Asepsia en reptiles y anfibios. Protocolo básico de manejo.

Siempre que salimos al campo y tenemos que manipular algún anfibio o reptil deberíamos saber que hay ciertas pautas para su manejo que pueden ayudar a prevenir su estrés, su integridad física y su salud, y por descontado también la tuya, ya que muchos animales son portadores de bacterias o virus (piel, heces, dientes, uñas…), que pueden llegar a causarte ciertos problemas.

Aunque todas las especies de anfibios y reptiles de la península ibérica están protegidas y, en consecuencia, su manejo o captura se supone que no está permitida sin permiso oficial de la consejería de Medio Ambiente de cada comunidad, intentaremos aconsejar desde dentro y sin hipocresía de esta práctica. Reiteramos que hay que tomar siempre medidas preventivas y respetar un sencillo protocolo de asepsia de reptiles (sí, en reptiles están apareciendo los primeros casos en europa ya, por desgracia) y anfibios para proteger lo que amamos.

asepsia-en-reptiles-y-anfibios-material-manejo-reptiles-y-anfibios

Guantes desechables, desinfectantes de manos y material, mangas limpias…

En definitiva, si no es imprescindible, no cojas ni manipules animales en el campo, pero si alguna vez vas a manejar un hérpeto, al menos intenta respetar o seguir estos consejos de manejo de anfibios y reptiles en libertad, que en Bicheando.net hemos intentado vayan más allá de la asepsia propiamente dicha:

Asepsia en reptiles y anfibios. 6 puntos básicos cuando salgas a bichear...

1.- Respeto de la franja horaria connatural a la especie:

Me he inventado este concepto para describir un punto muy importante y que a veces se pasa por alto: hay que manipular, fotografiar, fichar etc. a los anfibios y reptiles solo en sus horas de actividad naturales. Sacar a una salamandra de su escondrijo para hacerla una foto a plena luz del día es una práctica que causa un estrés innecesario y puede causar otros problemas al urodelo y no se debería hacer. Si quieres ver ciertas especies, trasnocha o madruga. Es sencillo, pienso.

bicheando-por-la-noche

Esperando a que anochezca para ver ciertas especies…

2.- Respeto por la libertad de movimientos de la especie:

Hay especies más calmadas y otras más nerviosas o agresivas. Tener en cuenta esto evitará sorpresas y daño físico al animal, si intenta atacar o escapar. Nunca, repito nunca se debería inmovilizar a ningún animal sin una justificación plena.

Manejar hérpetos y mantener un contacto respetuoso con ellos, no implica someterlos o inmovilizarlos en ningún caso.

3.- Esterilización de las botas (fundamental):

El hongo asesino o Dendrobatidis, se transmite principalmente en un medio acuático. Por lo tanto, las botas o zapatillas son el medio más proclive a transmitir de unas zonas a otras estos patógenos. Ojo con el calzado si te mueves de una zona a otra el mismo día, por favor.

¿Qué puedo hacer? te preguntarás… Pues hay dos cosas que se pueden hacer fácilmente para prevenir el contagio y la dispersión del hongo con el calzado:

  • Por un lado, dejar secar las botas totalmente, una vez volvamos de nuestros paseos, ya que el hongo asesino y otros patógenos similares no sobreviven sin humedad, está comprobado.
  • Por otro, la asepsia del calzado a través de algún agente desinfectante, como por ejemplo la lejía. Nosotros solemos rociar botas o zapatillas con una solución de agua con el 10% de lejía (las suelas principalmente) antes de comenzar a andar o bien al término.

Daniel fernandez Guiberteau rociando sus botas (vector clave de propagación de hongos y virus) con una solución desinfectante, en uno de sus estudios de campo.

4.- Uso de gel antiséptico de manos.

Las manos son otro factor de riesgo de transmisión de enfermedades para los anfibios. Tener a mano un desinfectante cutáneo ayuda a prevenir dichas transmisiones, si bien y muy importante deberíamos rociarnos esta solución cada vez que vayamos a tocar individuos de zonas distintas, el mísmo día o de diferentes especies.

No se trata tanto de prevenir contagios humano-hérpeto (que también) sino de prevenir contagios de un individuo enfermo a otro sano de la misma especie. Varios compuestos son desinfectantes y antisépticos, como el alcohol, el triclosán o soluciones acuosas con clorhexidina, como en la imagen. ¡Además no cuesta nada llevarlo encima!

gel-de-manos-para-herpetología-asepsia-en-reptiles-y-anfibios

Un gel de mano con base de alcohol puede servir perfectamente en manejo de anfibios.

5.- Uso de guantes desechables:

Los guantes se nos olvidan muchas veces y a ver si escribiendo esto logramos ser más rigurosos desde ahora. Y no tengo excusa, porque se pueden encontrar paquetes de guantes desechables en cualquier farmacia por menos de 1€.

Asepsia en reptiles y anfibios

Salamandra común manejada con guantes desechables…

Si te pregunta la farmacéutica si de látex o de nitrilo -a mi me pasó ;-)- pues decirte que unos son más resistentes (nitrilo) y otros tienen más sensibilidad (latex), aunque también puedes usar guantes de limpieza del hogar (nuevos) o guantes normales de trabajo, siempre que estén limpios y esterilizados.

asepsia-en-manejo-de-reptiles-y-anfibios-marmoratus-bichenado

Juvenil de Tritón Jaspeado (Triturus marmoratus)

 

La combinación guantes + desinfectante es lo ideal, pero al menos usa uno de los dos, si llevas un bote de antiséptico en la mochila por defecto, nunca se te olvidará.

6.- Esterilización del material complementario:

Las redes, cañas, pinzas, vácula, la cámara (por qué no, si la estamos tocando continuamente), los recipientes o bañeras que se usen, etc. también deberían también esterilizarse con desinfectantes bacterianos o antisépticos.

Más si te mueves de una zona a otra el mismo día o vas a depositar temporalmente diferentes especies en dichos recipientes. En general todo lo que pueda estar en contacto con los medios acuáticos por los que te muevas. La asepsia en reptiles y anfibios aquí también es fundamental.

asepsia-anfibios-fotografia-naturaleza-portada-bicheando

La asepsia también se refiere al material que portamos…

 

El uso de estas técnicas de asepsia de manejo para muestreo, inventario, monitoreo o fotografía en anfibios y reptiles son cruciales para salvaguardar la salud de los animales, que como las salamandras u otros sapitos, son especialmente sensibles a cualquier agente patógeno de transmisión cutánea con el que puedan entrar en contacto, como el hongo asesino (Dendrobatidis), que se transmite por medios acuáticos como en el barro de las botas, el agua residual de los recipientes, o en la humedad las mangas o sacaderas etc.

Esperamos que todos seamos más rigurosos con la asepsia en reptiles y anfibios y podamos seguir ayudando a conservar la salud de nuestra biodiversidad. Y prevenir, ante todo prevenir.

Si quieres profundizar en la materia te recomiendo el protocolo de asepsia en el manejo de hérpetos para el trabajo de campo, de la Sociedad Extremeña de Zoología.