Bicheando.net Herpetología para todos.

Conociendo a los anfibios y reptiles de la Península Ibérica.

lagartijas-ibericas-lagartijas-espana-voumen-i

Lagartijas ibéricas. Esas pequeñas desconocidas (volumen 1)

Lagartijas ibéricas. Esas pequeñas desconocidas (volumen 1)

Hoy vamos a hablar sobre un grupo de herpetos muy diverso, extendido y peculiar: las lagartijas de la península ibérica. Aquellas propias de los archipiélagos canario y balear las trataremos en un futuro.

En síntesis, existen en total 25 especies de lagartijas en la península ibérica, siendo 3 de ellas introducidas desde otros lugares, y repartidas en 8 géneros diferentes.

Muchas ¿verdad? Por eso mismo hemos dividido en cuatro volúmenes estas entregas, con el objetivo de ayudarte a distinguirlas cuando las veas en el parque, en el muro de tu casa o cuando salgas de bicherío.

Lagartija carpetana (Iberolacerta cyreni)

Pequeños desconocidos, las lagartijas…

No obstante, vamos antes a introducir su ubicación dentro de lo que es el estudio de la zoología y la herpetología; será un texto fácilmente entendible y hacer esta breve referencia puede ser muy interesante para quien se ha planteado (o no) cuestiones acerca de estos animales.

 Vamos con un poco de historia en nuestro primer volumen sobre lagartijas ibéricas.

 Debía ser una época muy diferente cuando aparecieron los primeros antepasados de nuestros actuales lagartos y lagartijas. Un mundo donde los dinosaurios reinaban y ya los primeros mamíferos habían aparecido, siendo de muy pequeño tamaño, del tipo ratón.

Para quienes no tengan demasiado claro la diferencia entre lo que es un lagarto y una lagartija, decir que las lagartijas son de menor tamaño que los lagartos, pero son llamados así por convención social, son coloquialismos que se alejan de lo  estrictamente científico: ambos pertenecen a un suborden (categoría taxonómica) llamada Lacertilia, pero sin querer ahondar demasiado en tecnicismos, explicaré brevemente qué significa esto para que el lector se ubique.

 Las lagartijas son, dentro de todos los grupos zoológicos existentes, ante todo vertebrados. Ello no significa que tengan vértebras, sino cráneo (algo que enseñan en los estudios de biología). Y luego, dentro de ellos, sabemos que son tetrápodos al tener cuatro patas. Son además amniotas pues ponen huevos en tierra firme, algo que no hacen los anfibios.

 Si seguimos profundizando, pertenecen a un mismo orden que es el de los escamosos (Squamata), que integra a seres tan dispares como culebrillas ciegas, serpientes y, finalmente, a los lagartos y lagartijas (suborden Lacertilia).

Así que, cuando vayáis de bicheo, recordad que las serpientes tienen ancestros comunes con lagartos y culebrillas ciegas, todos ellos están emparentados. ¡Asombroso!

Por suerte para todos, vivimos en un país donde la diversidad herpetológica es la más rica de todo el continente europeo (España es una encrucijada de caminos evolutivos entre África y el resto de Europa, donde se encuentran especies halladas por toda Eurasia y norte de África, al haberse aislado gracias, en gran medida, a la existencia de los Pirineos y otras cordilleras). Y las lagartijas no son una excepción, habiendo presentes, como decíamos al principio, 25 especies de lagartijas en territorio peninsular, siendo 3 de ellas especies invasoras.

Vamos ya con la identificación de las primeras especies, que pertenecen a los géneros  Acanthodactylus, Algyroides y Podarcis.

1.- Especies pertenecientes al género Acanthodactylus.

Comienzo mencionando los casos más sencillos de distinguir, para que el “bichero de a pie” pueda así ir descartando especies. A este género tan sólo pertenece una especie: Acanthodactylus erythrurus, también conocida como lagartija colirroja.

Bonito juvenil de Lagartija coliroja

Bonito juvenil de lagartija coliroja.

Habita terrenos arenosos por lo general y rayas blancas y negras recorren su cuerpo longitudinalmente, hasta llegar a una cola de color rojo intenso que es la que le da el nombre (esto es sí en juveniles, lo que los hace únicos, y se mantiene muchas veces en los adultos). Al año y medio de nacer ya son sexualmente maduras. Los adultos llegan a los 8 cm desde la cabeza a la cloaca.

Lagartija coliroja (adulto)

Lagartija coliroja (adulto).

2.- Especies pertenecientes al género Algyroides.

Con sólo una integrante, la lagartija de Valverde (Algyroides marchi), la cual es una de las especies de reptiles en España con un área de distribución menor. Vive en las sierras de Cazorla, El Pozo, Alcaraz y Segura, en las provincias de Jaén, Albacete y Granada.

mapa-lagartijas-ibericas-lagartija-coliroja

Descubierta por Valverde en 1958, debe su nombre al empresario español Juan March. Fácil de distinguir por su patrón rugoso y par de bandas anchas y negras a ambos costados del cuerpo. Miden un máximo de 14 cm.

lagartija-de-valverde-algyroides-marchi

Un ejemplar visto en la sierra de El Pozo, en Jaén. Agosto de 2016.

3.- Especies pertenecientes al género Podarcis

En género Podarcis es uno de los más extensos y ricos de lagartijas en la península Ibérica, si bien no es muy difícil identificar unas especies de otras, principalmente porque dependiendo de en qué zona de España vayas de senderismo o bicherío, podrás encontrarte  1 o 2 especies máximo (exceptuando  Cantabria, donde además hallamos a la introducida lagartija italiana junto a la iberoprovenzal y la muralis). En la península las siguientes especies del género Podarcis:

  • a) lagartija roquera (P. muralis)
  • b) lagartija lusitana (P. guadarramae)
  • c) lagartija ibérica verdosa (P. virescens)
  • d) lagartija ibérica (P. hispanicus)
  • e) lagartija de Bocage (P. bocagei)
  • f) lagartija de Carbonell (P. carbonelli)
  • g) lagartija andaluza (P. vaucheri)
  • h) lagartija iberoprovenzal (P. liolepis)
  • i) La lagartija italiana (P. siculus) es un caso aparte, al ser introducida, pero sin duda la más fácilmente identificable.

mapa-distribucion-podarcis-peninsula-iberica

 Con estos mapas, conociendo nuestra localización, saldremos de multitud de dudas, ya que todas estas especies (excepto la lagartija italiana adulta) se asemejan muchísimo. En todas las Podarcis exceptuando la roquera, los patrones de coloración en ambos sexos se mantienen casi siempre, siendo más variable en machos y con hembras provistas, por lo general, de dos bandas longitudinales bien definidas que recorren el cuerpo hasta el comienzo de la cola por la zona lateral.

Como decía, hay que tener en cuenta dos aspectos: nuestra localización geográfica o primero, y en segundo lugar, intentar observar la garganta del animal. Sí, la garganta nos da mucha información… Y si tenemos una cámara fotográfica a mano, mejor aún, ya que así podremos salir de dudas (si no en directo, en nuestras casas al revisar las instantáneas).

a) La lagartija roquera (P. muralis) es muy fácilmente confundible con las demás, y en primer lugar debemos tener en cuenta que no está repartida por todo el territorio peninsular, y este mapa muestra su distribución aproximada, aunque bastante exacta:

mapa distribuciçon de lagartija roquera (Podarcis muralis)

Mapa distribución de lagartija roquera (Podarcis muralis).

Como puede verse, la especie está presente en la mitad norte de España y en un par de zonas aisladas algo separadas de su distribución principal, pero mantiene bastante continuidad. Para ser más exactos, se trata de una de las subespecies de la lagartija roquera: P.muralis brogniardii.

 Pues bien, una vez ya sabemos más o menos dónde va a coincidir con las otras especies, a cohabitar, nos fijaremos más que nada en la garganta; en el dibujo gural, observando detenidamente si posee.

Si tiene “dibujo” estaremos ante una lagartija roquera sin duda, mientras que en caso negativo ante cualquier otra “Podarcis”.

podarcis-hispanica-y-guadarramae-diferencias

Podarcis guadarramae Vs. Podarcis hispanicus. Créditos Honorio Iglesias – montesdevalsain.com

Y es aquí, en este momento, donde aparecen las verdaderas dificultades, porque recordemos que hablamos de aquellas lagartijas pertenecientes a este género, que pueden coincidir en un ecosistema, pero ojo que no estamos teniendo en cuenta a las Iberolacertas y otros géneros que viven en simpatría con estos…

b) lagartija lusitana (P. guadarramae)

La lagartija lusitana habita en la Sierra de Madrid y centro peninsular. Si subes a Guadarrama, Somosierra, Monte abantos etc podrás verla. A continuación te presentamos un macho encontrado en la la zona de Rascafría, Madrid.

Lagartija noroccidental (Podarcis guadarramae) antes conocida como ibérica (Podarcis hispánica)

Macho de lagartija lusitanica (Podarcis guadarramae) antes conocida como ibérica (Podarcis hispanicus).

Lagartija lusitana (Podarcis guadarramae)

Hembra de lagartija lusitanica (Podarcis guadarramae lusitanicus). Vega de Horreo, Asturias.

c) lagartija ibérica verdosa (P. virescens)

Otra Podarcis que podemos encontrar por ejemplo en Madrid (Zona sur de la Sierra y hacia el sur siempre, es la Lagartija ibérica verdosa (Podarcis virescens), que se diferencia principalmente porque carece de dibujo en la garganta, como puedes observar en esta foto.

lagartija-iberica-verdosa-podarcis-virescens-en-madrid-sin-pigmentacion-gural

Lagartija ibérica verdosa (Podarcis virescens) en Madrid. Sin pigmentación gural.

d) lagartija ibérica (P. hispanicus)

Se distribuye por toda la Península Ibérica (excepto áreas de alta montaña y noroeste de Galicia).

Podarcis hispánicus. Crédictos Benutzer Janekpfeifer (Wikipedia)

Podarcis hispánicus. Crédictos Benutzer Janekpfeifer (Wikipedia)

La especie también es conocida como lagartija común y abunda con mayor frecuencia en terrenos rocosos o pedregosos, donde cuenta de forma simultánea con plataformas donde tomar el sol y refugios donde esconderse en caso de peligro.

e) lagartija de Bocage (P. bocagei)

La lagartija gallega o de Bocage (Podarcis bocagei) tiene una silueta esbelta y cola mediana, los machos adultos tienen un bonito dorso verde, mientras que las hembras adultas y juveniles tienen el dorso y los flancos pardos.

Podarcis Bocagei Créditos: Julio Reis (Wikipedia)

Podarcis Bocagei Créditos: Julio Reis (Wikipedia)

Todos ellos presentan en determinadas ocasiones una curiosa banda azul en la zona escapular. Vive en peñascales, parajes pedregosos y muy tupidos de matas. Activa al atardecer y por la mañana, caza coleópteros, mariposas, isópodos y arañas.

f) lagartija de Carbonell (P. carbonelli)

Nueva especie endémica restringida a la parte occidental de la península ibérica, al sur del río Duero en dos zonas aisladas: En el sistema Central occidental, en las provincias de Salamanca y Cáceres y en la provincia de Huelva, en los arenales de Doñana.

Créditos: naaturalista.mx

Créditos: naaturalista.mx

g) lagartija andaluza (P. vaucheri)

La lagartija andaluza se distribuye por la mayor parte de Andalucía (Podarcis vaucheri), como esta foto de Huelva capital de este otoño. Tampoco presenta garganta pigmentada, como podemos observar.

Lagartija andaluza (podarcis vaucheri)

Lagartija andaluza (podarcis vaucheri)

h) lagartija iberoprovenzal (P. liolepis)

En España está presente en el noreste de la Península Ibérica y en las islas Columbretes. Es difícil diferenciar a machos de hembras si bien éstas últimas son algo más pequeñas.

Créditos: ruizarafoto.es

Créditos: ruizarafoto.es

El cuerpo es aplastado, tenlo en cuenta para diferenciarla de otras especies similares como la Lagartija ibérica y la Lagartija noroccidental, ya hablaremos de ellas…

i) La lagartija italiana (P. siculus)

Y ya finalizando, mencionar a una especie, si bien foránea, ya habitando con las demás en zonas donde había grandes puertos comerciales como Santander o Lisboa, ya que fue traída en barcos por los soldados italianos en la 2º guerra mundial.

mapa-distribucion-podarcis-sicula-lagartija-italiana

A continuación te traemos la instantánea de una Lagartija italiana (Podarcis siculus).

lagartija-italiana-podarcis-sicula

Lagartija italiana -Podarcis siculus- Créditos y cesión: José Carlos de la Fuente

Espero este artículo sobre lagartijas ibéricas te haya servido de un primer “apunte de campo” y puedas diferenciar al menos los tres géneros de los que hablamos hoy aquí y al menos dos o tres especies de Podarcis.

Por lo demás, comentarte que pronto publicaremos el volumen 2 de lagartijas ibéricas y seguiremos ayudándote a identificar nuevas especies (que son muchas :-)) de estos pequeños desconocidos, que dan vida, diversidad y valor a nuestro patrimonio natural.

Si quieres seguir leyendo sobre saurios, te recomiendo el artículo titulado: “El Lagarto ocelado. ¿el lagarto más grande de Europa?”, de Alberto González, divertido e interesante a la par…

Y ya sabes: comparte libremente.

Gracias por tu tiempo.

Técnico superior en gestión forestal y del medio natural, herpetólogo y viajero incansable. Autor en Bicheando.net

Anterior

10 fotógrafos de naturaleza y herpetología que deberías conocer…

Siguiente

Resumen 2016. Fotografías de herpetología con historia.

Deja un comentario

© Bicheando.net 2017 & - todos los derechos reservados