Entrevista a Kike Garrandés, nuevo autor en Bicheando.net

En esta ocasión vamos a presentar al nuevo integrante de www.bicheando.net, en nuestra serie de entrevistas bicheras…

Kike Garrandés es técnico superior en gestión forestal y del medio natural por la escuela de formación de Villaviciosa de Odón (Madrid). Ha realizado diversos proyectos en relación con la herpetología, tanto en Rumanía como en España.

En 2016 también ha colaborado haciendo seguimiento de poblaciones de anfibios en la Sierra de Madrid, antes de irse a Huelva a estudiar un doble grado en Geología y Ciencias Ambientales, donde reside en la actualidad.

Kike fotografiando una serpiente de cascabel en White Sands, Nuevo México.

Kike fotografiando una serpiente de cascabel en White Sands, Nuevo México.

Además es un gran aventurero, habiendo viajado a multitud de países y continentes estos años atrás (¡que envidia!), donde ha podido experimentar de primera mano, como viven otras culturas y pueblos y lógicamente disfrutar con su fauna y flora.

Desde bicheando.net le damos la bienvenida y vamos a conocerle un poquito mejor (si nos deja) 🙂 Empecemos…

Kike, ¿Cuando te interesaste por la biología y la herpetología? ¿Cuáles son tus primeros recuerdos con “bichos”..?

Desde que tengo uso de razón la naturaleza comenzó a llamarme la atención. Ya con tres o cuatro años dedicaba mis horas a investigar lo que había en el jardín.

1400365_10208755322702906_2446276105414921973_o

Tuve la suerte de crecer en un pueblo como es Cercedilla (Madrid), que actualmente pertenece al último parque nacional creado de nuestro país, con lo que en ese sentido tuve siempre el campo cerca. Se podría decir que vivía en él.

La herpetología ya me llamaba desde esos momentos. Obviamente no la entendía como una ciencia, como lo haría ahora, pero ya las lagartijas y las ranas me impactaban especialmente, me resultaban animales muy desconocidos y llamativos.

¿A quién agradecerías parte de tu afición o aprendizaje sobre estas joyas vivientes?

Se lo debo a mi familia. Aunque a nadie en casa le llamaron especialmente los animales y ni siquiera había gato o perro, lo cierto es que mis padres y abuelos se dieron cuenta desde los inicios que esto era lo mío. Mi padre siempre ha sido muy deportista y yo le pedía que me llevase con él por la sierra y también por Pirineos.

Enrique y su padre en Huesca y Guadarrama...

Enrique y su padre en Huesca y Guadarrama, respectivamente…

Él corría por montaña y hacía rutas de senderismo bastante largas. Eran escapadas fugaces de fines de semana o pocos días y la verdad es que no había apenas tiempo para pararse a observar la fauna. Aun así el conocer tales parajes me ha permitido saber buscarla años después y tener una familiarización con el terreno que muchas personas no tienen, y algunas especies, como el tritón pirenaico, la víbora hocicuda o el lagarto ocelado, tuve la oportunidad de presenciar en estado salvaje.

Por otro lado, mi familia siempre me regalaba libros de fauna que, con el tiempo, se fueron haciendo más técnicos.

¿La herpetología es tu trabajo actualmente, sigues estudiando..?

Comencé la carrera de mis sueños, biología, en la Universidad Autónoma de Madrid, pero está por finalizar aún. Por devenires del destino acabé haciendo otras cosas que en su momento me llamaron la atención.

2010. Con Alberto Zaragoza en el Parque Nacional de Yosemite en California.

2010. Con Alberto Zaragoza en el Parque Nacional de Yosemite en California.

Actualmente me encuentro en Huelva realizando un doble grado en Geología y Ciencias Ambientales. A pesar de no acabar biología creo que he aprovechado bien el tiempo, viajando por 50 países del Mundo, viviendo en tres y conociendo 4 idiomas al final de todo. Espero acabarla en un futuro sin duda.

Tantos viajes y tantos lugares… ha debido de ser fascinante. ¿Con qué aprendizaje o aprendizajes te quedarías, de forma breve?

Que la vida es demasiado corta como para estar inactivo, hay mucho por conocer y descubrir. Que al final todo es una visión personal basada en la experiencia de uno, muchas veces basada en la suerte (un factor nada despreciable), y que los únicos que entienden de fronteras son las personas.

¿Qué es lo que más te ha llamado la atención o sorprendido de tus viajes? Solo te dejo elegir una cosa, ojo, jeje…

Esta es difícil, jeje… hay muchísimas que podría decir. Pero siguiendo el hilo de los hérpetos creo que lo más impactante ha sido ver que las leyes naturales se cumplen allá donde uno va, aunque las condiciones y el contexto cambien, y eso es asombroso aunque resulte obvio.

Saber que un anfibio va a tener un comportamiento y biología similar en Asia, en Australia o en Europa, y que lo que hagamos aquí afectará a los de allí de algún modo.

¿De los reptiles o anfibios que has visto en tus viajes, cuál es la especie que más te ha atraído o sorprendido? ¿Cuál te has quedado sin ver que hubiera gustado encontrarte?

El que más me ha sorprendido ha sido una cascabel en Nuevo México (Crotalus viridis) y además de modo literal porque apareció ante mi enroscada en la arena como si nada, preparada para un inminente ataque.

El que me quedé sin ver…creo que unos cuantos pero el que más me quedé con ganas fue la culebra de esculapio Zamenis longissimus– (especie que tenemos en España) que vi en Francia escurrirse por un sendero y no me dio tiempo a contemplar. Aun no he visto ninguna otra.

¿Y la especie o género de reptil ibérica que más te fascina cuál es? ¿Y de anfibios?

En cuanto a reptiles, me asombran las serpientes en general, y creo que dentro de ellas la que más me ha gustado de momento ha sido la culebra de herradura –Hemorrhois hippocrepis– , que tiene unos colores impresionantes. En lo que a anfibios se refiere, me encanta el tritón pirenaico, porque es una demostración de la enorme adaptabilidad y fuerza de los anfibios en hábitats “duros”, a pesar de su fragilidad.

dscn0023

¿Qué zonas de España has bicheado más? ¿Cuál te faltaría?

Prácticamente he visitado toda España y me quedarían por conocer las islas baleares y algunas canarias, así como norte de África y ciertas regiones como Murcia o Euskadi. Las que mejor conozco son Madrid, Segovia, Ciudad Real, Cáceres y Jaén.

¿Te gusta más el día o la noche para bichear?

Cada cual tiene lo suyo, pero es cierto que como siempre he sido más de anfibios y estos suelen ser bastante nocturnos, voy más de noche. Además ello te aporta una tranquilidad y sensación diferentes, pues eres tú y la naturaleza, nada más.

¿Qué opinas, en tu experiencia y observaciones, sobre la concienciación de la gente común respecto a los anfibios y reptiles en la Península Ibérica?

Me ha sorprendido enormemente la cantidad de gente interesada actualmente en estos animales. Ya pensaba yo que era un “bicho raro”. Pero aun así somos minoría los que sentimos pasión por esto. Casi todo el mundo es atraído por especies conocidas como bandera, pues son las más atractivas a la hora de hacer campañas de protección de fauna.

Me refiero al lince, el lobo, o el oso panda en China, el tigre en Asia o el elefante en África. Pero la gente se olvida de que hay muchas más especies tanto vertebradas como invertebradas.

Los herpetos han sido siempre animales demonizados por la gente, se cuentan historias de todo tipo a cerca de ellas que en un 90% son falsas, al menos en España.

Son además unos grupos zoológicos muy vulnerables a cambios que se produzcan en el medio, y a pesar de ser el nuestro el país de Europa con mayor diversidad herpetológica, su situación es delicada y se halla en declive.

Dime algo concreto qué harías tú si tuvieses poder para fomentar una mayor conservación de los hérpetos nacionales…

Creo que redistribuiría los fondos destinados a la conservación de la naturaleza para no sólo dar importancia a ciertas especies, y comenzaría a remunerar de mejor modo los empleos destinados a la preservación del medio. Las soluciones no tienen por qué ser caras. Muchas veces, a mi parecer, se trata más de problemas de comunicación entre diferentes organismos, lo cual dificulta y mucho el llevar a cabo políticas medioambientales.

Se trata más de un problema de gestión de los recursos que de la cantidad de recursos en sí, y de educación de la ciudadanía. No puede simplemente prohibirse a la gente, o “poner puertas al campo”. La educación en España es un problema que viene de lejos, no existe consenso político, y hasta los herpetos se ven afectados por ello.

Kike en una ponencia sobre anfibios en la universidad...

Kike en una ponencia sobre anfibios en la universidad…

Una de nuestras máximas en Bicheando.net es la divulgación y acercamiento de esta fauna a la sociedad, sin perder la visión “coloquial” y amena de las publicaciones pero, hablando de acercamientos, crees que biólogos o herpetólogos deberían estar más cerca de de la sociedad en general o ya lo están?

Después de mi paso por universidades donde pueden encontrarse a muchos de los mejores científicos investigadores de sus respectivas áreas, y después de haber conocido personalmente a varios de ellos fuera del ámbito universitario, creo que raro es el que no está alejado sumamente de lo que es la vida real.

Yo soy una persona muy directa y sincera y me he planteado ser investigador, pero veo que existen muchas disputas incluso dentro de esas comunidades y al final los objetivos primordiales, como puede ser la educación de la gente, queda en un segundo plano. Ello me hace pensar en si la ciencia en España está bien, ya no remunerada, sino planteada para aportar algo a sociedad.

Creo, para finalizar con esta cuestión, que ellos hacen su trabajo y seguro que con la máxima pasión, pero se trata al final de una cuestión educativa que implique a toda la sociedad española, y hasta que esa mentalidad no cambie, poco podemos hacer para concienciar a la gente de la importancia del medio ambiente.

Y ni que decir tiene que he conocido a magníficos investigadores, implicados al máximo en lo suyo y muy campechanos al tiempo, excelentes personas.

¿Qué esperas aportar a este proyecto?

Mi granito de arena, hacer cuestiones que le hagan a la gente plantearse cosas que quizás antes no habían pensado o en las que no habían profundizado. Con un poco de escepticismo, necesario siempre para hacer avanzar a la ciencia, generar preguntas en el interior de cada uno para que el día de mañana trate a la naturaleza con el mayor de los cuidados.

Aportaré fotografías también, pues pocas cosas hay que inviten a conocer a estos animales tanto como una bella imagen. Quizás de este modo el número de apasionados por la herpetología crezca. Y, por supuesto, compartir mis experiencias personales para que otros también puedan disfrutar de lo mismo que yo.

Bueno la pregunta del millón ya llega jeje… ¿En que hérpeto te reencarnarás en tu próxima vida jeje?

En una culebra de escalera –Rhinechis scalaris, la cual de hecho llevo tatuada en el brazo derecho.

rhinechis-scalaris-culebra-de-escalera-juvenil-alpedrete-03.jpg

Rhinechis scalaris (Culebra de escalera)

Porque su vida me recuerda en gran parte a la de la gente: como todo reptil, nunca deja  de crecer, y cuando es pequeña posee la escalera que le da nombre. Todos saben que es pequeña aún. Pero con el tiempo la va perdiendo paulatinamente, hasta que queda patente que es adulta.

Muchísimas gracias por dedicarnos tu tiempo y por formar parte ya de Bicheando.net. Bienvenido y esperamos ansiosos los primeros artículos. Un placer.

Igualmente!

Divulgador y naturalista. Amante de la herpetología y la fotografía de naturaleza salvaje. Montañero de pro. Creador del proyecto Bicheando.net