Identificación y distribución de los anfibios y reptiles canarios. Por Antonio Gómez. Fotos de Antonio Gómez y Enrique Ruíz Ara.

¿Conoces los anfibios y reptiles de las Islas Canarias? 

Me llamo Antonio Gómez, y hace cinco años tuve la oportunidad de conocerlos de cerca por primera vez ya que debido a mi pasión por el buceo, he viajado a las islas de Tenerife y El Hierro, donde tuve mis primeros contactos con la fauna hérpeta insular.

Los reptiles de las Islas Canarias son muy distintos a los de la península. Foto: Antonio Gómez.

Actualmente vivo en Gran Canaria cursando mis estudios de máster, lo que me ha dado la ocasión de conocer más a fondo las especies del archipiélago y poder compartir contigo en el blog de Bicheando.net mis avistamientos y experiencia disfrutando de muchas de sus especies.

Espero también así aportar mi granito de arena a la conservación de la fauna insular con este artículo, invitándote a que viajes conmigo a estas maravillosas islas para descubrir estas especies tan peculiares como amenazadas. ¿Empezamos? 🙂

Lo primero que me llamó la atención, tras estar acostumbrado a observar anfibios y reptiles por toda la península, es que es realmente impactante descubrir las grandes diferencias entre los herpetos que habitan las islas y la peninsula.

Recuerdo que estaba muy emocionado antes de viajar a Tenerife, la primera isla que visité, buscando información y ubicaciones para poder encontrar y observar en la naturaleza a los famosos lagartos tizones (Gallotia gallotia).

Hembra de lagarto tizón (Gallotia gallotia). Foto: Antonio Gómez

E imagínate cual fue mi sorpresa al encontrar el primero de ellos cruzando la acera en la puerta de mi hotel, en plena ciudad y con las calles llenas de gente.

Y es que, en las Islas Canarias, los anfibios y reptiles realmente conviven con la gente: habitan los parques de las ciudades, las escolleras de los puertos e incluso en calles o avenidas, y como no, el océano Atlántico que los rodea.

Esta falta de número de especies (no llegan a 30 entre anfibios y reptiles) se compensa con una abundancia sorprendente. Me asombró como convivían con normalidad con las personas, estando por otro lado tan acostumbrado a ver como la gente lanza piedras a los lagartos o apalea a las serpientes y demás costumbres tristemente arraigadas en buena parte de la sociedad.

Lagarto tizón (Gallotia galloti galloti) en un parque muy concurrido. Foto: Enrique Ruíz Ara.
Lagarto tizón (Gallotia galloti galloti) dando buena cuenta del plátano de un turista. Foto: Enrique Ruíz Ara.
Macho izquierda) y hembra (derecha) del lagarto gigante de Gran Canaria (Gallotia galloti). Foto: Antonio Gómez.

Pero más allá de esta convivencia, no todo son buenas noticias en las islas, y es que últimamente las poblaciones de anfibios y reptiles autóctonas de las islas se han tenido y tienen que enfrentar a una gran cantidad de amenazas y peligros, que han llevado a algunas de ellas al borde de su extinción.

Gato con un lagarto de Gran Canaria (Gallotia stehlini) recién depredado foto: D. P. Padilla. Los gatos y las serpientes exóticas son las principales amenazas de la extinción a corto y medio plazo de estas joyas vivientes.

Entremos ya en materia con el listado de anfibios y reptiles de las islas Canarias…

Listado reptiles canarios:

Escínidos –Scincidae-:

  • Lisa de Salvador (Chalcides coeruleopunctatus)
  • Lisa de Gran Canaria Chalcides sexlineatus
  • Lisneja (Chalcides simonyi)
  • Lisa Dorada (Chalcides viridanus)

Gecos –Gekkonidae-:

  • Salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus) (introducida)
  • Salamanquesa común (Tarentola mauritanica) (introducida)

  • Perenquén majorero (Tarentola angustimentalis)
  • Perenquén de Boettger (Tarentola boettgeri)
  • Perenquén común (Tarentola delalandii)
  • Perenquén de la Gomera (Tarentola gomerensis)

Lacértidos –Lacertidae:

  • Lagarto Atlántico (Gallotia atlantica)
  • Lagarto pequeño de las Canarias (G. caesaris)
  • Lagarto tizón (G. galloti)
  • Lagarto tizón de La Palma (G. galloti palmae)
  • Lagarto gigante de El Hierro (G. simonyi)
  • Lagarto gigante de La Gomera (G. bravoana)
  • Lagarto canario moteado (G. intermedia)
  • Lagarto de Gran Canaria (G. stehlini)
  • Lagarto gigante de La Palma (G. auaritae)

Quelonios -Cheloniidae-:

  • Tortuga boba (Caretta caretta)
  • Tortuga verde (Chelonia mydas)
  • Tortuga laúd (Dermochelys coriacea)
  • Tortuga carey (Eretmochelys imbricata)
  • Tortuga olivácea (Lepidochelys olivacea)

Serpientes -Colubridae-:

  • Lampropeltis getula californiae (introducida)

Listado anfibios canarios:

Ranas arborícolas -Hylidae-:

  • Ranita meridional (Hyla meridionalis)

Ranas comunes -Ranidae-:

  • Rana verde mediterránea (Pelophylax perezi).
  • Rana verde norteafricana (Pelophylax saharicus).

Un total de 28 especies de anfibios y reptiles Canarios para disfrute de todos. por desgracia, de todas ellas, la culebra real de california además de ser una especie exótica invasora, es una de las causas directas (junto con los gatos asilvestrados y sueltos y las ratas invasoras) de la cercana extinción de muchos de los lagartos gigantes de las islas.

Culebra real de california asfixia a una lisa grancanaria que ha atrapado. Foto: José Juan Ortiz Díaz

Pero antes de pasar a hablar de este grave problema medioambiental, me gustaría hablar de algunas de las especies más representativas que he tenido la oportunidad de ver y conocer, describiendo sus características más importantes y su situación en el archipiélago.

Empecemos por la especie más representativa de los pocos anfibios (en realidad solo 2 jeje) que hay y que me encantó verla: la ranita meridional.

Ranita meridional (Hyla meridionalis):

La ranita meridional es un anfibio muy característico de las islas, presente en todas ellas. Es frecuente encontrarla en valles y barrancos, así como en acequias y charcas, alcanzando abundancias muy elevadas en los cultivos de plataneras. Es un anfibio que confía plenamente en su camuflaje, permaneciendo gran parte de su tiempo quieta sobre tallos u hojas y alimentándose de insectos.

Ranita meridional (Hyla meridionalis). Foto: Antonio Gómez.

Personalmente, he tenido la oportunidad de observarlas en un parque botánico dentro de una de las capitales de las islas, en plena ciudad. Además, pude constatar como alcanzan un gran número de individuos en las islas, encontrándose en cantidad.

No obstante, en otra isla también me encontré con la otra cara de la moneda. En otro parque botánico donde era fácil encontrarlas, habían desaparecido casi por completo, debido principalmente a la introducción de gambusia, carpas, cangrejos, galápagos y otras especies foráneas dañinas.

La especie todavía hoy abundante, se encuentra amenazada ya en la Isla de Gran Canaria. Foto: Antonio Gómez.

Y ahora ya, habiendo presentado a la reina de los anfibios, vayamos con los reptiles… Empezando con los llamados “lagartos gigantes”.

Y es que hay más especies de lagartos en las islas Canarias que en la Península, como puedes comprobar en este otro estupendo artículo de Alberto González titulado “Los lagartos de la Península Ibérica, Canarias y Baleares”.

Vamos con mi experiencia y visión de algunos de los que pude conocer…

Lagarto gigante de Gran Canaria (Gallotia stehlini):

El lagarto gigante de Gran Canaria es un imponente lagarto, endémico de la isla de Gran Canaria, de la que es todo un emblema.

Gallotia stehlini bengt Nyman
Gallotia stehlini. Foto: Bengt Nyman

Es un gran lacértido, el mayor de las Islas Canarias, y se encuentra en prácticamente todos los hábitats de la isla (pinares, bosques termófilos, tabaibales, zonas agrícolas…). Debido a su tamaño y su gran abundancia, es la especie de reptil más representativa que encontraremos en Gran Canaria, siendo realmente sencilla de observar en grupos de hasta decenas de ejemplares en lugares como muros o pedregales.

Gallotia stehlini. Foto: Bengt Nyman
Gallotia stehlini. Foto: Ignacio Ferré

Como pasa con otros lagartos insulares, algunas poblaciones son realmente confiadas con el ser humano, siendo frecuente observar gente alimentándolos con fruta.

Debido a mi experiencia personal, creo que el lagarto gigante de Gran Canaria es el ejemplo perfecto de la situación de los anfibios y reptiles en las islas. Tratándose de un lagarto cosmopolita (como sus parientes de otras islas), hace no mucho tiempo era fácil encontrarlo en prácticamente cualquier rincón de la isla. Sin embargo, actualmente ha desparecido de algunas zonas, haciendo frente a una gran cantidad de amenazas.

Primeramente, se enfrente a una problemática habitual en el archipiélago, y es la introducción de especies de otros lacértidos insulares. Y es que, en la isla de Gran Canaria, podemos encontrar al lagarto atlántico (Gallotia atlántica) y a la lagartija de Madeira (Teira dugesii), ambas especies introducidas por el ser humano.

Macho de lagarto atlántico (Gallotia atlantica). Foto: Enrique Ruíz Ara.
Hembra de lagarto atlántico (Gallotia atlantica). Foto: Enrique Ruíz Ara
Lagartija de Madeira (Teira dugesii). Foto: eurolizards

Ambas especies son una amenaza para el lagarto gigante, puesto que se produce una competencia por el refugio o alimento. Además, el mismo lagarto gigante de Gran Canaria ha sido introducido en la isla de Fuerteventura.

Además, tiene que hacer frente a la llegada de especies foráneas invasoras como los gatos o ratas, y principalmente a la dañina culebra real de California (Lampropeltis getula californiae). La serpiente fue introducida hace décadas en la isla y se ha naturalizado perfectamente, alimentándose principalmente de lagartos, eslizones y salamanquesas.

Culebra real de california (Lamporpeltis getulus californiae) con patrón lineal.
Culebra real de california (Lampropeltis getulus californiae) con patrón anillado. Créditos: Ramón Gallo.

En este aspecto, en Bicheando.net hay una entrevista al director técnico del proyecto creado para intentar erradicar esta especie de la isla: Ramón Gallo. Puedes leerla > AQUI <

Debido a la ausencia de depredadores, la serpiente está produciendo un declive muy importante de las poblaciones de reptiles autóctonos en su área de distribución, llegando incluso a desaparecer prácticamente de las zonas con más densidad de serpientes.

Y, finalmente, el lagarto ha de hacer frente a la cada vez mayor pérdida de hábitat, debido a la creciente presión antrópica que sufre la isla. Además, en ciertas zonas de la isla, se ha producido un aumento masivo del turismo masificado, que se realiza en ocasiones de forma irresponsable e insostenible con el medio ambiente.

Mímicamente al lagarto gigante de Gran Canaria, las demás especies insulares también han de hacer frente a las amenazas de competición por introducción de especies insulares y foráneas, al aumento de la población y turismo, la degradación y pérdida del hábitat, el cambio climático y una gran cantidad de factores que cada día, hacen que se pierda poco a poco la gran riqueza faunística característica del archipiélago.

Las dos especies mencionadas anteriormente son las que más oportunidad he tenido de conocer, aunque no se podría escribir un artículo sobre la herpetofauna de las Islas Canarias sin mencionar algunas de otras especies emblemáticas de las islas.

Si algún día visitáis Tenerife, no os dejarán indiferentes los lagartos tizones (Gallotia galloti). Fue el primer herpeto canario que tuve el privilegio de ver, y me asombró su abundancia dentro de la capital tinerfeña, en plena ciudad y zona céntrica. Para mí fue una maravilla observar la convivencia de la gente local con los lagartos.

También muy abundantes en las islas, me fascinan los eslizones del archipiélago, o lisas, como se les conoce localmente.

A diferencia de los eslizones peninsulares, su comportamiento es más fácil de observar, y se encuentran usualmente tomando el sol a plena vista. La lisa dorada (Chalcides viridanussorprende por su coloración metalizada, y el contraste de sus tonos negros, dorados y azules, que lo hacen fascinante.

En la isla de Gran Canaria, se encuentra su pariente, la lisa gran canaria (Chalcides sexlineatus), que tampoco deja nada que desear. De la lisa grancanaria, asombra su tamaño y robustez. Además, en ciertas zonas de la isla puedes tener el privilegio de encontrarte con ejemplares con cola de un color azul muy saturado y vistoso, todo un privilegio para los naturalistas.

Lisa dorada (Chalcides viridanus). Foto: Antonio Gómez.
Lisa dorada (Chalcides viridanus). Foto: Antonio Gómez.
Lisa gran canaria (Chalcides sexlineatus). Foto: Alex Richter-Boix

En las islas es sencillo observar los perenquenes, o salamanquesas endémicas de las islas del género Tarentola. Debo mencionar especialmente el perenquén de Boettger (Tarentola boettgeri), de gran abundancia en algunas de las zonas de Gran Canaria. Personalmente, mi especie de salamanquesa española favorita, por su gran camuflaje que emula a la perfección las texturas y colores volcánicos de la isla.

Perenquén de Boettger (Tarentola boettgeri) Foto: Antonio Gómez.
Perenquén de Boettger (Tarentola boettgeri) Foto: Antonio Gómez.

Para ir terminando esta pequeña aproximación decir que se podría escribir muchísimo más acerca de las especies que habitan las Islas Afortunadas.

Espero haber arrojado un poco de luz sobre la fauna herpeta de las Islas Canarias, e invito personalmente a que no os quedéis aquí, existen multitud de libros y páginas web sobre los herpetos canarios, y, aún mejor, podéis venir a visitarlos, para proteger hay que conocer, y creo que, mediante la visibilización de estos animales, se conseguiría la sensibilización de la sociedad y el empujón necesario para proteger a estos seres incomprendidos.

Sin duda alguna, la fauna herpeta de las Islas Canarias ha estado aislada y ha evolucionado por su cuenta, ajena al resto del mundo, por lo que es extremadamente delicada, y nuestro deber como naturalistas, protegerla.

Gracias por leerme, y, si te ha gustado este breve viaje a los anfibios y reptiles de Canarias, ¿Por qué no compartes este artículo en tus Redes? 🙂

Oceanógrafo con pasión por la naturaleza, los viajes, el buceo y aficionado a la herpetología.