Conociendo a los anfibios y reptiles de la Península Ibérica

Etiqueta: viboras españa

protocolo mordedura víbora España

Información y protocolo de actuación mordeduras de víbora en España: primeros auxilios.

En nuestro país hay una media de 150 ataques al año, con una mortalidad prácticamente nula. De hecho en España se carece de antídoto propio contra mordeduras de víboras ibéricas.

Envenenamiento por mordedura de víbora grado II. Fotografía y créditos: Emilio Salgado. www.diariamedico.com

Si te pica una víbora en España puede ser una de las tres especies que tenemos: Víbora hocicuda (Vipera Latastei), Víbora cantábrica o de seoane (Vipera seoanei) o la víbora Aspid o pirenaica (Vipera aspis). Aunque la culebra bastarda o la culebra de cogulla también tienen veneno, éste es inocuo para el ser humano salvo contadas excepciones y es muy difícil que lleguen a inyectarlo, pues sus colmillos están en la parte posterior de la mandíbula, a la altura de las muelas, por decirlo así.

Solo las 3 especies de víboras ibéricas representan un peligro real de intoxicación.


Antes de ir con el protocolo, 3 contenidos útiles: Un artículo relacionado para conocer a las especies, un vídeo, para los que preferís lo audiovisual, y un mapa de distribución…

Artículo relacionado sobre las víboras ibéricas.

Vídeo locutado sobre las 3 especies de víboras de España.

Vídeo 2022 sobre las 3 especies de víboras ibéricas.

Mapa distribución víboras ibéricas.

Distribución de las 3 especies de víboras ibéricas. Fuente: Fernando Martínez-Freiría. Research Gate.

¿Qué probabilidades de mortalidad hay en España??

Prácticamente ninguna. No te vas a morir. Tranquilo. Como bien dicen todos los médicos que tratan estos casos, incluído el doctor Ricardo Erce Eguaras, en su entrevista en www.noticiasdenavarra.com

«En España no hay mortalidad. Antes sí, pero sobre todo por el cuadro anafiláctico que se producía por la inyección del suero antiofídico, es decir, que el suero es a veces más peligroso que la mordedura, hablando siempre al nivel de aquí, donde hay pocos casos. Antes se ponía mucho suero y se daban casos de anafilaxia. Por eso, ahora solo se suministra en casos muy concretos, cuando la evolución del paciente no es buena. Yo, de hecho, he puesto bastantes veces, ahora ya no por el riesgo que tiene salvo en casos muy graves.»

Los colmillos de las víboras son armas muy delicadas con las que inyectan el veneno a sus presas…

La mortalidad por mordedura de víbora está entre el 0,1% al 0,3%. Es decir que de cada 1.000 casos de mordedura, solo entre 1 y 2 personas podrían morir envenenadas (podrían), y siempre porque el veneno agravó enfermedades que ya tenía el paciente (cardiovasculares, hepáticas, etc.).

Incidencia-por-CCAA-Agencia-de-Evaluación-de-Tecnologías-Sanitarias (2012)

En el 99% de los casos, el paciente queda en observación un par de días en el hospital (SIN ANTÍDOTO ALGUNO) y se le da de alta en cuanto el cuerpo se recupera del shock inicial.

Medidas como la amputación, el corte y succión, así como la aplicación de torniquetes, no sólo han quedado en desuso sino que hoy en día se consideran un riesgo para la salud y la vida del paciente.

En niños muy pequeños (poco volumen de sangre y peso corporal) y ancianos (enfermedades y debilidad del sistema inmune) es donde se puede agravar el problema.

Sea como fuere, al final del artículo dejamos más de 10 fuentes de información de artículos en los que se basan todas estas afirmaciones y pasemos ya el propio protocolo que tenemos que llevar a cabo si nos muerde una víbora ibérica (o muerde a un compañero de excursión).

protocolo mordedura de vibora
Las víboras suelen tener colores contrastados y un zigzag variable en el dorso. No suelen medir más de 40 cm y tienen esos ojos de gato muy característicos.

Protocolo de actuación ante mordedura de víbora. Primeros auxilios:

1.- Constatar el dolor agudo, repentino y metálico, al estilo de cuando pica una abeja o una avispa…

2.- Tener consciencia de que no es mortal y permanecer calmado es muy importante. Pueden aparecer sudores, mareos, vómitos… Es normal, ya que el cuerpo empieza a «luchar» contra el veneno.

3.- Apuntar la hora e identificar y/o guardar una imagen de la serpiente si es posible.

4.- Llamar al 112. Dar localización y estado (aunque estés acompañado o vayas a ir por tu propio pie al hospital, hay que avisar para que se te esté esperando).

5.- Localizar bien los puntitos de la mordedura y marcar con una línea o círculo (si es posible) la zona hinchada tras unos minutos, para poder ir viendo la evolución de la hinchazón.

6.- La regla del «no»: No succionar, no cortar, no hacer torniquetes, no echar alcohol o desinfectantes, no beber mucha agua, no aplicar frío, no tomar medicamentos y no colocar vendajes opresivos.

La explicación es que ninguna de estas acciones alivia el dolor o el envenenamiento e incluso algunas pueden agravarlo. Por poner dos ejemplos: el frío o un torniquete hace que el veneno se concentre en un determinad punto y provoque coagulación y una potencial gangrena y en un segundo ejemplo la succión es ineficaz y puede provocar envenenamiento en las pequeñas heridas de la boca o del labio, agravando el problema.

7.- Si estas acompañado o hay gente alrededor, explicar a las personas cercanas lo que ha pasado y pide que te acompañen a buscar ayuda (ambulancia, helicóptero, centro de salud, etc.). Nadie puede hacer omisión de socorro en estos casos.

8.- Si estás en el campo o montaña en solitario, andar tranquilamente hacia el parquing o punto con gente más cercano. No correr. Llamar al 112 y dar parte y localización.

9.- Solo permitir que te den un antídoto en ultima estancia, si hubiera riesgo vital, ya que éste está demostrado que puede incluso agravar tu salud.

10.- Por último pedirte que si es posible no mates al animal ni le captures, si está bien identificado. 🙂

Protocolo básico de mordedura de víbora ibérica. Fuente y créditos de las fotos: www.viborasdelapeninsulaiberica.comFue

Imágenes de mordeduras de víboras europeas e ibéricas.

La mordedura de una víbora en Europa y España tiene síntomas muy visibles siendo el más evidente la rápida hinchazón de la zona mordida con aparición de moratones, a veces, creciendo a lo largo de la extremidad con el paso del tiempo.

Mordedura de una víbora europea (muy parecida a nuestra víbora cantábrica) en Reino Unido a un niño. Estado de la pierna tras 4 horas. Se pueden observar las marcas para ir monitorizando el avance de la hinchazón. Créditos: Daily Post Wales
Mano izquierda de una mujer 24 horas después de ser mordida por una víbora en  A Veiga. Fuente y créditos: www.valdeorrasdecerca.com

¿Qué especie de víbora ibérica es más venenosa o tóxica?

En general, y es muy curioso, todos los estudios toxicológicos sobre nuestras víboras muestran un patrón de toxicidad de veneno creciente, de suroeste a noreste. Es decir que las víboras hocicudas del Algarve, Huelva, Cádiz y Málaga serían las tendrían una dosis letal (DL) más alta (menos tóxicas), mientras que las víboras Áspid del Pirineo tendrían la menor dosis letal (DL) de la península, siendo por lo tanto, las más peligrosas, pero…

¿Qué es el DL (dosis letal) y por qué cuanto menor es su número, más toxicidad presenta la especie?

Básicamente, la dosis letal -en inglés LD (lethal dose)-, es una forma de expresar el grado de toxicidad de una sustancia. Se expresa como el porcentaje de una población que muere con dicha dosis. La siguiente tabla comparativa es muy aclaratoria…

Valores medios letales LD50 de las principales serpientes venenosas europeas. Se puede observar que las Montiviperas de Grecia y Turquía, seguidas de la víbora europea (Vipera verus) y la víbora de la área (Vipera amodytes) son las más tóxicas, pues su LD es más bajo. Fuente y créditos: ResearchGate.net: https://bit.ly/3aSNGQ8

Como norma general se utiliza la dosis semi-letal o DL50 que indica en toxicología los miligramos de una sustancia necesarios por kilogramo de peso de un animal para matar al 50% de la población. Por lo tanto, cuanto más bajo en el DL, menos veneno es necesario para matar a más individuos (normalmente ratones de laboratorio).

Si quieres saber más sobre DL te recomendamos la página web www.viborasdelapeninsulaiberica.com, que tiene mucha información en los apartados de «descripción» de cada especie.

¿De qué depende el grado de envenenamiento en una mordedura de víbora?

No todos los mordiscos son iguales. El grado de envenenamiento tras ser mordido por una víbora depende, en general, de 6 factores:

  1. Edad dela víbora: Los juveniles lo tienen más concentrado, mientras que los adultos inyectan más cantidad.
  2. Estado de salud y alimentación de la víbora: una víbora en mal estado de salud, delgada o enferma no almacenará tanto veneno.
  3. Estado de salud, edad y peso de la persona mordida.
  4. Época del año: las víboras en invierno no generan tanto veneno como en verano.
  5. Duración y cantidad de veneno inyectado.
  6. Otros aspectos relacionados con la genética y la distribución de las poblaciones…

¿Cómo prevenir las mordeduras de víbora en el campo?

Ya terminando tampoco está de más que te contemos cómo prevenir potencialmente las mordeduras de serpientes y las víboras cuando paseamos por el campo…

  • Andar por caminos adaptados y con tránsito por la montaña y el campo en la medida de lo posible.
  • No meter el pie o la mano en huecos de árboles o rocas sin echarles un ojo antes.
  • Llevar ropa larga, botas y calcetines gruesos.
  • Si acampamos en algún lugar, explorar la zona cercana antes y no hacerlo en cúmulos de piedras o rocas.
  • Al levantar «el campamento» intentar hacerlo con un poco de cuidado, viendo que no pueda haber una serpiente debajo de una mochila.
  • No coger ni manipular una serpiente si no se sabe o no se identifica claramente la especie.
  • Tener un pelín más de cuidado si andamos al atardecer o primeras horas de la mañana por el campo.
  • Dejarlas tranquilas, observarlas y admirar su paso, hasta que desaparezcan detrás de una piedra o por la maleza.
  • Usar pantalones largos y botas siempre viene bien.

En definitiva, aunque como ves la mordedura de una víbora en España y otras regiones de la península ibérica presenta principalmente mareos, vómitos e hinchazón paulatina del miembro afectado, bajo ningún concepto hay que tomarse a la ligera el veneno, ya que las consecuencias potenciales de estas serpientes venenosas y la reacción que cada persona puede tener al veneno es diferente.

Gracias por leernos y no dudes en compartir esta información tal útil (esperamos) a otros amigos o familiares…

ALGUNAS FUENTES CONSULTADAS:

https://scielo.isciii.es/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0212-71992007000800014

https://www.elsevier.es/es-revista-medicina-familia-semergen-40-articulo-tratamiento-mordedura-por-vibora-espana-S1138359314003529

https://www.analesdepediatria.org/es-lesiones-por-mordedura-vibora-articulo-S1695403310005394

https://www.elsevier.es/es-revista-medicina-integral-63-articulo-envenenamiento-por-mordedura-serpiente-13038574

http://www.isciii.es/ISCIII/es/contenidos/fd-el-instituto/fd-comunicacion/fd-noticias/25-05-2012-Expertos-Ofidios-Rioja.shtml

Preclinical Assessment of a New Polyvalent Antivenom (Inoserp Europe) against Several Species of the Subfamily Viperinae

https://www.scientificamerican.com/espanol/noticias/el-ser-humano-es-un-extraordinario-detector-de-serpientes

Fotografía de portada: Gabriel Martínez del Mármol y valdeorrasdecerca.com

vipera latastei latastei españa

Víboras de España: conoce a las 3 especies de serpientes venenosas en la península ibérica.

ANTES DE SEGUIR, ¿CONECTAMOS EN INSTAGRAM? https://www.instagram.com/bicheando_net/

Artículo actualizado el 10 de junio de 2022

Los viperinos, víboras o áspides son, según la wikipedia: «una subfamilia de serpientes, que junto con los crótalos (subfamilia Crotalinae), forman la familia de los vipéridos (Viperidae).»

Las víboras de España y de la península ibérica se extienden prácticamente por todo el territorio, aunque están muy amenazadas por dos razones principales: la destrucción de sus hábitats y la muerte a manos del hombre.

Antes de nada, puedes ver un vídeo resumen de las 3 especies -2022-

Son animales de una belleza inigualable. Imponen cuando las observas, por esa mirada felina, por ese halo ancestral y salvaje que portan, pero a la vez son seres tranquilos y esquivos, que pasan sus días ahorrando energías y que suelen ocultarse en cuanto sienten tus pasos desde muchos metros de distancia (por eso no se suelen ver).

Víbora Áspid (Vipera aspis)

Víbora Áspid (Vipera aspis). Una de las 3 especies de víboras ibéricas.

Además, al ser animales que no pueden autorregular su temperatura corporal, permanecen ocultas debajo de rocas o enroscadas entre las raíces o ramas de los arbustos durante las horas centrales del día (cuanto tú paseas por el campo o haces senderismo, vamos).

Su actividad principal se desarrolla durante las primeras horas de la mañana o últimas de la tarde. Por la noche y en invierno permanecen ocultas, dormidas o aletargadas y si en verano hace mucho calor, estivan en sus escondrijos igualmente.

Víbora de seoane (Vipera seoanei)

Víbora de Seoane (Vipera seoanei)

Piensa que su lento metabolismo (comen entre 4 y 8 veces al año nada más), hace que pasen largos periodos de tiempo inactivas. Igualmente no son demasiado «nómadas». Está demostrado que si bien los machos pueden abarcar 1km cuadrado de territorio (se mueven en busca de hembras, principalmente), las hembras suelen abarcar la mitad.

Este limitada movilidad hace que existan muchas poblaciones de vipéridos en la Península Ibérica con cierto aislamiento y características morfológicas diferenciadas, como por ejemplo víboras hocicudas sin ese hocico tan evidente o víboras cantábricas «unicolor», donde las poblaciones han ido perdiendo el patrón «nominal» con el paso de los siglos.

De hecho, los colores y patrones que presentan son muy diversos. Su riqueza cromática es impresionante: desde grises perlados, pasando por anaranjados o tonos pastel, marrones chocolate, rojos, como la de la víbora cantábrica de la siguiente foto…

Víbora cantábrica o de Seoane (Vipera seoanei) unicolor

Víbora cantábrica o de Seoane (Vipera seoanei) unicolor

…hasta casi negros puros (melánicos), que suelen verse muy raramente en zonas como Sierra de Guadarrama, Zamora o Galicia, como en esta imagen de un ejempar de víbora cantábrica gallega, cedida por nuestro amigo Rafa.

Víbora cantábrica melánica. Créditos: Rafael Vazquez Graña

Víbora cantábrica melánica. Créditos: Rafael Vazquez Graña

En general, estos patrones les sirven para camuflarse y pasar desapercibidas, si bien en época de celo los machos sobre todo pueden potenciar la intensidad de ciertos tonos, de cada a estar más «guapos» para las hembras y mostrarse más «fuertes» a los macho rivales. En general, las hembras son siempre más grandes y robustas que los machos.

Respecto a la mordedura y el veneno de las víboras, lo primero que tienes que tener claro es que ninguna de las 3 especies de la Península Ibérica no atacan ni muerden a menos que se sientan realmente amenazadas o sean manipuladas o pisadas, y es muy raro que una víbora se acerque hacia ti para intentar morderte. Todo lo contrario, intentará huir a la mínima oportunidad, todo lo demás son bulos y falacias de mentes analfabetas.

Si tienes la más mínima duda sobre si una serpiente del campo es o no una víbora, no la intentes coger…

Diferenciar una víbora de una culebra no es fácil, pero prestando un poco de atención puedes hacerlo. Básicamente hay tres rasgos principales que las diferencian:

1.- Las víboras tienen el «ojo de gato». Las culebras redondo.

2.- La forma de la cabeza en las víboras es más triangular y su hocico en dos de las tres especies termina en un morro levantado.

3.- La cabeza de las víboras está formada por muchas escamas pequeñas, mientras que en las culebras son grandes.

Víbora Áspid (Vipera aspis).

Víbora Áspid (Vipera aspis). Foto: Alberto González

Víboras de España: Especies y subespecies

Respondiendo ya a la pregunta del título de este artículo sobre las especies de víboras en la península ibérica te comento que hay exactamente tres especies (y seis subespecies):

1.- Víbora Cantábrica (Vipera seoanei).

2.- Víbora hocicuda (Vipera latastei).

3.- Víbora Áspid (Vipera aspis).

Echa un vistazo a este mapa aproximativo de la distribución de las víboras en la península, para hacerte una idea rápida de dónde te las puedes encontrar. Ten en cuenta que hay muchas zonas de contactos entre las distintas especies.

Mapa distribución víboras ibéricas

Mapa distribución víboras ibérica cuadrículas 10×10. Fuente: https://bit.ly/3bDe5zc

Aquí puedes ver una interesante comparativa de las cabezas de las tres especies, para que puedas distinguirlas si te encuentras con una de ellas.

Y ahora vamos con cada especie…

1.-  Víbora de Seoane o cantábrica (Vipera seoanei)

Víbora de Seoane (Vipera seoanei)

Víbora de Seoane (Vipera seoanei)

Es una víbora de talla mediana, en comparación con otras especies europeas, con una cabeza grande y redondeada y el hocico redondeado, sin el morro levantado. Su talla media es de unos 40 o 50 cm de LT (Longitud total).

Juvenil de Víbora de seoane (Vipera seoanei) o cantábrica con un patrón oscuro.

Juvenil de Víbora de Seoane (Vipera seoanei) o cantábrica con un patrón oscuro. Créditos: Alejandro Palomo Rey.

Es una especie muy polimórfica, con una variación cromática individual y geográfica notable, que puede ir del gris claro, pasando por el gris oscuro o colores rojizos, con bandas dorsales, hasta individuos melánicos (que son más frecuentes en áreas de montaña).

Su área de distribución ocupa el norte y noroeste de la Península Ibérica desde Galicia y el extremo norte de Portugal hasta Pirineos Occidentales, bajando hasta el centro de la provincia de Burgos, en el subcantábrico.

Aunque su distribución se extiende unos pocos kilómetros por áreas muy localizadas en la vertiente francesa de los Pirineos (Selva de Irati), a esta especie se considera un endemismo ibérico.

Subespecies: Aunque hay dos subespecies clásicamente aceptadas: Vipera seoanei cantabrica -Braña & Bas, 1983-, en la mitad sur de la cordillera Cantábrica y Vipera seoanei seoanei -Lataste, 1879-, distribuida hasta los Pirineos Centrales, el trabajo más reciente del autor Martínez-Freiría en 2015 tiende a invalidar esta distinción (Martínez-Freiría et al., 2015).

2.- Víbora hocicuda (Vipera latastei)

Víbora hocicuda (Vipera latastei)

Víbora hocicuda (Vipera latastei)

Es la víbora más común en la Península Ibérica, abarcando todo el territorio a excepción del extremo norte y los Pirineos. Recibe su nombre por la protuberancia o cuerno que presenta en la punta del hocico. 

Víbora hocicuda (Vipera latastei). Burgos.

Víbora hocicuda (Vipera latastei). Burgos.

Un apéndice nasal muy prominente y dirigido hacia arriba, que la diferencia de las otras dos especies de víboras ibéricas y que da nombre a la especie. Es una serpiente de tamaño parecido a V. seonaei, con una longitud total de entre 50 y 60 cm.

Víbora hocicuda (Vipera latastei) -Oporto-

Víbora hocicuda (Vipera latastei). Playas del norte de Oporto.

La cabeza tiene una forma triangular característica, diferenciándose bien del cuerpo. Igualmente puede tener varias coloraciones y patrones, ya que su distribución es muy amplia.

Subespecies: Vipera latastei latastei y Vipera latastei gaditana

3.- Vibora Áspid (Vipera aspis)

Vipera Aspis zinnikeri (Soria) Foto: Guillem Alemany

Vipera Aspis zinnikeri (Soria) Foto: Guillem Alemany

En la Península ibérica se encuentra la subespecie V. a. zinnikeri (Todas las «aspid» españolas son «zinnikeri«.  Su distribución está relacionada con los Pirineos centrales, pero desde Cataluña hasta Cantabria, pasando por La Rioja, Álava y hasta el norte de Burgos se puede encontrar.

Víbora Áspid (Vipera aspis)

Víbora Áspid (Vipera aspis). Foto: Alberto González

Es la víbora más grande y más ponzoñosa de todas, pues parece ser que su veneno es algo más potente que el del resto de especies. Los adultos tienen una longitud total de entre 60 cm y 80 cm. La cabeza es ancha, triangular y bien diferenciada del cuello.

Subespecies: Vipera aspis zinnikeri (Desde Pirineos hasta Burgos) y Vipera aspis aspis (Pirineos (Huesca) y Francia-Europa)

VER TAMBIÉN MORDEDURAS DE VÍBORAS EN ESPÑA. PROTOCOLO DE ACTUACION.

Finalizando ya, solo reitérate que no las temas:

A las víboras de la península ibérica los humanos les importamos muy poco; somos un estorbo y muchas veces por desgracia sus verdugos, ya sea por atropellos en las carreteras españolas (donde suelen asolearse para calentarse por la mañana) o muertas a palos, o en efectos trampa o bien por medio de máquinas cortacéspedes, por poner algunos ejemplos…

vibora hocicuda atropellada

Por desgracia, estas imágenes de víboras muertas en la cuneta siguen siendo demasiado cotidianas en las redes sociales y con un poco más de conocimiento, buena conducción, respeto y calma, podremos evitarlo entre todos.

La rueda y la azada, dos desgracias para la víbora calmada.

Espero este breve artículo que haya sido útil y, ya sabes, si te encuentras con una víbora… CALMA!! No la mates, no la golpees, es inofensiva y se irá tan pronto como te sienta o vea.

Y si vas conduciendo y ves algo cruzarse… Pisa el freno, que no te cuesta nada… 🙂

- WordPress & Tema de Todos los derechos reservados.