Bicheando.net Herpetología para todos.

Conociendo a los anfibios y reptiles de la Península Ibérica.

Mes: Mayo 2017

reptiles de portugal segundo viaje herpetologico

Reptiles de Portugal. Segundo viaje a tierras lusas.

Como ya comentamos en nuestro primer viaje herpetológico a Portugal, el pasado mes de febrero, y cuyo resumen puedes leer en el artículo “Anfibios de Portugal“, éste es un país espléndido en todos los sentidos y quedamos tan fascinados por la abundancia y diversidad de hérpetos que no podíamos dejar de viajar de nuevo, ya en primavera, para conocer de primera mano a sus reptiles.

El distrito de Oporto, en el mapa de la Península Ibérica

El distrito de Oporto, en el mapa de la Península Ibérica

El clima oceánico y mediterráneo que Portugal comparte con el resto de la Península Ibérica, así como la falta de fronteras naturales (grandes cordilleras) y otros aspectos geológicos, hacen que este país comparta muchísimas especies de flora y fauna con España. De hecho, también a nivel de reptiles, todas las especies de Portugal están presentes en España.

Para compartir nuestra experiencia en éste segundo viaje por tierras lusas, en Abril de 2017, vamos primero con el listado de reptiles de Portugal, marcadas en verde aquellas especies observadas (zona de Oporto):

  1. Emy orbicularis
  2. Trachemys scripta
  3. Mauremys leprosa
  4. Blanus cinereus
  5. Blanus mariae
  6. Anguis fragilis
  7. Chamaeleo chamaeleon
  8. Hemidactylus mabouia
  9. Hemidactylus turcicus
  10. Tarentola mauritanica
  11. Psammodromus algirus
  12. Podarcis vaucheri
  13. Podarcis bocagei
  14. Podarcis carbonelli
  15. Lacerta schreiberi
  16. Iberolacerta monticola
  17. Podarcis hispanicus
  18. Timon lepidus
  19. Acanthodactylus erythrurus
  20. Psammodromus hispanicus
  21. Chalcides chalcides
  22. Chalcides bedriagai
  23. Chalcides striatus
  24. Macroprotodon cucullatus
  25. Macroprotodon brevis
  26. Natrix astreptophora
  27. Natrix maura
  28. Hemorrhois hippocrepis
  29. Rhinechis scalaris
  30. Coronella austriaca
  31. Coronella girondica
  32. Malpolon monspessulanus
  33. Vipera latastei
  34. Vipera seoanei

Lógicamente (y por desgracia) en la zona donde prospectamos solo podíamos observar algunas especies pero la verdad es que no se dio mal: unas 17 de estas 34 especies, que no está nada mal para haber realizado 3 jornadas bicheras.

Lo primero de todo, dar las gracias (de nuevo) a Nuno Xabier Oliveira y José Lemos por su compañía y consejo. Un gran fotógrafo y un gran naturalista que como en la pasada visita, no dudaron en apuntarse y mostrarnos parte de las joyas herpetológicas de la región.

Alberto González (el autor) con José Lemos, en Tierras lusas…

También conocimos al gran naturalista Rui Lemos, a quien agradecemos el interés que tuvo en conocernos.

Yendo ya al grano, vamos a mostrarte y describir algunas de las especies que avistamos.

Nada más llegar y esa misma tarde, tras andar un rato, apareció un pequeño Lución (Anguis fragilis) a la orilla del mar, ya que éstas poblaciones de reptiles viven en los lindes de la playa con los cultivos. De hecho, justo en el borde de la arena de la playa ya se pueden encontrar Luciones en muchas ocasiones, deslizándose por la arena como si nada.

Un joven Lución (Anguis fragilis)

Un joven Lución (Anguis fragilis) subido a un murete, límite de la playa.

Al crecer adoptan otros colores y llegan a medir 50cm de largo. Todo un logro para este interesante y raro lagarto ápodo.

Lución adulto reptando por el prado...

Lución adulto reptando por el prado…

La culebrilla ciega (Blanus cinereus) también apareció, debajo de unos troncos húmedos, esa misma tarde, ya anocheciendo…

Culebrilla ciega blanus cinereus

Culebrilla ciega (blanus cinereus)

Siguiendo con nuestros descubrimientos, nos sorprendió mucho (ya al día siguiente, ya por la mañana) encontrarnos con una culebra lisa europea –Coronella austriaca (al principio creímos que era una culebra lisa meridional –Coronella girondica-) ya que en la zona no se había citado la especie, según nos dijeron nuestros amigos y guías.

Culebra lisa europea (Coronella austriaca)

Se distingue bien a una especie de la otra por la cara ventral: la culebra lisa meridional (Coronella girondica) tiene la panza ajedrezada, mientras que la culebra lisa europea (Coronella austriaca) no presenta patrón alguno. También se las puede distinguir por el número de escamas mandibulares o bien porque la Coronella girondica es más esbelta y alargada y posee una franja negra muy acusada entre los ojos, a modo de antifaz.

Justo después nos encontramos con una auténtica joya de la zona, por su escasez y por su importancia biológica: la víbora hocicuda (Vipera latastei).

En la zona (ver mapa) confluyen dos especies de víbora: víbora hocicuda (Vipera latastei) y la víbora cantábrica (Vipera seoanei), pero solo pudimos observar a la primera.

mapa distribución víboras en la Península Ibérica.

Distribución aproximada de las tres especies de víboras en la Península Ibérica.

De todas formas fué un encuentro tan especial como inesperado, porque la especie no estaba en nuestros planes por esa zona. Es lo bueno de bichear.

la encontramos también en los lindes de la playa, pudiendo observar dos ejemplares. Uno que estaba cambiando la muda (parecía algo melánico), abajo en la imagen…

Más tarde, cuando el sol fué subiendo en el horizonte, pudimos disfrutar de varios lagartos verdinegros (Lacerta schreiberi) que cogían temperatura en a arena o bien subidos a sus piedras preferidas.

Hembra de lagarto verdinegro asoleándose en un tronco del suelo...

Hembra de lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi) asoleándose.

El lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi) es realmente bonito y, si las hembras tienen un verde lima muy característico, la librea del macho es espectacular, como puedes ver en esta imagen de abajo.

Lagarto Verdinegro Lacerta schreiberi

Macho de lagarto verdinegro (Lacerta schreiberi) luciendo sus mejores galas

Viviendo en simpatría con el lagarto verdinegro, habita por la zona el gran lagarto ocelado (Timon lepidus), que fué visto igualmente asoleándose en piedras y troncos a lo largo de todo el litoral.

Macho de lagarto ocelado (Timon lepidus) en posición defensiva

Macho de lagarto ocelado (Timon lepidus) en posición defensiva

La foto de la foto… 😉

Timon lepidus reptiles de portugal

Siempre es un placer disfrutar de estos bichejos cuando te dejan…

Y cómo no, las lagartijas campaban a sus anchas por todos lados. Aquí una de las 5 especies que hay por la zona: la ilustre lagartija “gallega” o lagartija de bocage (Podarcis bocagei). Preciosa, verdad?!

La lagartija gallega o de Bocage (Podarcis bocagei)

La lagartija gallega o de Bocage (Podarcis bocagei)

Otro reptil que nos alegró mucho ver por tierras portuguesas fue el eslizón tridáctilo (Chacides striatus). 

Como puedes observar, la hora del día y la intensidad de la coloración de este macho hizo que pudiésemos mostrar en la fotografía todo su esplendor y la iridiscencia de su piel. ¡Alucinante!

Sigamos, que ahora viene lo mejor (al menos para nosotros)… 😉

El tercer día fuímos, invitados por Rui Lemos, un gran naturalista de la zona, a visitar una especie de reserva para culebra bastarda (Malpolon monpessulanus) y, ni en nuestros deseos más profundos imaginamos que os íbamos a encontrar con el macho más grande jamás filmado y fotografiado por nosotros.

Su longitud total estaría en torno a 1,80 cm. Era negro azabache prácticamente en su totalidad y, aunque tenía genio y carácter, se portó con nosotros de una forma más o menos tranquila, lo que no es nada normal en la especie.

A veces es mejor poner la tapa y simplemente disfrutar…

Ver esa mirada de peligrosa justo a medio metro de tí y poder hacer la siguiente fotografía no tiene precio, la verdad!

Primer plano de la culebra bastarda o de Montpellier (Malpolon monspessulanus)

Que pase junto a ti, tan tranquila, es toda una gozada… ¡irrepetible!

Y después de este encuentro tan especial poco más que decir. Portugal, como toda la Península Ibérica, es un lugar al que tienes que viajar si te gusta esta otra naturaleza. Por suerte y al contrario que pasa en España, hay mucha masa forestal y muchas zonas protegidas.

Ya sean ZEPAS (Zona de especial protección para Aves), parques naturales, nacionales o regionales, este país hermano goza de buena salud herpetológica, por lo que hemos podido observar.

Esperamos lo hayas pasado en grande leyendo este artículo y sobretodo esperamos que al terminar de leerlo, valores un poquito más a todos estos animales y lo que representan. Y como se dice en portugués: ¡Adeus. Até a próxima aventura!

¡Comparte libremente!

Rescatando anfibios y reptiles por Valencia y Alicante. Anfibios y Reptiles de la Comunidad Valenciana.

La huerta valenciana es muy conocida por la calidad y cantidad de frutas, verduras y hortalizas que produce. Un clima dulcificado por el mar Mediterráneo que ha creado un vergel para los agricultores de la zona.

Por desgracia, entre naranjos, olivos y vides existen miles de pozos, balsas, aljibes y acequias para el regadío que forman los llamados “efectos trampa” en los que caen y quedan atrapados tanto reptiles como anfibios, aunque también caen en ellos de vez en cuando pequeños mamíferos.

En Bicheando.net nos hemos interesado por este problema en el puente de Mayo 2017 y hemos visitado a unos entusiastas valencianos de los anfibios y reptiles para compartir con ellos de primera mano este problema en las zonas de Valencia y Alicante.

Antes de seguir leyendo, si lo prefieres, puedes ver el vídeo resumen:

Queremos dar las gracias a David Candel, Luis Cantos, Miguel Alonso y Luis Albero por su guía y compañía en estos días tan interesantes. Sin ellos éste articulo y vídeo resumen no habría sido posible. Y también a otros miembros del grupo, que no pudieron apuntarse…

De izquierda a derecha: Pablo Vicent, Josep Bisbal, Luis Albero, David Candel, Rubén Sánchez y Miguel Alonso.

Se dice que la Comunidad Valenciana es el “peor de los lugares” para bichear, dada la geografía con escasos humedales interiores y la sequedad del clima. Aquí las especies de anfibios y reptiles son poco abundantes, salvo en zonas muy concretas.

Dicho esto, nosotros no estamos del todo de acuerdo e invitamos a cualquier herpetólogo, aficionado o fotógrafo de naturaleza a conocer tanto su magnífico litoral como las zonas de interior (sierras, cultivos, valles…) para descubrir un lugar, cuando menos, muy interesante.

La tierra de la tortuga mediterránea y donde el camaleón común tiene su límite noreste, no puede ser tan mala, herpetológicamente hablando…

Entrando ya en materia, vamos a ir contándote esta salida bichera en orden cronológico, tal cual la vivimos…

DÍA I

El primer día, ya de tarde, fuimos al litoral valenciano a ver si podíamos fotografiar una especie de quelónido en peligro de extinción que para nosotros tenía un especial interés: la tortuga mediterránea (Testudo hermanni), reintroducida hace pocos años en varias zonas del litoral.

Imagínate ir por la playa o cerca de ella paseando y de repente ver este precioso animal merodeando por la zona o bien tomando el sol cerca de los matorrales. Increíble, ¿no?! Pues así fue para nosotros éste primer encuentro con la especie.

De repente estaban ahí, sin más. A lo suyo… Un momento muy especial y que disfrutamos mucho, gracias al buen hacer de todos los científicos y naturalistas que han luchado para que este proyecto de reintroducción de la tortuga mediterránea (Testudo hermanni) sea viable.

Observamos ejemplares con piramidismo, seguramente debido a alguna deficiencia de su crecimiento en cautividad, pero en general, otros ejemplares gozan de plena salud.

Es una pena que esta especie tan representativa de la biodiversidad valenciana esté tan amenazada y sus poblaciones salvajes se hayan visto tan diezmadas en las últimas décadas.

Obvio que con la burbuja inmobiliaria y la constante sustitución de zonas de litoral vírgenes por ladrillo, las especies que ocupan estos ecosistemas tan frágiles se vean abocadas a la extinción.

Indispensable para nosotros su protección, en forma de Parques y Reservas Naturales en la costa (a ver cuando crean más), para asegurar el futuro de ésta y otras especies mediterráneas a largo plazo.

Como siempre por estos lares, las lagartijas colirrojassurfeaban” la arena a toda velocidad de acá para allá y pudimos también, aunque de lejos, tomar alguna foto.

lagartija colirroja (Acanthodactylus erythrurus)

Lagartija colirroja (Acanthodactylus erythrurus)

La lagartija colirroja (Acanthodactylus erythrurus) es típica de zonas secas de suelo arenoso y escasa vegetación. La parte inferior de la larga cola, como su nombre indica, posee un color rojo vivo característico.

lagartija colirroja (Acanthodactylus erythrurus)

Lagartija colirroja (Acanthodactylus erythrurus)

Siguiendo con nuestra salida, a media tarde ya nos pusimos en “modo rescate” con David Candel y Luis Albero y fuimos a revisar aljibes, balsas y pozos en los campos de cultivo del interior de Valencia.

Una buena táctica para poder encontrar hérpetos en una zona con tan poca abundancia de los mismos, por otro lado.

Lo primero que nos llamó la atención es la cantidad de “efectos trampa” que hay (derivados de la lógica necesidad de almacenamiento de agua en esa zona tan seca) y lo abandonados que están. Prácticamente cada 100 metros podemos encontrar un efecto trampa y alguno de ellos estaba abandonado por diferentes motivos.

En algunos aljibes encontramos mamíferos muertos o esqueletos (desde conejos hasta un cánido) y al poco observamos en una balsa pequeña descubierta varios sapos muertos. Uno al menos estaba vivo y pudimos rescatarlo: sapo corredor (Epidalea calamita).

Seguimos en nuestra búsqueda y prospección sin más “suerte”, por llamarlo de alguna forma, hasta que ya en el último aljibe a revisar encontramos tres culebras de escalera (Rhinechis scalaris) atrapadas y algún esqueleto de culebra de herradura, las serpientes más comunes en esa zona.

David y Luis las sacaron, y tras las respectivas fotos fueron devueltas a la libertad.

DÍA II

Sin más, al día siguiente bajamos a Alicante con Luis Cantos a conocer a otro salvador de reptiles y anfibios, como es el gran Miguel Alonso: buen conocedor de efectos trampa y sus localizaciones y que no duda en “hacer la ronda” cada cierto tiempo por las decenas de efectos trampa que Alicante también tiene…

Pero antes, disfrutemos con esta maravillosa imagen de los lagartos ocelados de la localidad (Timon nevadensis).

Foto de Miguel Alonso del lagarto ocelado mediterráneo (Timon nevadensis)

Aquí rescatamos, en primer lugar una pequeña culebra de cogulla occidental (Macroprotodon brevis), que fue una gran sorpresa para Miguel, ya que era la primera vez en su vida que veía una. Y no sin razón se alegró, ya que en esta zona de Alicante no hay casi citas de la especie.

Foto de Miguel alonso de la culebra de cogulla occidental (macroprotodon brevis) en Alicante

Otra de las especies rescatadas fue una bonita culebra de herradura (Hemorrhois hippocrepis). Serpiente del sur y este de la península Ibérica, principalmente, de formas estilizadas y cabeza puntiaguda.

Una serpiente muy ágil que puede subirse con una facilidad asombrosa a arbustos, árboles y escarpes pero que en pozos y aljibes, por lo liso de sus paredes, suele ser presa fácil.

culebra de herradura (Hemorrhois hippocrepis)

Culebra de herradura (Hemorrhois hippocrepis)

Siguiendo con el rescate, también sacamos un jovencísimo lagarto ocelado (Timon nevadensis) de una gran balsa en medio de la nada y en desuso…

¡Preciosos estos juveniles! que de mayores se convierten en el mayor lagarto de Europa.

Las culebrillas ciegas (Blanus cinereus) -en la foto-) y otras lagartijas y lagartos también son presa fácil de estos efectos trampa mediterráneos.

Culebrilla ciega (Blanus cinereus)

Culebrilla ciega (Blanus cinereus)

Eslizón ibérico (Chalcides bedriagai)

Eslizón ibérico (Chalcides bedriagai)

Gracias a personas y entusiastas de la naturaleza, a naturalistas, herpetólogos y ciudadanos de a pié, que dedican su tiempo libre a rescatar de estas tumbas en vida, miles de anfibios y reptiles son salvados cada año, siendo a todas luces un número insuficiente, dada la gran cantidad de trampas existentes y muchas de ellas, a día de hoy, todavía desconocidas, en lugares olvidados…

En definitiva, con éste artículo hemos querido, por un lado, acercarte la problemática de las especies levantinas y los efectos trampa (repartidos por toda la península) y por otro hacer una llamada a la acción, motivándome para que si tú también conoces o intuyes que cerca de donde vives o veraneas hay presencia de estas trampas artificiales o naturales, actúes o des por ti mismo la alerta.

Al menos en bicheando.net podremos ayudarte (o lo intentaremos).

Gracias por tu tiempo y, ¡comparte libremente!

Anfibios y reptiles de Cabañeros y Montes de Toledo

Anfibios y reptiles del Parque Nacional de Cabañeros y Montes de Toledo.

El parque Nacional  de Cabañeros es alucinante. Un símbolo del Monte Mediterráneo donde, entre la raña, los cultivos, las sierras y humedales, viven decenas de especies de anfibios y reptiles y hoy, en bicheando.net, te vamos a traer imágenes y vídeos de la mayoría de ellos.

Humedales en Horcajo de los Montes...

Humedales en Horcajo de los Montes…

Antes un pelín de información general…

El Parque está situado en Castilla La Mancha, entre las provincias de Ciudad Real y Toledo, comprende unas 40.000 hectáreas de monte mediterráneo y posee una gran diversidad de especies botánicas como la Encina, el Alcornoque o el Quejigo, que crecen entre Brezos (Erica spp.) y Jaras (cistus spp.) principalmente.

Laguna en Pueblo nuevo de Bullaque

Laguna con cigüeñas en Pueblo nuevo de Bullaque

También destacan sus especies faunísticas, entre las que destacan las grandes rapaces: el Águila imperial ibérica, la Cigüeña negra, o el Buitre negro, y mamíferos: el Ciervo, el Corzo, el meloncillo, la nutria o el Jabalí y por lo que el parque es muy conocido. Esperamos que a partir de hoy también lo sea por su herpetofauna. 😉

Paisaje típico de Cabañeros: Dehesa de encinas y raña.

Paisaje típico de Cabañeros: Dehesa de encinas y raña.

En definitiva, montes extensos de encinas y dehesas infinitas de rañas que en primavera se llenan de agua, al abrigo del Macizo del Rocigalgo (noreste) y de las sierras del chorito (Sur) y que hemos podido disfrutar de primera mano…

Mapa Parque Nacional de Cabañeros

Mapa Parque Nacional de Cabañeros

Visitamos los alrededores del Parque durante 8 días, repartidos en 4 fines de semana; distintos ecosistemas de toda la parte sur del Parque, desde Horcajo de los Montes hasta Pueblo nuevo de Bullaque, y en menor medida la parte Norte: Navas de Estena y Retuerta de Bullaque, ya que en general, son zonas poco estudiadas y sin embargo igual de ricas en biodiversidad que el propio Parque Nacional.

De hecho, en el Parque ya hay un gran estudio publicado por Eularico Fernández Valero, Técnico Superior del Parque Nacional de Cabañeros, a quien agradecemos éste documento del seguimiento poblacional realizado, por numerosos biólogos, y que nos ha servido como referencia bibliográfica y de campo.

Antes de nada, si quieres, puedes ver el vídeo resumen que hemos editado para completar este artículo…

¿Te ha gustado? Pues entrando ya en materia, en el Parque y sus alrededores podemos encontrar, según el Atlas Nacional de la Asociación Herpetológica Española, 8 endemismos ibéricos, 2 especies vulnerables y en su conjunto, 32 especies de herpetos en total. 13 especies de anfibios y 19 de reptiles. ¡Casi la mitad de las especies ibéricas!

*En verde las observadas.

Anfibios de Cabañeros:

  1. Pelophylax perezi (Rana Común)
  2. Hyla molleri (Ranita de San Antonio)
  3. Hyla meridionalis (Ranita meridional)
  4. Discoglossus galganoi (Sapillo Pintojo)
  5. Pelobates cultripes (Sapo de espuelas)
  6. Epidalea calamita (Sapo corredor)
  7. Alytes cisternasii (Sapo partero ibérico)
  8. Pelodytes hespericus -antes P. punctatus- (Sapillo moteado común)
  9. Bufo Spinosus (Sapo común)
  10. Lissotriton boscai (Tritón ibérico)
  11. Triturus pygmaeus (Tritón pigmeo)
  12. Pleurodeles waltl (Gallipato)
  13. Salamandra salamandra (Salamandra común)

Reptiles de cabañeros:

  1. Emys orbicularis (Galápago europeo)
  2. Mauremys leprosa (Galápago leproso)
  3. Natrix maura (Culebra viperina)
  4. Psammodromus algirus (Lagartija colilarga)
  5. Podarcis hispanica (Lagartija ibérica)
  6. Rhinechis scalaris (Culebra de escalera)
  7. Malpolon monpessulanus (Culebra bastarda)
  8. Macroprotodon brevis (Culebra de cogulla occidental)
  9. Vipera latastei (Víbora hocicuda)
  10. Timon lepidus (Lagarto ocelado)
  11. Blanus cinereus (Culebrilla ciega)
  12. Chalcides striatus (Eslizon tridáctilo)
  13. Lacerta schreiberi (Lagarto verdi-negro)
  14. Natrix astreptophora (Culebra de collar)
  15. *

*De las otras 5 especies que aparentemente existen no tenemos datos…

Como puedes observar, tantas horas y kilómetros por caminos y sierras han dado sus frutos y tenemos citas de 23 especies observadas, que no está nada mal.

Como dato interesante decir que en estos días de Marzo y Abril, solo hemos observado Salamandra común (salamandra salamandra) en la zona norte (Cañón del pico Rocigalgo), no siendo observada la especie en la zona sur.

Sapo común en Navas de Estena.

Sapo común en Navas de Estena, junto con Adrián Dorado.

Salamandra común del año 2016 encontrada en la ruta de ascensión al Pico Rocigalgo, el más alto de los Montes de Toledo.

Igualmente interesante la gran cantidad de culebras de escalera (Rhinechis scalaris) encontradas por todos lados y prácticamente en todas las salidas. Podríamos decir que es el reino de la escalera, pues jamás habíamos encontrado en otras partes de la península tantas y tan concentradas.

Anfibios y reptiles de Cabañeros

Dos líneas longitudinales oscuras la hacen muy fácilmente identificable.

Entendemos que la gran extensión de los cultivos de maíz y avena, las inmensas dehesas ganaderas y la consecuente microfauna que se aprovecha de ellas (roedores, conejos, topillos, lagartos y lagartijas) y la existencia de muchísimas reservas de agua hace posible que estén bien alimentadas.

Los juveniles son más claros…

Otra huésped muy común en Cabañeros es la culebra de agua (Natrix maura) con presencia constante en arroyos, acequias, canales y lagos. Destacar el intenso color rojizo de muchos ejemplares…

También la culebra de cogulla y la culebrilla ciega (que van a la par siempre, pues una depreda a la otra) están muy bien representadas en el Parque, en zonas más arenosas o arcillosas.

Culebra de cogulla

Culebra de cogulla en posición defensiva…

Culebra de cogulla a punto de mudar... (ojo opaco)

Culebra de cogulla a punto de mudar… (ojo opaco)

La extraña culebrilla ciega...

La extraña culebrilla ciega…

En menor medida, y siempre en nuestra experiencia de campo, pudimos observar a la grandiosa culebra bastarda (Malpolon monpessulanus) que tendrá mucho alimento pensamos dada la gran cantidad de culebras de escalera y de agua existentes, y a quienes devora sin contemplaciones.

La culebra bastarda posee una ceja y una mirada de “peligrosa” muy distintiva…

De hecho es una experta en depredar otras serpientes y es su principal comida. Es tan grande (puede alcanzar los 2 metros fácilmente) que no duda tampoco en depredar gazapos (pequeños conejos).

Es un espectáculo cruzarse con una…

De las dos especies de galápagos que habitan la zona, como dijimos antes, solo pudimos observar varios ejemplares de galápago leproso (Mauremys leprosa) en varios puntos de aguas permanentes. No era muy abundante pero si estaba bien repartida por la zona.

Galápago leproso en una charca de El Robledo.

Galápago leproso en una laguna de El Robledo.

En cuanto a anfibios, la ranita de San Antonio (Hyla molleri) es muy abundante. Nos encanta ir en coche por las noches e ir oyendo sus cantos por doquier, a los lados de la carretera… Por el día también pudimos observar muchos ejemplares asoleándose entre los juncos, fuera de la mirada de las aves.

Rana de San Antonio en su hábitat...

Rana de San Antonio en su hábitat…

Rana de San Antonio en su hábitat...

Rana de San Antonio en su hábitat…

El sapo de espuelas (Pelobates cultripes) son con diferencia los más abundantes. Más incluso que el sapo corredor (epidalea calamita), que apareció solo una de las 4 noches en las que salimos…

Sapos corredores y sapo de espuelas, en una charca del centro de interpretación de Casa Palillos

Sapos corredores y sapo de espuelas, en una charca del centro de interpretación de Casa Palillos

También contamos, claro, con la omnipresente rana común (Pelophylax perezi) que se hayalla en cualquier parte.

Rana común en cabañeros

La omnipresente y mal llamada “rana verde” pues también hay ejemplares marrones.

En algunas zonas concretas se concentran también muchos sapos parteros ibéricos (Alytes cisternasii), que dado el grado de desaparición que han tenido a lo largo de los últimos 15 años en el centro peninsular, fué un gran alivio poder ver (y oír) tantos en los días de lluvia, cerca de las charcas o ríos.

 Sapo partero ibérico macho portando los huevos...

Sapo partero ibérico macho portando los huevos…

 Otro macho de sapo partero ibérico...

Otro macho de sapo partero ibérico…

Otro bonito habitante de estos montes, valles y dehesas es el tritón pigmeo (Triturus pygmaeus) los cuales pudimos disfrutar en su fase terrestre en muchas zonas, como está preciosa hembra adulta que “paseaba” cerca de un riachuelo.

Hembra de tritón pigmeo en fase terrestre

Hembra de tritón pigmeo en fase terrestre

El Gallipato (pleurodeles waltl), al contrario de lo que pensábamos, no es muy abundante, en nuestra experiencia de campo. Aunque los ecosistemas de charcas y lagunas en las dehesas le son muy connaturales, vimos más tritones pigmeos que Pleurodeles.

Como decíamos, puede ser una observación subjetiva, pero dada su abundancia cerca de esa zona (Ciudad Real, Plasencia, Cáceres…) nos sorprendió no ver más indivíduos.

Gallipato intentando pasar desapercibido en el entorno... Es curioso como se mimetizan en ciertos terrenos...

Gallipato intentando pasar desapercibido en el entorno… Es curioso como se mimetizan en ciertos terrenos…

El eslizón tridáctilo (Chalcides striatus) se encontraba debajo de piedras y maderas, cerca del Río Bullaque, con cierta frecuencia…

Eslizón tridáctilo en la ribera del río Bullaque.

Eslizón tridáctilo en la ribera del río Bullaque.

Y cómo no, la lagartija colilarga (Psammodromus algirus) es la especie de lagartija más habitual en los pueblos que recorrimos… Siempre tomando el sol y mirando de reojo, pues tiene muchos depredadores la amiga…

Lagartija colilarga

Lagartija colilarga asoleándose en Alcoba.

El lagarto ocelado (Timón lepidus) fué el último en poder ser fotografiado, pero mereció la pena…

lagarto ocelado

Lagarto ocelado tomando el sol y observando la cámara de reojo en Alcoba…

Incluso un corderito recién nacido pudo salir en una de las fotos con el lagarto.

El cordedito y el lagarto…

Decir que tuvimos que esperar 1 hora a que el pastor viniera a por él, tras avisar a unos ganaderos que pasaban hacia el pueblo de Alcoba.

Otra anécdota para guardar en el marco de estos días inolvidables en uno de los mayores paraísos herpetológicos de la Península Ibérica, al menos para nosotros, que algo ya hemos viajado…

Cabañeros fue un éxito del conservacionismo español, pues nunca se había protegido uno de los ecosistemas más representativos de la Península Ibérica y hoy, sigue siendo un espacio en el que el hombre y la naturaleza conviven en cierta armonía.

Algunas de las lagunas son todo un espectaculo de color y vida…

Agradecer especialmente a Jorge Atance y Adrián Dorado su compañía en dos de esos días tan fabulosos.

Como siempre, visita el campo con respeto y educación máxima y, si te ha gustado este artículo, compártelo y ayúdanos a que se conozca esta otra fauna tan olvidada como importante, también en en parque Nacional de Cabañeros.

Gracias por tu tiempo.

© Bicheando.net 2017 & - todos los derechos reservados