejor es que la dejes pasar, no tardará en irse a sus “peces”…

Culebra viperina (Natrix maura) Torrelodones

Culebra viperina (Natrix maura) adoptando su postura defensiva (cabeza aplanada, para parecerse a una víbora).

El género Natrix según la Wikipedia tiene hasta 10 subespecies reconocidas a día de hoy, que se distribuyen por toda Europa, Norte de África y Asia.

  • N. natrix maura (Culebra de agua común Ibérica)
  • N. natrix natrix
  • N. natrix astreptophora (culebra de collar ibérica)
  • N. natrix cetti
  • N. natrix corsa
  • N. natrix helvetica
  • N. natrix persa
  • N. natrix schweizeri
  • N. natrix sicula
  • N. natrix scutata

Por cierto, si las coges o la manejas en alguna ocasión olerás la pestilencia que expulsan como arma defensiva… Pero si no la coges ni la estresas, mejor que mejor… Aunque es agresiva, recuerda que es completamente inofensiva para el ser humano.

Alberto G.

salamandras-comparativa-norte-oeste-españa

Subespecies de salamandra en la Península Ibérica ¿Cuántas subespecies hay realmente en España y Portugal?

Antes empecemos por el principio, para aquellos que anden un poco perdidos, repasemos dos conceptos de nuevo…

¿Qué es una “especie”? Por regla general una especie son aquellos individuos que comparten similitudes genéticas, físicas y de comportamiento y sobretodo se reproducen de forma fértil, aislada y dan individuos similares.

A día de hoy hay técnicas de análisis de ADN que permiten conocer la identidad y la relación de parentesco entre las especies. El rango de similitud o diferencia entre el ADN de diferentes especies se conoce como distancia genética (taxones) y son los que nos permiten averiguar el grado de relación entre dichas especies, o si hay divergencias en dicha especie, a nivel evolutivo o adaptativo. 

¿Y una subespecie? Se denomina subespecie a cada población que, aun compartiendo la mayoría de características de la especie, difieren en algunas, como por ejemplo el color, el tamaño, algún comportamiento etc. y por los cuales se asemejan entre sí al mismo tiempo.

El concepto se “subespecie” no está claro en numerosas especies, como es el caso de Salamandra s. en España. Hay quienes definen las subespecies de salamandra por sus diferencias morfológicas y geográficas (ecotipos o morfotipos) mientras otros (sobretodo científicos y investigadores) realizan una división por taxones (genética).

La segunda clasificación es la que más sorpresas “herpetológicas” a dado en los últimos tiempos y es la que habría que tener como referencia científica, si bien coloquialmente se puede hablar desde mi punto de vista, por ejemplo, del Bufo spinosus “gredosicola”, haciendo referencia a las poblaciones específicas y aisladas del sapo común que vive en Gredos.

Volviendo al tema de la las subespecies de salamandra común en la península Ibérica, la verdad es que tampoco hay un acuerdo claro en el tipo y número de subespecies de salamandra presentes en la Península Ibérica.

Para comprender mejor esta diferenciación, nos orientaremos por la clasificación de ecotipos o morfotipos (no 100% genética) que es la que mayor número de subespecies presenta.

Antes de nada echa un vistazo a este mapa aproximativo de las subespecies de salamandra en la Península Ibérica que he creado:

subespecies-de-salamandra-españa-peninsula-iberica

Subespecies de salamandra en la península Ibérica (click para ampliar)

Otro mapa que también puedes consultar (y más contrastado) es el siguiente, de los autores J. P. González de la Vega y E. Garrandes Rubio. Un gran trabajo que tuvo en cuenta numerosas aportaciones de muchos estudiosos de Salamandra en España, en el marco del grupo de Facebook “Fotografía Anfibios y Reptiles de la Península Ibérica, Baleares y Canarias.” 

mapa salamandras españa

Mapa de distribución de salamandras en España.

Interesante ver en éste mapa que Salamandra s. longirostris (área de Cádiz) no está contemplada porque según estudios recientes como éste se la considera otra especie distinta, más cercana a las especies del norte de África, aunque está por ver un mayor consenso…

Ya sin más dilación, vayamos ya con un breve listado de las subespecies de Salamandra s. en España.

En el noroeste de la península Ibérica…

Salamandra s. gallaica: Galicia, Extremadura y centro y norte de Portugal. Grande, robusta y con un patrón muy barroco, con grandes manchas amarillas y rojas, por regla general.

Salamandra salamandra gallaica by henk wallays

Salamandra salamandra gallaica by henk wallays

Salamandra s. bernardezi: Galicia, Asturias y oeste de Cantabria, donde convive con la subespecie “fastuosa”. Pequeña con variación del color desde completamente negras (zona de Llanes) hasta completamente amarillas o marrones (Este de Galicia hasta centro de Asturias), aunque sus colores más estandarizados podrían ser bandas amarillas sobre una base negra.

salamandras bernardezi

Salamandra s. bernardezi. Foto: Alberto González

Salamandra salamandra alfredschmidti: Su distribución se limita a dos o tres valles del centro de Asturias. Esta subespecie tuvo rango de subespecie como tal en 2006, tras su estudio genético y publicación por los investigadores Alemanes Köhler y Steinfartz. Hay dos variedades: la color café, chocolate y las amarillas, todas ellas en general con una banda negra a lo largo del dorso, desde la cabeza hasta la cola.

salamandra-salamandra-alfredschmidti-05

Salamandra s. fastuosa: Asturias oriental, Cordillera cantábrica y Pirineos occidentales. En contacto con S. s. terrestris (hispanica). De tamaño pequeño también se diferencia, en general, por presentar un patrón cromático inverso a S. s. bernardezi, con una base amarilla con franjas negras.

salamandra-fastuosa-selva-de-oza-06

Salamandra s. fastuosa

Salamandra s. Hispánica: Pirineos orientales y parte de Cataluña. Tiene un tamaño mediano y muestra dos franjas amarillas discontinuas desde la cabeza a la cloaca. Es otro ecotipo (hasta que análisis genéticos la definen mejor) que está en contacto directo con S. s. fastuosa y S. s. terrestris de los Pirineos. De hecho hasta hace poco se la consideraba (o considera también) “terrestris”.

Salamandra s. hispanica. Foto: Jeroen Speybroeck

Salamandra s. hispanica. Foto: Jeroen Speybroeck

Centro de la península Ibérica…

– Salamandra s. bejarae: Sistema Central, Sistema Ibérico, Montes de Toledo, León, Ávila, Cáceres y frontera con Portugal. Las más tipicas tienen manchas rojas en la zona de las glándulas parótidas. Podría ser una de las subespecies menos definidas y actualmente y según un último estudio taxonómico de salamandras del Sistema Central, Ibérico y Montes de Toledo estarían enmarcadas dentro de la subespecie “Almanzoris”.

Salamandra s. bejarae (Sur de Castilla León)

Salamandra s. bejarae (Sur de Castilla León)

Tiene un gran tamaño (algunos individuos hasta 22-24 cm) que cualquier de las salamandras norteñas, por regla general, y su coloración habitual es una base negra con manchas amarillas en forma de “v” o “coma”.

Salamandra s. almanzoris: Sierras de Guadarrama y Gredos en principio. De tamaño medio o pequeño, hay dos patrones de color principales. Unos individuos más melanísticos y con menos manchas amarillas, en torno al Circo de Gredos y las Cinco Lagunas, y otras con un patrón muy parecido a “Bejarae”. He observado que conviven ambas en las misma zonas, como puedes observar en este fotografía.

salamandra-s.-almanzoris-(Gredos)-2016-08

Salamandra s. almanzoris (Gredos)

En el Sur de la Península Ibérica…

Salamandra s. morenica: Sierra Morena principalmente y Sierras de Cazorla, Segura y Alcaraz. Con un tamaño grande y su hocico alargado, presenta manchas rojizas y amarillas indistintamente por todo el cuerpo.

salamandra s morenica 02

Salamandra s. morenica. Foto: Pedro Verdejo Díaz.

Salamandra s. longirostris: Sierra de Ronda (desde Cádiz hasta Málaga) y aparentemente extinta en la zona de Granada. Tiene también un gran tamaño y sobretodo el hocico muy puntiagudo y alargado, con manchas amarillas por regla general.

salamandra longirostris

Salamandra s. longirostris. Foto: Juan Pablo González de la Vega

Salamandra s. crespoi: Sur de Portugal, frontera oeste de Huelva y Badajoz. En constante interacción con “morenica”. Es la salamandra que alcanza mayor tamaño de todas. Presenta manchas amarillas y rojizas alargadas, principalmente.

salamandra crespoi

Salamandra s. crespoi. Foto: Juan Pablo González de la Vega

Resumiendo, en España tenemos la mayor variedad de subespecies de Salamandra s. de todo el mundo; una riqueza inigualable que hay que valorar, proteger y conservar porque merece la pena. Yo siento una gran atracción por esta bella especie y estos duendecillos de nuestros bosques, ciudades y montañas de la Península Ibérica.

Recuerda que son animales inofensivos y símbolo de muchas culturas y pueblos pasados y actuales y patrimonio de todos, y tuyo. Sobretodo tuyo.

Para más información sobre distribución de especies de salamandra  y otros hérpetos, puedes consultar en el S.I.A.R.E. Servidor de Información de Anfibios y Reptiles de España >>http://siare.herpetologica.es/

Para más información echa un vistazo a estas fantásticas páginas web:

http://www.naturalezacantabrica.es/2015/11/el-farragoso-mundo-de-las-subespecies.html

http://www.montesdevalsain.es/salamandra.html

http://www.alpensalamander.eu/?page_id=979&lang=es

https://www.faunaiberica.org/salamandra-comun

https://es.wikipedia.org/wiki/Salamandra_salamandra

http://www.caudata.org/cc/species/Salamandra/Salamandra_sp.shtml
Agradecer las fotos centrales de la portada a Rafael Vázquez y Emilio Ramírez Oviedo.

Alberto G.

Salamandras y sapos en Gredos. Un vivaqueo nocturno por el Parque Regional de la Sierra de Gredos.

Hace unos días pasé el fin de semana en el Circo de Gredos, cerca de La Laguna Grande. Me gusta pasarme por allí en mayo o junio, para mi los mejores meses, con el objetivo de observara a la salamandra común (Salamandra s. almanzoris) y el sapo común (Bufo spinosus gredosicola).

sapo comun gredosicola apareandose bicheando

Sé que “gredosicola” no es una subespecie de Bufo Spinosus en si misma, ni está oficialmente descrita, pero me gusta nombrarlos así para diferenciarlos de otras poblaciones de sapos comunes. De todas formas para mi tienen un patrón y coloración algo distinta, y un tamaño medio. Nunca he visto un sapo gredosicola de gran tamaño en el Circo de Gredos en comparación con los sapos comunes de otros lugares. Sin ir más lejos, en la zona de la Sierra de Béjar son enormes (y más escasos a esas altitudes) y se diferencian bien unos de otros. Solo son observaciones subjetivas, pero que ahí queden… Véase esta foto de un Bufo spinosus de gran tamaño encontrado en las Lagunas del Trampal este año.

bufo-spinosus-2016alberto-sapo-trampal-2016

El camino desde la Plataforma de Gredos es de una dificultad moderada si estás acostumbrado a la montaña, así que en menos de dos horas me presenté allí sin dilación y con esa excitación que siempre me acompaña en mis salidas bicheras.

Tras el almuerzo me acerqué a La Laguna Grande y, como esperaba, pude observar que sus orillas estaban repletas de sapos cantando, cortejándose, poniendo huevos y en amplexos múltiples incluso como puedes observar en la siguiente fotografía…

bufo-gresicolis--(Gredos)-2016-07-01

Los sapos están tan “hormonados” y excitados en esa época que “se agarran a cualquier cosa”, sino mir esta foto y dime qué hacía este sapo en amplexo con una rana común (Pelophylax perezi).

sapo comun rana iberica bicheando

Tras el almuerzo, subí por la cola de caballo y acampé en una zona entre Las Cinco Lagunas y la Laguna Grande (una zona que no quiero nombrar) a ver si tenía suerte y observada alguna salamandra. Siempre intento alejarme del mundanal ruido, por que de alguna forma siento más la naturaleza, sin gente y sin ruidos, alejado de los visitantes y senderistas que abundan en esa época.

Ya la atardecer en un primer paseo por la zona pude empezar a observar ejemplares de salamandra saliendo de sus escondites.

salamandra-s.-almanzoris-(Gredos)-2016-09-12

Salamandra s. almazoris en su hábitat natural de Gredos

Poco a poco y según caía la noche fueron apareciendo, por suerte, más y más ejemplares y pude hacer mas de cien fotografías de individuos distintos. Una “gran fototeca” para tener una referencia visual de patrones y coloraciones de esta y otras poblaciones que iré completando ya en otoño, cuando vuelva a la zona. Si estás interesado en esta fototeca de junio para tu proyecto o estudio, solo tienes que pedírmela.

La verdad es que pasé una noche estupenda, yendo de allá para acá fotografiando individuos que aparecían muchas veces a pies. La salamandra de Gredos tiene un endemismo propio que presenta individuos de color casi negro y con muy pocas o nunguna manchas amarillas tan típicas de la salamandra del sistema central.

Estas poblaciones (hay más de una) no están aisladas de otras con un patrón cromático típico y pude observar grandes variaciones cromáticas en individuos de la misma zona: desde salamandras hipermelanísticas (casi completamente negras como comentaba) a otras con grandes y extensas marcas amarillas, muy parecidas a los patrones de salamandra s. bejarae de la Sierra de Guadarrama y Valsaín al norte o los montes de Toledo al sur.

salamandra-s.-almanzoris-(Gredos)-2016-08

Salamandra s. almazoris (melanística)

salamandra-s-almanzoris-bicheando

salamandra s. almanzoris (nominal)

De hecho, hay un último estudio sobre nuevo estudio sobre la zona de contacto entre S. s. almanzoris y S. s.bejarae en el Sistema Central  que indica que todas las salamandras pueden ser de hecho “almanzoris”, mientras Bejarae está todavía por definir, ya que, según el autor principal del esudio, Íñigo Martínez Solano “hay tanta diversidad intra e ínter poblacional que es muy complicado reconstruir su historia evolutiva o incluso delimitar grupos de poblaciones con una historia común”. Un lío padre, vamos, pero que para mi es una gran oportunidad que tienen biólogos y especialistas para su estudio.

Sea como fuere, aquí te dejo algunas de las mejores instantáneas que pude sacar para que las disfrutes. Al menos eso espero.

salamandra-s.-almanzoris-(Gredos)-2016-09salamandra-s.-almanzoris-(Gredos)-2016 salamandra-s.-almanzoris-(Gredos)-2016-05 salamandra-s.-almanzoris-(Gredos)-2016-06 salamandra-s.-almanzoris-(Gredos)-2016-07 salamandra-s.-almanzoris-(Gredos)-2016-09-11

Salamandras y sapos en Gredos, por suerte hay muchos y muchas poblaciones. Esperemos que pronto La Sierra de Gredos se convierta en Parque Nacional para que sus ecosistemas, fauna y flora tengan un rango de protección máxima.

Alberto G.

Taller de reptiles para niños en el Méndez.

El pasado junio tuve el placer y el honor de poder dar un taller didáctico sobre los reptiles para los pequeños grandes alumnos del Colegio Público Méndez Nuñez.

Hice la presentación junto con mi buen amigo y colega de afición Daniel Menendez, dueño de la tienda de animales exóticos de Madrid, Harkito Reptile, quien se trajo unos cuantos reptiles para mostrar a los niños y que interactuaran con ellos.

taller de reptiles

La verdad es que he hecho otras ponencias más técnicas sobre cría y mantenimiento en cautividad de reptiles, pero en esta ocasión no pude sino estar un poco nervioso por la responsabilidad con los críos, que además no dudan en criticar cualquier cosa y ponerte contra las cuerdas con su sinceridad,;-)

taller de reptiles y anfibios

Sea como fuere estas cosas son las que te hacen disfrutar de tu afición al máximo, a la vez que te dan la oportunidad de hacer un poco de didáctica y conservación sobre los reptiles y anfibios, y en general sobre educación ambiental.

13260111_1073013326078026_589633386043742139_n

Los alumnos se portaron muy bien y nos explicaron que a veces son ellos, por “pena” los que les dicen a sus padres en el campo que no maten a una serpiente o animal solo por cruzarse con ellos… ¡Si es que la sabiduría no tiene edad!

Muchísimas gracias a todo el equipo directivo del colegio, por descontado.

Si tu trabajas en algún colegio, institución y asociación y crees que un taller de reptiles o anfibios de este estilo podría ser beneficioso, no dudes en contactarnos en: hola@bicheando.net

Alberto G.

Pero hijo, otra vez bicheando!!??

Pero hijo, otra vez bicheando!!??

Bicheando, salir a bichear, ir de bicherío... Llámalo como quieras pero llevo toda la vida haciéndolo. Y si no pregúntale a mi madre… jaja

Llevo bicheando o saliendo “a ver bichos” desde que tengo recuerdos y consciencia; no sé exactamente con qué edad llevé a casa de mis jóvenes padres el primer sapo corredor (Epidalea calamita), o la primera rana (Pelophylax perezi), o los primeros renacuajos en un bote… Mi madre, al principio, siempre ponía cara de asco y me decía eso que tú también abrás oído en alguna ocasión de “llévate ese bicho de esta casa.” Mi padre por el contrario la verdad que miraba para otro lado y nunca me dijo nada negativo (aunque sé que lo pensabas jeje)…

Hoy no se me ocurriría ni por asomo “robar” un animal autóctono de su ecosistema, además de que está prohibido por ley, pues todos los anfibios y reptiles de España están protegidos por la misma.

Pero los tiempos y las conciencias han cambiado (menos de lo necesario, también es cierto)… y es que recuerdo como si fuera ayer que a mediados o finales de los años 80 cualquier fuente en los parques de Madrid se llenaba todas las primaveras de renacuajos, ranas, sapos, lagartos, culebras de agua. Madrid (las periferias) estaban llenas de vida hérpeta.

Era increíble la biodiversidad que existía; me acuerdo una noche -en lo que hoy es la M-40 (Parque Juan Carlos I)- que llegamos a contar más de mil individuos entre sapos corredores, sapos de espuelas, ranas, paso común… El campo estaba lleno de charcas y en cada una había decenas o cientos de individuos de diverso tamaño y edad. Qué recuerdos yo con mi linterna y mi amigo Miguel bicheando por doquier y sin saber que existía esa palabra… y sin haber hecho la comunión! jaja

¡Qué recuerdos! Y hoy en día sigo viendo una rana común y se me ponen los pelos como escarpias…

Solo cuando les pedí a los reyes magos, ya con unos 10 años, la “Guía de Reptiles y Anfibios de España y Europa” -Omega, 1971- se dieron cuenta de que su hijo era “bichero”, aunque no sabían como definir esta afición tan extraña y temprana, la verdad. Los demás jugaban al fútbol, yo en todo caso jugué al Rugby durante muchos años.

Guia de Reptiles y Anfibios de España y Europa Ed Omega 1971

Guia de Reptiles y Anfibios de España y Europa Omega 1971

Por aquel tiempo había tantos reptiles y anfibios que nadie de mi alrededor se sorprendía al ver una serpiente merodeando por un parque o una rana saltando a la acera…

Ya ha pasado tiempo y todavía hoy tengo que intentar explicar a ciertas personas y amigos el por qué de pasar noches y madrugadas en tal montaña, reserva o en las lagunas dedondesea… O por qué crío “camaleones” en mi casa o recojo serpientes heridas de la carretera. Sencillamente me fascinan, poco más que decir…

Como también mantengo animales exóticos en cautvidad sé que puede haber cierta contradicción en ser una aficionado a la herpetología y a terrariofilia a la vez, pero para mí no la hay. Igual que puede haber biólogos que cogen indiscriminadamente animales sin permiso ni conocimiento de su manejo del campo, puede haber criadores de especies exóticas en cautividad que intenten ayudar, concienciar, informar, investigar y hacer las cosas bien. Nada es blanco o negro. Si bien es cierto que cada día me cuesta más ver a un reptil entre unos cristales…

Pero no seamos hipócritas, esto existe y es una realidad, y he criado en cautividad especies que nadie lo ha conseguido en este país y me siento muy orgulloso de ello. Yo respeto y reflexiono sobre las opiniones de colegas contrarias en este tema a la mía, solo te pido que tú también hagas lo mismo…

bicheandobicheando asturias

Pero sin entrar en debates Bicheando.net es pretende ser más que una web. Es una nueva orientación vital, una necesidad personal y una evolución de mis anteriores proyectos como geckoscrestados.es (con más de 100 artículos didácticos) o varios grupos en Facebook como la Bolsa Española de Exóticos, Exóticos raros e inusuales de España etc.

Proyectos con un objetivo didáctico sobre cría en cautividad y buenas practicas, terrariofilia o compra venta de animales exóticos nacidos en cautividad, que pasados unos años no han terminado de “llenarme” o de ser lo que esperaba.

Cada día hay más interés, negocio y precio-centrismo que menoscaba lo que podría ser un movimiento global de cría en cautividad de numerosas especies amenazadas. ¿Por qué no? Yo siempre digo que en el problema está la solución…

Pero en definitiva Bicheando.net es un espacio en el que quiero sencillamente compartir mis salidas al campo como aficionado a la herpetología. Y por supuesto un espacio donde poder dar voz a otros aficionados y profesionales de la herpetología, con reportajes, entrevistas y contenido de actualidad y calidad.

Gracias por tu tiempo y por no pisar culebras ni comprar animales que no sean criados en cautividad…  😉

Alberto G.

© Bicheando.net 2017 & - todos los derechos reservados