Bicheando.net Herpetología para todos.

Conociendo a los anfibios y reptiles de la Península Ibérica.

Categoría: reptiles (Página 1 de 2)

libros-de-reptiles-y-anfibios-imprescindibles

10 libros de reptiles y anfibios imprescindibles en tu biblioteca bichera…

Hoy en bicheando.net te traemos una selección de 10 libros sobre reptiles y anfibios en Español, Catalán y Gallego que deberían ser imprescindibles en tu biblioteca bichera. Algunas publicaciones son más técnicas que otras, pero la mayoría, (si te interesa este mundo), son magníficas referencias de consulta y disfrute para cualquier amante de la herpetología y la naturaleza escamosa como tú. Y si conoces alguno más, no dudes en comentar el artículo.

Índice de libros sobre anfibios y reptiles:

  1. Anfibios y reptiles de la península ibérica, baleares y canarias.
  2. Atlas y libro rojo de anfibios y reptiles de España.
  3. Guía de las serpientes de europa.
  4. Reptiles y anfibios: guia de campo.
  5. Guia dos anfibios e reptiles de Galicia.
  6. Guía de reptiles de España; identificación, historia natural y distribución.
  7. Reptiles y anfibios (manuales de identificación)
  8. Tortugas terrestres y acuáticas del mundo.
  9. Los anfibios de europa (2º ed.).
  10. Amfibis i Reptils de Catalunya Pais Valencia i balears.
  11. Serie fauna ibérica. volúmenes 10 y 24.

1. Anfibios y reptiles de la península ibérica, baleares y canarias. Nuevas guías de campo.

A. Masó, M. Pijoan

Año 2011 – ISBN: 9788428213684

Una obra actual sobre herpetológica que además de las cientos de fotografías, incluye 110 mapas de distribución y 120 dibujos y espectrogramas. Y como vivimos en un mundo digital, incluye un CD con los cantos de 21 especies de anuros. Ahí es nada.

El estudio más completo y actualizado de todos los anfibios y reptiles de la Península Ibérica, Baleares y Canarias. Exhaustiva en especies, subespecies, formas, morfologías y coloraciones.

Asesorada por catorce herpetólogos especialistas en los distintos grupos, lo que garantiza el máximo rigor científico y la actualización de todos los datos. Incluye toda la información necesaria para la identificación rápida y certera de cualquier ejemplar en el campo.

2. Atlas y libro rojo de anfibios y reptiles de España.

Ministerio de agricultura y pesca, alimentación y medio ambiente. Juan M. Pleguezuelos, Rafael Márquez Miguel Lizana (Editores científicos)

Año 2004 – ISBN: 9788480145763

Una obra también bastante actual con 587 páginas apadrinada por el  Ministerio de Medio Ambiente (descarga gratuíta) en colaboración con la Asociación Herpetológica Española, donde se aborda el análisis y a problemática de las especies de anfibios y reptiles de España.

3. Guía de las serpientes de europa.

S. Bruno, S. Maugeri

Año 1992 – ISBN: 9788428209175

Una publicación más antigua pero que hace un resumen minucioso de las especies de serpientes de la Península Ibérica y Europa, ofreciendo una descripción puntual de las 31 especies más extendidas por Europa. Son pocos los textos de divulgación sobre serpientes, y este libro pretende llenar esta laguna, según sus autores.

La primera parte -muy interesante- (antes de ver las distintas especies de serpientes) trata sintéticamente del papel de la serpiente en la cultura de los pueblos, desde los más antiguos y lejanos a nuestros días, y a continuación aborda su morfología y su comportamiento en la naturaleza o en cautividad.

4. Reptiles y anfibios: guia de campo.

E.N. Arnold, D. W. Ovenden

año 2007 – ISBN: 9788428212533

Esta segunda edición renovada contiene descripciones de todas las especies de salamandras, tritones, ranas, ranitas de san Antonio, sapos, tortugas terrestres, tortugas marinas, galápagos, gecos, agamas, lagartos, camaleones, luciones, eslizones, anfisbénidos y serpientes que se encuentran en Europa.

El texto ha sido completamente actualizado, porque en los últimos veinte años el conocimiento de la historia natural y biología de estos populares grupos ha aumentado considerablemente. En cada especie encontramos el nombre científico, junto con los nombres en castellano, catalán, euskera, gallego, portugués, francés, italiano, inglés y alemán. La guía abarca España y Europa, las islas atlánticas (Canarias, Madeira y las Azores), las islas Baleares, las islas griegas y la costa de Turquía.

5. Guia dos anfibios e reptiles de Galicia

Moises Asensi Carbita

Año 2006 – ISBN: 9788496526297

Esta guía en Gallego, estudia los 14 anfibios y 29 reptiles que son posibles observar en Galicia. Tiene bellas ilustraciones de Carlos Silvar.

Su descripción se acompaña con información sobre la situación y los riesgos actuales de estos seres, mapas de distribución y una clave completa de la identificación con los planos detallados de las características morfológicas de las diferentes especies estudiadas.

Reúne lo mejor de las anteriores obras herpetológicas de Galicia. Un manual para esencial para estudiantes y expertos gallegos.

6. Guía de reptiles de España; identificación, historia natural y distribución

Alfredo Salvador; Juan m. Pleguezuelos

Año 2013 – ISBN: 9788493619169

Reedición de esta guía que desde hace 9 años se ha actualizado con las nuevas especies de reptiles aparecidas en España, los cambios de nomenclatura y estado de conservación así como la distribución de cada especie se han analizado y se muestran totalmente actualizadas aquí.

7. Reptiles y anfibios m.i.

Halliday, M. O’Shea

Año 2001 – ISBN: 9788428212021

La guía visual más clara y precisa para poder conocer e identificar más de 400 especies de reptiles y anfibios de todo el mundo. Junto a las ilustraciones, un texto sin cientifismos indica con todo rigor las características clave de cada especie y da una información rápida y accesible.

8. Tortugas terrestres y acuáticas del mundo

D. Alderton

Año 1994 – ISBN: 9788428210096

Esta obra actualizada incluye toda la investigación más moderna sobre las tortugas terrestres y acuáticas. La información sobre estilos de vida, hábitat, distribución y relación con el hombre aparece de una forma clara y fácilmente comprensible.A lo largo de todo el libro se observa una insistencia en los temas de la diversidad de formas, adaptabilidad para asegurar la supervivencia y caparazones de colores atractivos.

9. Los anfibios de europa (2º ed.)

A. Nöllert, Ch. Nöllert

Año 1995 – ISBN: 978-84-282-0972-4

Este manual algo antiguo ya, pero muy interesante para los “nostálgicos” está dedicado a los amigos de la naturaleza que tal vez durante una excursión a un lago o a una zona de pastos sienten curiosidad por los tritones, sapos y ranas que allí viven, desean poderlos identificar y saber más cosas sobre sus formas de vida.

10. Amfibis i Reptils de Catalunya Pais Valencia i balears

Xavier Rivera, Daniel Escoriza, Joan Maluquer-Margalef, Oscar Arribas, Salvador Carranza (Societat Catalana d’Herpetologia)

Año 2011 – ISBN: 9788496553538

La primera guía de campo exclusivamente escrita en Catalán que trata de forma exclusiva las 67 especies de anfibios y reptiles presentes en el ámbito de los llamados “Países Catalanes”, y también las especies que se pueden encontrar en áreas cercanas o limítrofes y las desaparecidas en tiempos recientes. Textos y mapas específicamente elaborados para esta guía, incorporando los datos más actualizados y hasta inéditos.

280 fotografías y más de una veintena de dibujos paro poder identificar correctamente todas las especies, así como las subespecies y variedades geográficas o cromáticas más relevantes, en el campo.

<< libro Bonus - libro bonus - libro bonus - libro bonus >>

11. Serie fauna ibérica. volúmenes 10 y 24.
volumen 10 – reptiles. 2ª edición, revisada y aumentada. Volumen 24 – amphibia

J.M. Tierno de Figueroa, A. Sánchez Ortega, P. Membiela Iglesia y J. M. Luzón Ortega: Volumen 10: Link >> Año 2003 – ISBN: 8400081986

A. Andreu, A. Bea, F. Braña, P. Galán, L. F. López-Jurado, V. Pérez-Mellado, J. M. Pleguezuelos y A. Salvador: Volumen 24: Link >>  Año 2005 – ISBN: 84-00-07713-X

La serie fauna ibérica es una sensacional enciclopedia de descarga gratuíta que no solo abarca anfibios y reptiles y de especial interés para estudiantes de biología y de la fauna ibérica. Los más prominentes biólogos y herpetólogos se han afanado en presentar los diversos estudios y conclusiones sobre nuestra naturaleza escamosa en estos dos volúmenes, algo densos de lectura, pero totalmente recomendables por su rigurosidad.

Esperamos que alguno de estos 10 libros de anfibios y reptiles te sean de ayuda para identificar las 27 especies de anfibios y más de 70 especies de reptiles que viven en la península ibérica y otras tantas europeas y del mundo.

Pronto publicaremos un artículo sobre los libros que hablen de nuestras especies. Y como siempre, si crees que falta algún libro o guía de campo no dudes en hacer tu comentario para que todos podamos disfrutar de su lectura y consulta.

Gracias por tu tiempo.

viboras-caracteristicas-venenosas

Víboras. Algunas cosas que deberías saber sobre nuestras especies

Las serpientes no dejan indiferente a nadie, despertando tanto sensaciones de repudio y odio para muchos como de fascinación y curiosidad para otros.

En este artículo vamos a centrarnos en el grupo de reptiles más amenazado actualmente en nuestros campos, las víboras, respondiendo a las preguntas que cualquier amante de la naturaleza se ha formulado alguna vez acerca de estos escamosos de sangre fría tan peculiares.

Vibora asoleándose para coger temperatura..

Víbora de Seoane (Vipera seoanei) asoleándose por la mañana para coger temperatura. Fotografía: Daniel Fernández-Guiberteau

¿Por qué tenemos miedo a las serpientes?

Existen múltiples estudios que revelan que el miedo a las serpientes es innato y puede tener una explicación neurobiológica. Uno elaborado en 2013 defiende que el cerebro humano, junto con el resto de primates, tiene neuronas especializadas en detectar a estos reptiles más rápido que a otros animales (Quan Van Le et al, 2013).

La teoría de la detección de las serpientes, desarrollada por la científica Lynne Isbell y apoyada por disciplinas muy variadas, indica que el cerebro de los primates ha evolucionado en buena medida gracias a las serpientes, en particular, desarrollando un sentido de la vista muy agudo para percibir sus formas y colores.

Esta teoría ha sido recientemente confirmada por investigadores suecos y portugueses mediante técnicas de psicología experimental (Sandra C. Soares, 2014).

El nombre científico para denominar la sensación de aprensión hacia los ofidios es el de ofidiofobia, y está muy extendido, pese a que la mayoría de las serpientes no son venenosas e incluso las que sí presentan veneno son inofensivas para el ser humano, si no se las molesta.

La serpiente históricamente ha tenido un papel muy importante tanto en la mitología como en la religión, si bien es cierto que por muchos pueblos era considerada un dios, como para los aztecas, egipcios, griegos o romanos, no lo es menos que la tradición religiosa judeocristiana asigna un papel a la serpiente inexcusablemente diabólico.

Está claro que, actualmente,  el miedo y el desconocimiento son las causas directas de la masacre y exterminio que estos bellos animales han sufrido desde hace milenios por parte del hombre. Nosotros, desde Bicheando.net intentaremos que tanto las fobias como las conductas de agresión y muerte a estas criaturas disminuyan o desaparezcan.

¿Cuántas especies de víboras hay en España?

En la Península Ibérica contamos con un total de 13 especies de serpientes, de las cuales 10 son culebras (Fam. Colubridae) y las restantes, víboras (Fam. Viperidae).

Estas tres últimas, ambas del pertenecientes al género Vipera, son:

1.- Víbora hocicuda (Vipera latastei),

víbora hocicuda (Vipera latastei)

Víbora hocicuda (Vipera latastei)

2.- Víbora áspid (Vipera aspis),

Víbora áspid (Vipera aspis)

Víbora áspid (Vipera aspis)

3.- Víbora de Seoane o cantábrica (Vipera Seoanei).

vivora-cantabrica-vipera-seoanei

Víbora de Seoane (Vipera seoanei)

Se distribuyen por todo el territorio peninsular de la siguiente manera:

Mapa de distribución de las víboras de la Península Ibérica

Mapa de distribución (aproximación) de las víboras de la Península Ibérica

Para obtener más información sobre estas tres especies, ya sea características, veneno, precauciones o protocolo de actuación en caso de mordida, podéis visitar nuestro artículo titulado “Víboras de España. Serpientes venenosas de la península Ibérica.”

Sigamos…

¿Debemos realmente temer a los vipéridos en España?

La respuesta es clara, no. Según muestra un estudio del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) durante período de 1997 a 2009 se registraron 1.649 casos de mordeduras de vipéridos en España (130 anuales), de las cuales sólo el 1% fueron letales, atribuidas casi exclusivamente a una tardanza en el tratamiento.

Incidencia-por-CCAA-Agencia-de-Evaluación-de-Tecnologías-Sanitarias (2012)

Más de la mitad de los casos se concentraron en Cataluña, Castilla y León, Galicia y Andalucía. Las personas de entre 5 y 14 años así como las mayores de 65 son las más afectadas (ISCIII, 2012).

¿Cómo diferenciar a las víboras de las culebras?

Nuestros vipéridos, como toda la familia a la que pertenecen, presentan un cuerpo robusto, macizo y corto, como máximo alcanzan los 80 cm de longitud. De cabeza con forma triangular bien diferenciada del cuello y reproducción ovovivípara.

Son solenoglifos, es decir, poseedores de dos grandes colmillos plegados al paladar, que al ser utilizados pasan a una posición anterior a la vez que conecta con la glándula productora del veneno. Este veneno, poco estudiado en las especies peninsulares, presenta actividad cardiotóxica, hemotóxica, citotóxica y levemente neurotóxica.

De mordedura peligrosa, son ofidios que requieren una especial atención, cuidado y respeto, por tanto una buena identificación es un factor ineludible al tratar estos reptiles. A continuación os mostraremos cómo diferenciarlos de las culebras de forma rápida y eficaz en el campo mediante unos sencillos pasos.

Existe una multitud de caracteres distintivos entre las dos familias, muchos de ellos mencionados anteriormente, pero únicamente teniendo en cuenta unos cuantos nos podemos asegurar de elaborar un diagnóstico 100% fiable.  Nos vamos a centrar en los tres siguientes rasgos: la pupila, las escamas craneales y las escamas dorsales 

Diferencias entre vipéridos y colúbridos. Fotografias de una víbora áspid (Vipera aspis) y una cuebra lisa meridional (Coronella girondica).

Diferencias entre vipéridos y colúbridos. Fotografías de una víbora áspid (Vipera aspis) (izquierda) y una culebra lisa meridional (Coronella girondica) (derecha)

  1. La víboras presentan una pupila vertical frente a la pupila redondeada que presentan las culebras.
  2. Las víboras poseen pequeñas escamas craneales fragmentadas, desordenadas y subimbricadas frente a las escamas craneales o cefálicas grandes y dispuestas de las culebras.
  1. Las víboras siempre presentan las escamas dorsales con quilla, es decir, carenadas, mientras que las culebras las presentan lisas. Este rasgo no siempre se cumple con todos los colúbridos autóctonos, es el caso de la culebra de agua o viperina (Natrix maura) y la culebra de collar ibérica (Natrix astretophora), ambas con escamas dorsales carenadas.
Escamas con quilla de una culebra de agua (Natrix maura)

Escamas con quilla de una culebra de agua (Natrix maura)

Existen culebras que pueden adquirir comportamientos defensivos y patrones corporales similares al de las víboras, suele ser el caso de la culebra de agua (Natrix maura) y en según qué zonas las culebras del género Coronella.

La culebra de agua es comúnmente confundida con un vipérido al presentar una coloración y patrón en zig zag característico en algún ejemplar de víbora, por lo que vistas de lejos pueden causar dudas para ser identificadas.

culebra-y-vibora-dferencias

Visión general: comparativa culebra de agua (Natrix maura) (izquierda) Vs. víbora áspid (Vipera aspis) (derecha)

Además cuando se ve amenazada su comportamiento defensivo en la mayoría de los casos es el de aplanar y triangular la cabeza, soplar y hacer falsos ataques sin llegar a morder. Las culebras del género Coronella únicamente se podrían llegar a confundir por su coloración grisácea y pequeño tamaño.

Aún así, basta con mirar las pupilas y escamas como hemos comentado antes para diferenciarlas con total seguridad.

Ya acabamos… espero que este post os haya ayudado a conocer un poco más el fascinante mundo de las víboras a aquellos que ya lo conocíais y adentrarse en él a aquellos que lo conocíais menos. Desde Bicheando.net siempre abogaremos por proteger, conservar y divulgar sobre estos reptiles tan bellos, necesarios y, cada vez más, escasos.

¡Comparte libremente y ayúdanos a conservar!

 Bibliografía

José Mª Amate Blanco, 2012. Fauna ponzoñosa en España: biología e impacto sanitario. Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias. (PDF).

Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), 2012. Agencia de Evaluación de Tecnologías Sanitarias. Consultado el: 29/12/16. Disponible en: http://www.isciii.es/ISCIII/es/contenidos/fd-el-instituto/fd-comunicacion/fd-noticias/25-05-2012-Expertos-Ofidios-Rioja.shtml

Quan Van Le. et al, 2013. Pulvinar neurons reveal neurobiological evidence of past selection for rapid detection of snakes. Proceedings of the National Academy of Sciences of the United States of America (PNAS) vol. 110 no 47.

SINC, 2014. El ser humano es un extraordinario detector de serpientes. Scientific American Español. Consultado el: 30/12/2016. Disponible en: https://www.scientificamerican.com/espanol/noticias/el-ser-humano-es-un-extraordinario-detector-de-serpientes/#

Sandra C. Soares. et al, 2014. The Hidden Snake in the Grass: Superior Detection of Snakes in Challenging Attentional Conditions. PLoS ONE 9(12).
lagartijas-ibericas-lagartijas-espana-voumen-i

Lagartijas ibéricas. Esas pequeñas desconocidas (volumen 1)

Hoy vamos a hablar sobre un grupo de herpetos muy diverso, extendido y peculiar: las lagartijas de la península ibérica. Aquellas propias de los archipiélagos canario y balear las trataremos en un futuro.

En síntesis, existen en total 25 especies de lagartijas en la península ibérica, siendo 3 de ellas introducidas desde otros lugares, y repartidas en 8 géneros diferentes.

Muchas ¿verdad? Por eso mismo hemos dividido en cuatro volúmenes estas entregas, con el objetivo de ayudarte a distinguirlas cuando las veas en el parque, en el muro de tu casa o cuando salgas de bicherío.

Lagartija carpetana (Iberolacerta cyreni)

Pequeños desconocidos, las lagartijas…

No obstante, vamos antes a introducir su ubicación dentro de lo que es el estudio de la zoología y la herpetología; será un texto fácilmente entendible y hacer esta breve referencia puede ser muy interesante para quien se ha planteado (o no) cuestiones acerca de estos animales.

 Vamos con un poco de historia en nuestro primer volumen sobre lagartijas ibéricas.

 Debía ser una época muy diferente cuando aparecieron los primeros antepasados de nuestros actuales lagartos y lagartijas. Un mundo donde los dinosaurios reinaban y ya los primeros mamíferos habían aparecido, siendo de muy pequeño tamaño, del tipo ratón.

Para quienes no tengan demasiado claro la diferencia entre lo que es un lagarto y una lagartija, decir que las lagartijas son de menor tamaño que los lagartos, pero son llamados así por convención social, son coloquialismos que se alejan de lo  estrictamente científico: ambos pertenecen a un suborden (categoría taxonómica) llamada Lacertilia, pero sin querer ahondar demasiado en tecnicismos, explicaré brevemente qué significa esto para que el lector se ubique.

 Las lagartijas son, dentro de todos los grupos zoológicos existentes, ante todo vertebrados. Ello no significa que tengan vértebras, sino cráneo (algo que enseñan en los estudios de biología). Y luego, dentro de ellos, sabemos que son tetrápodos al tener cuatro patas. Son además amniotas pues ponen huevos en tierra firme, algo que no hacen los anfibios.

 Si seguimos profundizando, pertenecen a un mismo orden que es el de los escamosos (Squamata), que integra a seres tan dispares como culebrillas ciegas, serpientes y, finalmente, a los lagartos y lagartijas (suborden Lacertilia).

Así que, cuando vayáis de bicheo, recordad que las serpientes tienen ancestros comunes con lagartos y culebrillas ciegas, todos ellos están emparentados. ¡Asombroso!

Por suerte para todos, vivimos en un país donde la diversidad herpetológica es la más rica de todo el continente europeo (España es una encrucijada de caminos evolutivos entre África y el resto de Europa, donde se encuentran especies halladas por toda Eurasia y norte de África, al haberse aislado gracias, en gran medida, a la existencia de los Pirineos y otras cordilleras). Y las lagartijas no son una excepción, habiendo presentes, como decíamos al principio, 25 especies de lagartijas en territorio peninsular, siendo 3 de ellas especies invasoras.

Vamos ya con la identificación de las primeras especies, que pertenecen a los géneros  Acanthodactylus, Algyroides y Podarcis.

1.- Especies pertenecientes al género Acanthodactylus.

Comienzo mencionando los casos más sencillos de distinguir, para que el “bichero de a pie” pueda así ir descartando especies. A este género tan sólo pertenece una especie: Acanthodactylus erythrurus, también conocida como lagartija colirroja.

Bonito juvenil de Lagartija coliroja

Bonito juvenil de lagartija coliroja.

Habita terrenos arenosos por lo general y rayas blancas y negras recorren su cuerpo longitudinalmente, hasta llegar a una cola de color rojo intenso que es la que le da el nombre (esto es sí en juveniles, lo que los hace únicos, y se mantiene muchas veces en los adultos). Al año y medio de nacer ya son sexualmente maduras. Los adultos llegan a los 8 cm desde la cabeza a la cloaca.

Lagartija coliroja (adulto)

Lagartija coliroja (adulto).

2.- Especies pertenecientes al género Algyroides.

Con sólo una integrante, la lagartija de Valverde (Algyroides marchi), la cual es una de las especies de reptiles en España con un área de distribución menor. Vive en las sierras de Cazorla, El Pozo, Alcaraz y Segura, en las provincias de Jaén, Albacete y Granada.

mapa-lagartijas-ibericas-lagartija-coliroja

Descubierta por Valverde en 1958, debe su nombre al empresario español Juan March. Fácil de distinguir por su patrón rugoso y par de bandas anchas y negras a ambos costados del cuerpo. Miden un máximo de 14 cm.

lagartija-de-valverde-algyroides-marchi

Un ejemplar visto en la sierra de El Pozo, en Jaén. Agosto de 2016.

3.- Especies pertenecientes al género Podarcis

En género Podarcis es uno de los más extensos y ricos de lagartijas en la península Ibérica, si bien no es muy difícil identificar unas especies de otras, principalmente porque dependiendo de en qué zona de España vayas de senderismo o bicherío, podrás encontrarte  1 o 2 especies máximo (exceptuando  Cantabria, donde además hallamos a la introducida lagartija italiana junto a la iberoprovenzal y la muralis). En la península las siguientes especies del género Podarcis:

  • a) lagartija roquera (P. muralis)
  • b) lagartija lusitana (P. guadarramae)
  • c) lagartija ibérica verdosa (P. virescens)
  • d) lagartija ibérica (P. hispanicus)
  • e) lagartija de Bocage (P. bocagei)
  • f) lagartija de Carbonell (P. carbonelli)
  • g) lagartija andaluza (P. vaucheri)
  • h) lagartija iberoprovenzal (P. liolepis)
  • i) La lagartija italiana (P. siculus) es un caso aparte, al ser introducida, pero sin duda la más fácilmente identificable.

mapa-distribucion-podarcis-peninsula-iberica

 Con estos mapas, conociendo nuestra localización, saldremos de multitud de dudas, ya que todas estas especies (excepto la lagartija italiana adulta) se asemejan muchísimo. En todas las Podarcis exceptuando la roquera, los patrones de coloración en ambos sexos se mantienen casi siempre, siendo más variable en machos y con hembras provistas, por lo general, de dos bandas longitudinales bien definidas que recorren el cuerpo hasta el comienzo de la cola por la zona lateral.

Como decía, hay que tener en cuenta dos aspectos: nuestra localización geográfica o primero, y en segundo lugar, intentar observar la garganta del animal. Sí, la garganta nos da mucha información… Y si tenemos una cámara fotográfica a mano, mejor aún, ya que así podremos salir de dudas (si no en directo, en nuestras casas al revisar las instantáneas).

a) La lagartija roquera (P. muralis) es muy fácilmente confundible con las demás, y en primer lugar debemos tener en cuenta que no está repartida por todo el territorio peninsular, y este mapa muestra su distribución aproximada, aunque bastante exacta:

mapa distribuciçon de lagartija roquera (Podarcis muralis)

Mapa distribución de lagartija roquera (Podarcis muralis).

Como puede verse, la especie está presente en la mitad norte de España y en un par de zonas aisladas algo separadas de su distribución principal, pero mantiene bastante continuidad. Para ser más exactos, se trata de una de las subespecies de la lagartija roquera: P.muralis brogniardii.

 Pues bien, una vez ya sabemos más o menos dónde va a coincidir con las otras especies, a cohabitar, nos fijaremos más que nada en la garganta; en el dibujo gural, observando detenidamente si posee.

Si tiene “dibujo” estaremos ante una lagartija roquera sin duda, mientras que en caso negativo ante cualquier otra “Podarcis”.

podarcis-hispanica-y-guadarramae-diferencias

Podarcis guadarramae Vs. Podarcis hispanicus. Créditos Honorio Iglesias – montesdevalsain.com

Y es aquí, en este momento, donde aparecen las verdaderas dificultades, porque recordemos que hablamos de aquellas lagartijas pertenecientes a este género, que pueden coincidir en un ecosistema, pero ojo que no estamos teniendo en cuenta a las Iberolacertas y otros géneros que viven en simpatría con estos…

b) lagartija lusitana (P. guadarramae)

La lagartija lusitana habita en la Sierra de Madrid y centro peninsular. Si subes a Guadarrama, Somosierra, Monte abantos etc podrás verla. A continuación te presentamos un macho encontrado en la la zona de Rascafría, Madrid.

Lagartija noroccidental (Podarcis guadarramae) antes conocida como ibérica (Podarcis hispánica)

Macho de lagartija lusitanica (Podarcis guadarramae) antes conocida como ibérica (Podarcis hispanicus).

Lagartija lusitana (Podarcis guadarramae)

Hembra de lagartija lusitanica (Podarcis guadarramae lusitanicus). Vega de Horreo, Asturias.

c) lagartija ibérica verdosa (P. virescens)

Otra Podarcis que podemos encontrar por ejemplo en Madrid (Zona sur de la Sierra y hacia el sur siempre, es la Lagartija ibérica verdosa (Podarcis virescens), que se diferencia principalmente porque carece de dibujo en la garganta, como puedes observar en esta foto.

lagartija-iberica-verdosa-podarcis-virescens-en-madrid-sin-pigmentacion-gural

Lagartija ibérica verdosa (Podarcis virescens) en Madrid. Sin pigmentación gural.

d) lagartija ibérica (P. hispanicus)

Se distribuye por toda la Península Ibérica (excepto áreas de alta montaña y noroeste de Galicia).

Podarcis hispánicus. Crédictos Benutzer Janekpfeifer (Wikipedia)

Podarcis hispánicus. Crédictos Benutzer Janekpfeifer (Wikipedia)

La especie también es conocida como lagartija común y abunda con mayor frecuencia en terrenos rocosos o pedregosos, donde cuenta de forma simultánea con plataformas donde tomar el sol y refugios donde esconderse en caso de peligro.

e) lagartija de Bocage (P. bocagei)

La lagartija gallega o de Bocage (Podarcis bocagei) tiene una silueta esbelta y cola mediana, los machos adultos tienen un bonito dorso verde, mientras que las hembras adultas y juveniles tienen el dorso y los flancos pardos.

Podarcis Bocagei Créditos: Julio Reis (Wikipedia)

Podarcis Bocagei Créditos: Julio Reis (Wikipedia)

Todos ellos presentan en determinadas ocasiones una curiosa banda azul en la zona escapular. Vive en peñascales, parajes pedregosos y muy tupidos de matas. Activa al atardecer y por la mañana, caza coleópteros, mariposas, isópodos y arañas.

f) lagartija de Carbonell (P. carbonelli)

Nueva especie endémica restringida a la parte occidental de la península ibérica, al sur del río Duero en dos zonas aisladas: En el sistema Central occidental, en las provincias de Salamanca y Cáceres y en la provincia de Huelva, en los arenales de Doñana.

Créditos: naaturalista.mx

Créditos: naaturalista.mx

g) lagartija andaluza (P. vaucheri)

La lagartija andaluza se distribuye por la mayor parte de Andalucía (Podarcis vaucheri), como esta foto de Huelva capital de este otoño. Tampoco presenta garganta pigmentada, como podemos observar.

Lagartija andaluza (podarcis vaucheri)

Lagartija andaluza (podarcis vaucheri)

h) lagartija iberoprovenzal (P. liolepis)

En España está presente en el noreste de la Península Ibérica y en las islas Columbretes. Es difícil diferenciar a machos de hembras si bien éstas últimas son algo más pequeñas.

Créditos: ruizarafoto.es

Créditos: ruizarafoto.es

El cuerpo es aplastado, tenlo en cuenta para diferenciarla de otras especies similares como la Lagartija ibérica y la Lagartija noroccidental, ya hablaremos de ellas…

i) La lagartija italiana (P. siculus)

Y ya finalizando, mencionar a una especie, si bien foránea, ya habitando con las demás en zonas donde había grandes puertos comerciales como Santander o Lisboa, ya que fue traída en barcos por los soldados italianos en la 2º guerra mundial.

mapa-distribucion-podarcis-sicula-lagartija-italiana

A continuación te traemos la instantánea de una Lagartija italiana (Podarcis siculus).

lagartija-italiana-podarcis-sicula

Lagartija italiana -Podarcis siculus- Créditos y cesión: José Carlos de la Fuente

Espero este artículo sobre lagartijas ibéricas te haya servido de un primer “apunte de campo” y puedas diferenciar al menos los tres géneros de los que hablamos hoy aquí y al menos dos o tres especies de Podarcis.

Por lo demás, comentarte que pronto publicaremos el volumen 2 de lagartijas ibéricas y seguiremos ayudándote a identificar nuevas especies (que son muchas :-)) de estos pequeños desconocidos, que dan vida, diversidad y valor a nuestro patrimonio natural.

Si quieres seguir leyendo sobre saurios, te recomiendo el artículo titulado: “El Lagarto ocelado. ¿el lagarto más grande de Europa?”, de Alberto González, divertido e interesante a la par…

Y ya sabes: comparte libremente.

Gracias por tu tiempo.

salamandra-salamandra-alfredschmidti

Salamandra salamandra alfredschmidti: galería fotográfica de la joya Asturiana

Una noche de noviembre Asturiana sin viento y donde no para de llover… Esta es la crónica en fotografías del encuentro con una de las subespecies de salamandra común más desconocida (Salamandra s. alfredschmidti )… Pero antes un poco de información… 🙂

La salamandra común (Salamandra salamandra) es una especie de urodelo que, como hemos dicho aquí en Bicheando.net en más de una ocasión (ver art. Salamandras de la península ibérica), tiene una gran variedad morfológica y cromática en sus 10 subespecies ibéricas – 9 si se tiene en cuenta a S. s. longirostris (Sierra de Cádiz/Málaga) como especie propia-.

Salamandra s. alfredschmidti es la especie más tardía en ser identificada y su distribución se limita a dos o tres valles del centro de Asturias. Alfredschmidti tuvo rango de subespecie como tal en 2006, tras su estudio genético y publicación por los investigadores Alemanes Köhler y Steinfartz.

En la península ibérica se habían descrito actualmente como mencionábamos anteriormente otras nueve subespecies de salamandra común (S.s. bernardezi, S. s. fastuosa, S. s. gallaica, S. s. crespoi, S. s. morenica, S. s. longirostris, S. s hispánica/terrestris -Cataluña-, S. s.almanzoris y S. s. bejarae) que básicamente podemos diferenciar por las diferencias de patrón que presentan, desde bandas amarillas y negras, hasta un color negro predominante marcado por puntos, comas o manchas amarillas y rojas.

Salamandra salamandra alfredschmidti es sin duda una de las subespecies más atractivas de ver para un naturalista y amante de los hérpetos y allí fuí yo a principios de noviembre de 2016, en un fin de semana que prometía lluvia, a ver si podía por primera vez en mi vida verlas en la naturaleza.

Una joya que tenía muchísimas ganas de ver en su hábitat y que gracias a Emilio Ramirez Oviedo, que hizo de “guía” para mi, pude localizar.

Emilio, fotografiando una variedad de salamandra amarilla en una iglesia

Emilio, fotografiando una variedad de salamandra amarilla en una iglesia

Elegimos esta fecha porque octubre y noviembre son meses especialmente favorables para ver salamandras en general en España; las noches de lluvia (o si ha llovido por la tarde) y no mucho frío (entre 10 y 14 grados es la temperatura perfecta para ellas) suelen salir de sus encondrijos para alimentarse y reproducirse.

Yo, haciendo un par de instantáneas rápidas...

Yo, haciendo un par de instantáneas rápidas…

Así que nos lanzamos a la carretera Emilio y yo a eso de las 00:00 de la noche y fuimos a las zonas del centro de Asturias donde habita. No sabíamos si íbamos a encontrar pocas, muchas o ninguna, pero por suerte pudimos ver desde nada más llegar varios ejemplares que poco a poco se convirtieron en cientos.

No creía que fuera tan abundante en determinadas zonas y lo pasamos tan bien que es de esas noches que nunca olvidaré: allí y acá salían bajo la incesante lluvia por todos lados. Teníamos que andar con cuidado por el bosque para no pisar alguna y cada ejemplar nos traía unos colores y patrones tan bonitos que se nos hacía la boca agua.

En los caminos y carreteras por donde conducimos salían a los lados del asfalto y también con el coche teníamos que ir despacito y con todas las luces dadas. La verdad que fué una experiencia como pocas he vivido. Esos bonitos e inofensivos seres regalándonos su porte y presencia me dejó sin palabras.

salamandra-salamandra-alfredschmidti-37 salamandra-salamandra-alfredschmidti-36

Y como una imagen vale más que mil palabras, paso ya a mostrarte una selección de fotografías de Salamandra salamandra alfredschmidti que hicimos entre Emilio y yo en esa noche mágica. ¡Disfruta! 😉

Verás que Salamandra salamandra alfredschmidti tiene dos patrones bien diferenciados. Hay ejemplares color “chocolate” como me gusta llamarlos a mi y otros amarillos, que se parecen más a la subespecie S. s. bernardezi Asturiana pero que no poseen las franjas amarillas o negras tan uniformes o marcadas, por regla general.

salamandra-salamandra-alfredschmidti-01salamandra-salamandra-alfredschmidti-04salamandra-salamandra-alfredschmidti-05salamandra-salamandra-alfredschmidti-07salamandra-salamandra-alfredschmidti-10bsalamandra-salamandra-alfredschmidti-21salamandra-salamandra-alfredschmidti-23salamandra-salamandra-alfredschmidti-24salamandra-salamandra-alfredschmidti-26salamandra-salamandra-alfredschmidti-28salamandra-salamandra-alfredschmidti-29salamandra-salamandra-alfredschmidti-30salamandra-salamandra-alfredschmidti-31salamandra-salamandra-alfredschmidti-34salamandra-salamandra-alfredschmidti-35bsalamandra-salamandra-alfredschmidti primer planoSalamandra salamandra alfredschmidti

¿te ha gustado? Bonitas, ¿verdad? Si eres un friki de la herpetología o quieres saber más sobre el polimorfismo cromático o las diferencias de color según subespecie de salamandra común, aconsejarte este gran artículo científico.

Y ya por último, si has leído hasta aquí te lo has ganado, nuestro vídeo resumen del encuentro con Salamandra salamandra alfredschmidti de nuestro canal de youtube:

Y como siempre, si te ha gustado, comparte libremente y recuerda que, la salamandra común, es una especie protegida, en recesión (por desgracia) y patrimonio de todos.

Conocer es valorar y valorar conservar!! 🙂

 

Bibliografía y fuente principal: Köhler, G & Steinfartz, S (2006) A new subspecies of the fire salamander, Salamandra salamandra (LINNAEUS, 1758) from the Tendi valley, Asturias, Spain. Salmandra 42: 13-20)
asepsia-reptiles-y-anfibios-portada-bicheando

Asepsia en reptiles y anfibios. Protocolo básico de manejo.

Siempre que salimos al campo y tenemos que manipular algún anfibio o reptil deberíamos saber que hay ciertas pautas para su manejo que pueden ayudar a prevenir su estrés, su integridad física y su salud, y por descontado también la tuya, ya que muchos animales son portadores de bacterias o virus (piel, heces, dientes, uñas…), que pueden llegar a causarte ciertos problemas.

Aunque todas las especies de anfibios y reptiles de la península ibérica están protegidas y, en consecuencia, su manejo o captura se supone que no está permitida sin permiso oficial de la consejería de Medio Ambiente de cada comunidad, intentaremos aconsejar desde dentro y sin hipocresía de esta práctica. Reiteramos que hay que tomar siempre medidas preventivas y respetar un sencillo protocolo de asepsia de reptiles y anfibios para proteger lo que amamos.

asepsia-en-reptiles-y-anfibios-material-manejo-reptiles-y-anfibios

Guantes desechables, desinfectantes de manos y material, mangas limpias…

En definitiva, si no es imprescindible, no cojas ni manipules animales en el campo, pero si alguna vez vas a manejar un hérpeto, al menos intenta respetar o seguir estos consejos de manejo de anfibios y reptiles en libertad, que he intentado vayan más allá de la asepsia propiamente dicha:

Asepsia en reptiles y anfibios. 5 consejos básicos cuando salgas a bichear...

1.- Respeto de la franja horaria connatural a la especie:

Me he inventado este concepto para describir un punto muy importante y que a veces se pasa por alto: hay que manipular, fotografiar, fichar etc. a los anfibios y reptiles solo en sus horas de actividad naturales. Sacar a una salamandra de su escondrijo para hacerla una foto a plena luz del día es una práctica que causa un estrés innecesario y puede causar otros problemas al urodelo y no se debería hacer. Si quieres ver ciertas especies, trasnocha o madruga. Es sencillo, pienso.

bicheando-por-la-noche

Esperando a que anochezca para ver ciertas especies…

2.- Respeto por la libertad de movimientos de la especie:

Hay especies más calmadas y otras más nerviosas o agresivas. Tener en cuenta esto evitará sorpresas y daño físico al animal, si intenta atacar o escapar. Nunca, repito nunca se debería inmovilizar a ningún animal sin una justificación plena.

Manejar hérpetos y mantener un contacto respetuoso con ellos, no implica someterlos o inmovilizarlos en ningún caso.

3.- Uso de gel antiséptico de manos.

Las manos son el principal factor de riesgo de transmisión de enfermedades para los anfibios, principalmente. Tener a mano un desinfectante cutáneo ayuda a prevenir dichas transmisiones, si bien y muy importante deberíamos rociarnos esta solución cada vez que vayamos a tocar a un individuo.

No se trata tanto de prevenir contagios humano-hérpeto (que también) sino de prevenir contagios de un individuo enfermo a otro sano de la misma especie. Varios compuestos son desinfectantes y antisépticos, como el alcohol, el triclosán o soluciones acuosas con clorhexidina.

gel-de-manos-para-herpetología-asepsia-en-reptiles-y-anfibios

Un gel de mano con alcohol de base puede servir para tener mayor asepsia en manejo de anfibios…

4.- Uso de guantes desechables:

Los guantes se me olvidan muchas veces y a ver si escribiendo esto logro ser más riguroso desde ahora. Y no tengo excusa, porque se pueden encontrar paquetes de guantes desechables en cualquier farmacia por menos de 1€.

Asepsia en reptiles y anfibios

Salamandra común manejada con guantes desechables…

Si te pregunta la farmacéutica si de látex o de nitrilo -a mi me pasó ;-)- pues decirte que unos son más resistentes (nitrilo) y otros tienen más sensibilidad (latex), aunque también puedes usar guantes de limpieza del hogar (nuevos) o guantes normales de trabajo, siempre que estén limpios y esterilizados.

asepsia-en-manejo-de-reptiles-y-anfibios-marmoratus-bichenado

Juvenil de Tritón Jaspeado (Triturus marmoratus)

La combinación guantes + desinfectante es lo ideal, pero al menos usa uno de los dos, si llevas un bote de antiséptico en la mochila por defecto, nunca se te olvidará.

5.- Esterilización del material complementario:

Las redes, cañas, las pinzas, la cámara (por qué no, si la estamos tocando continuamente), los recipientes o bañeras que se usen también deberían también esterilizarse con desinfectantes bacterianos o antisépticos. Más si te mueves de una zona a otra el mismo día o vas a depositar temporalmente diferentes especies en dichos recipientes. En general todo lo que pueda estar en contacto con los medios acuáticos por los que te muevas. La asepsia en reptiles y anfibios aquí también es fundamental.

asepsia-anfibios-fotografia-naturaleza-portada-bicheando

La asepsia también se refiere al material que portamos…

6.- Esterilización de las botas (fundamental):

Por último, queremos destacar que como el hongo asesino o Dendrobatidis, se transmite principalmente en un medio acuático. Por lo tanto, las botas o zapatillas son el medio más proclive a transmitir de unas zonas a otras estos patógenos.

Hay dos cosas que se pueden hacer fácilmente para prevenir: por un lado, dejar secar las botas una vez volvamos de nuestros paseos ya que el hongo asesino y otros patógenos similares no sobreviven sin humedad, está comprobado. Y otra asepsia que nosotros hacemos es rociar con un poco de lejía esas botas o zapatillas (las suelas principalmente) antes de comenzar a andar.

El uso de estas técnicas de manejo para muestreo, inventario, monitoreo o fotografía en anfibios y reptiles es crucial para salvaguardar la salud de los animales, que como en especies como Salamandra s. u otros sapitos, son especialmente sensibles a cualquier agente patógeno de transmisión cutánea con el que puedan entrar en contacto, como el hongo asesino (Dendrobatidis), que se transmite por medios acuáticos como en el barro de las botas, los recipientes, las mangas etc.

Espero todos seamos más rigurosos con la asepsia en reptiles y anfibios y podamos seguir ayudando a conservar la salud de nuestra biodiversidad. Y prevenir, ante todo.

Si quieres profundizar en la materia te recomiendo el protocolo de asepsia en el manejo de hérpetos para el trabajo de campo, de la Sociedad Extremeña de Zoología.

Gracias por tu tiempo.

especies-invasoras-de-anfibios-y-retpiles-de-la-peninsula-iberica-portada

Acercándonos a las principales especies invasoras de anfibios y reptiles en la Península Ibérica. ¿Qué son? ¿Cómo actúan? ¿Cuántas hay? ¿Qué ley les contempla?

La introducción de seres vivos fuera de su habitad natural representa a día de hoy la segunda causa del declive de la biodiversidad en nuestro planeta, tras la pérdida de los propios hábitats.

El problema de las especies llamadas “invasoras” es por tanto un problema global que lleva años repercutiendo gravemente en la salud de nuestros ecosistemas (fauna y flora) y especialmente afecta a los anfibios y reptiles, que suelen ser en determinadas ocasiones muy sensibles a estas “invasiones” foráneas.

Los anfibios y reptiles en nuestro país son presa fácil de gatos sueltos o silvestres, de otros hérpetos o de grandes peces como el lucio o la carpa. Por otro lado, son víctimas de enfermedades traídas por especies exóticas o bien son expulsados de sus territorios por la mayor agresividad y fortaleza de las especies alóctonas.

Y las especies invasoras de anfibios y reptiles son pocas en comparación con las especies de mamíferos, peces o plantas, pero aquí hoy hablaremos de lo nuestro. 😉

Empecemos por el principio, como siempre…

¿Qué es una especie invasora?

Una especie invasora se define como un animal, planta u otro organismo que es introducido por el ser humano en un ecosistema que no le pertenece, y donde dicha especie se establece con éxito, se reproduce y se dispersa, causando graves daños a la flora y fauna del lugar, llegando en muchas ocasiones a la extinción completa de las especies autóctonas que allí habitan.

Ojo, que se encuentre un cocodrilo aislado en una laguna no significa que se catalogue como especie invasora. Es importante, para ser tenida en cuenta que forme poblaciones estables, como decíamos anteriormente.

 ¿Qué dicta la ley respecto a estas especies?

La Ley 42/2007, del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad define una EEI (Especie Exótica Invasora) como “aquella que se introduce o establece en un ecosistema o hábitat natural o semi-natural y que es un agente de cambio y amenaza para la diversidad biológica nativa, ya sea por su comportamiento invasor, o por el riesgo de contaminación genética”.

Dentro de esta ley se ha creado (Art. 61.1) el polémico Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras, en el que se han de incluir todas aquellas especies y subespecies exóticas invasoras que constituyan, de hecho, o puedan llegar a constituir una amenaza grave para las especies autóctonas, los hábitats o los ecosistemas, la agronomía, o para los recursos económicos asociados al uso del patrimonio natural.

En esta ley publicada en el BOE subyacen dos hechos:

1.- …que de forma inexcusable, deben incluirse en el Catálogo de Especies invasoras «las especies que, por sus acreditadas características dañinas, lo merezcan, sin que sean admisibles objeciones».

2.- …que las especies invasoras o son dañinas y por tanto hay que erradicarlas o no son invasoras. Sin excepciones.

Ahora habrá que ver cómo se “erradican” en la práctica estas especies de reptiles, peces, mamíferos etc. de los miles de ríos, lagunas, presas, charcas y humedales de todo el territorio. Es un poco como decir que todo españolito de a pie tiene derecho a una casa.

¿Cómo “dañan” estas especies invasoras a nuestra herpetofauna, concretamente?

  • Mejor adaptación al medio: las especies invasoras suelen adaptarse a nuestro clima y ecosistemas mejor que nuestras propias especies. Por poner tres ejemplos, no hibernan tantos meses, son más resistentes a la hambruna o bien se adaptan a condiciones de escase de agua, lo que les da una ventaja natural importante.
  • Más fortaleza física o comportamientos más agresivos: las especies que logran establecerse suelen ser más fuertes o agresivas que las especies del lugar, por lo que terminan expulsando o devorando a nuestras especies de sus hábitats.
  • Transmisión de enfermedades: la gran mayoría de especies invasoras traen consigo parásitos, bacterias y enfermedades propias (también alóctonas) que transmiten a la herpetofauna local que, al no tener una sistema inmunitario eficaz para protegerse de ellas, afecta considerablemente a su declive. Un triste ejemplo es el caso de Holanda y su salamandra común (Salamandra s. terrestris) cuya población estimada a descendido en pocos años al 5% debido al hongo asesino salamandrivorans, traído a toda Europa y América, a través de las importaciones de tritones asiáticos.
  • Problemas genéticos,  hibridación: Algunas especies invasoras pueden llegar a hibridar, lo que afecta considerablemente al futuro y riqueza genéticos de muchas especies autóctonas.
  • Etc.

Un claro ejemplo que aglomera todos estos daños es la Tortuga de Florida o galápago americano (Trachemys scripta): Se ha adaptado a los inviernos helados y veranos calurosos de nuestro territorio, es más fuerte, agresiva y voraz que nuestros galápagos autóctonos, el galápago leproso (Mauremys leprosa) y el precioso galápago europeo (Emys orbicularis). Y por si todo esto fuera poco puede transmitir la salmonelosis.

Especies invasoras de anfibios y reptiles

Tortuga de Florida en grupo, tomando el sol en una laguna de un parque urbano…

Si, si, esa tortuguita de orejas rojas que algunas vez has tenido (he tenido) en tu casa, procedente de una tienda de mascotas. Pues esa tortuguita, tras miles de liberaciones irresponsables en el campo, es ahora el principal depredador escamoso de anfibios, reptiles, peces, larvas, huevos etc. de la Península Ibérica.

Recuerda que se puso de moda de los años 80 y 90 en los comercios de mascotas de nuestro país. En 1997, cuando la Unión Europea prohibió su importación, se habían importado más de un millón de ejemplares solo en España.

Su posterior liberación incontrolada e irresponsable provocó que a día de hoy se la pueda encontrar por todo el territorio, tanto urbano como rural. Un auténtica plaga vamos.

¿Hay que erradicar a estas especies?

Sí, por supuesto, no te quepa la menor duda. Siempre claro a través de los organismos competentes y bajo supervisión de especialistas biólogos, zoólogos y herpetólogos, pero sí, se debería, y lo antes posible.

Así ya lo ha propuesto un país mucho más avanzado e inteligente que el nuestro, como es Nueva Zelanda, que hace pocos días aprobó la ley de erradicación total de especies invasoras, para poder frenar la inminente extinción de decenas de especies de sus islas.

Otro documento interesante de manejo y erradicación des el Manual Práctico de manejo de vertebrados invasores del autor Jorge F. Orueta, de Gestión y estudio de espacios naturales es una entidad dedicada a la conservación de las especies silvestres y los espacios naturales desde 1991. Gobierno de Canarias y

Dicho esto, pasemos ya a mostrar la lista de anfibios y reptiles alóctonos de la Península Ibérica, según la ley de especies invasoras

1) Trachemys scripta (Galápago americano o de Florida). De las especies invasoras de anfibios y reptiles, es sin duda nuestro principal depredador de anfibios, peces, larvas etc. en España. Ya hemos hablado de él. Para mi, que lo veo en muchísimas reservas naturales, es la mayor lacra.

Trachemys_scripta

Créditos: wikimedia.org/wikipedia

Hay 3 subespecies catalogadas: Trachemys scripta elegans, Trachemys scripta scripta, Graptemys pseudogeographica. Y una especie propia muy parecida llamada Pseudemys nelsoni.

2) Chrysemys picta (Tortuga pintada). Otra tortuga que se ha adaptado perfectamente a nuestros ecosistemas, si bien es ciertos no está tan extendida como la T. scripta

Chrysemys picta

Chrysemys picta, créditos propios

3) Familia Colubridae. Las especies invasoras de la familia Colubridae incluyen las comúnmente conocidas culebras falsas corales americanas (lampropeltis), principalmente. Han sido introducidas mediante sueltas irresponsables de aficionados a la terrariofilia que las compraron y mantenían en cautividad. Especialmente adaptadas a los climas suaves de Canarias, Ibiza y Formentera suponen un impacto enorme para las especies autóctonas, como lagartos, anfibios, otras serpientes –ofiofagas–  y pájaros.

lampropeltis getulus californiae

Créditos: wikimedia.org -Pierre Fidenci-

4) Elaphe guttata: (Culebra del maizal americana). Una de las mascotas más comunes en terrariofilia en el mundo, aparece en varias zonas de Canarias y sur de España.

Elaphe-guttata

Elaphe-guttata, créditos propios,

5) Bufo Marinus (Sapo Marino) -Rhinella marina-. Un grandísimo sapo terrestre tropical que se extiende por varias zonas del territorio, ya que es muy resistente a condiciones climáticas desfavorables y también por su gran capacidad reproductora, con puestas durante todo el año muy abundantes (de hasta 35.000 huevos). Además, el veneno que produce este anuro tiene una alta capacidad irritativa tanto de la piel como de las mucosas produciendo, en humanos, ceguera temporal muy dolorosa*

Bufo-Marinus

Bufo-Marinus, créditos propios.

6) Duttaphrynus melanostictus (Sapo común asiático). El sapo común asiático es otro fuerte y resitente anfibio que se ha instaurado con éxito en ciertas partes de la Península Ibérica.

Duttaphrynus-melanostictus

Duttaphrynus melanostictus, créditos propios

7) Lithobates catesbeianus (Rana toro). A España llegaron ejemplares en el periodo 1987-1990, creándose varias granjas para su cría en cautividad. La rana toro norteamericana puede que a futuro sea un problema muy importante pues su tamaño, agresividad y voracidad, que le hacen competir con la Tortuga de Florida, si bien no se han datado poblaciones estables y en crecimiento.

Lithobates-catesbeianus-Rana-toro

Lithobates catesbeianus, créditos própios

8) Xenopus Laevis (Rana de uñas africana). La rana africana de uñas es una especie acuática de anuro sudafricano que se ha detectado en la zona de Barcelona, quizá por su suelta irresponsable.

Xenopus-Laevis

Xenopus Laevis, créditos propios

Estas, a priori, son las principales especies invasoras o introducidas de anfibios y reptiles que, según la publicación del BOE, aparecen en el Catálogo de Especies Invasoras (8), pero hay muchas más, como la lagartija italiana (Podarcis sicula) que habita principalmente en la zona de Almería, Menorca y Santander, al igual que otras varias especies de lagartijas que llegaron en cajas de fruta, barcos etc.

lagartija italiana -Podarcis sicula-

Lagartija italiana -Podarcis sicula- Créditos y cesión: José Carlos de la Fuente.

También se ha citado al Bufo mauritanicus, (Sapo moruno) en Algeciras,

Paso a mostrarte a continuación, otras citas y observaciones hechas por diferentes autores, aunque en menor medida y habría que ver su viabilidad real:

  • Pelophylax saharica (Rana verde Norteafricana), Chelus fimbriatus (tortuga mata mata), Chelonoidis denticulata (Tortuga terrestra de patas amarillas), Xenosaurus grandis, Varanus exanthematicus, Lagartija de Madeira (Teira dugesii), Python regius, Hispaniachelys prebetica, Dracaena guianensis, Claudius angustatus y nuestro naturalizado Discoglossus pictus (Sapillo pintojo meridional) etc.

Y todo esto sin contar las especies de peces invasoras, como los cíclidos de acuario, el percasol, el lucio, la trucha arcoiris o el blackbass, cangrejo americano, peces gato etc.

pez-gato-especie-invasora-españa-madrid

Una especie invasora de pez gato encontrada en Alpedrete que por suerte pudimos eliminar de unos lavaderos…

Estas especies son incluso más responsables directas del declive de los anfibios en la península Ibérica. Las especies invasoras de anfibios y reptiles no es un problema con fácil solución, pero si no se empiezan a tomar medidas desde ya, llegaremos tarde.

Hace poco tiempo también se ha “oficializado” la Lista de las 202 especies exóticas prohibidas en España, por si te interesa. Un catálogo de animales y plantas que no se podrán poseer, transportar o comerciar en territorio español, tanto vivas como muertas. Otro catálogo polémico, pues hay especies que en ningún caso podría adaptarse a los ecosistemas Españoles, pero ahí están. A veces es dificil saber cuales son los criterios de las instituciones para hacer estos listados, la verdad.

Gracias por tu tiempo y si quieres saber más sobre las especies invasoras de anfibios y reptiles, no dudes en consultar estas direcciones:

https://www.caib.es/sacmicrofront/archivopub.do;jsessionid=06050A1F36EDC29C44C48BACEBAC67D2?ctrl=MCRST272ZI194340&id=194340

Las especies introducidas de anfibios y reptiles. En: Atlas y Libro Rojo de los Anfibios y Reptiles de España (Pleguezuelos J.M, R. Marquez y M. Lizana, eds.) 

Dirección General de Conservación de Colubridae Página 3 de 3 la Naturaleza-Asociación Herpetológica Española (3ª impresión). Madrid: 21-32.

https://www.boe.es/buscar/act.php?id=BOE-A-2013-8565
http://www.magrama.gob.es/es/biodiversidad/temas/conservacion-de-especies/especies-exoticas-invasoras/

https://www.rediris.es/list/info/invasoras.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Anexo:Lista_negra_de_especies_ex%C3%B3ticas_invasoras_para_Espa%C3%B1a

http://www.wwf.es/que_hacemos/especies/problemas/introduccion_de_especies_exoticas/

https://scholar.google.es/scholar?hl=es&as_sdt=0,5&as_vis=1&q=invasive+species+iberian+peninsula

*http://www.aragon.es/estaticos/GobiernoAragon/Departamentos/AgriculturaGanaderiaMedioAmbiente/TEMAS_MEDIO_AMBIENTE/AREAS/BIODIVERSIDAD/01_Especies_Exoticas_Invasoras/ANFIBIOS_REPTILES.pdf

http://www.issg.org/

http://www.magrama.gob.es/es/biodiversidad/temas/inventarios-nacionales/cap_9_tcm7-21414.pdf
alto-tajo-bicheando-portada-Parque-Natural-del-AltoTajo

Anfibios y Reptiles del Alto Tajo. Salida bichera.

El Parque Natural del Alto Tajo es un parque natural creado en el año 2000 y está dentro de la Red Natura 2000. Esta situado entre el sureste de la provincia de Guadalajara y el nordeste de la de Cuenca.

alto-tajo-bicheando-01

La composición del suelo “blando”, generalmente de calizas, yesos, areniscas y arcillas, hace que la orografía se base principalmente en amplios páramos formando grandes hoces y cañones. Rodeado por extensos bosques, presenta una gran diversidad climática, topográfica, geológica, faunística y florística.

laguna-de-taravilla-anfibios-y-reptiles-alto-tajo-02

Bonitos valles y dehesas para bichear…

Para mí ha sido un gran descubrimiento, ya que, en general, la zona donde se encuentra es un área más bien seca y fría (Molina de Aragón), pero sus microclimas hacen de éste un lugar idóneo para la biodiversidad escamosa, por no contar las decenas de especies de mamíferos y aves que viven allí.

Fuimos dos días en Julio de este año y, a parte de bañarnos en el curso del río, en las zonas permitidas, dimos unas vueltas por la Laguna de Taravilla y alrededores.

laguna de taravilla anfibios y reptiles alto tajo

Créditos: turismomolinaaltotajo.com

Esta Laguna “de montaña” es preciosa. Parece un ibón pirenáico, pues se sitúa a 1.150m sobre el nivel del mar y tiene unos 11m de profundidad. Es de tipo cárstico, con aguas dulces alimentadas por un arroyo de aguas permanentes. Un belleza, vamos, y en su vertiente norte presenta un humedal somero y una gran comunidad de flora helófita y macrófita, que alberga gran cantidad de especies de anfibios y reptiles en sus orillas.

Los Anfibios y Reptiles del Alto que se podían observar allí, según vimos en www.rutasaltotajo.com son:

Reptiles del Alto tajo:

-Acanthodactylus erythrurus

-Blanus cinereus

-Chalcides bedriagai

-Chalcides striatus

-Coronella austriaca

-Coronella girondica

-Malpolon monspesulanus

-Mauremys leprosa

-Natrix maura

-Natrix natrix

Podarcis hispanicus

-Psammodromus algirus

-Rinechis scalaris

-Tarentola mauritanica

-Timon lepidus

-Vipera latastei

 

Anfibios del Alto tajo:

-Alytes obstetricans

-Bufo spinosus (bufo bufo)

-Discoglossus jeanneae

-Epidalea calamita

-Pelobates cultripes

-Pelodytes punctatus

-Pelophylax perezii

-Pleurodeles watl

-Hyla arborea

Como ves un gran listado de anfibios y reptiles que teníamos ganas de “atacar”. Nos decidimos ir a mediados de julio de 2016, con lo que entendíamos que en cuanto a anfibios poco podríamos ver y quizá más reptiles, pero al final pudimos observar y maravillarnos con algunas de estas especies anteriormente descritas y que paso a mostrarte de anfibios y reptiles del Alto Tajo que pudimos fotografiar:

Bufo spinosus (bufo bufo)

sapo comun bicheando

Este bonito sapo común abunda en las riveras del Tajo y en la Laguna de Taravilla. Pudimos observar varios ejemplares tanto dentro de las frías aguas del río como en los alrededores…

Alytes obstetricans

Alytes obstetricans alto tajo

Fue una gran sorpresa ya de noche encontrarnos con una abundante población de sapo partero común, y más si según vimos después en la distribución de la Asociación Española de herpetología no se cita esta cuadrícula

Alytes-obstetricans--Taravilla--UTM

Alytes obstetricans encontrado en una UTM nueva…

Pelophylax perezii

Pelophylax-perezii-Alto-tajo

Pelophylax perezii en el Alto tajo sorprendida de noche…

Y cómo no, nuestra rana común andaba por doquier entre los juncos y a orilla tanto del río como de la laguna….

Timon lepidus

timon-lepidus-agrato-ocelado-juvenil-2016-alto-tajo

Precioso juvenil de Timon Lepidus…

Pudimos ver también varios individuos de lagarto ocelado, con sus inconfundibles ocelos dorsales y laterales azules.

Chalcides bedriagai

Eslizón-ibérico-Chalcides-bedriagai-bicheando-03

También observamos varios ejemplares de Eslizón ibérico. Uno de ellos (fotografía) presentaba signos de haber sido atacado por algún depredador, con un mordisco en el la zona lateral-dorsal y la cola con signos de regeneración.

Psammodromus algirus

Psammodromus-algirus-alto-tajo

Lagartija colilarga haciendo uso de su “poder”…

Y como no muchísimas lagartijas colilargas y lagartijas ibéricas, una de las cuales no dudo en propinarme un buen mordisco por molestarla. Merecido lo tengo! 🙂

Natrix maura

Natrix-maura-Alto-tajo

En cuanto a serpientes vimos algún juvenil de culebra viperina o culebra de agua en charcas aledañas a la laguna, esperando su almuerzo…

Coronella austriaca

Anfibios y Reptiles del Alto Tajo

Y por último, en cuanto a Anfibios y Reptiles del Alto Tajo, pudimos maravillarnnos con una bellísima culebra lisa europea justo antes de irnos… ¿Qué decir?!, una de las culebras más bonitas y pacíficas de ver… Pena no tuvimos tiempo de hacer una mejor foto…

Y poco más. La verdad que el Alto Tajo es un buen lugar para salir de bicherío, sobretodo en primavera, ya que nos hubiera gustado ver más anfibios, pero julio no es la época idónea… Está claro que siempre quieres más cuando te ataca el gusanillo de los hérpetos, pero en definitiva, nos lo pasamos en grande conociendo un poco de la biodiversidad de la zona… Si algún día tu vas, hazlo con respeto hacia los anfibios y reptiles del alto tajo y demás especies y abre bien los ojos, no se te escape nada… 🙂

Puedes encontrar más información del Parque Natural del Alto Tajo en:

www.parquenaturalaltotajo.es y www.turismodelaltotajo.com

Gracias por tu tiempo.

Alberto G.

lagarto-ocelado-timon-lepidus-oteando

Lagarto ocelado. ¿El lagarto más grande de Europa?

El lagarto ocelado (Timon lepidus, antes descrito como Lacerta lepida) es el mayor lagarto de toda Europa occidental. Su talla media es de entre 50 cm y 60 cm de longitud total (incluyendo la cola) aunque es una especie que, según algunos autores, puede alcanzar los 80 cm o 90 cm de longitud en algunos ecosistemas.

Vamos, casi un metro de “bicho” bien musculado, de color verde intenso, punteado de azules cielo y buena mandíbula. ¿Qué te parece? Dan ganas de ver uno, ¿verdad?

Como curiosidad, comentarte que compite en Europa en longitud y tamaño con otro género de lagartos que rondan el metro, llamados comúnmente lagarto ápodo europeolagarto de cristal (Ophisaurus apodus). Interesantísimos lagartos que habitan Europa Oriental, desde la costa del Mar Adriático hasta Asia. Son lagartos sin extremidades (ápodos), lo que les da el aspecto de una serpiente con cabeza de lagarto. ¡Tal cual!

Ophisaurus_apodus-bicheando

Lagarto ápodo de cristal… créditos: commons.wikipedia.org

También podríamos mencionar a otro lagarto autóctono como es el lagarto gigante de El Hierro (Gallotia simonyi). Una especie que alcanza más de 60 cm de longitud total y por desgracia una especie en peligro crítico de extinción, incluida en el Convenio de Berna (Anexo II)

lagarto gigante hierro

Lagarto gigante de El Hierro: créditos: laprovincia.es

Volviendo al ocelado, según otra publicación en Internet, la talla no llega a tanto, pues el mayor macho capturado reconocido en el sur, por ejemplo, fue un individuo en el Embalse del Piedras, con 75,5 cm de longitud total -observación de J. P. González de la Vega en 1988-.

¿De donde viene el nombre de Lagarto ocelado?

De los “ocelos”, las manchas redondeadas azules que coronan su dorso y costados.

lagarto-ocelado-timon-lepidus-defensiva

Lagarto ocelado en posición defensiva… (Alto Tajo)

Es verdaderamente un lagarto hermoso, con esa base verde oliva de diferentes tonalidades coronada en ambos costados (o repartidos por el cuerpo) por hileras de ocelos o “lepidos” azules (del latín lepida -bonita, agradable a la vista-). También presenta manchas amarillas o anaranjadas a veces, puntos negros… Una pasada, vamos, y un regalo para la vista, como su propio nombre indica.

¿Donde habita el lagarto ocelado? ¿Qué subespecies hay?

Es originario de Europa sur-occidental. Le puedes ver en zonas urbanas, rurales y salvajes por toda la Península Ibérica (España y Portugal incluidos), menos en el norte de Galicia, Asturias y Cantabria. También en el sur de Francia y en el extremo noroeste de Italia. En España contamos con al menos 4 subespecies, algunas de ellas próximas a tener rango de especie:

mapa-lagarto-ocelado-península-ibérica

Mapa aproximativo del lagarto ocelado en la Península Ibérica.

Timon lepidus lepidus – Presente en Centro, Suroeste, y Noreste de la Península Ibérica, sur de Francia y noroeste de Italia. Estos lagartos ocelados se caracterizarían por presentar ocelos dorsales no alineados uniformemente y algunas escamas negras, igualmente repartidas por el dorso.

Timon lepidus ibericus – Presente en el Noroeste de la Península Ibérica, Norte de Portugal, Galicia, Asturias occidental, León y Zamora. Con una coloración por regla general más oscura que lepidus l. y suelen tener un tamaño menor.

Timon lepidus nevadensis – Presente en el sureste de España. La mayor diferencia para un bichero y a simple vista respecto T. lepidus lepidus, es su coloración plateada, grisácea, marrón pastel o incluso lechosa y su cabeza más alargada. Estas grandes diferencias, según Paulo (2001)*, hacen que se les pueda considerar en un futuro cercano como una especie aparte.

Timon lepidus oteroi – Castroviejo y Mateo (1998)**. Un taxón exclusivo de la isla de Sálvora (A Coruña) que Michels y Bauer (2004) quieren cambiar por uno llamado Timon lepidus oteroorum. Ver bibliografía 

¿De donde procede la especie “timon”?

Pues actualmente y según estudios recientes del autor Paulo(2001)* se podría decir que es un descendiente de lagartos africanos, que tras la apertura del Estrecho de Gibraltar hace unos 6 millones de años, quedó aislado de áfrica junto a otros hérpetos como nuestro querido camaleón común (Chamaleo chamaleon) del sur de la península ibérica.

Actualmente en el norte de África hay también lagartos ocelados, como por ejemplo dos subespecies llamadas Timon pater tangitana (lagarto ocelado del Atlas) Timon pater pater (lagarto ocelado norte-africano). Reptiles muy bonitos, que además de las diferencias taxonómicas, morfológicamente se diferencian principalmente por tener un verde base más claro y unos ocelos menos marcados e intensos.

Timon-tangitanus-pater

Timon pater ssp. créditos: en.wikipedia.org

¿Cómo se comporta? Biología:

Normalmente pasan muchas horas (a primera hora de la mañana principalmente) tomando el sol encima de rocas o ramas. Si te encuentras con uno, lo más normal es que se vaya mirándote de reojo, pero a veces puede aguantar a que te acerques hasta una distancia de observación bichera de unos 2-3 metros.

Si se siente acorralado por una pared o montículo o amenazado por alguna causa, seguramente se plante hacia ti y abra sus mandíbulas, mientras te muestra sus “terribles” dientes, como puedes ver en la imagen de abajo, pero lo cierto es que el lagarto ocelado nunca morderá (si no le coges) y escapará corriendo en cuanto te despistes, pues se le da muy bien esprintar.

lagarto ocelado bicheando 01

Lagarto ocelado en posición defensiva

En mis salidas al campo es raro que llegue a fotografiarlos con cierta calidad, porque son unos velocistas profesionales, y si no tienes la suerte de que te deje acercarte o sorprenderle y que se quede a la defensiva, es muy difícil fotografiarles en condiciones (al menos sin un buen zoom).

Ora curiosidad del lagarto ocelado es su dieta. Es un animal insectívoro, carnívoro y frugívoro, lo que viene siendo un reptil omnívoro, ya que tiene una dieta muy variada compuesta por insectos, lombrices y gusanos, roedores, otros lagartos y culebras, frutos del enebro, fruta madura, zarzamoras, fresas silvestres, incluso huevos de pájaros o ¿carroña? Recuerdo hace años pille a uno mordisqueando un melón maduro en la huerta de mi abuelo.

timon-lepidus-lagarto-ocelado-la-cabrera-herpetologia-madrid

Lagarto ocelado (Timon lepidus) La Cabrera, Madrid

Para que te hagas una idea, echa un vistazo a este vídeo de Manuel Gracia de un lagarto ocelado devorando mantis religiosa.

IMPORTANTÍSIMO: No intentes coger a estos grandes reptiles por la cola jamás, porque al igual que pasa con las lagartijas y otros lagartos, tienen un mecanismo de defensa que consiste en dejar caer parte de la cola agarrada y salir pitando, lo que se denomina autotomía caudal o auto-amputación. Si un lagarto pierde la cola, puede que la próxima vez que una serpiente o ave le quiera cazar tenga una defensa menos para escapar, y así, se le condena a una futura muerte, aunque sea “sin quererlo”…

Sea como fuere aprecia al Timon lepidus o otros lagartos de la península ibérica como lo que son: joyas escamosas y herpetológicas de nuestros campos, patrimonio natural de todos y una auténtica belleza a disfrutar en nuestras salidas bicheras.

Si te interesa nuestro majestuoso Lagarto Ocelado no dudes en consultar este otro y más reciente artículo sobre el mismo de Vicente Sancho.

Gracias por tu tiempo.

Alberto G.

*Paulo, O. F. (2001). The phylogeography of Reptiles of the Iberian Peninsula. Tesis Doctoral, University of London.

**Castroviejo y Mateo, 1998 (Isla de Sávora, Galicia). Etimología: taxón dedicado a D. Manuel Otero, Marqués de Revilla y antiguo propietario de la isla de Sálvora; Terra typica: Isla de Salvora (La Coruña - España).
vipera latastei latastei españa

Víboras de España: serpientes venenosas en la península ibérica.

Los viperinos, víboras o áspides son, según la wikipedia: “una subfamilia de serpientes, que junto con los crótalos (subfamilia Crotalinae), forman la familia de los vipéridos (Viperidae).”

Las víboras de España y de la península ibérica se extienden prácticamente por todo el territorio, aunque suelen huir de zonas urbanas o cosmopolitas.

Son animales de una belleza inigualable. Imponen cuando las observas, por esa mirada felina, por ese halo ancestral y salvaje que portan, pero a la vez son seres tranquilos y esquivos, que pasan sus días ahorrando energías y que suelen ocultarse en cuanto sienten tus pasos desde muchos metros de distancia (por eso no se suelen ver).

A las víboras de España los humanos les importamos muy poco; somos un estorbo y muchas veces por desgracia sus verdugos, ya sea por atropellos en las carreteras españolas (donde suelen asolearte para calentarse por la mañana) o muertas a palos o bien en trampas como acequias en los campos de cultivo, donde cazan pájaros, roedores o lagartos, principalmente.

La rueda y la azada, dos desgracias para la víbora calmada.

Además, al ser animales que no pueden autorregular su temperatura corporal, permanecen ocultas debajo de rocas o enroscadas entre las raíces o ramas de los arbustos durante las horas centrales del día (cuanto tú paseas por el campo o haces senderismo, vamos). Solo al amanecer o al atardecer tienen actividad, donde buscan ramas de los árboles o arbustos o bien rocas expuestas al sol para asolearse y coger temperatura. Por la noche y en invierno permanecen ocultas, dormidas o aletargadas. Si en verano hace mucho calor, estivan en sus escondrijos igualmente.

Piensa que su lento metabolismo (comen entre 4 y 6 veces al año solamente), hace que pasen largos periodos de tiempo inactivas. Igualmente no son demasiado “nómadas”. Esta demostrado que si bien los machos pueden abarcar 1km cuadrado de territorio (se mueven en busca de hembras, principalmente), las hembras suelen abarcar solo unos 500m cuadrados de territorio.

Este poca movilidad hace que existan muchas poblaciones de vipéridos en la Península Ibérica con cierto aislamiento y características morfológicas diferenciadas.

De hecho, los colores y patrones que presentan son muy diversos. Su riqueza cromática es impresionante: desde grises perlados, pasando por anaranjados o tonos pastel, marrones chocolate, hasta casi negros puros (melánicos), que suelen verse muy raramente en zonas como Sierra de Guadarrama, Galicia, Zamora o en el Parque Natural da Serra da Estrela (Portugal), según citas de este mismo año 2016.

En general, estos patrones les sirven para camuflarse y pasar desapercibidas, si bien en época de celo los machos sobretodo pueden potenciar la intensidad de ciertos tonos, de cada a estar más “guapos” para las hembras y mostrarse más “fuertes” a los macho rivales. En general, las hembras son siempre más grandes y robustas que los machos.

Respecto a la mordedura y el veneno de las víboras, lo primero que tienes que tener claro es que ninguna de las 3 especies de la Península Ibérica no atacan ni muerden a menos que se sientan realmente amenazadas o sean manipuladas o pisadas, y es muy raro que una víbora se acerque hacia ti para intentar morderte. Todo lo contrario, intentará huir a la mínima oportunidad, todo lo demás son bulos y falacias de mentes analfabetas.

Si tienes la más mínima duda sobre si una serpiente del campo es o no una víbora, no la intentes coger…

Diferenciar una víbora de una culebra es fácil, prestando un poco de atención. Hay tres rasgos principales que las diferencian:

1.- Las víboras tienen el “ojo de gato”.

2.- La forma de la cabeza en las víboras es triangular.

3.- La cabeza de las víboras está formada por escamas pequeñas.

Víboras de España: Especies y subespecies

Respondiendo ya a la pregunta del título de este artículo sobre las especies de víboras en la península ibérica te comento que hay exactamente tres especies (y seis subespecies) reconocidas:

Echa un vistazo a este mapa aproximativo de la distribución de las víboras en la península, para hacerte una idea rápida de dónde te las puedes encontrar. Ten en cuenta que hay muchas zonas de contactos entre las distintas especies.

mapa especies de viboras en españa

1.-  Víbora Cantábrica (Vipera seoanei)

Vipera_seoanei Créditos: Keta

Vipera seoanei. Créditos: Keta

Es una víbora de talla mediana, en comparación con otras especies europeas, con una cabeza grande y cuadrangular y el hocico ligeramente levantado. Su talla media es de unos 60 cm de LT (Longitud total). Es una especie muy polimórfica, con una variación cromática individual y geográfica notable, del beige o gris claro, pasando por el gris oscuro o colores rojizos, con bandas dorsales, hasta individuos melánicos (que son más frecuentes en áreas de montaña). Aquí puedes ver un pequeño vídeo de esta especie de Emilio Ramírez Oviedo que nos cede…

Su área de distribución ocupa el norte y noroeste de la Península Ibérica desde Galicia y el extremo norte de Portugal hasta Navarra. Aunque su distribución se extiende unos pocos kilómetros por áreas muy localizadas del extremo suroeste de Francia, esta especie se considera un endemismo ibérico.

Subespecies: Vipera seoanei cantábrica y Vipera seoanei seoanei

2.- Víbora hocicuda (Vipera latastei)

Vipera latastei (Pamplona)

Vipera latastei (Pamplona) Foto: Jairo Cuevas

Es la víbora más común en la Península Ibérica, abarcando todo el territorio a excepción del extremo norte y los Pirineos. Recibe su nombre por la protuberancia o cuerno que presenta en la punta del hocico. Es una serpiente de tamaño parecido a seonaei, con una longitud total de entre 50 y 60 cm.

La cabeza tiene una forma triangular característica, diferenciándose bien del cuerpo. Igualmente puede tener varias coloraciones y patrones, ya que su distribución es muy amplia.

Subespecies: Vipera latastei latastei y Vipera latastei gaditana

3.- Vibora del Pirineo (Vipera aspis)

Vipera Aspis zinnikeri (Soria) Foto: Guillem Alemany

Vipera Aspis zinnikeri (Soria) Foto: Guillem Alemany

Es la víbora más grande y más ponzoñosa de todas, pues parece ser que su veneno es algo más potente que el del resto de especies. Los adultos tienen una longitud total de entre 70 cm y 85 cm. La cabeza es ancha, triangular y bien diferenciada del cuello. Su distribución está relacionada con los Pirineos centrales, pero hay identificaciones que van desde Roses (Cataluña) al País Vasco y La Rioja.

Subespecies: vípera aspis y Vipera aspis zinnikeri

Víboras de España: Veneno, precauciones y protocolo.

En general las serpientes, culebras, boas, pitones, crótalos etc… tienen dos formas de cazar y matar a sus presas: la primera por constricción, ahogando literalmente a la presa, una vez sujeta ésta con los dientes de la boca. Y la segunda por inyección de veneno, bien afectando al sistema sanguíneo (veneno hemotóxico), bien afectando al sistema nervioso (veneno neurotóxico) o bien tiene una acción localizada en el sitio de la mordedura (veneno citotóxico ).

Nuestra víboras españolas inyectan veneno del tipo hemotóxico y citotóxico a sus presas a través de los colmillos huecos (solenoglifos). Al atacar, pueden moverlos independientemente. El veneno actúa inflamando y necrosando la zona de la mordedura, tiene un efecto anticoagulante y provoca hemólisis (destrucción de los eritrocitos -glóbulos rojos-). Es un veneno que tarda en hacer efecto y no es mortal para el un ser humano adulto y sano, si bien ha de tratarse lo más rápidamente posible para evitar secuelas.

De todas formas, cabe recalcar que el veneno de las víboras de la península ibérica tiene una tasa de mortalidad inferior al 1%. Con aproximadamente entre 100 y 130 casos de mordeduras al año, y las contadas muertes se producen por afectar a niños, personas mayores o porque la mordedura se produce en la zona de la cara o cuello. Una persona adulta sana y normal no tiene que temer por su vida en ningún caso.

En total, entre 1997 y 2009, que es el periodo analizado en el estudio, se registraron 1.649 casos de picaduras venenosas, incluyendo 17 defunciones atribuidas casi exclusivamente a una tardanza en el tratamiento, según el último estudio del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII).

¿Qué hago si me muerde una víbora?

Pues aquí puedes leer esta fenomenal artículo sobre “¿Qué hacer ante una mordedura de víbora?” de una web de referencia en España sobre víboras (www.viborasdelapeninsulaiberica.com).

Pero más importante es la prevención, así que te paso alguna recomendación para evitar que te muerda una víbora o serpiente por accidente:

  • Andar por caminos adaptados y con tránsito por la montaña y el campo en la medida de lo posible.
  • No meter el pié o la mano en huecos de árboles o rocas sin echarles un ojo antes.
  • Llevar ropa larga, botas y calcetines gruesos.
  • Si acampamos en algún lugar, explorar la zona cercana antes y no hacerlo en cúmulos de piedras o rocas.
  • Al levantar “el campamento” intentar hacerlo con un poco de cuidado, viendo que no pueda haber una serpiente debajo de una mochila.
  • No coger ni manipular una serpiente si no se sabe o no se identifica claramente la especie.
  • Tener un pelín más de cuidado si andamos al atarceder o primeras horas de la mañana por el campo.
  • Dejarlas tranquilas, observarlas y admirar su paso, hasta que desaparezcan detrás de una piedra o por la maleza.

Espero este breve artículo que haya sido útil y, ya sabes, si te encuentras con una víbora… CALMA!! No la mates, no la golpees, es inofensiva y se irá tan pronto como te sienta o vea. Y si vas conduciendo y ves algo cruzarse… Pisa el freno, que no te cuesta nada… 🙂

vibora hocicuda atropellada

Por desgracia, estas imágenes de víboras muertas en la cuneta siguen siendo demasiado cotidianas en las redes sociales y con un poco más de conocimiento, buena conducción, respeto y calma, podremos evitarlo entre todos.

Vive y deja vivir.

Alberto G.

Taller de reptiles para niños en el Méndez.

El pasado junio tuve el placer y el honor de poder dar un taller didáctico sobre los reptiles para los pequeños grandes alumnos del Colegio Público Méndez Nuñez.

Hice la presentación junto con mi buen amigo y colega de afición Daniel Menendez, dueño de la tienda de animales exóticos de Madrid, Harkito Reptile, quien se trajo unos cuantos reptiles para mostrar a los niños y que interactuaran con ellos.

taller de reptiles

La verdad es que he hecho otras ponencias más técnicas sobre cría y mantenimiento en cautividad de reptiles, pero en esta ocasión no pude sino estar un poco nervioso por la responsabilidad con los críos, que además no dudan en criticar cualquier cosa y ponerte contra las cuerdas con su sinceridad,;-)

taller de reptiles y anfibios

Sea como fuere estas cosas son las que te hacen disfrutar de tu afición al máximo, a la vez que te dan la oportunidad de hacer un poco de didáctica y conservación sobre los reptiles y anfibios, y en general sobre educación ambiental.

13260111_1073013326078026_589633386043742139_n

Los alumnos se portaron muy bien y nos explicaron que a veces son ellos, por “pena” los que les dicen a sus padres en el campo que no maten a una serpiente o animal solo por cruzarse con ellos… ¡Si es que la sabiduría no tiene edad!

Muchísimas gracias a todo el equipo directivo del colegio, por descontado.

Si tu trabajas en algún colegio, institución y asociación y crees que un taller de reptiles o anfibios de este estilo podría ser beneficioso, no dudes en contactarnos en: hola@bicheando.net

Alberto G.

Página 1 de 2

© Bicheando.net 2017 & - todos los derechos reservados