Conociendo a los anfibios y reptiles de la Península Ibérica

Etiqueta: viaje herpetologico

Viaje herpetologico grecia peloponeso 2022

Si ya has leído la primera parte de este viaje herpetológico por Grecia, estás preparado para viajar con nosotros ahora ya a la península del Peloponeso.

Día 10 : Agrinio y Mesolongi y Lago Doxa

Día lluvioso que aprovechamos para viajar hacia el peloponeso, no sin antes prospectar varias zonas y escombreras en busca de hérpetos al abrigo del agua… primero visitamos el Parque Nacional de los Humedales del Amvrakikos, en Arta, sin mucho éxito y un poco defraudados de la zona, que que estaba muy antropizada con cultivos intensivos todo alrededor del parque Nacional.

Una vista idílica de un Parque Nacional que, aunque no lo parezca, está bastante tocado por la agricultura intensiva y las piscifactorías…

Después dedicamos el día a visitar varias escombreras donde obtuvimos bastante éxito buscando en la basura, dado el feo día que se había puesto. entre las ciudades de Agrinio y Mesolongi pudimos observar nuestras dos primeras víboras cornudas (Vipera ammodytes) -juvenil y macho muy contrastado-, nuestra primera culebra de esculapio (Zamenis longissimus), lución griego (Anguis graeca), más culebras de agua europea (Natrix tesselata) y de collar (Natrix natrix persa), una culebra de cuatro rayas (Elaphe quatorlineata) atropellada en la carretera y otra culebra de Dahl (Platyceps najadum). También algún anfibio como los dos sapos (verde y común) y mucha Salamanquesa de Kotsky (Mediodactylus kotschyi).

Salamanquesa de Kotsky (Mediodactylus kotschyi). Foto: © Alberto Gonzalez.
lagarto verde oriental (Lacerta viridis). Foto: © Alberto Gonzalez.
culebra de esculapio (Zamenis longissimus). Foto: © Alberto Gonzalez.
culebra de esculapio (Zamenis longissimus). Juvenil.
víboras cornudas (Vipera ammodytes). Foto: © Alberto Gonzalez.
víboras cornudas (Vipera ammodytes). Foto: © Alberto Gonzalez.
culebras de agua europea (Natrix tesselata) . Foto: © Alberto Gonzalez.
víboras cornudas (Vipera ammodytes). Foto: © Alberto Gonzalez.
culebras de agua europea (Natrix tesselata) . Foto: © Alberto Gonzalez.
Bufo bufo. Foto: © Alberto Gonzalez.
Lución griego (Anguis graeca). Foto: © Alberto Gonzalez.
Lución griego (Anguis graeca). Foto: © Alberto Gonzalez.
Lución griego (Anguis graeca). Foto: © Alberto Gonzalez.

Al atardecer cruzamos por fin el puente norte pasando al Peloponeso y yendo a dormir al lago Doxa, en las montañas interiores del norte, en busca de rana griega (Rana graeca), salamandra común y otros hérpetos de montaña. Finalmente vimos Lución griego (Anguis graeca), Rana de Kurt (Pelophylax kurtmuelleri) -actualmnete hay autores que la catalogan como P. ridibundus– y

habitad…
Rana de Kurt (Pelophylax kurtmuelleri). Foto: © Alberto Gonzalez.
Lucion del Peloponeso (Anguis cephalonica), con el característico cuello aserrado en machos y hembras, que le distingue fácilmente de las otras 3 especies de lución griegos. . Foto: © Alberto Gonzalez.
Lucion del Peloponeso (Anguis cephalonica). Foto: © Alberto Gonzalez.

Ya por la mañana y de camino al noroeste y cruzando las montañas centrales del Peloponeso, pudimos disfrutar de nuevas especies como el Eslizón apodo griego (Ophiomorus punctatissimus), la lagartija del Peloponeso Lagartija del peloponeso (Podarcis thais) o la rara lagartija aquillada griega (Algyroides moreoticus).

Eslizón apodo griego (Ophiomorus punctatissimus). Foto: © Alberto Gonzalez.
Eslizón apodo griego (Ophiomorus punctatissimus). Foto: © Alberto Gonzalez.
Lagartija de Thais (Podarcis thais). Especie descrita recientemente que comparte hábitat con la lagartija del Peloponeso. Foto: © Alberto Gonzalez.
Lagartija aquillada griega (Algyroides moreoticus). Foto: © Alberto Gonzalez.
Bufo bufo. Foto: © Alberto Gonzalez.
Lución griego (Anguis graeca). Foto: © Alberto Gonzalez.

Día 11 : Parque Nacional de Strofylia

Por la mañana fuimos descendiendo de las montañas desde Doxa hacia el noroeste del peloponeso, para conocer el parque Nacional de Srofylia.

De camino hicimos varias paradas provechosas donde encontramos mucha vida herpeta, con nuevas especies como las lagatijas x y o el pequeño eslizón ápodo griego.

Ya en el parque a medio día pudimos observa otra víbora cornuda (Vipera ammodytes) y otras tantas especies ya vistas. Realmente el tan famoso Parque Nacional de Strofylia no nos pareció una zona tan rica en herpetos como presuponíamos leyendo artículos y literatura pasada, pero también hay que decir que nos hizo mucho calor durante todo el día.

Observamos aquí, además de la víbora, al lagarto apodo, alguna que otra lagartija, lagarto verde, culebra bastarda oriental (Hierophis gemonensis), tortuga mediterránea y salamanquesas rosadas.

víbora cornuda (Vipera ammodytes). Foto: © Alberto Gonzalez.
víbora cornuda (Vipera ammodytes). Foto: © Alberto Gonzalez.
víbora cornuda (Vipera ammodytes). Foto: © Alberto Gonzalez.
Tortuga marginada (Testudo marginata). Foto: © Alberto Gonzalez.
Lagarto de cristal (Pseoudopus apodus). Foto: © Alberto Gonzalez.
culebra de los balcanes (Hierophis gemonensis). Foto: © Alberto Gonzalez.
culebra de los balcanes (Hierophis gemonensis). Foto: © Alberto Gonzalez.

Nos acompañó Elías unas horas de bicheo por el parque y otras zonas y le dimos un regalito que Kike le llevo: su libro de «Anfibios y reptiles de Aragón».

Dan, Alberto, Elías y Kike…

Día 12 y 13: Sur del Peloponeso

Tras levantarnos y bichear de nuevo por el Parque Nacional, fuimos a conocer a Elías, un gran conservacionista y herpetólogo de la zona, con el que tras estar un rato en el campo y ver alguna cosa nos zampamos una pita y unas cervezas y pusimos rumbo al sur…

Por la tarde visitamos una zona de galápagos europeos y de los Balcanes, curiosa zona porque los animales están acostumbrados al hombre y no huyen. ¡Bendito pais en el que se respeta a sus herpetos tanto!

Por la noche acampamos en una playa del sur para disfrutar mucho con una nueva e icónica especie de camaleón africano (Chamaeleo africanus), una especie distinta a la peninsular y pudiendo observar unos 20 juveniles (no se observaron adultos) entre las horas nocturnas y el amanecer del día siguiente.

Tras desperrtar en las playas de los camaleones africanos, revisamos 3 o 4 zonas de olivos en busca de más especies, pero no tuvimos mucha suerte, quizá también debido al calor que hacía.

camaleón africano (Chamaeleo africanus). Foto: © Alberto Gonzalez.
camaleón africano (Chamaeleo africanus). Foto: © Alberto Gonzalez.
camaleón africano (Chamaeleo africanus). Foto: © Alberto Gonzalez.

La sudada que llevábamos encima nos hizo optar por intentar ver la rana griega (Rana graeca) en alguna zona serrana con riachuelos y arroyos y, de paso, darnos un merecido baño.

Pasamos el medio día muy fresquito entre arroyos, pozas y cascadas de agua helada y fotografiando a estas pequeñas y bellas ranas en su hábitat natural. También pudimos observar varios ejemplares de la lagartija griega (Helenolacerta graeca) y lagartija del Peloponeso (Podarcis peloponnesiacus).

rana griega (Rana graeca). Foto: © Alberto Gonzalez.
rana griega (Rana graeca). Foto: © Alberto Gonzalez.
rana griega (Rana graeca). Foto: © Alberto Gonzalez.
rana griega (Rana graeca). Foto: © Alberto Gonzalez.
Que nunca falta avituallamiento allá donde se vaya…

Ya por la tarde pusimos rumbo a zonas de media montaña, durmiendo en la zona del lago Stymfalia…

Día 14 y 15: Lago Stymfalia y Atenas

Nuestro «último día de bicheo» nos lo tomamos con mucha «profesionalidad» e ilusión en una zona que vimos con potencial y que no defraudó por la propia zona (muy virgen y adecuada para hérpetos, con humedad y zonas mixtas) y por la climatología, ya que durante la mayor parte del día estuvo nublado, a unos 16 grados de temperatura.

Lago Stymfalia… Un humedal lleno de vida…

Los dos primeros animales que vimos fue una tortuga marginada (Testudo marginata) y varias culebrillas de las macetas (Xerotyphlops vermicularis), abundantes por toda Grecia…

Las poderosas escamas de la tortuga marginada (Testudo marginata). Foto: © Alberto Gonzalez.
Culebrilla de las macetas (Xerotyphlops vermicularis).. Foto: © Alberto Gonzalez.

A las 7:45 de la mañana empezamos a bichear como locos, sin desayunar y con el ansia de saber que era el último gran día de bicheo… Al poco Alberto encontró varios herpetos, entre los que destacar el lagarto verde oriental (Lacerta viridis) la preciosa culebra leopardina (Zamenis situla). No uno, ni dos, ni tres ejemplares… a lo largo de la mañana localizamos hasta 5 individuos, cada cual más bonito.

l lagarto verde oriental (Lacerta viridis). Foto: © Alberto Gonzalez.
l lagarto verde oriental (Lacerta viridis). Foto: © Alberto Gonzalez.
l lagarto verde oriental (Lacerta viridis). Foto: © Alberto Gonzalez.
culebra leopardina (Zamenis situla). Foto: © Alberto Gonzalez.
culebra leopardina (Zamenis situla). Foto: © Alberto Gonzalez.
culebra leopardina (Zamenis situla). Foto: © Alberto Gonzalez.
culebra leopardina (Zamenis situla). Foto: © Alberto Gonzalez.
culebra leopardina (Zamenis situla). Foto: © Alberto Gonzalez.
culebra leopardina (Zamenis situla). Foto: © Alberto Gonzalez.
culebra leopardina (Zamenis situla). Foto: © Alberto Gonzalez.
culebra de los balcanes (Hierophis gemonensis). Foto: © Alberto Gonzalez.
culebra de los balcanes (Hierophis gemonensis). Foto: © Alberto Gonzalez.

Al poco ya todo el equipo pudo sacar varios ejemplares de culebra de los Balcanes, culebrilla de las macetas, culebra de collar, culebra tesalada, lagarto verde, lagartija de los Balcanes (Podarcis tauricus), lagarto de cristal (Pseoudopus apodus)…

Fue otra mañana espectacular, coronada con una culebra de collar melanística (Natrix natrix persa) encontrada por Kike y rara de ver siempre. Fué el único ejemplar de anfibio o reptil melánico que observamos en el viaje.

culebra de collar melanística (Natrix natrix persa) . Foto: © Alberto Gonzalez.
culebra de collar melanística (Natrix natrix persa) . Foto: © Alberto Gonzalez.

Por la tarde fuimos al hotel, en las inmediaciones del aeropuerto, donde cogeríamos el vuelo de vuelta para España al día siguiente. Nos fuimos a cenar a la playa y, como al día siguiente teníamos unas horas de margen, decidimos volver por la mañana a la misma zona donde iniciamos nuestro viaje, a modo de despedida bichera.

Sorpresa la nuestra que encontramos la misma Culebra de Dahl (Platyceps najadum) exactamente en la misma placa en la que la habíamos vito 15 días atrás. Y si esta grata sorpresa fuera poco, pudimos por fin disfrutar de un adulto de culebra bastarda oriental (Malpolon insignitus) encontrado en las inmediaciones de un vertedero. ¡Qué despedida de Grecia!

culebra bastarda oriental (Malpolon insignitus). Foto: © Alberto Gonzalez.

—-

Especies vistas en 13 días:

1. Rana verde europea (Pelophylax ridibundus)

2. Rana (Pelophylax bediagrai)

3. Rana (Pelophylax kurtmuelleri)

4. Rana (Pelophylax epeiroticus)

5. Rana bermeja (Rana temporaria)

6. Rana griega (Rana Graeca)

7. Ranita de San Antonio europea (Hyla arborea)

8. Sapillo vientre amarillo (Bombina variegata)

9. Sapo verde europeo (Bufotes viridis)

10. Sapo común europeo (Bufo bufo)

11. Tritón de buresh (Triturus ivanbureschi)

12. Tritón punteado (Lissotriton  vulgaris)

13. Salamamdra común europea (Salamandra salamandra) larvas

14. Lucion europeo (Anguis fragilis)

15. Lucion griego (Anguis graeca)

16. Lucion del Peloponeso (Anguis cephalonica)

17. Lucion oriental (Anguis colchica) ¿?

18. Eslizon ocelado (Chalcides occelatus)

19. Eslizon ojos de serpiente (Ablepharus kitaibelii)

20. Eslizon apodo griego (Ophiomorus punctatissimus)

21. Lagarto de cristal (Pseoudopus apodus)

22. Lagarto verde oriental (Lacerta viridis)

23. Lagarto de los balcanes (Lacerta trilineata)

24. Lagartija roquera (Podarcis muralis)

25. Lagartija de los balcanes (Podarcis tauricus)

26. Lagartija del Peloponeso (Podarcis peloponnesiacus)

27. Lagartija griega (Helenolacerta graeca)

28. Lagartija ojos de serpiente (Ophiops elegans)

29. Salamanquesa común (Tarentola mauritanica)

30. Salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus)

31. Salamanquesa de Kotsky (Mediodactylus kotschyi)

32. Tortuga mediterránea (Testudo hermanni)

33. Tortuga mora (Testudo graeca)

34. Tortuga marginada (Testudo margibata)

35. Galapago leproso de los balcanes (Mauremys rivulata)

36. Galápago europeo (Emys orbicularis)

37. Culebrilla de las macetas (Xerotyphlops vermicularis)

38. Culebra de agua europea (Natrix teselatta)

39. Culebra de collar oriental (Natrix natrix persa)

40. Culebra de los balcanes (Hierophis gemonensis)

41. Culebra látigo grande (Dolichophis caspius)

42. Culebra de Dahl (Platyceps najadum)

43. Culebra de cuatro rayas (Elaphe quatornlineata) +atropellos+

44. Culebra de esculapio (Zamenis longissimus)

45. Culebra leopardina (Zamenis situla)

46. Culebra bastarda oriental (Malpolon insignitus)

47. Víbora cornuda (Vipera ammodytes)

48. Víbora turca (Montivipera xantina)

49. Camaleón africano (Chamaeleo africanus)

50. Agama europea (Laudakia stellio)

51. Lagartija aquillada griega (Algyroides moreoticus).

52. Lagartija de Thais (Podarcis thais).

En resumen, un viaje increíble con muchas especies y, aunque a veces duro, muy entretenido para todo el grupo. ¡Volveremos!

Si te ha gustado este artículo, no dudes en compartirlo en nuestras redes sociales. Gracias por tu tiempo. ¡Herpetosaludos!

Viaje herpetológico Grecia 2022

HERPTRIP GREECE. VIAJE HERPETOLÓGICO. ABRIL 2022.

(Al final del artículo… ¡el vídeo!)

A la tercera va la vencida y tras dos intentos fallidos, en 2018 el viaje herpetológico a Bulgaria y 2020 por las restricciones de la pandemia del covid, por fin este 2022 he podido hacer un viaje por toda Grecia para disfrutar de unos de los países europeos más interesantes y atractivos para cualquier aficionado a los anfibios y reptiles.

Además con la suerte de haber podido ver más de 50 especies en nuestro viaje circunvalando todo el país en coche durante dos semanas y recorriendo más de 2.500 km de carreteras y caminos.

El lago Doxa, en el Peloponeso central, es como estar en Suiza…

Grecia es famosa por sus miles de islas turísticas en los mares Mediterráneo Egeo y Jónico y por ser la «cuna de la civilización occidental», pero lo que la mayoría de la gente no sabe es que es un país asombroso, herpetológicamente hablando.

Y es que Grecia tiene más de 100 especies de anfibios y reptiles (el 25% aprox. endémicas de sus islas). Además, se pueden observar especies muy occidentales como la culebra bastarda o la ranita de San Antonio a la vez que especies más orientales, como la víbora turca, la lagartija ojos de serpiente o la serpiente manchada oriental.

Ha sido un viaje con muchas zonas y animales, por lo que vamos a dividirlo en dos artículos. Por un lado nuestro viaje herpetológico a la región de Atenas, Tesalónica, Macedonia y Tracia (ya lindando con Turquía) y por otro el recorrido del Peloponeso. Dos semanas de coche y tienda de campaña que arrancamos ya mismo…

Nuestro recorrido hecho por Grecia estas dos semanas…

Día 1, 2: Región de Atenas

El 23 de abril embarcamos rumbo Atenas Enrique Ruiz Ara, Dan Blaj y Alberto González (el autor) desde el aeropuerto de barajas. Por la tarde recogimos el coche cerca del aeropuerto y fuimos a dormir directamente a un descampado cerca de una zona húmeda en los alrededores del propio aeropuerto.

Dos maños en Barajas «ready for the travel…» 🙂

Al aparcar, ya de noche, levantamos un par de tablas y vimos nuestro primer ofidio y especie griega: nada menos que una culebra de Dahl o serpiente látigo pequeña (Platyceps najadum). La suerte estaba de nuestro lado y tras oír cantos de rana común e Hyla bicheamos por los alrededores un par de horas… pudimos disfrutar de nuestras primeras ranitas de San Antonio europeas (Hyla arborea), de rana europea común (Pelophylax ridibundus) y terminamos la noche con preciosos juveniles de culebra de collar oriental (Natrix natrix persa).

Culebra de Dahl o serpiente látigo pequeña (Platyceps najadum). Foto: © Alberto Gonzalez.
Culebra de Dahl o serpiente látigo pequeña (Platyceps najadum). Foto: © Alberto Gonzalez.
Culebra de collar oriental (Natrix natrix persa). Foto: © Alberto Gonzalez.
Ranita de San Antonio Europea (Hyla arborea). Foto: © Alberto Gonzalez.

Ya por la mañana decidimos prospectar más o fondo la periferia de Atenas. Es una zona más seca, pero hay cierta humedad en algunas zonas que fuimos recorriendo, como campos de olivos o en barbecho… Allí esa mañana, yendo ya hacia el norte, pudimos observar nuestra primera tortura marginada (Testudo marginata). Un ejemplar adulto de la que es la especie de tortuga de tierra más grande de Europa.

También disfrutamos mucho viendo un juvenil de culebra bastarda oriental (Malpolon insignitus), varios ejemplares de eslizón ocelado (Chalcides occelatus) y el pequeño eslizón ojos de serpiente (Ablepharus kitaibelii) y la interesante culebrilla de las macetas (Xerotyphlops vermicularis), la culebra más pequeña del mundo (o una de ellas)…

eslizón ocelado (Chalcides occelatus). Foto: © Alberto Gonzalez.
eslizón ocelado (Chalcides occelatus). Foto: © Alberto Gonzalez.
tortura marginada (Testudo marginata). Foto: © Alberto Gonzalez.
tortura marginada (Testudo marginata). Foto: © Alberto Gonzalez.
culebra bastarda oriental (Malpolon insignitus). Foto: © Alberto Gonzalez.
culebra bastarda oriental (Malpolon insignitus). Foto: © Alberto Gonzalez.
Eslizón ojos de serpiente (Ablepharus kitaibelii). Increíble animal de tan solo 5 o 6 cm de longitud total.. Foto: © Alberto Gonzalez.

Ya continuando hacia el Parque Nacional de Esquinias, pudimos observar más eslizones ocelados (Chalcides occelatus) -abundantes en la zona- y lagartos de los balcanes (Lacerta trilineata) y en el Parque nacional, un animal que Dan y Kike tenían muchas ganas de observar: el lagarto de cristal europeo (Pseoudopus apodus). Un poderoso, tranquilo y elegante reptil con forma de serpiente que ronda el metro de longitud. ¡Maravilloso!

IMÁGENES

Ya por la tarde recorrimos zonas más al norte, donde había muchas laderas con herbazales y pedregosas en busca de serpientes, pudiendo observar nuestro primer ejemplar de la preciosa culebra de los balcanes (Hierophis gemonensis) y algunas salamanquesas comunes (Tarentola mauritanica).

Dormimos en una ladera de la costa con vistas al mar y un buen habitad para víbora cornuda o de la arena (Vipera ammodytes) sin suerte.

Nos encantaban estos platos…
A todos… 🙂

DÍAS 3, 4: Regiones de Tesalia y Macedonia

Por la mañana decidimos seguir la costa hacia tesalónica para buscar galápagos en llanuras húmedas costeras y tuvimos la suerte de encontrarnos con varias poblaciones de galápago leproso de los balcanes (Mauremys rivulata) y galápago europeo (Emys orbicularis), algunas de ellas en piscinas o elementos artificiales caídas.

También pudimos observar varios ejemplares pequeños de tortuga marginada (Testudo marginata) lagarto ápodo, salamanquesa común y salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus), de nuevo muchas culebrillas de las macetas (Xerotyphlops vermicularis) y varias culebras de collar (Natrix natrix persa), superando una hembra el metro de longitud.

culebra de collar (Natrix natrix persa). Foto: © Alberto Gonzalez.
culebra de collar (Natrix natrix persa). Foto: © Alberto Gonzalez.
tortuga marginada (Testudo marginata) . Foto: © Alberto Gonzalez.
Hábitat…
«Angularsico» de culebra de collar (Natrix natrix persa). Foto: © Alberto Gonzalez.
Galápago leproso de los Balcanes (Mauremys rivulata) caído en una piscina abandonada…. Foto: © Alberto Gonzalez.
Hábitat del Galápago leproso de los Balcanes (Mauremys rivulata) en la costa.. Foto: © Alberto Gonzalez.
Galápago leproso de los Balcanes (Mauremys rivulata). Foto: © Alberto Gonzalez.

Conducimos a medio día para poder llegar al atardecer a la ciudad de Tesalónica y observar la única especie de agama europea: Agama europea (Laudakia stellio). Una especie naturalizada desde África cientos de años atrás y que ocupa algunas zonas del este de la periferia de la ciudad. No imaginábamos que pudiera haber tantas, soleando, a última hora de la tarde. Fue otra grata experiencia herpetológica y un buen final al intenso día, que concluimos acampando en las inmediaciones del Lago Volvi.

Agama europea (Laudakia stellio). Foto: © Alberto Gonzalez.
Agama europea (Laudakia stellio). Foto: © Alberto Gonzalez.
Alberto y Dan fotografiando un ejemplar de Agama europea (Laudakia stellio)…. Foto: © Kike Ruíz.

Bicheando por los alrededores del lago Volvi pudimos observar varias especies, entre las que destacar la culebra de agua teselada (Natrix tesselata) y de collar (Natrix natrix persa) y las especies de tortugas de tierra que nos faltaban: tortuga mediterránea (Testudo hermanni) y tortuga mora (Testudo graeca), que conviven juntas en muchas zonas de Grecia. Realmente es increíble ver lo abundantes que son estas especies de quelonios en el pais heleno.

Rana de epirota (Pelophylax epeiroticus). Foto: © Alberto Gonzalez.
Culebra de agua oriental o teselada (Natrix tesselata). Foto: © Alberto Gonzalez.
Culebra de agua oriental o teselada (Natrix tesselata). Foto: © Alberto Gonzalez.
Tortuga mediterránea (Testudo hermanni). Foto: © Alberto Gonzalez.
Lagarto de los Balcanes (Lacerta trilineata). Foto: © Alberto Gonzalez.

Ya por la tarde prospectamos zonas del interior más al este con la gran fortuna de poder encontrarnos con la espectacular serpiente látigo grande (Dolichophis caspius). Uno de los objetivos ofidios del viaje, ya que es una de las serpientes más grandes, potentes y bonitas de todo el mundo. Por suerte estaban soleando cerca de sus refugios y pudimos acercarnos lo suficiente como para coger un par de ejemplares. ¡top!

serpiente látigo grande (Dolichophis caspius). Foto: © Alberto Gonzalez.
serpiente látigo grande (Dolichophis caspius). Foto: © Alberto Gonzalez.
serpiente látigo grande (Dolichophis caspius). Foto: © Alberto Gonzalez.
Lagarto verde oriental (Lacerta viridis). Foto: © Alberto Gonzalez.
Lagarto verde oriental (Lacerta viridis). Foto: © Alberto Gonzalez.

Ya de noche fuimos a las montañas del Parque nacional del Río Nestos en busca de anfibios y campamento. Allí pudimos observar gran cantidad de tritón de buresh (Triturus ivanbureschi) y tritón punteado (Lissotriton  vulgaris) en pleno celo, además de más lagartos ápodos (Pseoudopus apodus), culebras de collar y una pequeña culebra leopardina (Zamenis situla) muerta, por desgracia. Fue un día espectacular, entre las culebras látigo y los tritones…

tritón de buresh (Triturus ivanbureschi) . Foto: © Alberto Gonzalez.
tritón de buresh (Triturus ivanbureschi) . Foto: © Alberto Gonzalez.
tritón de buresh (Triturus ivanbureschi) . Foto: © Alberto Gonzalez.
tritón de buresh (Triturus ivanbureschi) . Foto: © Alberto Gonzalez.
lagarto ápodo (Pseoudopus apodus). Foto: © Alberto Gonzalez.
lagarto ápodo (Pseoudopus apodus). Foto: © Alberto Gonzalez.
tritón punteado (Lissotriton  vulgaris) . Foto: © Alberto Gonzalez.
tritón punteado (Lissotriton  vulgaris) . Foto: © Alberto Gonzalez.

Pasamos la mañana siguiente buscando herpetos por la zona y pudimos observar larvas de salamandra común en varios abrevaderos, sin suerte de ver adultos ni la noche anterior ni esa mañana.

Lo que sí descubrimos fue un gran efecto trampa -depósito de agua- abandonado y al acercarnos, cual fue nuestra sorpresa que estaba lleno de sapos comunes europeos (Bufo bufo) y sapos verdes europeos (Bufotes viridis), algunos ya ahogados. Aunque teníamos otros planes, decidimos hacer un stop and go, ponernos el gorro de rescatadores y sacar la mayor cantidad posible de sapos, ya que de otro modo terminan muriendo ahogados.

DÍAS 5, 6 y 7: Región de Tracia

Tracia es la región más oriental de Grecia y por lo tanto tiene especies de anfibios y reptiles específicas que queríamos intentar ver, como la víbora turca (Montivipera xantina) o la culebra manchada (Elaphe sauromantes).

Al final salieron unos 20 sapos comunes, que dejamos en una charca cercana, dándoles así una nueva oportunidad. Por la tarde ya viajamos rumbo a Tracia a la busca de la deseada víbora turca… Allí, al inicio de esa región, en los montes costeros hicimos noche y antes de acampar no pudimos resistirnos a intentar ver algo por los alrededores antes de que el sol se pusiera… Y al cabo de un rato buscando, encontramos nuestro primer ejemplar de víbora turca (Montivipera xanthina), de tamaño medio, entre las rocas de un olivar cercano. ¡Qué maravilla de animal!

víbora turca (Montivipera xantina). Foto: © Alberto Gonzalez.
víbora turca (Montivipera xantina). Foto: © Alberto Gonzalez.
Habitad…

Ya una vez vista la especie de víbora, fuimos más al este y pasamos la mañana recorriendo varios sitios por la costa de Alexandrópolis en busca de la culebra manchada. Por desgracia no vimos ninguna pero sí pudimos observar otras 4 víboras turcas en diferentes zonas herbáceas húmedas, además de alguna culebra látigo grande bajo roca.

Comentar que es una especie bastante ágil, pese a su tamaño que ronda entre 80 cm (machos) y 1,20 o 1,40 metros (hembras). Ese gran tamaño y sus colmillos más pequeños y fuertes, sumado a que tiene el veneno más potente de todos los ofidios europeos, hace que no se pueda manipular sin gancho y sin experiencia real con este tipo de ofidios, ni siquiera con doble guante, ya que es muy capaz de traspasar las capas y con este animal hay un peligro letal. Igualmente y cuando coge temperatura, es muy capaz de saltar repentinamente a la altura del pecho o de la cara, por lo que hay que extremar las precauciones.

Sea como fuere y con sentido común y sin hacer tonterías es un animal que deja un cierto acercamiento, consciente de su potencia letal, y es un maravilloso ejemplo de gran víbora, a la altura de los crótalos americanos.

víbora turca (Montivipera xantina). Foto: © Alberto Gonzalez.
Habitad…. Foto: © Alberto Gonzalez.

Por la tarde con el calor fuimos a refrescarnos a un río cercano y tuvimos la suerte de encontrar una gran población de tortugas de tierra y galápagos europeos (Emys orbicularis) para pasar las horas más cálidas del día. Kike no dudó en sumergirse con ellas un rato y Dan en ponerse con sus «angularsicos» con el 15mm 2.8 Sigma fisheye. ¡Gran tarde!

Habitad…
galápago europeo (Emys orbicularis). Foto: © Alberto Gonzalez.
galápago europeo (Emys orbicularis). Foto: © Alberto Gonzalez.
galápago europeo (Emys orbicularis). Foto: © Alberto Gonzalez.
galápago europeo (Emys orbicularis) y galápago español de charla… . Foto: © Alberto Gonzalez.
Culebra látigo grande (Dolichophis caspius) también vista en las riberas del río… . Foto: © Alberto Gonzalez.

Dormimos en la playa y ya al día siguiente seguimos buscando a la escurridiza culebra manchada (Elaphe sauromantes) sin suerte. Volvimos a ver culebra de los balcanes, látigo grande, culebrilla de las macetas -muy abundante en toda Grecia- y varias especies de lagartos y lagartijas, entre las que destacar algún hermoso ejemplar de lagartija ojos de serpiente que no pudimos coger para fotografiar por miedo a dañarla, ya que eran muy rápidas. Sea como fuere te ponemos una foto de banco de imagen para que la disfrutes tú también.

Por la tarde partimos rumbo a una una zona que teníamos muchas ganas de conocer: el Bosque de Dadia, ya en la frontera con Turquía y la zona más al noreste del pais. Un bosque inmenso y muy virgen de pino negro y roble con muchas especies de anfibios y reptiles por ver… Allí vimos al atardecer una curiosa especie de sapo oriental: el sapo de vientre amarillo (Bombina variegata), también rana común europea (Pelophylax ridibundus), salamandra común (Salamandra salamandra) -larvas-, lución oriental (Anguis colchica) y lagarto verde oriental (Lacerta viridis).

lución oriental (Anguis colchica) . Foto: © Alberto Gonzalez.
lución oriental (Anguis colchica) . Foto: © Alberto Gonzalez.
Culebra de Dahl (Platyceps najadum). Foto: © Alberto Gonzalez.
Culebra de Dahl (Platyceps najadum). Foto: © Alberto Gonzalez.
Culebra de agua oriental o teselada (Natrix tesselata). Foto: © Alberto Gonzalez.
Culebra de agua oriental o teselada (Natrix tesselata). Foto: © Alberto Gonzalez.
sapo de vientre amarillo (Bombina variegata). Foto: © Alberto Gonzalez.
sapo de vientre amarillo (Bombina variegata). Foto: © Alberto Gonzalez.
sapo de vientre amarillo (Bombina variegata). Foto: © Alberto Gonzalez.

DÍA 8: Intentado víbora europea…

Una vez desestimada la posibilidad de ver a la culebra manchada, decidimos ya ir regresando por el norte hacia el Peloponeso.

Como estábamos animados por todos los encuentros bicheros obtenidos, se nos ocurrió la locura de subir con el coche hasta el Parque Nacional de las montañas de Rodopi, en la frontera con Bulgaria, a intentar ver a la víbora europea (Vipera berus) y el lagarto ágil (Lacerta agil).

Estuvimos 4 o 5 horas buscando y subiendo de altitud sin suerte para nosotros. Pudimos añadir eso sí tres especies a la lista: el Lución europeo (Anguis fragilis), lagartija roquera (Podarcis muralis) y rana bermeja (Rana temporaria). muy interesantes ambas especies de observar fuera de la península ibérica.

Los tres aventureros en la parte griega de Rodopi…

Por la noche y tras la paliza de las casi 8 horas conduciendo arriba y abajo desde la mañana, viajamos a la costa ya a descansar por primera vez en un hotel, quitarnos la mierda, el barro y el polvo acumulados la 1º semana de bicheo y cenar algo «caliente». Cerveza fría había y hubo todas las noches del viaje, por lo que nos preocupaba menos :-).

DÍA 10: Lluvia, viajando a Peloponeso.

Por la mañana al despertar en el hotel llovía, así que buscamos zonas de escombros por la zona, antes de partir rumbo a Peloponeso. Tras revisar un par de escombreras dimos con una buena zona donde encontramos galápago leproso de los Balcanes, lagarto de los Balcanes, culebra bastarda oriental (Malpolon insignitus), sapo común europeo, culebra de los Balcanes y 3 ejemplares enormes de culebra látigo oriental (Dolichophis caspius). Todo bajo escombros, tablas o placas… Una mañana nublada y con llovizna, pero alucinante…

culebra látigo oriental (Dolichophis caspius) . Foto: © Alberto Gonzalez.
culebra látigo oriental (Dolichophis caspius) . Foto: © Alberto Gonzalez.
culebra látigo oriental (Dolichophis caspius). Foto: © Alberto Gonzalez.
culebra bastarda oriental (Malpolon insignitus). Foto: © Alberto Gonzalez.
Galápago leproso de los Balcanes (Mauremys leprosa). Foto: © Alberto Gonzalez.
Galápago leproso de los Balcanes (Mauremys leprosa). Foto: © Alberto Gonzalez.
culebra látigo oriental (Dolichophis caspius). Foto: © Alberto Gonzalez.

Y al lado de la carretera, ya casi en Peloponeso, pudimos observar un juvenil de víbora cornuda (Vipera ammodytes)…

Víbora cornuda (Vipera ammodytes). Foto: © Alberto Gonzalez.
Víbora cornuda (Vipera ammodytes). Foto: © Alberto Gonzalez.
Víbora cornuda (Vipera ammodytes). Foto: © Alberto Gonzalez.

Y en otros puntos en los que fuimos parando salieron muchos más animales… No estuvo mal la tarde para lo que llovía…

Salamanquesa de Kotsky (Mediodactylus kotschyi). Foto: © Alberto Gonzalez.
Lagarto verde oriental (Lacerta viridis). Foto: © Alberto Gonzalez.
Otra cenita rica…

Ya al medio día partimos hacia Peloponeso, cuya aventura continuamos en la segunda parte de esta serie de dos artículos… Y si has llegado hasta aquí… De regalo ¡El vídeo de la primera parte!

Continuamos en la segunda parte

viaje herpetológico Andalucía 2022

Viaje herpetológico por Andalucía abril de 2022.

Tenía ganas de volver a Andalucía y ver sus anfibios y reptiles, más allá de haber visitado la Sierra de Andújar ya este año para ver lince…

Lince ibérico (Lynx pardinus). Foto: Alberto González.

Sobre todo bajar hasta la costa con la intención de ver ofidios en un habitad tan especial como Doñana y si era posible poder ver camaleón, que es una especie que me fascina.

Como esta semana santa no tenía planes, decidí hacer una ruta de 3 días por Andújar, Córdoba, Sevilla y Huelva, y probar suerte.

Aunque la otra parte gratificante de cualquier viaje es ver o conocer aficionados a la herpetología y fotografía de naturaleza, por desgracia todos los amigos con los que contacté tenía ya planes (familia, despedidas de soltero, viajes, etc.) y solo pude «convencer» a Gabriel Martínez (o él me convenció a mi, jeje) para que me enseñara algunas zonas de la costa y así tener la oportunidad de pasar unos días con él y quizá, en un caso remoto, poder ver en libertad un ofidio muy poco abundante en la zona de Doñana: la víbora hocicuda.

MARTES SANTO

Antes de irme para el sur, tuve el placer de Bichear por Cabañeros con otros amigos de la empresa de turismo Aventuras Cabañeros. Esa tarde y noche pudimos observar más de 30 culebras de agua o viperinas junto a muchas especies de anfibios y reptiles como la ranita de San Antonio (Hyla molleri), el sapo corredor (Epiladea Calamita), el galápago leproso (Mauremys leprosa), sapillo pintojo (Discoglossus galganoi), eslizón tridáctilo (chalcides striatus), culebra de cogulla (Macroprotodon brevis) y culebra de escalera (Zamenis scalaris) y otras especies…

Bichear por Cabañeros en Abril o Mayo es increíble, pues coinciden los anfibios y los reptiles y puedes pasarte 24 horas en el campo viendo las distintas especies y su comportamiento. Un non stop bichero que también se da en muchas otras partes del centro peninsular, ya que en el sur la explosión anfibia es más en febrero.

Foto: Alberto González.
Foto: Alberto González.
Foto: Alberto González.
Foto: Alberto González.
Foto: Alberto González.
Foto: Alberto González.
Foto: Alberto González.

MIERCOLES SANTO

El miércoles viajé hasta la sierra de Andújar para pasar la noche prospectando unas áreas a las que tenía ganas para poder ver a la Ranita meridional (Hyla meridionalis) sobretodo, ya que por regla general no suelo verla. Pude disfrutar muchas horas de sus cantos y comportamiento reproductivo, en la oscuridad de la noche. Para mí solo con eso el día estaba hecho.

Foto: Alberto González.
Foto: Alberto González.
Foto: Alberto González.
Foto: Alberto González.

También disfruté de una buena población de rana común (Pelophylax perezi) en éxtasis reproductivo también y galápago leproso (Mauremys leprosa), que allí se concentra en grandes cantidades.

También intenté ver salamandra común por la zona sin suerte esta vez.

Fotografía de un pasado viaje en 2022. Foto: Alberto González.

JUEVES SANTO

Por la mañana no tenía ganas de estar esperando al Lince y estuve buscando serpientes en varios puntos. Solo vi culebras de agua (Natrix maura) y una culebra de herradura y otra bastarda a las que no pude fotografiar ya que escaparon raudas al detectarme.

Culebra de herradura fotografiada en un reciente viaje. Foto: Alberto González

También pude deleitarme un rato con unas salamanquesas comunes (Tarentola mauritanica) muy juguetonas que vivían en un paso de agua subterráneo. Aquí las curiosas fotos que pude sacar.

Foto: Alberto González.
Foto: Alberto González.

Como el calor apretaba, marché ya rumbo para la provincia de Sevilla para visitar Gerena y otros puntos con efectos trampa que me paso Juan Pablo González a ver si podía rescatar algún animal caído de camino a Huelva.

Por suerte que yo detectara en todos ellos no había animales caídos ni muertos, con lo que seguí mi camino muy contento de ver que el «equipo onubense de rescates» sigue al pie del cañón en lo que respecta a efectos trampa. Finalmente decidí ir a la costa de Huelva a dormir y al atardecer pase un par de horas intentado ver camaleón común (Chamaeleon chamaeleon) sin suerte. Hacía frío y veníamos de unos días lluviosos por lo que me temí que en este viaje quizá no hubiera suerte si la temperatura nocturna sobre todo no subía unos grados.

VIERNES SANTO

Me levanté algo tarde me fui a darme un buen desayuno y cuando me puse a intentar por segunda vez ver camaleón común (Chamaeleon chamaeleon) la temperatura era bastante alta (unos 25º y casi 30º al sol) y tampoco tuve suerte, más allá de ver muchas lagartijas colirojas (Acanthodactylus erythrurus) y colilargas (Psammodromus algirus) y un par de culebrillas ciegas (Blanus cinereus) que puedes ver en estas fotos.

Culebrilla ciega (Blanus cinereus). Foto: Alberto González.
Culebrilla ciega (Blanus cinereus). Foto: Alberto González.
Lagartija occidental ibérica (Psammodromus occidentalis). Foto: Alberto González.
Lagartijas colirojas (Acanthodactylus erythrurus). Foto: Alberto González.

Había quedado con Gabri a media tarde, por lo que visité un par de efectos trampa que conocía y una zona de ruinas. Ni en un sitio ni en otro encontré animales, más allá de salamanquesas comunes (Tarentola mauritanica) por doquier.

Balsas convertidas en efectos trampa por la provincia de Huelva son comunes. Foto: Gabri Martínez.

Finalmente a media tarde y con un calor de la leche Gabri apareció con ganas de ponernos a bichear sin descanso el resto de día, en busca de herpetos.

Visitamos varios efectos trampa por la costa de Doñana donde rescatamos una culebra de cogulla (Macroprotodón brevis), vimos -muerta en efecto trampa- una culebra bastarda (Malpolon monspessulanus) y cientos de salamanquesas.

Foto: Gabri Martínez.

Después visitamos unas balsas donde por suerte no encontramos cadáveres significativos y si un simpático macho de lagartija coliroja (Acanthodactylus erythrurus) que se dejó filmar y fotografiar unos segundos.

Ya al atardecer, empezamos a carrilear por varias pistas y caminos con la esperanza de ver algún ofidio cruzando y quizá, a la buscada y escasa víbora hocicuda (Vipera latastei gaditana).

Pudimos apartar de las carreteras y pistas varios ejemplares de culebra de agua, uno con un zigzag espectacular, que recordaba a una vipera, y otra nueva especie, en este caso una bonita culebra lisa meridional (Coronella girondica). También vimos varias especies de anfibios pero la temperatura esa noche era fría para la época y no ayudó.

Gabri bicheando a ras de suelo… bonitos calzoncillos.

Ya a media noche fuimos a ver si detectábamos camaleones por otra zona (también sin suerte) y volvimos a carrilear otras 2 horas hasta darnos por vencidos, esperando que al día siguiente por la mañana hubiera suerte e intentado descansar un poco de un día tan largo.

SABADO SANTO

Tenía que regresar de mi viaje sobre el medio día, así que Gabri y yo aprovechamos desde el amanecer para intentar encontrar más ofidios, que suelen coger temperatura a horas tempranas, más con el frío de la noche pasada.

Al poco y tras los pertinentes encuentros y presentaciones con los agentes medioambientales que vigilan la zona pudimos encontrar un precioso macho de culebra bastarda (Malpolon monspessulanus).

Foto: Alberto González

Seguimos intentando ver más ofidios pero el calor ya era muy pronunciado y antes de irme Gabri me llevó a una zona de lagartija de Carbonell (Podarcis carbonelli), una lagartija no muy abundante clima atlántico que me hacía ilusión volver a ver. Por suerte y con el teleobjetivo, pude fotografiar este precioso y amarillento macho de este endemismo ibérico, patrimonio natural de todos.

Lagartija de Carbonell (Podarcis carbonelli). Foto: Alberto González.

También apareció la lagartija occidental ibérica (Psammodromus occidentalis) por la zona y me dejó fotografiarla.

Me despedí de Gabri y me encaminé de vuelta a Cabañeros con una sensación agridulce de haber visto casi 30 especies pero no haber podido sacar camaleón.

Gabriel Martínez del Mármol y Alberto Gonzalez, en Doñana. Abril 2022.

Por suerte la temperatura de la noche del sábado era más suave y Gabri pudo ver tanto camaleón, en la misma zona que estuvimos la noche anterior, como un ejemplar de Víbora hocicuda (Vipera latastei gaditana) igualmente en una zona de carrileo prospectada varias veces la noche anterior.

Foto: Gabri Martínez.
Foto: Gabri Martínez.
Foto: Gabri Martínez.

DOMINGO DE PASCUA

Ese día descansé, de vuelva en Cabañeros ya. Cuando me avisó por la mañana de sus hallazgos ya sin mi no me lo podía creer. Dan rabia estas cosas pero me alegré infinito por él, porque ha estado días o noches incontables buscándola y se lo merecía de todas. Aquí te dejo unas fotos del maravilloso ejemplar encontrado, para culminar este artículo. ¡Que patrón y qué color! 🙂

Ni que decir tiene que bichear por el sur requiere mucho más esfuerzo y horas de dedicación que el norte. Por desgracia, la pérdida de hábitats, los incendios, los atropellos, el cambio climático y las enfermedades emergentes, están haciendo su agosto en estas zonas costeras.

Alberto González fotografiando a una lagartija coliroja en Matalascañas. Foto: Gabri Martínez.

Aún así, para el bichero de verdad, cada encuentro (sea la especie que sea) es una satisfacción. Por supuesto hay que volver a intentar ver Víboras, pero también otras especies escasas como el lagarto ocelado o el camaleón.

Quedan pendientes especies, como siempre, ¡pero que nos quiten lo báilalo! Gracias por tu tiempo y por leernos.

🙂

Viaje herpetológico por Marruecos 2019. Segunda parte. Guelmim-Khenifiss

Viaje herpetológico por Marruecos 2019. Segunda parte. Guelmim-Khenifiss.

Continuamos aquí el relato comenzado en la primera parte de nuestro viaje herpetológico por Marruecos 2019

JUEVES, de Guelmim a Tan tan

Por la mañana y tras un día muy pobre en encuentros y una noche movidita, bicheamos por la zona de acampada ya sin mucho viento por si salía alguna víbora cornuda (Cerastes cerastes) sin suerte.

Cerastes cerastes

Aquí una instantánea de Cerastes cerastes tomada ese mismo día por Enrique Ruiz Ara, que visitó la zona norte de Marruecos. ¡Que suertudo! 🙂

Si observamos dos nuevas especies de gecko: Gecko de argelia (Tropiocolotes algericus) y salamanquesa magrebí (Ptyodactylus oudrii).

Tropiocolotes-algericus-habitat

Tropiocolotes algericus en su hábitat tipo de dunas y rocas.

Tropiocolotes-algericus

Tropiocolotes algericus. Plano medio. Una preciosa especie de gecko enano (los adultos no llegan a 4 cm) que está activa todo el año y no es difícil ver bajo rocas, por la mañana.

Tropiocolotes algericus. Macro.

Ptyodactylus-oudri

Ptyodactylus oudri, con sus característicos dedos en forma de abanico.

Detalle de las extremidades abanicadas del Ptyodactylus oudri.

Ptyodactylus oudri. Si te fijas sus dedos terminan en forma de abanico con láminas adhesivas cada uno de ellos. Esta última característica es muy útil para diferenciarlo del resto de gecos de la zona. Especie nocturna, pero que no es difícil observar soleándose a primera hora de la mañana.

Los grandes espacios de marruecos cautivan…

Poco después y de camino a Tan Tan pinchamos una rueda en medio de la nada y en ese momento nos dimos cuenta de que no teníamos herramientas para cambiar la rueda dañada. OOOHHH!! Y es algo imprescindible cuando alquilas un coche en Marruecos.

Por suerte pudimos llegar a una aldea pocos kilómetros más adelante. Había varios obreros construyendo una casa y les explicamos el problema. ¡No tardaron ni un segundo en dejar su trabajo para traer las herramientas necesarias y ayudarnos! De hecho era tal su predisposición que cambiaron prácticamente ellos mismos la rueda.

Aunque les costó aceptarlo, y ya que habían dejado su trabajo por ayudarnos, vimos adecuado darles 100 dirhams en compensación y agradecimiento, lo que vienen siendo 10€ al cambio. El problema que nos quitaron de encima no tiene precio. Imagínate perdiendo el día entero parados en la carretera…

 

Visitamos de camino el río o Oued Noun, que es el último río permanente al norte del Sáhara, a unos 70 km al norte del río Draa, pero sin mucho éxito: un par de agamas y un par de mudas de serpiente.

Rivera del oued Noun, cerca de Guelmim

Rivera del oued Noun, cerca de Guelmim.

Entre unas cosas y otras  se nos echó el tiempo encima y llegamos a la zona de Tan Tan (una zona de interés herpetológico) ya bastante tarde.

Nada más llegar, vimos lo que parecía una cobra marroquí (Naja haje legionis) en la orilla de la carretera, pero resultó ser un precioso macho adulto de culebra bastarda (Malpolon monspessulanus saharatlanticus) que había sido atropellada.

Alberto González sustenta una gran culebra bastarda (Malpolon monspessulanus saharatlanticus) recién atropellada en las inmediaciones de Tan Tan.

Seguimos nuestro viaje aljibeando por carreteras al atardecer, de los que sacamos numerosos sapos verdes norteafricanos (Bufotes boulengeri) que prácticamente es la única especie que aguanta tan al sur y en tierras tan secas.

Los aljibes son letales para reptiles y anfibios en Marruecos, matando a cientos de miles miles de individuos cada año.

y fuimos hasta la desembocadura del Río Draa, el río más largo de Marruecos) para ver la puesta de sol.

Bicheando por la zona pudimos observar varios ejemplares de dos especies de gecko muy bonitas y simbólicas de la zona como son el gecko de casco (Tarentola chazaliae) y el gecko elegante del norte (Stenodactylus mauritanicus).

gecko de casco (Tarentola chazaliae)

Gecko de casco (Tarentola chazaliae)

gecko de casco (Tarentola chazaliae)

Gecko de casco (Tarentola chazaliae)

gecko de casco (Tarentola chazaliae)

Gecko de casco (Tarentola chazaliae)

gecko elegante del norte (Stenodactylus mauritanicus)

Gecko elegante del norte (Stenodactylus mauritanicus)

gecko elegante del norte (Stenodactylus mauritanicus)

Gecko elegante del norte (Stenodactylus mauritanicus)

Nos alojamos en un hostel de Tan Tan Plague donde nos recibieron y trataron excelentemente bien los dos dueños. Gente joven y agradable que hablaba español e inglés bastante bien. Tan tan es una zona barata donde dejan tranquilo al turista. Sería algo así como la Tarifa de Marruecos. Al menos nosotros estuvimos muy a gusto allí.

VIERNES, de Tan Tan Plague al Parque Nacional de Khenifiss

Despertamos y tiramos millas por la costa hacia nuestro último destino: el Parque Nacional de Khnifiss, una basta extensión costera de dunas, salinas y lagunas de más de 1.800 km cuadrados.

Por el camino hacia el sur desde Tan Tan paramos en varias riberas de ríos que desembocaban en el mar, pudiendo encontrar varios ejemplares de Lagartija rugosa (Acanthodactylus boskianus) que correteaban de allí para acá como rayos.

Lagartija rugosa Acanthodactylus boskianus

Lagartija rugosa (Acanthodactylus boskianus)

Lo que si salió fueron varios ejemplares de del simpático camaleón común norteafricano (Chamaeleo chamaeleon).

Es alucinante pensar que en esta especie llega tan al sur… camaleón común norteafricano (Chamaeleo chamaeleon).

Ni Miguel, ni David ni Ismael habían visto un camaleón en su vida (Galicia queda un poco lejos de la costa mediterránea jeje) y disfruté mucho viendo sus caras de felicidad y asombro, ante estos pequeños y miméticos acróbatas.

Es toda una experiencia ver por primera vez una especie nueva…

Estas zonas deben ser las más sureñas de esta especie, así que es una gozada haber podido disfrutar de ellos allí.

Toda una experiencia, ¡y para los tres gallegos más! ,-)

Ya en el Parque Nacional, en unas casas abandonadas, vimos las omnipresentes  Salamanquesas (Tarentola mauritanica).

Llegamos al Parque al atardecer y allí buscamos durante toda la tarde y noche a la víbora de la arena (Cerastes vipera) y al esquivo eslizón de arena occidental (Chalcides sphenopsiformis).

Fué una noche agridulce, pues después de 8 horas de búsqueda, no pudimos encontrar ni un rastro de Cerastes. Llovió algo, hacía mucho viento y la temperatura fría de unos 12 grados no ayudaron. De todas formas aquí te dejamos una imagen de Kike Ruiz Ara para que sepas de la maravilla de la que estamos hablando.

Por suerte esa noche disfrutamos de la gran cantidad de geckos de casco (Tarentola chazaliae) que había por sus dunas. Personalmente me recree en ellos y los matorrales donde parecían «alojarse».

geckos de casco (Tarentola chazaliae)

Gecko de casco (Tarentola chazaliae)

Gecko de casco (Tarentola chazaliae)

Gecko de casco (Tarentola chazaliae)

Y para cerrar esta noche agridulce Miguel encontró un interesantísimo eslizón de arena occidental (Chalcides sphenopsiformis) al que pudimos hacer fotos en medio de una creciente tormenta de arena.

eslizón de arena occidental (Chalcides sphenopsiformis)

Eslizón de arena occidental (Chalcides sphenopsiformis)

eslizón de arena occidental Chalcides sphenopsiformis

Eslizón de arena occidental (Chalcides sphenopsiformis)

Eslizón de arena occidental (Chalcides sphenopsiformis)

Macro eslizón de arena occidental (Chalcides sphenopsiformis). Observa la cabeza en forma de «pala» para excavar…

Es otra de las especies difíciles de ver y tuvimos mucha suerte en encontrarlo. Aquí unas fotos de éste increíble escurridizo eslizón. ¡Increíble su comportamiento en ese mar de arena que tiene como hábitat!

Por la mañana pudimos también grabar a la bonita lagartija dorada (Acanthodactylus aureus) que tiene a las dunas rocosas como su casa.

lagartija dorada (Acanthodactylus aureus)

Lagartija dorada (Acanthodactylus aureus)

SÁBADO y DOMINGO, de vuelta a Marrakech…

Levantamos las tiendas montadas en las dunas del parque por la mañana y tiramos millas hacia el norte. Fueron éstos dos días donde conducimos muchos kilómetros de regreso y paramos poco y solo vimos 2 especies nuevas más: la primera el eslizón moro (Chalcides polylepis), en las montañas del interior por la zona de Sidi Ifni…

eslizón moro (Chalcides polylepis)

Eslizón moro (Chalcides polylepis)

… y el segundo ya por Agadir, siendo el llamado el Gecko diurno moruno (Quedenfeldtia moerens). Más rápidos que un rayo pero que gracias a la técnica de David con su caña de lazo pudimos coger un par de ellos para examinarles y fotografiarles. 

Gecko diurno moruno Quedenfeldtia moerens

Gecko diurno moruno (Quedenfeldtia moerens)

Nuestro último campamento…

Listado de especies (29):

Anfibios (6):

  1. Pelophylax saharicus
  2. Barbarophryne brongersmai
  3. Bufotes boulengeri
  4. Sclerophrys mauritanica
  5. Hyla meridionalis (observada)
  6. Rana saharica

 Lagartos y lagartijas (16):

  1. Acanthodactylus aureus
  2. Acanthodactylus pardalis
  3. Acanthodactylus boskianus
  4. Agama impalearis
  5. Chalcides polylepis
  6. Chacides spenosiphormis
  7. Eumeces algeriensis
  8. Ptyodactylus oudrii
  9. Tropiocolotes algericus
  10. Quedenfeldtia moerens
  11. Saurodactylus brosseti
  12. Stenodactylus mauritanicus
  13. Tarentola chazaliae
  14. Tarentola mauritanica
  15. Uromastyx nigriventris
  16. Chamaeleo chamaeleon

Tortugas (1):

  1. Mauremys leprosa (observada)

 Serpientes (7):

  1. Dasypeltis sahalensis
  2. Bitis arietans
  3. Hemorrhois algirus (muerta)
  4. Malpolon monspessulanus (muerta)
  5. Rhagerhis moilensis (muerta)
  6. Spalerosophis Diadema (muerta)
  7. Psammophis schokari (muerta)

Marrakech: Los encantadores de serpientes (aissauas).

Ya la tarde del domingo, pudimos llegar al apartamento que teníamos reservado en Marrakech para quitarnos la arena y suciedad acumuladas antes de coger el avión de regreso, a la mañana siguiente.

Nos animamos a visitar el Zoco y empaparnos del ambiente de la ciudad. Pudimos conducir entre el bullicio y caos absoluto en las calles y carreteras de la ciudad, donde Ismael conducía el coche con mil ojos.

En el Zoco destacaremos su vertiente herpetológica en este articulo: los puestos de cobras los encantadores de serpientes o aissauas. Allí muestran a los turistas las cobras, víboras y otras serpientes capturadas para que se hagan una foto con ellas y cobrarles un buen pico por ello.

No soy quién para criticar esta tradición, cultura y modo de vida de muchas familias marroquíes sin conocerla en profundidad. Lo que si voy a comentarte es que me dio bastante pena y frustración ver allí reunidas más de 10 cobras, más de 20 bitis, alguna daboia o víbora de marruecos y otras tantas culebras bastardas, de herradura etc.

¿Quieres ayudar a conservar? ¡No te hagas fotos con las serpientes de los zocos árabes! ¡Ni pagues por ello! Además de que realmente puede ser peligroso. La mayoría son serpientes mortales.

Éstas hacían las delicias de los turistas que, al llevarse el recuerdo de la típica foto con la culebra en el cuello, solo hacen que potenciar la extracción ilegal de estos animales de sus hábitats con su consiguiente debilitamiento y extinción poblacional.

Es responsabilidad tuya y de todos no dar dinero por estos espectáculos para que poco a poco desaparezcan, al no tener ingresos. Los menos culpables aquí son los aissauas.

Un viaje en definitiva, muy intenso y concentrado, pero que repetiría hoy mismo son duda, con más experiencia y conocimiento del terreno.

 

6 Consejos para bichear por Marruecos:

1. Contacto con los marroquíes. Siempre siempre siempre en medios rurales intenta saludar y presentarte a las personas que se acerquen a indagar qué estás haciendo por su zona.

Hables o no Francés o Marroquí, el idioma es lo de menos. Es una cuestión de respeto y educación. Sonríe da la mano sé cordial. Comprobarás su hospitalidad y amabilidad, muy distinta de la de las ciudades donde sólo quieren tu dinero. Y si te invitan a tomar té y tienes un poco de tiempo, ¡hazlo!

2. Cultura de la pequeña estafa al turista. ¿Qué es una pequeña estafa? Pues en las ciudades por ejemplo pedirte un plato de chuletas y que te pongan 4 platitos con 1 chuleta cada uno y querer cobrarte 4 raciones. Que te pidan tres o cuatro veces más por cualquier cosa etc.

Otras estafas que podrás experimentar son: que el taxista te pida 80 dirhams por un trayecto que cuesta 20 Dr, que la policía te multe porque un chico se te ha agarrado al coche yendo con la bici y se supone está prohibido (¿y tú que culpa tendrás?).

4. Controles de policía. Respeta los límites de velocidad y lleva siempre el cinturón de seguridad y evitarás multas en alguno de los innumerables controles de carretera que hay en la entrada de cada pueblo. Nosotros pasamos en nuestro viaje cerca de 2o controles. Nos multaron en dos: una multa por no llevar el cinturón (300 Dr) y otra por no respetar un stop (400 Dr) justo antes del control. Miguel y yo fuimos los incautos en esas ocasiones :-).

5. Compras de comida y bebida. Si haces compras grandes en pequeños establecimientos (recomendado)  con variedad de comida y bebida, es normal que te doblen o tripliquen el precio (esto lo hacen en todos los establecimientos) por lo que es mejor hacer PEQUEÑAS COMPRAS cada vez. Si compras dos panes (imprescindibles como base de la comida allí. Baratísimos y muy ricos) y dos botellas de agua solo no tienen margen para «timarte» mucho.

6. Grandes ciudades. Las grandes ciudades están diseñadas para estafar al turista en lo que puedan. No hay agresividad ni violencia y se cuidan mucho de ello, pues los castigos son severos y viven del turista, pero no bajes la guardia porque en el fondo lo que quieren es tu dinero y la pequeña estafa está a la orden del día. ACUERDA PRECIO SIEMPRE ANTES para cualquier cosa.


Agradecimientos: Pablo García, Emilio Ramírez, Baudilio Rebollo, Raúl León, Enrique Ruiz, Gertjan Verspui, Sjoerd Van Bemmel, Aritz Ibarzabal, Antonio Mercader y Rubén Sánchez.

Experiencia repetir sin duda, pese a lo duro que se hace pasar jornadas sin ver animales y a los kilómetros recorridos. ¡¡Gracias por tu tiempo!!

COMPARTE/Share it: Si te ha gustado este artículo, viaje herpetológico o herp trip… ¡Compártelo!

APÓYANOS/Support us: Y si quieres donar al proyecto bicheando.net para el mantenimineto de esta web, los gastos de viajes y dietas, pulsa aquí.
Fuente principal de información y fichas de especies: http://www.moroccoherps.com
Viaje-herpetológico-Marruecos-2019-primera-parte-agadir-sidi-ifni

Viaje herpetológico por Marruecos 2019. Primera parte. Agadir-Sidi Ifni.

En el extremo noroccidental de África, Marruecos se divide, por decirlo así, en dos grandes áreas, la mitad noroeste, más húmeda y verde, y la mitad sureste, más seca y desértica.

La gran cordillera del Atlas atraviesa casi todo el país, siendo la parte más sureña y en contacto con el desierto del Sahara (llamada Anti-Atlas) donde organizamos esta aventura bichera, con Alberto González (el autor) acompañando a Miguel Puras, David Dopereiro e Ismael Puente, de Levantando Piedras.

viaje-herpetologico-sur-marruecos-bicheando-mapa

En rojo. Ruta aproximativa y paradas principales del viaje herpetológico por la costa atlántica sur de Marruecos

Como resumen decir que, por una parte, ha sido una experiencia algo frustrante y dura en algunos momentos, con muchos kilómetros en el coche, días prácticamente sin ver especies y una climatología que no ha ayudado. Nos hizo algo de agua y frío en días clave para nosotros y para las especies que buscábamos.

Pero por otra parte he vuelto enamorado del sur de Marruecos, de sus gentes amables y hospitalarias de los pueblos, de sus extraordinarios paisajes llenos de esos inmensos vacíos de rocas, arena y cardón del desierto (Euphorbia).

Antes de continuar, si quieres, echa un vistazo al video resumen…

Marruecos es un mundo que esconde hérpetos tan fantásticos como la  cobra norteafricana (Naja haje), la víbora bufadora (Bitis arietans), la víbora cornuda (Cerastes cerastes), los lagartos de cola espinosa (Uromastyx nigriventris), el sapito de Brongersma (Barbarophryne brongersmai) o el varano del desierto (Varanus griseus) por citar algunos de los más representativos.

Detalle de lagarto cola espinosa (Uromastyx nigriventris)

En definitiva, 30 especies vistas (25 vivas) en 4 días hábiles de bicheo que creemos es una buena cifra para ser el primer viaje a marruecos de todos los miembros del grupo.  Aunque en marruecos hay 113 especies de reptiles y anfibios de Marruecos, ver más de 20 especies en menos de una semana de viajes es para estar muy contentos.

Empecemos ya el relato de este duro pero fantástico viaje…

1º NOCHE: MARRAKECH

Mientras Miguel, David e Ismael llegaron a Marrakech desde Galicia vía Oporto, yo partí desde Madrid. Por diferentes circunstancias no pudimos coger vuelos hasta el lunes por la tarde, por lo que llegamos a Marrakech a media noche y no tuvimos más remedio de descansar en un hostal de la ciudad cercano al Zoco.

El equipo del viaje. Ismael, David y miguel (arriba) y Alberto.

Dormimos con muchos nervios y excitación pensando que nos quedaban por delante unos 4-5 días completos para disfrutar de la herpetofauna de este fantástico país magrebí.

MARTES, de Agadir hasta Sidi Ifni.

Comenzamos nuestro periplo en la región de Agadir, intentando visitar el Parque Nacional Souss-Massa, pero no supimos encontrar la entrada y seguimos hacia al sur. Cerca de allí paramos en un descampado a revisar los primeros aljibes y pudimos observar como primera especie del viaje la lagartija parda (Acanthodactylus pardalis).

Lagartija colirroja (Acanthodactylus erythrurus)

Lagartija colirroja (Acanthodactylus erythrurus)

David y Miguel, correteando detrás de las lagartijas por Agadir.

Más al sur de Agadir paramos en la rivera del oued Massa (río) para prospectar la zona y pudimos observar, en algunas partes del lecho con agua, galápago leproso magrebí (Mauremys leprosa saharica) y la rana verde norteafricana (Rana saharica). Ambas especies saltaron al agua antes de que pudiéramos sacar las cámaras. 

Oued Massa

Oued Massa, Agadir.

Mauremys leprosa saharica

Mauremys leprosa saharica con los típicos ojos azules. Por desgracia no nos dió tiempo a fotografiar ninguna, pero hemos adquirido los derechos de uso de esta bonita imagen para que no te quedes sin ver esos ojazos… Créditos: Marek Velechovsky (Shutter stock)

Además aparecieron varios ejemplares de Gecko de Agadir o gecko enano de cola naranja (Saurodactylus brosetti). Saurios muy pequeños en tamaño pero muy grandes en belleza, como puedes comprobar.

Gecko de Agadir o gecko enano de cola naranja (Saurodactylus brosetti)

Gecko de Agadir o gecko enano de cola naranja (Saurodactylus brosetti)

Macro gecko de Agadir o gecko enano de cola naranja (Saurodactylus brosetti)

Seguimos hacia el sur revisando aljibes por Tiznit sin encontrar nada y nos adentramos en la sierra hacia Sidi ifni.

Valles y montes típicos del interior de Sidi Ifni.

Valles y montes típicos del interior de Sidi Ifni, con vegetación arbustiva y desértica.

Abrimos varios aljibes cercanos a la carretera y casi todos parecían estar ya visitados hacía poco o bien sencillamente y por suerte no habían caído animales en ellos. Pudimos ver varias agamas de Bribón (Agama impalearis) frías ya por ser el atardecer y por lo tanto pudimos sacarles alguna fotografía. Si están calientes es imposible acercarse a ellas de lo rápidas que son.

Agama de Bribón (Agama impalearis)

Agama de Bribón (Agama impalearis) Hembra.

Agama de Bribón (Agama impalearis) Macho

Agama de Bribón (Agama impalearis) Macho

Al atardecer, ya llegando a Sidi ifni desde el interior, encontramos en un puerto de montaña el lecho de un río con alguna poza que parecía tener buena pinta para parar, comer algo y esperar a que llegase el anochecer.

Y no estábamos equivocados ya que nada más caer el sol empezamos a oír los cantos de al menos 2 especies de sapos diferentes. Se trataba del sapo verde norteafricano (Bufotes boulengeri) y el sapo de Brongersma (Barbarophryne brongersmai), cuyos machos estaban al borde de la charca esperando a las hembras.

Sapo verde norteafricano (Bufotes boulengeri) junto a una Euphorbia.

Sapo verde norteafricano (Bufotes boulengeri) junto a una Euphorbia típica de la zona.

Sapo de Brongersma (Barbarophryne brongersmai)

Sapo de Brongersma (Barbarophryne brongersmai). El más bello anfibio para nosotros de Marruecos

Sapo de Brongersma (Barbarophryne brongersmai)

Sapo de Brongersma (Barbarophryne brongersmai). Un pequeño sapo de no más de 5 cm que encontramos en gran abundancia esa noche.Personalmente tenía muchas ganas e interés en poder disfrutar de los bufónidos del sur de Marruecos y para mi fué todo un regalazo poder ver sus espléndidos colores y patrones.

Poco después apareció otra preciosa especie: el sapo moruno (Sclerophrys mauritanica), para hacernos un poco más felices… 🙂

Sapo moruno (Sclerophrys mauritanica)

Sapo moruno (Sclerophrys mauritanica). Observa su color crema pastel y sus manchas moradas. ¡precioso!

Macro sapo moruno (Sclerophrys mauritanica).

Macro sapo moruno (Sclerophrys mauritanica).

Para darnos aún más alegrías, mientras estaba haciendo fotos a estos fascinantes anuros, escuche algo muy tenue a mi izquierda y al mirar observé una culebra alargada, pequeña, con la cabeza poco diferenciada del cuerpo y dudé en cogerla (iba sin guantes en ese momento) por si era una Gariba, también conocida como víbora de escamas aserradas árabe (Echis leucogaster), muy venenosa y muy parecida a simple vista a la inofensiva serpiente comedora de huevos (Dasypeltis sahelensis).

Créditos: Comparativa de Gabri Martínez para MorocoHerps. Izquierda Echis. Derecha Dasypeltis.

Un caso de mimetismo batesiano que causa muchos accidentes en Marruecos, pues una especie no peligrosa (Dasypeltis) imita a su similar venenosa (Echis) para disuadir a sus depredadores, principalmente.

Como estaba quieta y tranquila, mire las escamas cefálicas (que eran grandes) y el dibujo más detenidamente y ví que se trataba de la inofensiva culebra comedora de huevos del sahel (Dasypeltis sahelensis). ¡Una especie muy muy muy difícil de observar y con muy pocas citas! WOW WOW WOW

Culebra comedora de huevos del sahel (Dasypeltis sahelensis)

Culebra comedora de huevos del sahel (Dasypeltis sahelensis)

culebra comedora de huevos del sahel (Dasypeltis sahelensis)

Culebra comedora de huevos del sahel (Dasypeltis sahelensis)

Culebra comedora de huevos del sahel (Dasypeltis sahelensis)

Culebra comedora de huevos del sahel (Dasypeltis sahelensis)

Macro culebra comedora de huevos del sahel (Dasypeltis sahelensis)

Todos nos pusimos a dar saltos de alegría. No cabíamos en nuestro gozo. Estaba siendo una jornada, para ser la primera, redonda, la verdad…

La biología de esta especie es bastante desconocida, más allá de que se alimenta de huevos de aves y es nocturna. Si quieres profundizar más en esta especie o en alguna de éste artículo, te recomiendo esta ficha de Dasypeltis y la página en general de Morocco Herps.

Más tarde encontramos un Bulán o escinco argelino (Eumeces algeriensis). Con el que hay que tener cuidado porque da buenos bocados aunque es un saurio tranquilo y pacífico si no se le molesta.

Bulán o escinco argelino (Eumeces algeriensis)

Bulán o escinco argelino (Eumeces algeriensis)

Macro Bulán o escinco argelino (Eumeces algeriensis)

Macro Bulán o escinco argelino (Eumeces algeriensis)

Y cómo no, la omnipresente salamanquesa común (Tarentola mauritanica), cuyos ejemplares aparecían en casi todo el viaje.

salamanquesa común (Tarentola mauritanica)

Salamanquesa común (Tarentola mauritanica)

Después, ya con la noche avanzada, llegamos a Sidi Ifni y carrileamos por la zona para ver si salía algún otro ofidio nocturno y tras 1 hora de coche Ismael paró en seco y gritó «Bitis, bitis, bitis!!» saltando como resortes todos del coche para comprobarlo.

UFF, UFF otra especie difícil de ver y mi preferida de todas las marroquíes y la teníamos delante a nuestros pies. No cabía de gozo, la verdad… Miguel y David estaban también absortos contemplado un metro casi de «morcilla venenosa«.

Víbora bufadora (Bitis arietans)

La víbora bufadora (Bitis arietans) se puede confundir por la noche con una piedra o madera (sobre todo las pequeñas)

Estaba bien camuflada en la orilla de la carretera y tuvimos mucha suerte que Ismael estuviera ojo avizor.

Víbora bufadora (Bitis arietans)

Víbora bufadora (Bitis arietans)

Como ves, la víbora bufadora (Bitis arietans) es una serpiente enorme, ancha y pesada, con un patrón que fácilmente la confunde con las zonas pedregosas y de matorral bajo donde vive. Es otro relicto tropical que ha quedado en estas tierras norteñas para nuestro disfrute.

Víbora bufadora (Bitis arietans)

Víbora bufadora (Bitis arietans)

Víbora bufadora (Bitis arietans)

Víbora bufadora (Bitis arietans)

Tras hacerla el examen y fotografías respectivas la apartamos de la carretera y proseguimos nuestro camino. Al poco tiempo vimos otro ejemplar adulto pero esta vez atropellado. FUAA!! Que pena… 🙁 Una joya así muerta… En fin.

Estábamos tan cansados ese primer día que dormimos al lado del camino…

Fué la mejor jornada de la expedición sin duda y esa noche descansamos al raso en un camino poco transitado a la espera de más especies…

MIÉRCOLES, Circular por el interior de Guelmim-Río Noun.

Nos levantamos con el buen sabor de boca de la primera jornada e iniciamos una ruta circular con inicio y fin en Guelmim hacia el interior.

Antes de arrancar nos dió tiempo a revisar un aljibe y rescatar una Agama de bribón (Agama impalearis) que había caído en él.

Habíamos planificando esta ruta circular con mucho tiempo y cariño (en base también a puntos aportados por compañeros) pero… ¡No vimos prácticamente nada en todo el día!

Ni por el día ni por la tarde ni por la noche. Por eso te doy este consejo: cuando vayas a marruecos olvídate de «puntos» y zonas «famosillas» y haz parte del viaje con tu propio itinerario o a la aventura. ¡Hay mucho por descubrir aún! Nosotros, donde más especies vimos, fué en un punto descubierto por nosotros mismos. 😉

Al final de la tarde al menos vimos algunas agamas y geckos más por el camino y poco después pudimos disfrutar por primera vez de los espectaculares lagartos de cola espinosa norte africanos (Uromastyx nigriventris).

Lagarto de cola espinosa (Uromastyx nigriventris).

Espectacular macho de lagarto de cola espinosa (Uromastyx nigriventris).

Lagarto de cola espinosa (Uromastyx nigriventris)

Lagarto de cola espinosa (Uromastyx nigriventris)

Grandes y resistentes lagartos diurnos -principalmente vegetarianos- que lucen unos amarillos, verdes y naranjas de gran intensidad, sobretodo en estas épocas de celo. Para verlos hay que alejarse de la costa e ir al interior, como hicimos.

Destacar por desgracia que vimos ese día las siguientes especies atropelladas: una falsa cobra (Rhagerhis moilensis), una culebra argelina (Hemorrhois algirus), una culebra diademada del Magreb (Spalerosophis dolichospilus) y una culebra de Forskal​ (Psammophis schokari). 4 especies nada más y nada menos. ¡y todas atropelladas! 🙁 

Psammophis schokari atropellada en un camino de tierra…

Rhagerhis moilensis

Falsa cobra (Rhagerhis moilensis) atropellada…

Muy cansado ese día, paramos y dormimos en un páramo sin terminar la circular donde por desgracia hubo rafagas de viento de hasta 50 y 60 km / hora que hacían complicado el descanso. Por suerte pudimos montar y fijar bien las tiendas aunque sólo pudimos dormir unas 3 o 4 horas y malamente.

En el centro, minñúsculo ante el paisaje, nuestro vehículo y las tiendas.

Una jornada y noche para olvidar, la verdad, y eso que creíamos iba a ser la más fructífera. Pero esto es la salsa del bicheo y más en Marruecos. hay días buenos y días pésimos, y hay que estar a todas y animar a tus compañeros.

Anímate y sigue con nosotros, que aún quedan más especies y aventuras en la segunda parte de nuestro viaje herpetológico a marruecos. .-)

COMPARTE/Share it: Si te ha gustado este artículo, viaje herpetológico o herp trip… ¡Compártelo!

APÓYANOS/Support us: Y si quieres donar al proyecto bicheando.net para el mantenimineto de esta web, los gastos de viajes y dietas, pulsa aquí.

- WordPress & Tema de Todos los derechos reservados.