Bicheando.net Herpetología para todos.

Conociendo a los anfibios y reptiles de la Península Ibérica.

largatijas-ibericas-volumen-III

Lagartijas ibéricas. Esas pequeñas desconocidas. Volumen 3. Psammodromus, Teira y Zootoca.

Serie Lagartijas ibéricas. Esas pequeñas desconocidas.

Volumen 3 de 3: Psammodromus, Teira dugesii y Zootoca vivípara.

Una vez escritos los dos primeros textos en bicheando.net para tratar las lagartijas ibéricas: “Esas pequeñas desconocidas. Volumen 1 (Acanthodactylus, Algyroides y Podarcis) y volumen 2 (Iberolacertas)” hoy terminamos nuestra serie de 3 artículos sobre estos reptiles hablando de los 3 géneros restantes, que completan los 7 géneros de lagartijas que existen en la península ibérica: Psammodromus, Teira y Zootoca.

Vamos a entrar ya de lleno en contarte cómo se pueden distinguir estas especies entre sí (a veces no es nada fácil) y cuales son las características más identificativas de cada una, para que puedas distinguirlas en tus días de campo en poco tiempo. Vamos allá. 😉

1). Lagartija colilarga (Psammodromus algirus)

lagartija colilarga (Psammodromus algirus)

Lagartija colilarga (Psammodromus algirus)

Sin duda es la se trata de la lagartija más común de los campos españoles en su área de distribución.

Se trata de una lagartija de gran tamaño y que puede llegar a confundirse con un lagarto. Sólo la longitud de la cabeza y cuerpo ya puede medir más de 10 centímetros. Longitud que aumenta hasta el doble sin contamos la cola, relativamente muy larga, cuya longitud puede sumar de otros 12 a 14 centímetros más a la talla final. Posee escamas dorsales muy grandes, similares a las de los costados.

Lagartija colilarga (Psammodromus algirus)

Lagartija colilarga (Psammodromus algirus)

Son planas, imbricadas, terminadas en punta y fuertemente aquilladas, en número de 30-36 en un anillo en el centro del cuerpo. Escamas posteriores al oído aquilladas. No presenta collar. Con ocelos azulados en los costados.

Los machos de gran tamaño presentan en primavera los lados de la cabeza y la garganta de color naranja, rojizo y/o amarillo cuando tiene lugar el celo. Las hembras en reproducción muestran por su parte color amarillento o marrón pastel en la garganta y no presentan colores rojizos de ningún tipo.

Hembra y macho -coloreado- de Lagartija colilarga (Psammodromus algirus). Créditos y derechos: hhhalberto -Flickr-.

Se halla presente en la casi toda la Península Ibérica excepto en el extremo norte, desde el nivel del mar hasta los 2.400 m de altitud en la Sierra Nevada granadina.

2). Lagartija de Edwards (Psammodromus edwardsianus)

Presencia en el este de la Península Ibérica y en el sur de Francia. Se ha hallado desde la provincia de Málaga en el sur, hasta el valle del Ródano (Francia). En el norte, y desde Cuenca en el oeste hasta las salinas de Hyères (Francia) en el este. El límite meridional y occidental queda por determinar.

Psammodromus edwardsianus

Psammodromus edwardsianus. Créditos y derechos: AlexandreRoux01

La distribución altitudinal es desde el nivel de mar hasta 1.700 metros en Sierra Nevada (Granada).

A nivel más técnico, y dado que todas las especies del género pueden llegar a confundirse (aunque este artículo trata de que se identifiquen los ejemplares a la vista), decir que P. edwardsianus se diferencia de P. hispanicus y de P. occidentalis por la existencia de una escama supralabial debajo de la escama subocular.

Psammodromus edwardsianus

Créditos: zoologia-para-opositores.com, modificado de la siguiente fuente: https://www.flickr.com/photos/21913107@N04/8102508234

La cabeza es más puntiaguda, la coloración nupcial verde es mucho menos extendida, y tiene mayor número de poros femorales y escamas gulares que las dos especies hermanas. Posee un número de ocelos mayor, menor número de escamas ventrales y del collar. Es de menor peso y es más pequeña que P. hispanicus. Su boca es más picuda que la de P. hispanicus y menos picuda que la de P. occidentalis.

3). Lagartija cenicienta (Psammodromus hispanicus)

Su área de distribución conocida se extiende por el centro de la Península Ibérica desde Navarra hasta Albacete. Los límites exactos de su distribución están por delimitar.

Créditos y derechos: biodiversidadvirtual.org. John Muddeman

Tiene color grisáceo a pardo claro y presenta cuatro líneas dorsales de un color blanco crema a gris. El vientre es en general de color blanco. Tiene una coloración nupcial amarilla – verde bastante llamativa. Se distingue de Psammodromus edwardsianus por la ausencia de una escama supralabial debajo de la subocular.

Créditos y derechos: dendrocopos.com. Andrés Miguel Domínguez

En comparación con P. edwardsianus y P. occidentalis, P. hispanicus tiene menos ocelos, menos poros femorales, menos escamas gulares, y un hocico más redondeado.

 4). Lagartija occidental ibérica (Psammodromus occidentalis)

Habita en la parte oeste de la Península ibérica, desde Extremadura, Madrid y León en el este hasta Portugal. El límite oriental de la distribución incluye el Parque Nacional de Doñana (Huelva – Sevilla – Cádiz), Trujillo y Colmenar de Arroyo (Madrid). Su límite altitudinal confirmado se encuentra a 1.330 metros.

Lagartija occidental ibérica (Psammodromus occidentalis)

Créditos y derechos: http://amantesdelaornitologia.blogspot.com.es

Tiene una coloración nupcial verde bastante llamativa. Como modo de diferenciarla más técnicamente de otras lagartijas pertenecientes al género y que pudiesen solapar sus poblaciones, decir que se puede fácilmente distinguir de P.edwardsianus por la falta de una escama supralabial debajo de la subocular. En comparación con P. edwardsianus y P. hispanicus, P. occidentalis tiene un hocico más punteado.

Mapa de distribución de las lagartijas cenicientas

Mapa de distribución de las lagartijas cenicientas

5). Lagartija de Madeira (Teira dugesii)

Ha sido introducida en el puerto de Lisboa, donde fue detectada por primera vez en 1992, desde el archipiélago de Madeira. La longitud de cabeza y cuerpo puede alcanzar 80 mm. La coloración del dorso es verdosa con un punteado negro a verde. Los machos tienen el vientre de color azul añil, azul claro, naranja o de color rojo teja. Las hembras tienen el vientre azul claro, verde grisáceo o gris.

Lagartija de Madeira (Teira dugesii)

Créditos y derechos: http://juankarandres.blogspot.com.es

6). Lagartija de turbera (Zootoca vivipara)

Pequeño tamaño. Longitud de cabeza y cuerpo entre 41 y 64 mm, Cuerpo de sección aproximadamente cilíndrica. La cabeza es pequeña, corta y de forma cónica con el hocico romo. Presenta patas delanteras y traseras relativamente cortas. Cola relativamente gruesa. El collar es aserrado en su parte inferior.

Lagartija de turbera (Zootoca vivipara)

Lagartija de turbera (Zootoca vivipara)

Dorso pardo o pardo-rojizo, con o sin línea vertebral negruzca o pardo oscura. Presenta el vientre de color amarillento, blanquecino, anaranjado o rojizo y más o menos pigmentado con manchas grisáceas o negruzcas. Los juveniles tienen la zona ventral profusamente moteada de gris oscuro o son casi uniformemente negruzcos y con diseño apenas visible.

En la nuestro territorio se extiende en una estrecha franja septentrional, desde el nivel del mar hasta, al menos, los 2.400 m de altitud, incluyendo la Cordillera Cantábrica, el País Vasco y los Pirineos. Como poblaciones extra limítrofes, se encuentra en Galicia en el norte de las provincias de Lugo y La Coruña. También se encuentra en el norte de los Montes de León.

zootoca vivipara map distribution

Distribución de la especie en el mundo. Créditos: RepFocus.

Como poblaciones extralimítrofes, se encuentra en Galicia en el norte de las provincias de Lugo y A Coruña. También se encuentra en el norte de los Montes de León.

—–

Y ya hemos terminado. 25 especies tratadas en 7 géneros distintos que muchas veces, si coinciden en distribución, no son nada fáciles de distinguir unas de otras.

Empezamos por las Acanthodactylus, Algyroides y Podarcis, y seguimos en este viaje lagartuno por las preciosas Iberolacertas, para terminar con las grandes Psammodromus, y las especies-género Teira dugesii y Zootoca vivípara.

Esperamos, en definitiva, que estas “pequeñas desconocidas” lo sean un poco menos hoy gracias a estos tres artículos de unos fascinantes hérpetos que por desgracia están desapareciendo a un ritmo muy alarmante de nuestras ciudades, pueblos y campos.

Gracias por tu tiempo y ya sabes, apoyarnos y ¡Comparte!

Técnico superior en gestión forestal y del medio natural, herpetólogo y viajero incansable. Autor en Bicheando.net

Anterior

¡Hay una serpiente en el jardín! ¿Qué hago?

Siguiente

Entrevista Ramón Gallo. Director Técnico del proyecto PostLIFE + Lampropeltis

2 Comentarios

  1. Sólo quería aros la enhorabuena por la web y vuestra labor y en particular por eta serie sobre las lagartijas que me ha fascinado.

    Seguid así!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Creado con WordPress & Todos los derechos reservados