Anfibios y reptiles del Parque Nacional de Cabañeros y Montes de Toledo.

El parque Nacional  de Cabañeros es alucinante. Un símbolo del Monte Mediterráneo donde, entre la raña, los cultivos, las sierras y humedales, viven decenas de especies de anfibios y reptiles y hoy, en bicheando.net, te vamos a traer imágenes y vídeos de la mayoría de ellos.

Humedales en Horcajo de los Montes...

Humedales en Horcajo de los Montes…

Antes un pelín de información general…

El Parque está situado en Castilla La Mancha, entre las provincias de Ciudad Real y Toledo, comprende unas 40.000 hectáreas de monte mediterráneo y posee una gran diversidad de especies botánicas como la Encina, el Alcornoque o el Quejigo, que crecen entre Brezos (Erica spp.) y Jaras (cistus spp.) principalmente.

Laguna en Pueblo nuevo de Bullaque

Laguna con cigüeñas en Pueblo nuevo de Bullaque

También destacan sus especies faunísticas, entre las que destacan las grandes rapaces: el Águila imperial ibérica, la Cigüeña negra, o el Buitre negro, y mamíferos: el Ciervo, el Corzo, el meloncillo, la nutria o el Jabalí y por lo que el parque es muy conocido. Esperamos que a partir de hoy también lo sea por su herpetofauna. 😉

Paisaje típico de Cabañeros: Dehesa de encinas y raña.

Paisaje típico de Cabañeros: Dehesa de encinas y raña.

En definitiva, montes extensos de encinas y dehesas infinitas de rañas que en primavera se llenan de agua, al abrigo del Macizo del Rocigalgo (noreste) y de las sierras del chorito (Sur) y que hemos podido disfrutar de primera mano…

Mapa Parque Nacional de Cabañeros

Mapa Parque Nacional de Cabañeros

Visitamos los alrededores del Parque durante 8 días, repartidos en 4 fines de semana; distintos ecosistemas de toda la parte sur del Parque, desde Horcajo de los Montes hasta Pueblo nuevo de Bullaque, y en menor medida la parte Norte: Navas de Estena y Retuerta de Bullaque, ya que en general, son zonas poco estudiadas y sin embargo igual de ricas en biodiversidad que el propio Parque Nacional.

De hecho, en el Parque ya hay un gran estudio publicado por Eularico Fernández Valero, Técnico Superior del Parque Nacional de Cabañeros, a quien agradecemos éste documento del seguimiento poblacional realizado, por numerosos biólogos, y que nos ha servido como referencia bibliográfica y de campo.

Antes de nada, si quieres, puedes ver el vídeo resumen que hemos editado para completar este artículo…

¿Te ha gustado? Pues entrando ya en materia, en el Parque y sus alrededores podemos encontrar, según el Atlas Nacional de la Asociación Herpetológica Española, 8 endemismos ibéricos, 2 especies vulnerables y en su conjunto, 32 especies de herpetos en total. 13 especies de anfibios y 19 de reptiles. ¡Casi la mitad de las especies ibéricas!

*En verde las observadas.

Anfibios de Cabañeros:

  1. Pelophylax perezi (Rana Común)
  2. Hyla molleri (Ranita de San Antonio)
  3. Hyla meridionalis (Ranita meridional)
  4. Discoglossus galganoi (Sapillo Pintojo)
  5. Pelobates cultripes (Sapo de espuelas)
  6. Epidalea calamita (Sapo corredor)
  7. Alytes cisternasii (Sapo partero ibérico)
  8. Pelodytes punctatus (Sapillo moteado común)
  9. Bufo Spinosus (Sapo común)
  10. Lissotriton boscai (Tritón ibérico)
  11. Triturus pygmaeus (Tritón pigmeo)
  12. Pleurodeles waltl (Gallipato)
  13. Salamandra salamandra (Salamandra común)

Reptiles de cabañeros:

  1. Emys orbicularis (Galápago europeo)
  2. Mauremys leprosa (Galápago leproso)
  3. Natrix maura (Culebra viperina)
  4. Psammodromus algirus (Lagartija colilarga)
  5. Podarcis hispanica (Lagartija ibérica)
  6. Rhinechis scalaris (Culebra de escalera)
  7. Malpolon monpessulanus (Culebra bastarda)
  8. Macroprotodon brevis (Culebra de cogulla occidental)
  9. Vipera latastei (Víbora hocicuda)
  10. Timon lepidus (Lagarto ocelado)
  11. Blanus cinereus (Culebrilla ciega)
  12. Chalcides striatus (Eslizon tridáctilo)
  13. Lacerta schreiberi (Lagarto verdi-negro)
  14. Natrix astreptophora (Culebra de collar)
  15. De las otras 5 especies no tenemos datos…

Como puedes observar, tantas horas y kilómetros por caminos y sierras han dado sus frutos y tenemos citas de 21 especies observadas.

Como dato interesante decir que en estos días de Marzo y Abril, solo hemos encontrado sapo común (Bufo spinosus) y Salamandra común (salamandra salamandra) en la zona norte (Navas de estena y el cañón del rocigalgo), no siendo observados en la zona sur.

Sapo común en Navas de Estena.

Sapo común en Navas de Estena, junto con Adrián Dorado.

Salamandra común del año 2016 encontrada en la ruta de ascensión al Pico Rocigalgo, el más alto de los Montes de Toledo.

Igualmente interesante la gran cantidad de culebras de escalera (Rhinechis scalaris) encontradas por todos lados y prácticamente en todas las salidas. Podríamos decir que es el reino de la escalera, pues jamás habíamos encontrado en otras partes de la península tantas y tan concentradas.

Anfibios y reptiles de Cabañeros

Dos líneas longitudinales oscuras la hacen muy fácilmente identificable.

Entendemos que la gran extensión de los cultivos de maíz y avena, las inmensas dehesas ganaderas y la consecuente microfauna que se aprovecha de ellas (roedores, conejos, topillos, lagartos y lagartijas) y la existencia de muchísimas reservas de agua hace posible que estén bien alimentadas.

Los juveniles son más claros…

Otra huésped muy común en Cabañeros es la culebra de agua (Natrix maura) con presencia constante en arroyos, acequias, canales y lagos. Destacar el intenso color rojizo de muchos ejemplares…

También la culebra de cogulla y la culebrilla ciega (que van a la par siempre, pues una depreda a la otra) están muy bien representadas en el Parque, en zonas más arenosas o arcillosas.

Culebra de cogulla

Culebra de cogulla en posición defensiva…

Culebra de cogulla a punto de mudar... (ojo opaco)

Culebra de cogulla a punto de mudar… (ojo opaco)

La extraña culebrilla ciega...

La extraña culebrilla ciega…

En menor medida, y siempre en nuestra experiencia de campo, pudimos observar a la grandiosa culebra bastarda (Malpolon monpessulanus) que tendrá mucho alimento pensamos dada la gran cantidad de culebras de escalera y de agua existentes, y a quienes devora sin contemplaciones.

La culebra bastarda posee una ceja y una mirada de “peligrosa” muy distintiva…

De hecho es una experta en depredar otras serpientes y es su principal comida. Es tan grande (puede alcanzar los 2 metros fácilmente) que no duda tampoco en depredar gazapos (pequeños conejos).

Es un espectáculo cruzarse con una…

De las dos especies de galápagos que habitan la zona, como dijimos antes, solo pudimos observar varios ejemplares de galápago leproso (Mauremys leprosa) en varios puntos de aguas permanentes. No era muy abundante pero si estaba bien repartida por la zona.

Galápago leproso en una charca de El Robledo.

Galápago leproso en una laguna de El Robledo.

En cuanto a anfibios, la ranita de San Antonio (Hyla molleri) es muy abundante. Nos encanta ir en coche por las noches e ir oyendo sus cantos por doquier, a los lados de la carretera… Por el día también pudimos observar muchos ejemplares asoleándose entre los juncos, fuera de la mirada de las aves.

Rana de San Antonio en su hábitat...

Rana de San Antonio en su hábitat…

Rana de San Antonio en su hábitat...

Rana de San Antonio en su hábitat…

El sapo de espuelas (Pelobates cultripes) son con diferencia los más abundantes. Más incluso que el sapo corredor (epidalea calamita), que apareció solo una de las 4 noches en las que salimos…

Sapos corredores y sapo de espuelas, en una charca del centro de interpretación de Casa Palillos

Sapos corredores y sapo de espuelas, en una charca del centro de interpretación de Casa Palillos

También contamos, claro, con la omnipresente rana común (Pelophylax perezi) que se hayalla en cualquier parte.

Rana común en cabañeros

La omnipresente y mal llamada “rana verde” pues también hay ejemplares marrones.

En algunas zonas concretas se concentran también muchos sapos parteros ibéricos (Alytes cisternasii), que dado el grado de desaparición que han tenido a lo largo de los últimos 15 años en el centro peninsular, fué un gran alivio poder ver (y oír) tantos en los días de lluvia, cerca de las charcas o ríos.

 Sapo partero ibérico macho portando los huevos...

Sapo partero ibérico macho portando los huevos…

 Otro macho de sapo partero ibérico...

Otro macho de sapo partero ibérico…

Otro bonito habitante de estos montes, valles y dehesas es el tritón pigmeo (Triturus pygmaeus) los cuales pudimos disfrutar en su fase terrestre en muchas zonas, como está preciosa hembra adulta que “paseaba” cerca de un riachuelo.

Hembra de tritón pigmeo en fase terrestre

Hembra de tritón pigmeo en fase terrestre

El Gallipato (pleurodeles waltl), al contrario de lo que pensábamos, no es muy abundante, en nuestra experiencia de campo. Aunque los ecosistemas de charcas y lagunas en las dehesas le son muy connaturales, vimos más tritones pigmeos que Pleurodeles.

Como decíamos, puede ser una observación subjetiva, pero dada su abundancia cerca de esa zona (Ciudad Real, Plasencia, Cáceres…) nos sorprendió no ver más indivíduos.

Gallipato intentando pasar desapercibido en el entorno... Es curioso como se mimetizan en ciertos terrenos...

Gallipato intentando pasar desapercibido en el entorno… Es curioso como se mimetizan en ciertos terrenos…

El eslizón tridáctilo (Chalcides striatus) se encontraba debajo de piedras y maderas, cerca del Río Bullaque, con cierta frecuencia…

Eslizón tridáctilo en la ribera del río Bullaque.

Eslizón tridáctilo en la ribera del río Bullaque.

Y cómo no, la lagartija colilarga (Psammodromus algirus) es la especie de lagartija más habitual en los pueblos que recorrimos… Siempre tomando el sol y mirando de reojo, pues tiene muchos depredadores la amiga…

Lagartija colilarga

Lagartija colilarga asoleándose en Alcoba.

El lagarto ocelado (Timón lepidus) fué el último en poder ser fotografiado, pero mereció la pena…

lagarto ocelado

Lagarto ocelado tomando el sol y observando la cámara de reojo en Alcoba…

Incluso un corderito recién nacido pudo salir en una de las fotos con el lagarto.

El cordedito y el lagarto…

Decir que tuvimos que esperar 1 hora a que el pastor viniera a por él, tras avisar a unos ganaderos que pasaban hacia el pueblo de Alcoba.

Otra anécdota para guardar en el marco de estos días inolvidables en uno de los mayores paraísos herpetológicos de la Península Ibérica, al menos para nosotros, que algo ya hemos viajado…

Cabañeros fue un éxito del conservacionismo español, pues nunca se había protegido uno de los ecosistemas más representativos de la Península Ibérica y hoy, sigue siendo un espacio en el que el hombre y la naturaleza conviven en cierta armonía.

Algunas de las lagunas son todo un espectaculo de color y vida…

Agradecer especialmente a Jorge Atance y Adrián Dorado su compañía en dos de esos días tan fabulosos.

Como siempre, visita el campo con respeto y educación máxima y, si te ha gustado este artículo, compártelo y ayúdanos a que se conozca esta otra fauna tan olvidada como importante, también en en parque Nacional de Cabañeros.

Gracias por tu tiempo.