Bicheando.net Herpetología para todos.

Conociendo a los anfibios y reptiles de la Península Ibérica.

Etiqueta: Anfibios de Portugal

salamandra-rabilarga-chioglossa-lusitanica-portada

Encuentros con la salamandra rabilarga (Chioglossa lusitanica)

En nuestro reciente viaje a Portugal y Galicia, del que ya te hablamos en nuestro anterior artículo sobre “Anfibios de Portugal“, obtuvimos tanta cantidad de material gráfico y filmado sobre la salamandra rabilarga (Chioglossa lusitanica) que merece un capítulo aparte en este Blog.

La joya anfibia portuguesa por antonomasia es La salamandra lusitana o rabilarga (Chioglossa lusitanica).

salamandra-rabilarga-chioglossa-lusitanica-01

salamandra rabilarga (chioglossa lusitanica) sobre una piedra de mineral de hierro…

Este extraño anfibio urodelo tiene cuerpo exageradamente alargado y cilíndrico, en el que destaca su larguísima cola, nos sorprendió comprobar que puede llegar a representar 2/3 de la longitud total de unos 12 cm que los ejemplares alcanzan por regla general en la edad adulta.

salamandra-rabilarga-chioglossa-lusitanica-05

Destacan sus dos bandas doradas longitudinales (sobre un fondo pardo oscuro), que se unen al final de la espalda para formar una sola línea dorsal en la cola. De hecho se cree que la cola tan larga sirve para proporcionar al animal un “escape” contra algún depredador, ya que puede desprenderse si se le agarra. El fenómeno se llama “autotomía caudal”, y se produce en vertebrados como las lagartijas para despistar a un potencial depredador.

La cola de la salamandra rabilarga crecerá de nuevo rápido, pero es importante destacar que los anfibios también almacenan grasas en sus colas, además en este caso, la cola le sirve como medio de locomoción acuática: al agitarla de un lado y otro se mueve con mayor soltura y rapidez en el agua, donde le encanta estar ya que nada muy bien. Gran parte de su respiración la hace a través de la piel, con lo que puede estar varios minutos en el agua sin necesidad de salir a la superficie a respirar.

Su vida se le asocia a arroyos limpios y fríos (con buena cantidad de oxígeno), por lo que se la considera un bioindicador de la calidad del agua y de la salud del ecosistema donde habita, en general.

Para encontrar a la salamandra rabilarga hay que “mojarse”…

Como pudimos observar, la salamandra rabilarga (chioglossa lusitanica) es muy diferente de cualquier otra salamandra peninsular o europea en todos los sentidos (morfológico, genético, biológico, de comportamiento…)

A primera vista, según su morfología, se diría que es un descendiente lejano de las salamandras de la familia Plethodontidae, Las salamandras apulmonadas americanas compuesta por unas 453 especies…

Créditos: Batrachoseps attenuatus (California Slender Salamander) by Ryan Kaldari

…o bien de la preciosa Salamandra caucásica (Mertensiella caucasica).

Créditos: arkive.org

Sea como fuere, está aquí, es patrimonio de todos y te vamos a contar nuestros fascinantes encuentros con nuestra protagonista de hoy.

Nuestro primer encuentro con la salamandra rabilarga fue sin duda uno de los momentos más especiales para mi, ya que nunca había podido observarla en vivo, y además, pude visitar la zona donde hay la mayor concentración mundial de la especie, las minas romanas cercanas a Oporto: cientos de galerías y túneles repartidos por varias montañas y cuya localización exacta no la mencionaremos para preservar la zona de potenciales “intrusos”.

La oscuridad se presenta frente a nosotros…

El hecho es que, según pudimos observar, esta especie se desenvuelve perfectamente en galerías, grutas y cuevas con casi un 100% de humedad relativa, muchas piedras para refugiarse y corrientes de agua. Y como comprenderás, las minas abandonadas son una elección excelente.

Así que nos adentramos en las minas romanas, en una oscuridad absoluta y poco espacio y pronto el mundo oculto de este anuro en la mina se iluminó para nosotros.

salamandra-rabilarga-chioglossa-lusitanica-02

Había cientos de huevos tanto debajo de las piedras como el las paredes de la mina. Las larvas se contaban por miles y los ejemplares adultos y juveniles aparecían por doquier…

Huevos con larvas en mitad del desarrollo…

Perlas vivientes que no muchos aficionados ha contemplado en su vida. ¡Un regalazo a la vista que compartimos contigo!

huevos de salamandra rabilarga

Puesta reciente de 24 o 48 horas. Se puede observar que la larva aún no a comenzado el desarrollo…

Las hembras hacen puestas de entre 12 y 18 huevos y según la literatura publicada, la incubación dura entre 2 y 3 meses. las larvas crecen rápido y antes del año de edad ya tienen un tamaño adecuado para reproducirse.

Huevos, larvas… ¡qué maravilla!

Sobre su longevidad, hay varias afirmaciones, pero ninguna habla de más de 4-5 años de vida de los individuos. Vive rápido y se reproduce rápido.

Hembra adulta rodeada por algunos huevos…

El lugar y la especie son únicas. Las paredes llenas de minerales y hierro (donde también se encontró oro en su día), agua chorreando por todas partes y un silencio mágico, hacen de esta experiencia una de las más especiales que hemos tenido.

salamandra-rabilarga-chioglossa-lusitanica-01

Primer plano de la cabeza y ojos de la salamandra rabilarga…

Después de un rato con un 100% de humedad ambiente, las luces eléctricas y las cámaras empezaron a fallar y nos vimos obligados a salir de las minas al exterior.

Anduvimos también por las proximidades de las minas e investigamos por las cercanías de los arroyos que bajaban de la montaña y, ¡sorpresa! vimos otros tantos ejemplares, siempre al lado de zonas húmedas o corrientes de agua.

pareja de salamandras rabilargas

Pareja de salamandras rabilargas

La siguiente imagen es una de esas fotos que expresan la felicidad más absoluta. Gracias José lemos por la instantánea. 🙂

Preciosos y fascinantes animalitos…

Al día siguiente, y todavía con la felicidad en el cuerpo, fuímos hacía el norte para ver si podíamos también fotografiar esta especie en tierras Gallegas. Gracias al consejo de Rafael Vázquez Graña, que no pudo acompañarnos, y a la buena guía de Emilio Ramírez Oviedo, también pudimos disfrutar de esta asombrosa especie…

Salamandra rabilarga chioglosa lusitanica

Fotografía tomada en Galicia (Lugo) gracias a la compañía de Emilio Ramírez Oviedo y el consejo Rafael Vázquez Graña.

En este caso estuvimos por la zona de Lugo y, en lo que nunca hubiésemos imaginado que pudiera habitar la salamandra rabilarga, ya que era un minúsculo arroyuelo (eso sí en una zona muy húmeda) encontramos varios ejemplares juveniles…

Había varios debajo de las piedras del curso de agua y en el lecho de la corriente y disfrutamos Emilio y yo de otro momento mágico en nuestro viaje.

Es curioso como el color se asemeja al entorno de los lechos de los arroyos donde viven…

Los juveniles se arremolinaban formando parejas, tríos y grupos en algunas ocasiones…

En la zona esta especie coexiste con la rana patilarga (Rana iberica)…

Rana patilarga (Rana ibérica)

…y con la salamandra común, que salió a “saludarnos” nada más llegar.

Salamandra salamandra gallaica

Salamandra salamandra gallaica

En definitiva una experiencia inolvidable que también pudimos filmar y que puedes ver en este vídeo de nuestro canal de youtube. Si has leído hasta aquí, te lo has ganado. 😉

Gracias por tu tiempo y, !Comparte libremente!

anfibios de portugal

Portugal es un país espléndido en todos los sentidos y tras nuestro viaje herpetológico a la costa norte (distrito de Oporto) hemos quedado tan encantados que no podíamos dejar de escribir un artículo a tal efecto, para compartir nuestra experiencia.

El distrito de Oporto, en el mapa de la Península Ibérica

El clima oceánico y mediterráneo que Portugal comparte con el resto de la Península Ibérica, así como la falta de fronteras naturales (grandes cordilleras) y otros aspectos geológicos, hacen que este país comparta muchísimas especies de flora y fauna con España.

De hecho, a nivel herpetológico, todas las especies de anfibios autóctonos de Portugal están presentes en España.

El fin de semana del 18 de febrero de 2017 nos fuimos a Portugal en un viaje inesperado, como titulamos, dado que nuestra primera intención era ir hacia el noreste de la península Ibérica, subiendo por Soria hasta País Vasco. Como las temperaturas sorianas todavía no eran adecuadas para ver anfibios, decidimos cambiar radicalmente nuestra ruta y visitar otra zona de interés para nosotros: la costa norte de Portugal.

Antes de nada, si quiere echa un vistazo al vídeo de nuestro canal en Youtube...

Y el viaje no defraudó: de las 19 especies autóctonas de anfibios de Portugal pudimos observar la satisfactoria cifra de 14, en los dos días con sus noches que duró la “expedición” al distrito de Oporto (en verde las observadas):

  1. Salamandra común (Salamandra salamandra)
  2. Salamandra rabilarga o lusitanica (Chioglossa lusitanica)
  3. Gallipato (Pleurodeles waltl)
  4. Tritón ibérico (Lissotriton boscai)
  5. Tritón palmeado (Lissotriton helveticus)
  6. Tritón jaspeado (Triturus marmoratus)
  7. Tritón pigmeo (Triturus pygmaeus)
  8. Sapo partero ibérico (Alytes cisternasii)
  9. Sapo partero común (Alytes obstetricans)
  10. Sapo de espuelas (Pelobates cultripes)
  11. Sapillo pintojo (Discoglossus galganoi)
  12. Sapillo moteado (Pelodytes punctatus)
  13. Sapillo moteado ibérico (Pelodytes ibericus)
  14. Sapo común (Bufo spinosus)
  15. Sapo corredor (Epidalea calamita)
  16. Ranita de San Antonio (Hyla molleri)
  17. Ranita meridional (Hyla meridionalis)
  18. Rana Ibérica (Rana iberica)
  19. Rana verde común (Pelophilax perezi)

Es decir, sólo nos quedo por disfrutar, por decirlo así, las 4 especies más “sureñas”, que lógicamente por distribución no podíamos ver, más la ranita de San Antonio (Hyla molleri), que por la temperatura (todavía algo baja) ni apareció ni se la oyó.

Así que, ¡imagínate la suerte que tuvimos! 😉

Como iba comentando, una vez decidido el viaje, lo primero fue contactar con fotógrafos de naturaleza y entusiastas de la herpetología para ver si podíamos conocerles y bichear juntos. Por suerte la respuesta fue positiva y ni que decir tiene que el trato recibido por su parte (sin conocernos en persona) ha sido encantador.

Con Vitor (centro) y José (derecha)

Queremos dar las gracias especialmente a Nuno, José y Vitor por su compañía, consejo y guía en nuestras dos jornadas de bicherío lusitano.

DÍA 1, NOCHE:

Este viaje inesperado empezó en Mindelo…

Mindelo es una Reserva Ornitológica situada al sur de la desembocadura del Río Ave. En 1957 fué la primera área protegida establecida en Portugal. Aunque al principio era un “área forestal”, en 2009, se convirtió en parte del paisaje regional protegido. Como comprenderás, tiene un gran valor natural, histórico y simbólico para los naturalistas y ciudadanos portugueses. Y nosotros teníamos muchas ganas de conocerla…

Lo que más nos llamó la atención fue que, aunque es una zona que principalmente sirve de refugio a especies de aves autóctonas o migratorias también tiene una gran abundancia y diversidad de especies anfibias justo al lado del mar.

Además, está prohibida la circulación de vehículos por la zona, lo que ha ayudado mucho a la conservación de estas especies, ya que muchas de ellas se reproducen en los propios caminos colindantes.

De hecho, era la primera vez que veíamos salamandra común tan cerca de la orilla del mar; se podría decir que viven “entre las dunas de la playa”, aunque realmente moran justo en el límite entre ellas y el bosque cercano.

Amanece cerca de la playa…

Es por lo tanto normal verlas con el cuerpo lleno de arena de playa, como puedes ver en esta imagen…

Las salamandras de la costa de Oporto son de la subespecie “gallaica” (Salamandra s. gallaica), que adopta el nombre por distribuirse principalmente en Galicia y Portugal.

Sin duda observarlas en estos entornos fue muy interesante y sorprendente para nosotros, acostumbrados a verlas en bosques de interior y montañas, pero en ningún caso ¡en plena línea de playa! 😮

Otros habitantes anfibios de la costa norte de Oporto observados fueron el tritón palmeado (Lissotriton helveticus) y el tritón ibérico (Lissotriton boscai).

Ambos fueron observados conviviendo y reproduciéndose en las mismas charcas. También tuvimos la suerte de observar a nivel del mar varios tritones jaspeados (Triturus marmoratus).

triton-marmoratus-01

En la imagen dos hembras adultas de este bello urodelo…

Una auténtica maravilla de urodelos, que se encontraban tanto en charcas algo más profundas como en pequeños charcos creados en los caminos tras las recientes lluvias.

Algunos tritones jaspeados estaban rodeados de renacuajos…

De hecho, muchos charcos estaban repletos de renacuajos de sapo corredor, larvas de salamandra, de tritón… ¡La primavera había llegado!

larvas recientes de sapo corredor…

Larva y adulto de tritón palmeado...

Larva de salamandra y adulto de tritón palmeado…

Al final de la noche algunos sapos corredores (Epidalea calamita) de inusual coloración también aparecieron por la zona …

DÍA 2:

Al día siguiente ya fuímos a la zona de Valongo, a bichear por unos valles cercanos…

Lo que más nos sorprendió de esta zona fue la población de “sapos negros” como nos gustaba llamarla que residía en uno de estos valles, junto al río. Como puedes ver en esta imagen, había algunos ejemplares que carecían del representativo patrón y coloración de sapo común (Bufo spinosus) : la piel más lisa de lo habitual y un patrón cromático negro azulado que pudimos capturar con nuestra cámara.

De los 8 o 9 sapos comunes que vimos, solo dos tenían un patrón más típico para la especie. El resto muy “negros”…

anfibios de portugal sapos

Un sapo juvenil tenía un patrón “rojizo” muy bonito…

Además, pudimos disfrutar también de otras especies como el Sapo Partero (Alytes obstetricans), que encontramos con cierta asiduidad…

 

Y otra bonita salamandra salió a saludar junto al río, antes de irnos a descansar…

DÍA 2, NOCHE:

El segundo día, en nuestra última noche, visitamos otra área más al norte, todavía cerca de la costa.

Nuno y José en acción…

Pero esta salida tenía el objetivo, además de fotografiar anfibios, de visitar varios pozos de regadío para rescatar anfibios atrapados.

José Lemos y Nuno Xabier hicieron una labor extraordinaria y pudimos rescatar más de 10 gallipatos (Pleurodeles waltl), otras tantas Salamandras comunes y alguna rana y sapo caído.

Por desgracia no pudimos salvar a todos…

Por lo demás, nos fascino la abundancia de Gallipatos que había. Sin duda era la especie con mayor abundancia de la zona y parece ser no es muy común por allí, según palabras de los amigos portugueses.

Por otro lado, los sapillos pintojos (Discoglossus galganoi) eran especialmente bonitos y abundantes. Había de los dos tipos: manchados y rayados. Ambos preciosos, que nos dejaron ser fotografiados y que compartimos contigo…

Sapillo pintojo rayado, con sus tres franjas longitudinales características

Sapillo pintojo moteado, con sus manchas en forma de “trébol”…

También vimos algún Sapo de espuelas (Pelobates cultripes) adulto in the water, buscando pareja…

sapo de espuelas anfibios de portugal

Hacía sin embargo un poco de frío para ver ranitas de San Antonio, una pena no poder verlas, pues la zona era muy connatural a la especie y según nos comentaron Nuno y José, eran también muy abundantes. De todas formas os dejamos una foto de la Hyla meridionalis fotografiada dos dçias antes en Plasencia (Extremadura).

ranita de san antonio 2017 plasencia

La Salamandra gallaica también se dejó ver por la zona…

Y para terminar la noche otro regalazo a los sentidos. El pequeño y esquivo sapillo moteado (Pelodytes punctatus) que fué sacado en último lugar del pozo de agua ¡Increíbles colores!

sapillo moteado comun pelodytes punctatus

¡Verde que te quiero verde!

¡Qué viaje..!

Si has leído hasta aquí, te preguntarás cómo es que no hemos hablado de la joya anfibia portuguesa por antonomasia: La salamandra lusitana o rabilarga (Chioglossa lusitanica).

Salamandra rabilarga chioglosa lusitanica

Pues decirte que, debido a lo especial de este especie y a la gran cantidad de material fotografiado y filmado en Portugal y Galicia, nos reservamos esté contenido para un artículo específico. La Salamandra rabilarga merece un capítulo aparte en este viaje inesperado… y en este Blog. Muy pronto lo publicaremos…

Si te ha gustado, ¡comparte libremente!

© Bicheando.net 2017 & - todos los derechos reservados