Reptiles de la provincia de Valencia. Apuntes de campo. 1º parte.

Hace tiempo, comencé a interesarme por la herpetologia, principalmente en los anfibios, y decidí salir al campo a conocer a las diferentes especies de anfibios que hay en mi provincia: Valencia. Mi primer artículo en Bicheando.net trata sobe ellos y se titular “Anfibios de la provincia de Valencia, apuntes de campo”.

Con los anfibios ibéricos quedé sorprendido al descubrir la variedad y la belleza de las diferentes especies, pero también algo triste al comprobar, por otro lado, su precaria situación. También te recomiendo echar un vistazo al artículo relacionado sobre los miles de efectos trampa abandonados que existen en la Comunidad Valenciana.

Pero volviendo el tema de hoy, cuando empecé a interesarme por la otra rama de la herpetologia, los reptiles, no podía imaginar la fantástica variedad de especies diferentes existente, la impresionante belleza y las increíbles curiosidades de esta clase de animales.

Muchísimas veces siguen siendo víctimas de falsos mitos y continúan teniendo de una mala fama totalmente injustificada; animales tan míticos como los lagartos, las serpientes, tortugas e incluso increíbles camaleones podemos encontrar a día de hoy en en la provincia de valencia, y disfrutar de ellos, eso si, siempre con el máximo respeto hacia ellos y hacia las leyes que les protegen.

Y ya sin más espera y a continuación me gustaría presentaros los diferentes grupos y especies de reptiles de la provincia de Valencia, según mi experiencia de campo y salvamento de estos recientes años. Espero que os resulte interesante.

GRUPO 1: LOS LAGARTOS Y LAS LAGARTIJAS

En la provincia de Valencia podemos encontrar una buena variedad de especies de este grupo de reptiles denominado lacértidos, es decir, los lagartos y las lagartijas, que en mi opinión, son el grupo de reptiles más abundante y fácil de observar, sobretodo las lagartijas.

Aquí, la más común, para mi sin duda, es la lagartija ibérica (Podarcis hispanica) llamada también lagartija común o como se llama en valenciano, sargantana.

Se puede encontrar en parques, jardines, en huertas, campos y en el monte, aunque aquí suele ocupar barrancos y zonas más o menos despejadas, ya que en zonas de más frondosidad y pinares principalmente.

Pero la especie de lagartija que más he visto en esta provincia es la lagartija colilarga (Psammodromus algirus) que hace honor a su nombre, con una cola que yo creo que puede ser más del doble de larga que su cuerpo, y además , no es una lagartija menuda, pues puede superar los 30 centímetros de largo.

En zonas de matorral y monte bajo , muy características de la provincia de Valencia, hay otra lagartija, en mi opinión quizá no tan abundante, o al menos, algo más difícil de ver, (sobretodo por su reducida talla) llamada lagartija cenicienta o lagartija cenicienta de Edwards (Psammodromus edwarsianus).

Esta bonita lagartija es la mitad de larga que su prima la lagartija colilarga, y no llama tanto la atención ni es tan fácilmente observable como esta, pero en mi opinión es igualmente bonita.

La última especie de lagartija que yo he encontrado en la provincia de Valencia es sin duda, al menos para mi, la más rápida y difícil de fotografiar o grabar (de hecho, aun no lo he conseguido en condiciones), se trata de la agilisima lagartija colirroja, (Acanthodactylus erythurus) llamada así porque los juveniles tienen la cola efectivamente de ese color.

Esta especie ocupa la zona costera, perfectamente adaptada al ecosistema de dunas tan representativo de la costa valenciana, donde, cuando han tomado bien el sol, se convierten en auténticos misiles que van de matorral en matorral casi imposibles de seguir.

En cuanto a los lagartos, en la provincia de Valencia tenemos a los dos grandes representantes del género Timon, los lagartos ocelados, pudiendo encontrar, en zonas apartadas de monte y campo del interior de la provincia, sobretodo en la mitad norte, al lagarto ocelado (Timon lepidus) y en el resto de la provincia, mucho más abundante en mi opinión y según mi experiencia de campo, el lagarto bético (Timon nevadensis).

Juvenil de lagarto ocelado (Timon lepidus)

Juvenil de lagarto ocelado (Timon lepidus)

La primera vez que vi un enorme lagarto bético, con sus colores de celo, en primavera, nunca se me va a olvidar… literalmente me pareció increíble, con esa cabeza y boca, esos colores verdes, marrones, azules… una auténtica preciosidad, como veréis en la foto.

Adulto de lagarto bético (Timon lepidus)

Adulto de lagarto ocelado mediterráneo o bético (Timon lepidus)

Los lagartos o fardaxos como se les llama en valenciano, son los reyes de los lacértidos, yo he podido observar y medir ejemplares de hasta 70 centímetros, y me han comentado que algunos pueden llegar incluso al metro, siendo la especie de lagarto más grande de Europa.

Foto de Miguel Alonso del Lagarto ocelado mediterráneo o bético (Timon nevadensis)

Una auténtica maravilla de la fauna valenciana que tenemos que cuidar, y que aquí en Valencia, por desgracia, más veces queda atrapado en los llamados efectos trampa, es decir , balsas y otras estructuras donde los animales caen y no pueden salir…una auténtica lástima.

GRUPO 2: LAS SALAMANQUESAS, EL ESLIZÓN Y EL CAMALEÓN

Si durante el día, los reptiles que más fácilmente podemos ver son las lagartija, y con suerte, algún buen lagarto, de noche les llega el turno a las salamanquesas, que en valenciano reciben el nombre de dragonets (dragoncillos).

En la provincia de Valencia encontramos, y bien representadas, las dos especies de salamanquesas que hay en la península. La más abundante, y que ocupa desde zonas urbanas (es uno de los pocos reptiles que podemos encontrar en el interior de la ciudad de Valencia, junto con la lagartija ibérica), a zonas más rurales, es la salamanquesa común (Tarentola mauritanica).

Salamanquesa común (tarentola maurantiaca) Alpedrete

Salamanquesa común (tarentola maurantiaca) Alpedrete

Un auténtico insecticida natural nocturno que durante las noches cálidas recorre los muros y fachadas alimentándose de cualquier insecto que se le pone a tiro, por lo que es fácil verla cerca de focos de luz donde los insectos acuden.

La otra especie es la salamanquesa rosada (Hemidactylus turcicus) más rosada, menuda y esbelta, y quizá por ello más bonita que la salamanquesa común, aunque para gustos ya se sabe.

Deciros también que esta especie es, por mi experiencia, algo más rural que la salamanquesa común, pero no por ello menos abundante, yo he estado en zonas donde he visto muchas más salamanquesas rosadas que comunes.

Al igual que la salamanquesa común, la salamanquesa rosada es una experta trepadora y eficaz devoradora de insectos nocturnos.

Debido a su aspecto, repulsivo y raro para algunas personas, las salamanquesas no siempre despiertan la simpatía de la gente, pero son totalmente inofensivas y muy necesarias, y por lo que se ve cada vez hay menos. Ellas también son algo valioso para todos.

Pasamos ahora al único tipo de eslizón que hay en la provincia de Valencia, el eslizón ibérico (Chalcides bedriagai) al que vi por primera vez al levantar una piedra.

Me pareció una lagartija gorda de diminutas patas, las cuales no usa, ya que se desliza por el suelo como una serpiente, o mejor dicho, a mi me recordó más a una especie de pez nadando entre la hierba y la tierra…toda una curiosidad de animal que por fortuna, por lo que he comprobado en Valencia, está bien representado.

Y para terminar este grupo de reptiles, el que quizá sea más sorprendente de todos, el camaleón común (Chamaeleo chamaeleon) sorprendente porque nunca imaginé (ni yo ni la mayoría de los valencianos) que hubiera camaleones en valencia.

Y los hay… ¡y tanto! Y al parecer cada año hay más, siendo una especie que se adapta muy bien a terrenos secos y con poca vegetación, algo cada vez más común por tierras valencianas, ya sea para desgracia de algunas especies o para suerte de otras, como es este caso.

camaleón común (Chamaeleo chamaeleon)

camaleón común (Chamaeleo chamaeleon)

En cualquier caso, el camaleón es un animal que no deja indiferente a nadie, sus características y curiosidades únicas darían para muchos artículos, pero regocijémonos juntos con estas imágenes, al menos.

Y hasta aquí la 1º parte de mis apuntes de campo de los reptiles de la provincia de Valencia. Si quieres continuar descubriendo conmigo a las serpientes, tortugas y galápagos de Valencia, pincha aquí para seguir leyendo la 2º parte>>

 

Aficionado a la herpetología, la fotografía de naturaleza y guía en el el Oceanogràfic de Valencia.