Bicheando.net Herpetología para todos.

Conociendo a los anfibios y reptiles de la Península Ibérica.

largatijas-ibericas-volumen-III

Lagartijas ibéricas. Esas pequeñas desconocidas. Volumen 3. Psammodromus, Teira y Zootoca.

Serie Lagartijas ibéricas. Esas pequeñas desconocidas.

Volumen 3 de 3: Psammodromus, Teira dugesii y Zootoca vivípara.

Una vez escritos los dos primeros textos en bicheando.net para tratar las lagartijas ibéricas: “Esas pequeñas desconocidas. Volumen 1 (Acanthodactylus, Algyroides y Podarcis) y volumen 2 (Iberolacertas)” hoy terminamos nuestra serie de 3 artículos sobre estos reptiles hablando de los 3 géneros restantes, que completan los 7 géneros de lagartijas que existen en la península ibérica: Psammodromus, Teira y Zootoca.

Vamos a entrar ya de lleno en contarte cómo se pueden distinguir estas especies entre sí (a veces no es nada fácil) y cuales son las características más identificativas de cada una, para que puedas distinguirlas en tus días de campo en poco tiempo. Vamos allá. 😉

1). Lagartija colilarga (Psammodromus algirus)

lagartija colilarga (Psammodromus algirus)

Lagartija colilarga (Psammodromus algirus)

Sin duda es la se trata de la lagartija más común de los campos españoles en su área de distribución.

Se trata de una lagartija de gran tamaño y que puede llegar a confundirse con un lagarto. Sólo la longitud de la cabeza y cuerpo ya puede medir más de 10 centímetros. Longitud que aumenta hasta el doble sin contamos la cola, relativamente muy larga, cuya longitud puede sumar de otros 12 a 14 centímetros más a la talla final. Posee escamas dorsales muy grandes, similares a las de los costados.

Lagartija colilarga (Psammodromus algirus)

Lagartija colilarga (Psammodromus algirus)

Son planas, imbricadas, terminadas en punta y fuertemente aquilladas, en número de 30-36 en un anillo en el centro del cuerpo. Escamas posteriores al oído aquilladas. No presenta collar. Con ocelos azulados en los costados.

Los machos de gran tamaño presentan en primavera los lados de la cabeza y la garganta de color naranja, rojizo y/o amarillo cuando tiene lugar el celo. Las hembras en reproducción muestran por su parte color amarillento o marrón pastel en la garganta y no presentan colores rojizos de ningún tipo.

Hembra y macho -coloreado- de Lagartija colilarga (Psammodromus algirus). Créditos y derechos: hhhalberto -Flickr-.

Se halla presente en la casi toda la Península Ibérica excepto en el extremo norte, desde el nivel del mar hasta los 2.400 m de altitud en la Sierra Nevada granadina.

2). Lagartija de Edwards (Psammodromus edwardsianus)

Presencia en el este de la Península Ibérica y en el sur de Francia. Se ha hallado desde la provincia de Málaga en el sur, hasta el valle del Ródano (Francia). En el norte, y desde Cuenca en el oeste hasta las salinas de Hyères (Francia) en el este. El límite meridional y occidental queda por determinar.

Psammodromus edwardsianus

Psammodromus edwardsianus. Créditos y derechos: AlexandreRoux01

La distribución altitudinal es desde el nivel de mar hasta 1.700 metros en Sierra Nevada (Granada).

A nivel más técnico, y dado que todas las especies del género pueden llegar a confundirse (aunque este artículo trata de que se identifiquen los ejemplares a la vista), decir que P. edwardsianus se diferencia de P. hispanicus y de P. occidentalis por la existencia de una escama supralabial debajo de la escama subocular.

Psammodromus edwardsianus

Créditos: zoologia-para-opositores.com, modificado de la siguiente fuente: https://www.flickr.com/photos/21913107@N04/8102508234

La cabeza es más puntiaguda, la coloración nupcial verde es mucho menos extendida, y tiene mayor número de poros femorales y escamas gulares que las dos especies hermanas. Posee un número de ocelos mayor, menor número de escamas ventrales y del collar. Es de menor peso y es más pequeña que P. hispanicus. Su boca es más picuda que la de P. hispanicus y menos picuda que la de P. occidentalis.

3). Lagartija cenicienta (Psammodromus hispanicus)

Su área de distribución conocida se extiende por el centro de la Península Ibérica desde Navarra hasta Albacete. Los límites exactos de su distribución están por delimitar.

Créditos y derechos: biodiversidadvirtual.org. John Muddeman

Tiene color grisáceo a pardo claro y presenta cuatro líneas dorsales de un color blanco crema a gris. El vientre es en general de color blanco. Tiene una coloración nupcial amarilla – verde bastante llamativa. Se distingue de Psammodromus edwardsianus por la ausencia de una escama supralabial debajo de la subocular.

Créditos y derechos: dendrocopos.com. Andrés Miguel Domínguez

En comparación con P. edwardsianus y P. occidentalis, P. hispanicus tiene menos ocelos, menos poros femorales, menos escamas gulares, y un hocico más redondeado.

 4). Lagartija occidental ibérica (Psammodromus occidentalis)

Habita en la parte oeste de la Península ibérica, desde Extremadura, Madrid y León en el este hasta Portugal. El límite oriental de la distribución incluye el Parque Nacional de Doñana (Huelva – Sevilla – Cádiz), Trujillo y Colmenar de Arroyo (Madrid). Su límite altitudinal confirmado se encuentra a 1.330 metros.

Lagartija occidental ibérica (Psammodromus occidentalis)

Créditos y derechos: http://amantesdelaornitologia.blogspot.com.es

Tiene una coloración nupcial verde bastante llamativa. Como modo de diferenciarla más técnicamente de otras lagartijas pertenecientes al género y que pudiesen solapar sus poblaciones, decir que se puede fácilmente distinguir de P.edwardsianus por la falta de una escama supralabial debajo de la subocular. En comparación con P. edwardsianus y P. hispanicus, P. occidentalis tiene un hocico más punteado.

Mapa de distribución de las lagartijas cenicientas

Mapa de distribución de las lagartijas cenicientas

5). Lagartija de Madeira (Teira dugesii)

Ha sido introducida en el puerto de Lisboa, donde fue detectada por primera vez en 1992, desde el archipiélago de Madeira. La longitud de cabeza y cuerpo puede alcanzar 80 mm. La coloración del dorso es verdosa con un punteado negro a verde. Los machos tienen el vientre de color azul añil, azul claro, naranja o de color rojo teja. Las hembras tienen el vientre azul claro, verde grisáceo o gris.

Lagartija de Madeira (Teira dugesii)

Créditos y derechos: http://juankarandres.blogspot.com.es

6). Lagartija de turbera (Zootoca vivipara)

Pequeño tamaño. Longitud de cabeza y cuerpo entre 41 y 64 mm, Cuerpo de sección aproximadamente cilíndrica. La cabeza es pequeña, corta y de forma cónica con el hocico romo. Presenta patas delanteras y traseras relativamente cortas. Cola relativamente gruesa. El collar es aserrado en su parte inferior.

Lagartija de turbera (Zootoca vivipara)

Lagartija de turbera (Zootoca vivipara)

Dorso pardo o pardo-rojizo, con o sin línea vertebral negruzca o pardo oscura. Presenta el vientre de color amarillento, blanquecino, anaranjado o rojizo y más o menos pigmentado con manchas grisáceas o negruzcas. Los juveniles tienen la zona ventral profusamente moteada de gris oscuro o son casi uniformemente negruzcos y con diseño apenas visible.

En la nuestro territorio se extiende en una estrecha franja septentrional, desde el nivel del mar hasta, al menos, los 2.400 m de altitud, incluyendo la Cordillera Cantábrica, el País Vasco y los Pirineos. Como poblaciones extra limítrofes, se encuentra en Galicia en el norte de las provincias de Lugo y La Coruña. También se encuentra en el norte de los Montes de León.

zootoca vivipara map distribution

Distribución de la especie en el mundo. Créditos: RepFocus.

Como poblaciones extralimítrofes, se encuentra en Galicia en el norte de las provincias de Lugo y A Coruña. También se encuentra en el norte de los Montes de León.

—–

Y ya hemos terminado. 25 especies tratadas en 7 géneros distintos que muchas veces, si coinciden en distribución, no son nada fáciles de distinguir unas de otras.

Empezamos por las Acanthodactylus, Algyroides y Podarcis, y seguimos en este viaje lagartuno por las preciosas Iberolacertas, para terminar con las grandes Psammodromus, y las especies-género Teira dugesii y Zootoca vivípara.

Esperamos, en definitiva, que estas “pequeñas desconocidas” lo sean un poco menos hoy gracias a estos tres artículos de unos fascinantes hérpetos que por desgracia están desapareciendo a un ritmo muy alarmante de nuestras ciudades, pueblos y campos.

Gracias por tu tiempo y ya sabes, apoyarnos y ¡Comparte!

Serpiente en el jardin. Qué hacer.

¡Hay una serpiente en el jardín! ¿Qué hago?

¡Hay una serpiente en el jardín! ¿Qué hago?

Los meses de primavera y verano son fechas en las serpientes salen de su letargo invernal en busca de alimento, nuevos territorios y reproducción.

Las serpientes son más propensas a moverse en estos meses (sobre todo machos adultos en época de celo y juveniles en busca de su propio territorio) y por lo tanto más susceptibles de entrar a nuestros jardines, caer a nuestras piscinas o estanques, o bien morir en los efectos trampa que construimos y abandonamos, tanto en zonas rurales como en áreas urbanas.

Sea como fuera no suele sernos agradable encontrarse de sopetón con un reptil en tu casa… Pero, ¿por qué nos “asusta” tanto encontrarnos con una serpiente?

Pues debes saber que existen múltiples estudios que revelan que el miedo a las serpientes es innato y puede tener una explicación neurobiológica más que cultural: un informe elaborado en 2013 defiende que “…el cerebro humano, junto con el resto de primates, tiene neuronas especializadas en detectar y ponernos en alerta con estos reptiles más rápido que con otros animales o “peligros”…” (Quan Van Le et al, 2013).

Pero más allá de la sorpresa o susto inicial, por favor recuerda que la mayoría son inofensivas, especies muy vulnerables y además protegidas por las ley a las que hay que ayudar y que dependen de ti en esa situación… De hecho hay gente que convive con ellas en su estanque como parte de la naturaleza donde eligió estar y tan felices.

Sin llegar a estos comportamientos, hoy solo te pedimos un poco de sentido común y que sigas estos consejos y pautas de actuación.

Pero sobre todo empieza por lo que no hacer… Sobretodo no dar golpes en el suelo, ya que son muy sensibles a las vibraciones y se pondrán nerviosas. No intentar golpearla por favor. No usar repelentes químicos en los bordes del jardín ya que está demostrado no son eficaces y sobretodo no usar trampas porque son especies protegidas por la ley, muy valiosas y en el 99% de las ocasiones están de paso.

Yendo ya al grano hoy en Bicheando.net te vamos a contar qué hacer si te encuentras una serpiente o culebra en tu jardín, piscina… en 4 pasos por orden de importancia.

1. – ¡Tranquilidad! y no perderla de vista.

Repetimos… ¡Tranquilidad! Lo primero que tienes que tener en cuenta es que es muy muy muy improbable que sea venenosa (en caso de ser una serpiente) o que te pueda hacer daño. Ni a ti, ni a tus hijos o mascotas.

serpiente en la piscina

Al limpiar la piscina puedes encontrarte con un visitante inesperado. Por suerte tú puedes ayudarla…

La poca densidad de las poblaciones de víboras y el carácter huidizo, rural (sierras y montañas principalmente) y sedentario de las mismas, hace además casi imposible que se desplacen a los centros urbanos de las ciudades o a urbanizaciones.

Si hay más personas en la casa, que alguien no la pierda de vista por dos razones: si decide irse encuentro resuelto y si no, se la tiene localizada para que alguien la pueda recoger sin estar buscándola.

Pero como siempre…

2.- No tocar sin identificar la especie.

Bajo ningún concepto debes intentar rescatar, sacar, tocar o coger una serpiente sin haberla identificado al 100%. Si tienes el móvil a mano y puedes hacerla una foto, en cualquier grupo de herpetología o biología de Facebook te responderán casi al minuto sobre qué especie es.

Culebra de agua (natrix maura)

La culebra de agua (natrix maura) es una visitante ocasional de las piscinas y jardines… Totalmente inofensiva, ni siquiera muerde al ser manipulada.

Ojo aquí es importante que haya 2 o 3 personas cuya identificación coincida, que hay mucho “herpetólogo de sillón” por ahí suelto.

¿Cómo identificar a la serpiente de mi jardín? = Aquí tienes una galería de las  serpientes de la Península Ibérica. 

3.- Avisar a las autoridades y/o asociaciones.

Y si es posible, es mejor que llames al 112, al Seprona o a los Agentes Medioambientales y Forestales de tu comunidad, que se harán cargo de ir a por ella o ayudarte a identificarla. Y si nadie se hace cargo de ella o no tiene tiempo de hacerlo…

4.- Aislar y soltar…

Tú puedes hacerlo… Si has identificado al animal al 100%, no es peligrosa (víboras) y por lo que sea no puede ir nadie a recogerla, puedes sacarla de tu propiedad siguiendo estos estos consejos…

Ten en cuenta que son especies muy escasas, protegidas por ley y que merecen tu respeto e intenta no hacerle daño al animal; es un ser vivo al fin y al cabo, que ha tenido la desgracia de pasar por tu jardín o caer dentro de un “efecto trampa” (llámese piscina, pozo etc.). Más asustada estará ella que tú! 😉

  1. Coge el cubo de la basura, una caja de cartón grande o similar.
  2. Coge un palo, escoba… a modo de gancho, para dirigirla.
  3. Ponte guantes de trabajo o jardinería. Con estos basta para culebras no venenosas.
  4. Intenta dirigirla con el palo o escoba hacia la caja o cubo que tienes en la mano o en el suelo.

    serpiente en el jardin

    Ejemplo gráfico de cómo llevar una serpiente a un recipiente.. Créditos: wikihow.com

  5. Ten paciencia y no te asustes, que las serpientes no persiguen a la gente ni nada por el estilo y sí suelen quedarse enroscadas a la defensiva.
  6. Una vez dentro del cubo o caja, llévala a una zona con foresta, matorral, allí de donde creas a podido venir. O bien llama al 112 para que la recojan.
  7. Ya está hecho. Una vida salvada y tu puedes dormir hoy un poquito más contento por haber salvado un tesoro natural en peligro de desaparecer de nuestros ecosistemas.

¡Hay una culebra en el jardín! ¿Qué hago? En definitiva, si te encuentras con un anfibio o reptil y no sabes qué hacer con él ni dónde llevarlo, sigue estos pasos por orden e importancia y todo irá bien.

¡¡Saludos escamosos y si te ha gustado, COMPARTE!! 😉

Curso de iniciación a la Herpetología (S.E.Z) 7 y 8 de Abril 2018

Curso de iniciación a la Herpetología (S.E.Z) 7 y 8 de Abril 2018

En Bicheando.net nos han invitado, en el marco de sus talleres de primavera 2018, a impartir el  curso de iniciación a la herpetología y estamos muy contentos y esperamos te apuntes y nos entretengamos mucho acercándonos a esta otra naturaleza.

Puedes descargar la información completa (temario, ponentes…) de todos los cursos en este enlace.

El curso tendrá lugar en La Finca Doña Blanca en Don Benito, durante el fin de semana del 8 y 9 de abril.

curso herpetologia bicheando

Os pasamos algo de información de la web de la Sociedad Extremeña de Zoología:

“Todos los cursos tendrán un mínimo de 10 plazas y un máximo de 15.  El precio de cada curso es de 60€ para los socios y de 70€ para los no socios, e incluye alojamiento y seguro de responsabilidad civil, así la comida del sábado y el desayuno del domingo. Cada curso contempla un total de 12 horas lectivas. La parte teórica seguirá el siguiente horario:

  • Sábado: 10-14 y 16-20
  • Domingo:10-14

El curso tendrá lugar en La Finca Doña Blanca en Don Benito.

Puedes descargar la información completa (temario, ponentes…) de todos los cursos en este enlace. Los certificados de aprovechamiento de la Sociedad Extremeña de Zoología pueden ser presentados para las oposiciones de educación computables en el apartado de Realidad Educativa Extremeña.

 

¿Apetece? Pues ya sabes, ponte en contacto con la Sociedad Extremeña de Zoología y apúntate. Gracias por tu tiempo y tu asistencia.

Algunas fotos del curso, una vez realizado…

guia-sonora-anfibios-españa-peninsula-iberica-portada

Guía sonora del canto de los anfibios -Península Ibérica-

Guía sonora: el canto de los anfibios de la Península Ibérica.

¿Sabes distinguir el sonido de las diferentes especies de ranas? ¿Y el canto de los sapos? ¿Sabías que hay una especie que canta como una gallina excitada? ¿Y otra como el Autillo? Hoy en Bicheando.net te ayudamos a responder a estas preguntas y a identificar estos cantos, con muchos ejemplos audiovisuales.

¡¿Empezamos?!

Lo primero que tienes que saber es que el canto de las ranas y de los sapos en la Península Ibérica tiene una función principalmente reproductora, aunque también emiten vocalizaciones que indican la identidad de la especie, el sexo, su estado reproductivo, la presencia de agua y su localización en el espacio etc. En el caso de las hembras, sólo algunas especies son capaces de producir algún tipo de canto y no suele ser tan “ruidoso”.

Macho de Ranita de San Antonio (Hyla molleri)

Macho de Ranita de San Antonio (Hyla molleri) en celo, con su saco vocal extendido.

En general y durante el año, los anfibios no emiten sonidos ni vocalizaciones. Son seres silenciosos, huidizos y miméticos que intentan pasar desapercibidos, salvo en las excitantes épocas reproductivas de primavera y otoño.

Es una gozada andar por la mañana o la noche y escuchar ese “croack, croak...” de las ranas en los estanques o los sapos en las charcas; un mix de coros de varias especies en una catarsis de reclamos sonoros que a veces es difícil separar e identificar.

Pero antes de pasar a identificarlos, es importante recalcar algunos conceptos sobre el canto y los sonidos que emiten los anfibios.

1.- No solo los anuros emiten sonidos.

Aunque son las ranas y los sapos, dentro de los anfibios, los que tienen cuerdas vocales verdaderas, por así decirlo, el tritón, la salamandra o el gallipato* (*con éste tenemos dudas) también pueden emitir sonidos de defensa u alerta, cortos y agudos, al ser manejados.

2.- Amplifican sus sonidos con los sacos vocales.

Casi todas las especies de anuros ibéricos presentan sacos vocales que potencian el volumen y alcance del sonido emitido hasta uno o dos kilómetros de distancia. Hilando fino te diríamos que hay tres tipos principales de saco vocal:

Tipo 1: “Subgular madia > Gran saco vocal situado debajo de la barbilla. (Epidalea calamita)

sapo corredor sonidos de anfibios

Tipo 2: “Vinculados laterales” > Dos sacos juntos en el borde de la barbilla. (Pelophylax ssp.)

Tipo 3: “Vinculados subgulares” >  Dos bolsas vocales debajo de la barbilla.

3.- Se llama “canto nupcial” por algo…

Las ranas y los sapos hacen uso del sonido a través de sus cantos casi única y exclusivamente para reproducirse. Tanto hembras como machos poseen sacos vocales, si bien son los machos son quienes desarrollan esas grandes bolsas repletas de aire.

Tienen además otras funciones entre las que destacar el marcaje y defensa del territorio, reconocimiento de los de su misma especie, incluso se dice que para alertar sobre la aparición de depredadores. ¡Quizá este medio de comunicación tan simple tenga aún más funciones por descubrir! 🙂

4.- Hay anfibios que se orientan con los cantos de otros anfibios.

Como curiosidad, se ha estudiado que hay especies de tritones que se orientan con las vibraciones de los cantos de anuros para llegar hasta las charcas. En este caso, la ausencia de oído externo y medio no es un problema para estos urodelos, ya que sí poseen oído interno y paredes corporales, que pueden procesar el sonido… Interesante, ¿no?

5.- And the winner is…

Como norma general, las hembras eligen a los machos con cantos más graves, potentes, frecuentes y duraderos. Ahí es nada, pero tiene una explicación sencilla: los machos con más energía, reservas y fortaleza física son los que emiten mejores cantos y los que se aparean con las hembras (amplexo).

Sapo corredor macho (Epidalea calamita) con el saco vocal extendido...

Sapo corredor macho (Epidalea calamita) con el saco vocal extendido…

 

A los entusiastas de la herpetología nos es muy útil saber diferenciar los distintos cantos porque esto nos da la posibilidad de identificar las especies que hay en el humedal en plena oscuridad y en un corto espacio de tiempo. ¡Incluso antes de haber puesto los pies allí!

Ya sin más dilación vamos a ver y escuchar los cantos los anuros de la Península Ibérica.

La rana común (Pelophylax perezi). El típico “croac, croac” diurno y en coro. Vídeo de José Francisco Calvo.

La rana patilarga (Rana iberica) emite un único sonido agudo de forma más o menos seguida tipo “cru….cru…cru.”. Vídeo de André Couto.

La rana bermeja (Rana temporaria) tiene un canto a modo de pequeñas ráfagas de metralleta estilo “cruuuu, cruuuu, cruuu…” Veámoslo en el vídeo de Wild Films Channel.

La ranita meridional (Hyla meridionalis), con un canto único, nasal e intenso. Vídeo de pedro Luna.

La ranita de San Antonio (Hyla molleri). Un canto repetitivo y a intervalos muy cortos tipo “ra, ra, ra, ra…”. Vídeo de Ricardo Zaldívar.

El sapo partero (Alytes ssp.) no presenta sacos vocales y puede cantar incluso enterrado. Tiene una nota solitaria, esporádica, clara y aflautada, muy parecida al sonido del Autillo Europeo (Otus scops) tipo “hu, hu, hu…”. Sea como fuere es claramente diferenciable del resto de anuros. Vídeo de Javier Burgos.

Los sapos comunes (Bufo spinosus) son solitarios cantadores (salvo excepciones con grandes concentraciones) y emiten sonidos de baja intensidad ásperos y agudos. Vídeo de BRUITX.

Los sapos corredores (Bufo calamita) cantan de noche, en zonas de agua poco profunda. Tienen un saco vocal muy desarrollado y yerguen su cuerpo para destacar y ser vistos. El canto es pulsátil, potente y retumbante, y se repite hasta el aburrimiento. 😉 Vídeo de Docudiegales Productions.

El canto del sapo de espuelas (Pelobates cultripes) es igualito al de una gallina excitada… No tiene perdida, jaja e incluso a veces cantan bajo el agua. Vídeo de versicora.

Los sapillos moteados de la península ibérica (Género Pelodytes ssp.) tiene un peculiar canto a bisagra vieja y son los primeros del año en oírse (al menos en el centro peninsular, que a 2º pueden estar cantado tan panchos) Vídeo de Miguel Alonso.

Y por último, el sapillo pintojo ibérico (Discoglossus galganoi) con ese sonido metálico, recurrente y de baja intensidad, difícil de escuchar, a veces. Vídeo de Saber Animal.

Esperamos que este artículo pueda servirte de referencia y guia para aprender (o usar en el campo) y poder identificar a todos estos animalitos tan fantásticos que pueblan nuestros humedales entre la primavera y el otoño.

¿Te ha gustado? Pues “cántalo” a los 4 vientos y ayúdanos a seguir visibilizando esta otra naturaleza tan desconocida.

Para más información:

www.fonozoo.com

www.reptilesextremadura.blogspot.com.es/2010/03/sonidos-de-anfibios.html

www.allyouneedisbiology.wordpress.com/2016/06/26/el-canto-de-ranas-y-sapos

comunicación acústica en anuros ibéricos: influencia del clima, hábitat y el ambiente sonoro. museo nacional de ciencias naturales (mncn).

https://www.weboryx.com/oryx/cms/es/producte/4238/1/cd-guia-sonora-de-las-ranas-y-sapos-de-espana-y-portugal.html

http://www.sonidosdelanaturaleza.com/es/producto/15/gu%c3%8da-sonora-de-las-ranas-y-sapos-de-espa%c3%91a-y-portugal.html

http://www.revistaciencias.unam.mx/pt/149-revistas/revista-ciencias-109-110/1237-comunicaci%C3%B3n-ac%C3%BAstica-en-anfibios-y-su-trascendencia-evolutiva.html

https://es.wikipedia.org/wiki/Saco_vocal
culebras de españa. culebras de la península iberica

Las culebras de la Península Ibérica. Identificación y distribución.

Las Culebras de la Península Ibérica. Identificación y distribución.

De las más de 3000 especies de serpientes que hay aproximadamente en el mundo catalogadas, 45 especies citadas viven en Europa y 15 de ellas habitan en la Península Ibérica, que es el país de Europa con mayor número de ellas. Italia y Grecia (países mediterráneos con climas suaves) tienen también una gran biodiversidad ofidia.

De estas quince, hay tres especies de víboras y once especies de culebras ibéricas, ya que según el autor o autores, al menos una especie foránea tienen rango de especie establecida (Valle de Arán).

Las culebras pertenecen a la familia de los colúbridos en donde se engloba a estas especies inofensivas y de medio tamaño, en general.

Las culebras ibéricas viven una amplia gama de hábitats. Desde subsuelos arenosos, dunares o arcillosos como la Culebra de Cogulla, pasando por medios acuáticos, hasta las altas montañas del Pirineo.

Estos reptiles vertebrados perciben su entorno en base a las vibraciones, y usan combinación con la visión y el olor (órgano de Jacobson) para detectar partículas de olor en el aire y obtener información de su entorno como detectar potenciales presas, saber si se acerca algún peligro o identificar a sus congéneres en épocas reproductivas.

En Bicheando.net hoy te traemos un listado y galería para hacerte un poco más fácil su identificación y disfrute.

De las 11 que veremos, solo hay dos especies moderadamente venenosas: la culebra de cogulla y la culebra bastarda. ¡Pero su mordedura no representa riesgo alguno para el ser humano!

Listado especies de culebras de la Península Ibérica:

  1. Culebra viperina (Natrix maura)
  2. Culebra de collar mediterránea (Natrix astreptophora)
  3. Culebra de escalera (Rhinechis scalaris)
  4. Culebra lisa meridional (Coronella girondica)
  5. Culebra lisa europea (Coronella austriaca)
  6. Culebra bastarda o de montpellier (Malpolon monspessulanus)
  7. Culebra de herradura (Hemorrhois hippocrepis)
  8. Culebra de cogulla (Macroprotodon brevis)
  9. Culebra verdi-amarilla (Hierophis viridiflavus)
  10. Culebra de esculapio (Zamenis longissimus)
  11. Culebra de collar helvetica (Natrix natrix) -Pottier, 2016, valle de Arán-

1.- Culebra Viperina (Natrix maura)

La Culebra Viperina (Natrix maura) es la “culebra de agua” por antonomasia, la que te encuentras en charcas y lagunas y en sus cercanías de forma más común, pues su vida transcurre cazando peces y anfibios, principalmente, como en la siguiente imagen. ¡Espectacular!

Culebra viperina devorando una carpa. Créditos y cesión: Jose Joaquín Santos

Culebra viperina devorando una carpa. Créditos y cesión: Jose Joaquín Santos

Tiene una coloración parda u oscura base aunque variable, pudiendo llegar a existir desde ejemplares melánicos (negros o muy oscuros) a otros con una línea dorsal doble que recorre todo su cuerpo, denominándose “bilineata”. Llega a alcanzar los 80 cm de largo, siendo los 60 cm lo más común en adultos.

También se la denomina “culebra viperina” dado su comportamiento defensivo llamado Mimetismo batesiano: imita el comportamiento, forma y diseño de especies venenosas como las víboras, aplanando el cuerpo y triangulando la cabeza.

Natrix maura (culebra de agua).

Natrix maura (culebra de agua) triangulando la cabeza para parecer peligrosa.

Se distribuye por toda España y Portugal, Francia, Suiza, Italia y el norte de África. Además ha sido introducida en las Islas Baleares (Mallorca y Menorca).

2.- Culebra de Collar (Natrix astreptophora)

Mapa del género “Natrix” en el mundo.

La otra “culebra de agua”, pero menos asociada a hábitats húmedos, cuyos juveniles presentan un “collar” blanco muy característico que rodea el cuello.

Puedes diferenciarlas a simple vista y de lejos porque da la casualidad de que esta especie, en el agua, repta sobre ella, y rara vez se zambulle, al contrario que Natrix maura, se suele bucear mucho.

En su dieta, además de peces y anfibios, podemos encontrar reptiles pequeños y micromamíferos.

El color en los adultos es de fondo oliváceo o pardo claro, con pequeñas manchas negras alineadas que también pueden desaparecer en adultos. Sus ojos rojos y el collar en los juveniles son una clara diferenciación con Natrix maura.

Culebra de collar adulta...

Culebra de collar adulta…

Puedes verla, en general, en toda la Península Ibérica (en la mitad norte es más abundante) y en el noroeste de África. Como decíamos, está menos relacionada con medios acuáticos que Natrix maura.

Como curiosidad decirte que esta especie es una maestra de la actuación. Si se ve amenazada y no tiene escapatoria, se pone “panza arriba” y aparenta estar muerta. Esta táctica defensiva llamada tanatosis hace que potenciales depredadores no quieran arriesgarse a comer carroña, y así la estrategia resulta efectiva en muchos casos. En la siguiente imagen puedes comprobar esta magnífica “teatralización”…

Tanatosis de culebra de collar. Créditos: Fátima Uribarri XL Semanal

Tanatosis de culebra de collar. Créditos: Fátima Uribarri XL Semanal

3.- Culebra de Escalera (Rhinechis scalaris)

La culebra de escalera es una serpiente “grande”, de cuerpo robusto, con un peculiar morro agudo. Alcanza una longitud de 1,5 metros, por regla general. Es la más común en España, y la más urbana, pudiendo encontrarse ejemplares a día de hoy en núcleos urbanos (desechos, basureros, casas abandonadas, parques etc.)

Culebra de escalera con sus dos bandas negras características de la especie (Adultos)

Culebra de escalera con sus dos bandas negras características de la especie (Adultos)

Su coloración es muy distinta entre ejemplares juveniles y adultos: los juveniles o subadultos presentan un diseño de manchas negras a lo largo de su espalda con forma de «H» que se asemeja a una escalera de mano, al que debe su nombre común.

Los adultos son de color rojizo o pardo y presentan dos claras líneas negras paralelas recorriendo su espalda.

Ocupa todos los biotopos mediterráneos, de cultivos y ganadería y sólo escasea en los lugares muy áridos. Se alimenta principalmente de pequeños mamíferos, con el tamaño de un gazapo como máximo, y también las aves y sus huevos entrar en su dieta, si puede conseguirlos.

Para nosotros, como decíamos, es la serpiente más común y abundante en la península, junto con Natrix maura.

4.- Culebra Lisa Meridional (Coronella girondica)

La Coronella girondica es una serpiente de pequeño tamaño (60cm)y cuerpo alargado. Tiene además la cabeza pequeña y cola relativamente corta, lo que a veces la puede confundir (en zonas de serranía) con la víbora.

Culebra lisa meridional (Coronella girondica) -Lugo-

 Culebra Lisa meridional (Coronella girondica)

Culebra Lisa meridional (Coronella girondica) Detalle de la cabeza

Si te fijas en su cabeza, verás que tiene una gran mancha oscura en forma de U, que forma una raya oscura que atraviesa los ojos. ¡Esta “U” es inconfundible.

Además se la puede diferenciar de la C. austriaca porque mientras la austriaca presenta un color ventral uniforme, la C. girondica lo tiene ajedrezado.

También puedes contar la disposición de las escamas infraoculares y/o supralabiales, Si la 3º y 4º escama están tocando el ojo, es Austriaca, y si la 4º y 5º escamas son las que tocan el ojo, es girondica. Haz la prueba con esta foto… 🙂

Una característica 100% infalible para diferenciar a las culebras lisas peninsulares...

Una característica 100% infalible para diferenciar a las culebras lisas peninsulares… Créditos y cesión: Alejandro García Salmerón.

Se distribuye por Italia, el sur de Francia, la Península Ibérica (menos en algunas partes del norte de la cordillera cantábrica) y el norte de Magreb.

Habita tanto los parajes de bosque y matorral mediterráneos como los campos de cultivo, siempre ligada a pedreras o zonas con muros o construcciones tanto artificiales como naturales.

5.- Culebra Lisa Europea (Coronella austriaca)

Otra especie de pequeña culebra, muy parecida a la anterior en coloración y tamaño, pues raramente sobrepasa los 60 cm de longitud. La cabeza tiene forma ovalada, aparentando ser, en proporción al cuerpo, relativamente pequeña. Es de cuerpo un poco más robusto que la anterior, además.

Coronella-austriaca-culebra-lisa-europea-gredos

Culebra Lisa Europea (Coronella Austriaca)

La diferencia principal con C. girondica es la presencia de una línea, parda o negra, que recorre los laterales de la cabeza; se inicia en los orificios nasales, rodea ojo por debajo y se prolonga hasta el cuello, pero que no está presente entre los ojos. Y como hemos dicho anteriormente, no presenta la panza ajedrezada.

Culebra lisa europea (coronella-austriaca)

Culebra lisa europea (coronella-austriaca). Detalle de la cabeza…

Culebra lisa europea (coronella-austriaca) Detalle de la cabeza.Tiene, eso si, una distribución y abundancia mucho menor ue la C. girondica. Es uno de los ofidios ibéricos con una distribución y abundancia más reducidas y se la puede observar sobretodo en sierras de cierta altitud, en nuestra experiencia.

Culebra lisa europea (Coronella austriaca) -Oporto-

Culebra lisa europea (Coronella austriaca) -Oporto-

Posee (y esto poca gente lo sabe) glándulas de veneno, pero que no puede inocular porque su dentición no permite que el veneno se canalice al exterior. Curioso, ¿no? Es por lo tanto, totalmente inofensiva.

6.- Culebra Bastarda (Malpolon monspessulanus)

Sin duda una de las culebras con mayor carácter, belleza y porte que tenemos. Los ejemplares macho adultos superan los 2 metros y se han dado citas de 2,5 metros de longitud. Sin duda, la mayor especie de la península ibérica y de Europa.

culebras de la peninsula iberica. Culebra bastarda

Macho de culebra bastarda en el Río Jarama (Madrid)

Es una de las llamadas “culebras venenosas” pues tiene dientes que canalizan veneno en la parte posterior de la boca (opistoglifa). Más o menos como si tuviera una “muela” superior y en la parte de atrás capaz de inocular veneno.

Su veneno se inocula por “masticación”, no por un simple mordisco, y es raro que pueda inocularlo. Como hemos dicho anteriormente, es inofensiva para el ser humano. Duele más su mordisco que los posibles efectos de ser inoculado.

Macho de culebra bastarda (Oporto)

Macho de culebra bastarda (Malpolon-monspessulanus), se puede apreciar, además de la mancha negra bien definida detrás del cuello, que las escamas supralabiales no tienen bordes negros típicos en las hembras.

Diurna, grande, alargada, muy rápida y agresiva. Tiene una “ceja” (escama supraocular) que le otorga una mirada de “peligrosa” o “enfadada” muy singular.

Culebra bastarda (Malpolon-monspessulanus) -Oporto-

Macho de culebra bastarda (Malpolon-monspessulanus).

Destacar que es una especie denominada ofiofága, es decir, que es una depredadora de otras serpientes y culebras, incluidas las víboras, que no duda en matar por constricción y engullir, si tiene la oportunidad.

Aunque a veces las tornas cambian…

Mantis religiosa devorando culebra bastarda. Créditos: Pierre Legeard

Tiene un color verdoso muy bonito, con dibujos negruzcos manchados que van desapareciendo con la edad, quedando un color más uniforme.

Malpolon monpessulanus juvenil, posiblemente hembra, en posición de ataque.

Los machos tienen una mancha dorsal oscura cerca del final del cuello que se suele llamar “silla de montar” y se asocia a épocas reproductivas.

7.- Culebra de Herradura (Hemorrhois hippocrepis)

Típica serpiente de bosque seco y zona de matorral, la culebra de herradura tiene una serie de manchas circulares en el dorso y una mancha en forma de herradura, que rodea la nuca y a quien debe su nombre común. Una clara diferencia en comparación al resto de culebras de la Península Ibérica.

culebra de herradura (Hemorrhois hippocrepis)

Culebra de herradura juvenil (Hemorrhois hippocrepis)

Su coloración y patrón es muy bonito: presenta un color amarillo muy poco patente, ya que tanto la cabeza como el dorso poseen manchas negras que, en conjunto, dan una tonalidad al reptil oscura casi negra.

Culebra de herradura (Hemorrhois hippocrepis) tomando el sol.

Culebra de herradura (Hemorrhois hippocrepis) tomando el sol.

Suele medir un metro de largo y es muy ágil: no dudará en asolearse en una rama alta de un árbol o trepar por un muro si hay un nido de pollos arriba. Se alimenta principalmente de roedores, lagartijas y pequeñas aves.

Culebra de Herradura (Hemorrhois hippocrepis)

Culebra de Herradura (Hemorrhois hippocrepis) Créditos y cesión: David Candel Arbo.

En la península ibérica se distribuye por la mitad meridional, sin rebasar el norte del Sistema Central, pudiéndose también encontrar esta especie en países como Túnez o Libia, ya en África. Puedes encontrarla, generalizando, en el Sur de España y Portugal y el el linde mediterráneo.

8.- Culebra de Cogulla (Macroprotodon brevis)

Ofidio raro, quizá el ofidio con menos abundancia de la península, y muy castigado por la abundancia del jabalí, por ejemplo, de quien es presa fácil. Sus hábitos subterráneos además hacen difícil un censo real.

culebra de cogulla occidental (Macroprotodon brevis)

Una imagen curiosa de la culebra de cogulla occidental (Macroprotodon brevis) a punto de hacerse la muerta…

De cabeza relativamente corta, deprimida y hocico especialmente corto, que le sirve para excavar en la tierra y arena donde suele encontrarse. Ofidio pequeño que no sobrepasa el medio metro de longitud, por regla general.

Macroprotodon brevis. Culebra de cogulla occidental.

Culebra de cogulla occidental (Macroprotodon brevis) a punto de mudar la piel…

De coloración mayoritariamente grisácea, con una banda oscura en la cabeza en forma de uve y un collar nucal oscuro, tiene cinco líneas longitudinales de pequeñas manchas oscuras y el vientre de fondo blanquecino o grisáceo con manchas oscuras con diseño ajedrezado.

Culebra de cogulla occidental Macroprotodon brevis

Culebra de cogulla occidental (Macroprotodon brevis) en los Montes de Toledo, donde sí es abundante, en comparación con otras áreas.

La mancha en “uve”, los ojitos pequeños y el collar nucal oscuro son los mejores caracteres para el reconocimiento de la especie entre el resto de los colúbridos ibéricos.

Igual que la culebra de collar (Natrix astreptophora) puede hacerse la muerta en determinadas circunstancias, lo que como comentábamos, se llama tanatosis. Otra actriz en el teatrillo de la supervivencia… 😉

Tanatosis en la culebra de Cogulla.

Culebra de cogulla occidental (Macroprotodon brevis) haciéndose la muerta (“tanatosis”)

9.- Culebra Verdi-amarilla (Hierophis viridiflavus)

La culebra verdiamarilla (Hierophis viridiflavus) es una especie poco abundante y con una limitada distribución en la Península Ibérica, si bien en otros países mediterráneos es bastante común.

Culebra Verdi-amarilla (Coluber Viridiflavus) Juvenil.

Culebra Verdi-amarilla (Hierophis Viridiflavus) Juvenil. Créditos y cesión: Rafael Vázquez Graña

En España como decíamos se encuentra solo en los Pirineos, donde su distribución es continua salvo en el Norte de Aragón. Ocupa los valles de las zonas más altas del Pirineo, en general. También zonas herbáceas y bosques de robledales y pinares con riberas de ríos y riachuelos.

Culebra Verdi-amarilla (Coluber Viridiflavus) Adulto

Culebra Verdi-amarilla (Hierophis Viridiflavus) Adulto. Créditos y cesión: Alejandro García Salmerón.

Se alimenta de pequeños roedores, lagartos y lagartijas, si bien en su dieta también entrar otras serpientes, como el caso de la víbora del Pirineo (Vipera aspis).

Culebra Verdi-amarilla (Hierophis Viridiflavus) Juvenil. Créditos y cesión: Alejandro García Salmerón.

La bonita coloración de los juveniles da paso a un esplendoroso patrón y colorido en los adultos, verdes dispersos sobre una base clara o amarilla, de ahí su nombre.

10.- Culebra de Esculapio (Zamenis longissimus)

La culebra más rara y escurridiza de todas. Como curiosidad , decirte que debe su nombre común a que históricamente se ha representado a Asclepio, dios griego de la Medicina, con un bastón sobre el cual se enrollaba un ejemplar de la especie.

culebra de Esculapio (Zamenis longissimus)

Culebra de Esculapio (Zamenis longissimus) créditos y cesión: Rafael Vazquez Graña.

Es una culebra de gran tamaño, esbelta y puede alcanzar fácilmente los 2 metros de longitud. Presenta una coloración marrón u olivácea, con la parte anterior del cuerpo algo más clara. No duda en depredar roedores, huevos, aves y otros reptiles, a los que ahoga mediante constricción. Igualmente depreda otras serpientes si se da el caso.

Culebra-de-Esculapio-(Zamenis-longissimus)-002

Culebra de Esculapio (Zamenis longissimus) a punto de mudar la piel (ojos opacos): Créditos y cesión: Alejandro García Salmerón.

Se distribuye por el sur de Europa occidental y oriental y en la Península Ibérica sólo se encuentra en la zona de los Pirineos y en algunas zonas muy concretas de la Cordillera Cantábrica Oriental.

Y terminado una “novedad” en el mundillo de las serpientes y otra que algunos autores no catalogan como especie…

11.- Culebra de collar helvetica (Natrix natrix)*

En la reciente obra de Pottier (2016), aparece fotografiado un ejemplar del valle de la Pique (Bagnères de Luchon, Francia), que corresponde a un típico ejemplar de N. natrix helvetica.

Natrix Natrix (valle de Arán)

Culebra de collar helvetica (Natrix natrix)* en el Valle de Arán.

Ello hace pensar que la población presente en el valle de Arán pertenezca a esta especie, quizás la única en territorio español.

Culebra de collar (Natrix natrix) melánica fotografiada en el valle de Arán. Créditos: Daniel Fernández Guiberteau.

Resultado de imagen para valle de aran mapa

Además, según el detallado mapa publicado en esa obra, la población del valle de Arán está separada de las más próximas meridionales por un banda de unos 40 km, lo que hace suponer ausencia de simpatría entre las dos especies en el Pirineo Central.

Pero en el Pirineo Oriental y en el Pirineo Occidental, hay numerosas cuadrículas colindantes con presencia de las dos especies, por lo que se precisan estudios morfológicos y genéticos para delimitar las áreas de ambas especies.

*Textos recogidos de La Enciclopedia Virtual de los vertebrados ibéricos.

En resumen, tener estas especies de culebras ibéricas en nuestros ecosistemas es un gran tesoro. Por desgracia todas están amenazadas, bien por causas como atropellos, fuegos intencionados, pisadas injustificadas… o bien por la falta de un mayor conocimiento de las mismas, siempre catalogadas como “bichos peligrosos” cuando en realidad son animales que nada quieren saber de su mayor depredador: el ser humano.

Y finalizando el artículo, si también te interesan las víboras ibéricas, puedes leer nuestro articulo relacionado con las 3 especies de vipéridos:

Víboras. Algunas cosas que deberías saber sobre nuestras especies

Agradecer a Rafael Vázquez Graña, Alejandro García Salmerón, José Joaquín Santos Leal y David Candel Arbo por cedernos algunas fotos para ilustrar algunas especies.

Y por lo demás, si te ha gustado el artículo, seguro que hay otras personas a quienes también les gustaría leerlo, ¿no? ¡Pues a compartir!  😉

5-libros-de-anfibios-y-reptiles-2018

15 libros de anfibios y reptiles recomendados para tu biblioteca bichera.

15 libros de anfibios y reptiles recomendados para tu biblioteca bichera.

Hoy en Bicheando.net te traemos una selección de 15 libros sobre anfibios y reptiles en Español, Catalán y Gallego que deberían ser imprescindibles en tu biblioteca bichera. Algunas publicaciones son más técnicas que otras, pero la mayoría, (si te interesa este mundo), son magníficas referencias de consulta y disfrute para cualquier amante de la herpetología y la naturaleza escamosa como tú. Y si conoces alguno más, no dudes en comentar el artículo.

Índice de libros sobre anfibios y reptiles:

  1.  Amphibian Survey and Monitoring Handbook (Noviembre 2017)
  2. Guía de campo de los anfibios y reptiles de España y de Europa. (2017)
  3. Anfibios y reptiles de la península ibérica, baleares y canarias. (2011)
  4. Atlas y libro rojo de anfibios y reptiles de España. (2004)
  5. Mi primer guía de campo de anfibios y reptiles (2017)
  6. Guía de las serpientes de europa. (1992)
  7. Reptiles y anfibios: Guía de campo. (2007)
  8. Guia dos anfibios e reptiles de Galicia. (2006)
  9. Guía de reptiles de España; identificación, historia natural y distribución. (2013)
  10. Anfibios españoles. (2001)
  11. Reptiles y anfibios (manuales de identificación) (2001)
  12. Los anfibios de europa (2º ed.). (1995)
  13. Amfibis i Reptils de Catalunya Pais Valencia i balears. (2011)
  14. Anfibios y reptiles de la Península Ibérica, Baleares y Canarias. (1999)
  15. Serie fauna ibérica. volúmenes 10 y 24. (2003)

*recomendaciónes Bicheando.net

1. Amphibian Survey and Monitoring Handbook (Noviembre 2017)

Antes de pasar al listado, te adelantamos éste fenomenal y muy nuevo “Manual de estudio y muestreo de anfibios”. Un libro que cubre toda la gama de técnicas de muestreo, detalles y documentación sobre cómo presentar los resultados. Está escrito por John W. Wilkinson, un especialista en biodiversidad de anfibios con muchos años de experiencia de campo e investigación.

Y ahora sí, vamos con nuestro listado…

2. Guía de campo de los anfibios y reptiles de España y de Europa

GUIA DE CAMPO DE LOS ANFIBIOS Y REPTILES DE ESPAÑA Y DE EUROPA

J.Speybroeck, W. Beukema…

Año 2017 – ISBN: 978-84-282-1664-7

La última guía de identificación exhaustiva de todos los anfibios y reptiles de España y de Europa. Ilustrada con más de 370 dibujos en color y más de 200 fotografías, 155 mapas de distribución precisos y actualizados, tablas y descripciones precisas que permiten la identificación rápida de las especies por cualquier persona que esté interesada en la naturaleza y la vida salvaje. ¿Qué más se puede pedir?

3. Anfibios y reptiles de la península ibérica, baleares y canarias. Nuevas guías de campo.

A. Masó, M. Pijoan

Año 2011 – ISBN: 9788428213684

Una obra actual sobre herpetológica que además de las cientos de fotografías, incluye 110 mapas de distribución y 120 dibujos y espectrogramas. Y como vivimos en un mundo digital, incluye un CD con los cantos de 21 especies de anuros. Ahí es nada.

El estudio más completo y actualizado de todos los anfibios y reptiles de la Península Ibérica, Baleares y Canarias. Exhaustiva en especies, subespecies, formas, morfologías y coloraciones.

Asesorada por catorce herpetólogos especialistas en los distintos grupos, lo que garantiza el máximo rigor científico y la actualización de todos los datos. Incluye toda la información necesaria para la identificación rápida y certera de cualquier ejemplar en el campo.

4. Atlas y libro rojo de anfibios y reptiles de España.

Ministerio de agricultura y pesca, alimentación y medio ambiente. Juan M. Pleguezuelos, Rafael Márquez Miguel Lizana (Editores científicos)

Año 2004 – ISBN: 9788480145763

Una obra también bastante actual con 587 páginas apadrinada por el  Ministerio de Medio Ambiente (descarga gratuíta) en colaboración con la Asociación Herpetológica Española, donde se aborda el análisis y a problemática de las especies de anfibios y reptiles de España.

5. Mi primer guía de campo de anfibios y reptiles (2017)

Victor J. Hernandez

Año 2017 – ISBN: 9788416702428

Una obra de bolsillo y tapa blanda con contenidos coloquiales y fácilmente entendibles para los que se quieren iniciar en este campo de la herpetología.

Con un precio de solo 11€ esta guía de campo se enmarca dentro de la colección de guías de campo diseñadas para descubrir la fauna y flora ibéricas a niños, jóvenes y principiantes de cualquier edad, y motivarles a disfrutar de la Naturaleza.

6. Guía de las serpientes de europa.

S. Bruno, S. Maugeri

Año 1992 – ISBN: 9788428209175

Una publicación más antigua pero que hace un resumen minucioso de las especies de serpientes de la Península Ibérica y Europa, ofreciendo una descripción puntual de las 31 especies más extendidas por Europa. Son pocos los textos de divulgación sobre serpientes, y este libro pretende llenar esta laguna, según sus autores.

La primera parte -muy interesante- (antes de ver las distintas especies de serpientes) trata sintéticamente del papel de la serpiente en la cultura de los pueblos, desde los más antiguos y lejanos a nuestros días, y a continuación aborda su morfología y su comportamiento en la naturaleza o en cautividad.

7. Reptiles y anfibios: guia de campo.

E.N. Arnold, D. W. Ovenden

año 2007 – ISBN: 9788428212533

Esta segunda edición renovada contiene descripciones de todas las especies de salamandras, tritones, ranas, ranitas de san Antonio, sapos, tortugas terrestres, tortugas marinas, galápagos, gecos, agamas, lagartos, camaleones, luciones, eslizones, anfisbénidos y serpientes que se encuentran en Europa.

El texto ha sido completamente actualizado, porque en los últimos veinte años el conocimiento de la historia natural y biología de estos populares grupos ha aumentado considerablemente. En cada especie encontramos el nombre científico, junto con los nombres en castellano, catalán, euskera, gallego, portugués, francés, italiano, inglés y alemán. La guía abarca España y Europa, las islas atlánticas (Canarias, Madeira y las Azores), las islas Baleares, las islas griegas y la costa de Turquía.

8. Guia dos anfibios e reptiles de Galicia

Moises Asensi Carbita

Año 2006 – ISBN: 9788496526297

Esta guía en Gallego, estudia los 14 anfibios y 29 reptiles que son posibles observar en Galicia. Tiene bellas ilustraciones de Carlos Silvar.

Su descripción se acompaña con información sobre la situación y los riesgos actuales de estos seres, mapas de distribución y una clave completa de la identificación con los planos detallados de las características morfológicas de las diferentes especies estudiadas.

Reúne lo mejor de las anteriores obras herpetológicas de Galicia. Un manual para esencial para estudiantes y expertos gallegos.

9. Guía de reptiles de España; identificación, historia natural y distribución

Alfredo Salvador; Juan m. Pleguezuelos

Año 2013 – ISBN: 9788493619169

Reedición de esta guía que desde hace 9 años se ha actualizado con las nuevas especies de reptiles aparecidas en España, los cambios de nomenclatura y estado de conservación así como la distribución de cada especie se han analizado y se muestran totalmente actualizadas aquí.

10. Anfibios españoles

Mario García París y Alfredo Salvador

Año 2001 ISBN-10: 8493209503

Aunque ya tiene unos años, es un estudio muy detallado de los anfibios en español. Buen contenido, buen tamaño, buen precio. Libro muy interesante, con magníficas fotografías y textos excelentes.

11. Reptiles y anfibios m.i.

Halliday, M. O’Shea

Año 2001 – ISBN: 9788428212021

La guía visual más clara y precisa para poder conocer e identificar más de 400 especies de reptiles y anfibios de todo el mundo. Junto a las ilustraciones, un texto sin cientifismos indica con todo rigor las características clave de cada especie y da una información rápida y accesible.

 

12. Los anfibios de europa (2º ed.)

A. Nöllert, Ch. Nöllert

Año 1995 – ISBN: 978-84-282-0972-4

Este manual algo antiguo ya, pero muy interesante para los “nostálgicos” está dedicado a los amigos de la naturaleza que tal vez durante una excursión a un lago o a una zona de pastos sienten curiosidad por los tritones, sapos y ranas que allí viven, desean poderlos identificar y saber más cosas sobre sus formas de vida.

13. Amfibis i Reptils de Catalunya Pais Valencia i balears

Xavier Rivera, Daniel Escoriza, Joan Maluquer-Margalef, Oscar Arribas, Salvador Carranza (Societat Catalana d’Herpetologia)

Año 2011 – ISBN: 9788496553538

La primera guía de campo exclusivamente escrita en Catalán que trata de forma exclusiva las 67 especies de anfibios y reptiles presentes en el ámbito de los llamados “Países Catalanes”, y también las especies que se pueden encontrar en áreas cercanas o limítrofes y las desaparecidas en tiempos recientes. Textos y mapas específicamente elaborados para esta guía, incorporando los datos más actualizados y hasta inéditos.

280 fotografías y más de una veintena de dibujos paro poder identificar correctamente todas las especies, así como las subespecies y variedades geográficas o cromáticas más relevantes, en el campo.

14. Anfibios y reptiles de la Península Ibérica, Baleares y Canarias.

Guía de Anfibios y Reptiles de la península Ibérica, Baleares y Canarias. Ed. GeoPlaneta. Barcelona. Año 1999. 419 pp.

Descatalogado ya, pero una de esas primeras ediciones y joyas de la literatura hérpeta que bien podrías encontrar (a modo de colección) en alguna librería o en este link. De los autores Barbadillo, L.J., Lacomba, I., Pérez-Mellado, V., López-Jurado, L.F. y Sancho, V.

15. Serie fauna ibérica. volúmenes 10 y 24.
volumen 10 – reptiles. 2ª edición, revisada y aumentada. Volumen 24 – amphibia

J.M. Tierno de Figueroa, A. Sánchez Ortega, P. Membiela Iglesia y J. M. Luzón Ortega: Volumen 10: Link >> Año 2003 – ISBN: 8400081986

A. Andreu, A. Bea, F. Braña, P. Galán, L. F. López-Jurado, V. Pérez-Mellado, J. M. Pleguezuelos y A. Salvador: Volumen 24: Link >>  Año 2005 – ISBN: 84-00-07713-X

La serie fauna ibérica es una sensacional enciclopedia de descarga que no solo abarca anfibios y reptiles y de especial interés para estudiantes de biología y de la fauna ibérica. Los más prominentes biólogos y herpetólogos se han afanado en presentar los diversos estudios y conclusiones sobre nuestra naturaleza escamosa en estos dos volúmenes, algo densos de lectura, pero totalmente recomendables por su rigurosidad.

Esperamos que alguno de estos libros de anfibios y reptiles te sean de ayuda para identificar las 30 especies de anfibios y 58 especies de reptiles que viven en la península ibérica y otras tantas europeas y del mundo.

Y como siempre, si crees que falta algún libro o guía de campo no dudes en hacer tu comentario para que todos podamos disfrutar de su lectura y consulta.

Gracias por tu tiempo.

hibernacion-brumacion-anfibios-reptiles-portada-bicheando

Introducción a la hibernación y brumación en anfibios y reptiles

Si por estas fechas te preguntas dónde y cómo sobreviven los anfibios y reptiles en invierno, hoy en Bicheando.net vamos a sacarte de dudas e intentar explicarte de forma coloquial todo lo relacionado con la brumación de los anfibios y reptiles.

¿Bruman o hibernan? te preguntarás…

Vamos a intentar lo primero diferenciar estos términos…

En la hibernación los animales son capaces de mantener su temperatura orgánica constante, con independencia de las variaciones ambientales, mientras que en la brumación esta capacidad no existe, ya que los anfibios y reptiles son incapaces de regular su temperatura corporal por medios propios.

Por lo tanto…

Los anfibios y reptiles “bruman”.  Si nos ponemos muy dogmáticos y serios sólo se debería hablar de “hibernación” con los animales de “sangre caliente” como los mamíferos. Primer dato a tener en cuenta para tener un poco más de “culturilla escamosa”, aunque coloquialmente ambas expresiones son válidas, al menos para nosotros. 😉

Sigamos… ¿qué es la brumación, entonces?

La brumación es un tipo de dormancia o letargo caracterizado por una disminución drástica de la actividad del organismo en condiciones de frío, sequía, falta de alimento… propio de animales ectotermos (de sangre fría) como los anfibios y reptiles.

Las salamandras con uno de los anfibios mejor adaptados a la “época fría”…

Los reptiles y anfibios no pueden mantener una temperatura corporal constante. Si ésta baja o permanece baja durante un tiempo prolongado (días, semanas…) no pueden realizar sus funciones vitales básicas y su cuerpo reacciona induciendo al ejemplar a aletargarse para poder sobrevivir. Su ritmo cardiaco y respiratorio decaen y su metabolismo se ralentiza para ahorrar energías.

¿Por qué veo entonces lagartijas tomando el sol en pleno invierno?

Quizá ahora pienses: “Pero muchos días en invierno veo alguna lagartija tomando el sol.” ¡Claro! Ëste es un buen ejemplo de diferencia entre hibernación y brumación… Te lo explicamos:

Timon lepidus lagarto ocelado juvenil asoleandose

Lagarto ocelado juvenil (Timon lepidus) asoleándose a finales de febrero 2017, en Cabañeros…

Date cuenta que los reptiles y anfibios pueden activarse varias veces durante su brumación por que, como ya hemos dicho, su actividad depende casi directamente de la temperatura; si la temperatura aumenta unos grados o sale el sol aprovecharán para solearse con los rayos de sol e intentar tener así algo de actividad el poco tiempo que se les permita (movilidad, hidratación, alimentación…)

¿Se alimentan durante la brumación los anfibios y reptiles?

La hidratación es casi obligatoria en reptiles, así que sí. No pueden pasar muchos días o semanas sin beber, y por regla general no comen (o no comen casi) por dos razones principales:

  • Primero, porque no suele haber mucho alimento en invierno. Los insectos u otros hérpetos están brumando también.
  • Segundo, porque a partir de cierta temperatura el sistema digestivo se paraliza y no pueden “hacer la digestión”, por decirlo así.

Por ponerte un ejemplo, la temperatura mínima corporal necesaria para que el aparato digestivo de una serpiente esté activo es de unos 14º-15º (según autor).

A partir de esa temperatura, como decíamos, el “movimiento intestinal” cesa y el alimento no puede digerirse correctamente, se pudre literalmente dentro del organismo del animal y puede provocarle una infección y hasta la muerte.

Por eso mismo es raro ver serpientes en el campo por debajo de 12º o 14º en la Península Ibérica, y más si no hace sol con el que puedan coger temperatura a través de la radiación solar.

¡Para qué gastar energías si no puedo ser rápida ni quizá digerir lo que pueda cazar!

Para poder salir a buscar presas con las que alimentarse en unas condiciones adecuadas de movilidad y agilidad necesitan conseguir una temperatura corporal (que no ambiental) de entre 20º y 30º grados centígrados.

Culebra bastarda juvenil (Malpolon monpessulanus), activa y en posición de ataque, calentada por el sol de la mañana.

¿Hay algo más que active la brumación, además del frío?

Sí. Realmente es un conjunto de parámetros, entre los que destacan la bajada de temperaturas y otras dos causas principales:

1.- La disminución de las horas de luz diarias o fotoperiodo.

La luz es muy importante también para activar la brumación, porque la reducción de horas solares tanto estacional como diariamente, activa una serie de hormonas en los anfibios y reptiles que les incita a aletargarse.

También es raro ver a reptiles activos por la noche por una sencilla razón: necesitan una temperatura mínima corporal para poder correr, huir, cazar y reproducirse.

2.- La escasez de agua o humedad (nivel hídrico ambiental).

La sequía es la otra causa que activa la brumación, principalmente en los anfibios. La escasez de agua, humedad y la bajada del nivel de agua en los estanques o charcas provoca que estos animales reaccionen enterrándose bajo el lodo y permaneciendo ahí (en cualquier época del año) hasta que las lluvias regresen.

Los sapos parteros (Alytes ssp.) portan la puesta hasta que sus zonas de reproducción se inundan, si no llega el agua, la puesta se pierde…

¿Y dónde se esconden o pasan la brumación los anfibios y reptiles entonces?

La  mayoría de los sapos, tritones o ranas se entierran en el barro del fondo del estanque. Cuando veas o pases por encima de un estanque seco, piensa que bajo tus pies hay cientos de pequeñas y delicadas criaturas aletargadas esperando las lluvias. Al humedecerse y ablandarse el suelo, pueden salir a la superficie igual que entraron: excavando.

También pueden refugiarse en agujeros en la tierra, huecos de troncos, montones de hojarasca, bien porque los encuentran, o los aprovechan de otros animales (conejos) o bien porque los excavan ellos mismos.

Sapo de espuelas Pelobates cultripes

Sapo de espuelas (Pelobates cultripes) enterrado en la arena de la playa…

Hay larvas de anfibios que permanecen aletargadas debajo de las placas de hielo de las lagunas o charcas congeladas, como por ejemplo algunas larvas del sapo partero (Alytes ssp.) o de la salamandra común (Salamandra s.).

¿No se asfixian? ¿Cómo respiran?

Por ejemplo en anfibios, su metabolismo se ralentiza tanto esta fase de descanso invernal que sus o´rganos vitales no necesitan casi oxígeno, por lo que muchas veces pueden incluso permanecer en el fondo de una laguna inundada, extrayendo el mínimo oxígeno que necesitan en esa fase de letargo a través de la piel. Recuerda que los anfibios “respiran” también por la piel.

anfibios respiracion

Créditos: “Libro de Ciencias Naturales de Quinto Año”. B. Roca y G. Pérez, CEIP.

Resultado de imagen de respiracion reptiles

Créditos: “Libro de Ciencias Naturales de Quinto Año”. B. Roca y G. Pérez, CEIP.

En cuanto a los reptiles, necesitan más cantidad de oxígeno que los anfibios pero por otro lado tienen unos pulmones plegados, que les aportan mayor superficie para el intercambio gaseoso. Además excavan túneles o usan madrigueras con cierta ventilación siempre. En ningún caso pienses que se entierran vivos y aguantan la respiración, por decirlo así… Pero aprovechan mejor cada “inspiración” de aire que los humanos, como te mostramos en la anterior diapositiva… Ahí es nada.

¿Es la brumación mala para los hérpetos?La brumación no es en todo caso (y es importante dejarlo claro) negativa para estos animales. Han evolucionado durante cientos de miles de años para adecuarse a estos cambios estacionales.

De hecho la brumación es fundamental para su reproducción: muchos reptiles y anfibios no desarrollan óvulos o espermatozoides si no bruman adecuadamente. Además, en primavera, el aumento rápido de la temperatura, conlleva la activación de ciertas “hormonas sexuales” que les incitan a entrar en celo y buscar pareja. Sin estos cambios estacionales, no hay “apetito sexual”, por decirlo así.

Amplexo de sapo corredor...

Amplexo de sapo corredor (epidalea calamita)

¿Cuál es la temperatura mínima que un anfibio o reptil puede soportar?

Las células de cualquier ser vivo vertebrado necesitan un mínimo, según algunos autores y en general, de entre 1 y -0,5 grados en sus órganos vitales para poder tener una actividad vital mínima. Para soportar esta “congelación” hay anfibios, como la salamandra, que disminuyen su porcentaje de líquido corporal interno y así combaten mejor el frío. Increíble, ¿verdad?

Salamandra común del Almanzor (Salamandra s. almanzoris) en el hielo, a 5º de temperatura ambiente. Mayo 2016.

Hay incluso otros anfibios que sufren una congelación externa de hasta el 70% de su cuerpo (solo los órganos imprescindibles como el corazón y el cerebro no se congelan) durante este periodo.

O incluso hay anfibios que producen su propio anticongelante “dulce”, en forma de glucosa concentrada, para evitar la cristalización de sus células, como la rana de bosque norteamericana o la salamandra siberiana (salamandrella keyserlingi), con algunos casos en los que se han quedado congeladas en el permafrost durante años, y al derretirse este, han salido de su letargo.

Rana americana congelada

Créditos:  -Uwe Anders- El pais.com

En resumen, adaptaciones al entorno y evolutivas increíbles, de unos animales en principio delicados, que bien podrían valorarse en mayor medida. ¡Son unos supervivientes!

Por desgracia, estas habilidades tienen sus límites y ciertos ejemplares que comienzan en brumación heridos, famélicos o portando alguna infección no suelen superar esta etapa de sus vidas.

El cambio climático en la zona mediterránea y en la Península Ibérica es otro factor que está repercutiendo negativamente, ya que los inviernos cada vez más cálidos y cortos y las sequías prolongadas (que afectan principalmente a los otoños peninsulares), hacen que estos animales tengan un cierto descontrol interno y un estrés adicional.

No es difícil ver en los últimos 2 o 3 años en diciembre anfibios esperando las lluvias del otoño que nunca llegaron, en charcas secas. En este vídeo mostramos este triste caso en pleno diciembre con una de las especies más resistentes: el sapo corredor (Epidalea calamita).

Potencialmente, cambios en la temperatura ambiental en una escala global, pueden interrumpir el tiempo de reproducción, periodos de hibernación y la habilidad para encontrar alimento.

Gracias por tu tiempo y esperamos que hayas aprendido un poquito más sobre la hibernación, la brumación y el descanso invernal en anfibios y reptiles.

Cuando te pregunten “¿Dónde se meten las ranas en invierno?” esperamos ya sepas que contestar… 😉 Y si te ha gustado… ¡Comparte libremente! y ayúdanos a seguir buscando aliados y atención para esta otra naturaleza tan desconocida.

10 consejos para mejorar tus fotografías de anfibios y reptiles. Parte II

10 consejos para mejorar tus fotografías de anfibios y reptiles. Parte II

Si ya has leído nuestra primera parte sobre consejos para mejorar tus fotografías de anfibios y reptiles, aquí seguimos con los 5 consejos restantes…

6.- Prueba con el “Efecto bokeh”.

A veces, existen rayos de luz o puntos luminosos que hay detrás del reptil o anfibio a fotografiar, con los que puedes “jugar” y probar a crear el llamado efecto bokeh“.

Sapo corredor (Epidalea calamita) fotografiado en ángulo bajo con efecto bokeh. Si te fijas, puedes ver cómo, jugando con la distancia focal y profundidad de campo hemos conseguido que los espacios de luz entre las hojas adopten forma de círculos luminosos.

El Bokeh es el efecto óptico mediante el cual enfocamos bien al animal y dejamos el resto de los elementos desenfocados. Y específicamente se denomina Bokeh a aquellas fotos en las que aparecen lucecitas o circulitos luminosos en la zona desenfocada.

Aquí puedes observar el efecto bokeh más potenciado que en la imagen anterior, ya que la distancia entre el lagarto ocelado (Timón lepidus) y la foresta del fondo era mayor…

Es un efecto realmente bonito que solo requiere dos cosas:

  1. Primero, que el paisaje pueda permitirte dicho efecto. Bien prueba en un bosque con arboleda y frondosidad suficiente, por donde se cuelen rayos de luz, o bien con una ciudad de fondo, al anochecer.
  2. Segundo, que tu cámara permita una gran apertura de diafragma de f/1.4. hasta f/5.7 o similar. Cuanto más reducido sea este valor f/, mejor. Si no tienes un objetivo de gran apertura intenta utilizar cualquier objetivo con una distancia focal larga (200 mm o 250 mm).

7.- Los reflejos “acuáticos” son tus aliados.

Muchos anfibios o reptiles se encuentran en charcas o medios acuáticos en la mayoría de las ocasiones. Más allá de parecer esto un handicap, es una oportunidad para conseguir instantáneas originales e impactantes, usando como base el reflejo de su figura en el medio acuático.

No hay nada más bonito que una imagen “doble” de una rana o serpiente en la superficie del agua o bien una instantánea de un lagarto que se ha pasado a beber por la charca.

El reflejo puede ser limpio o turbio, tener más o menos elementos en la composición, pero el resultado puede ser realmente bonito, ¿verdad?!

Reflejo de sapo corredor (Epidalea calamita) en una charca.

Reflejo de sapo corredor (Epidalea calamita) en una charca.

Truco bichero: Recuerda que cuando más abajo y a nivel del agua estés, más reflejo conseguirás. Igualmente piensa que un reflejo en una superficie mojada (carretera) o en un cristal, puede resultar muy interesante.

8.- Prueba a destacar el contraste o mimetismo.

Destacar el contraste de un animal con su entorno (ej: salamandra), o por el contrario su capacidad de camuflarse (ej: camaleón), es otra forma de conseguir interesantísimas instantáneas de un anfibio o reptil.

En este ejemplo puedes ver la comparativa entre una especie aposemática (Salamandra comùn) y otra mimética (Tritón jaspeado). Aprovechar la vegetación circundante para resaltar una u otra característica puede hacer que el resultado final sea gratificante.

Hay animales que destacan por si mismos por su aposematismo (llaman la atención indicando que son venenosos) como la salamandra común, y son fáciles de fotografiar. ¡Siempre intenta resaltar esos maravillosos colores!

Salamandra común (Salamandra salamandra gallaica)

Salamandra común (Salamandra salamandra gallaica)

Otros sin embargo, tienden a reproducir los colores de su entorno (mimetismo) y se camuflan así de forma pasiva de los potenciales depredadores. Es una oportunidad para crear una interesante composición…

Ejemplo de mimetismo de una rana bermeja (Rana temporaria) entre las hojas…

Ejemplo de camuflaje de una salamanquesa común (Tarentola maurantiaca) con el entorno…

Truco bichero: Intenta captar a un anfibio o reptil en el momento de enterrarse y muestra solo parte del mismo, o sólo los ojos.

 9.- Perfila y contrasta, para sorprender.

A veces, sobre todo al atardecer, tienes la oportunidad de aprovechar la caída del sol o la salida de la luna para destacar como nunca.

Un consejo es alinearte detrás del animal y probar a contrastarlo contra el sol. Con una menor intensidad de la luz y el ángulo adecuado, podrás “dibujar” un perfil contrastado del animal y la fotografía quedará muy bonita, como en los siguientes ejemplos.

Preciosa puesta de sol protagonizada por un camaleón común (Chamaeleo chamaeleon), cortesía de Seba Gómez Ramírez.

¿Cómo conseguir este perfilado y contraste? Configura una velocidad de obturación o disparo muy alta (1/250 o más) y una profundidad de campo también alta (en este caso, ojo que el número “f” debe ser bajo, tipo f/18 o f/20).  Y por último, ajusta el balance de blancos de tu cámara en modo día o soleado si te es posible.

Ejemplo de camaleón común (Chamaeleo chamaeleon) donde el autor a buscado una composición creativa, con el sol en el espacio circular de la cola del animal…

La mayoría de estas imágenes están retocadas posteriormente en Photoshop o algún otro software, para potenciar los tonos y la intensidad de los colores dorados u oscuros del ambiente. Con estos ajustes ante una foto tan radical, puede que una foto que en la cámara no te gustase, después te sorprenda.

Y siempre, a falta de astros, puedes sorprender aprovechando otro tipo de fuente de luz urbana o artificial. A veces es cuestión de estar atento y tener suerte.

Truco bichero: ¡prueba a no usar flash por la noche! Todos llevamos linternas de noche, así que una forma de sacar fotografías originales es dejar inactivo el flash de tu cámara y enfocar al animal con una linterna por detrás, o desde otros ángulos.

Fotografía nocturna con fuente de luz externa a la cámara, de Seba Gómez Ramírez.

Recuerda que los anfibios y reptiles nocturnos son muy sensibles a la luz directa y no debes usar flash o fuentes de luz potentes de forma recurrente o abusiva. De hecho, cuanto menos lo uses, mejor. Seguro encuentras la forma de disfrutar de la fotografía sin pasarte con el flash.

10.- Dispara en RAW, si puedes.

Para no perder ni un píxel en tus imágenes, debes tener siempre presente fotografiar en formato RAW.

créditos: computerhoy.com

Fotografiar en RAW y no en JPEG garantiza que conserves los detalles de las luces altas y bajas en un archivo digital. No se trata tanto de la resolución como de tener la capacidad en la edición de ajustar al máximo la exposición y los tonos, que quizá no eran los adecuados en el momento del disparo o bien el formato jpg no te permite.

El problema del formato RAW es que hay ordenadores personales que no son capaces de procesar tanta información y peso de un archivo, pero el truco está en configurar la cámara para guardar en RAW + JPEG.

Y si nos permites, un último y no menos importante consejo a la hora de hacer fotografía: olvídate de tu cámara de vez en cuando.

Sal a bichear sin tu cámara ni el móvil y simplemente disfruta de un agradable paseo por el campo. Observa el paisaje, escucha los ruidos de los pájaros, deleitate con el pulso acelerado de tu corazón al caminar o mejor aún, sal acompañado de otras personas y muéstrales la belleza de lo diminuto, la grandiosidad de esta pequeña otra naturaleza, sin más pretensiones que encontrar la felicidad observando esta naturaleza.

Y como siempre, si te ha gustado este artículo, ¡comparte libremente!

Gracias por tu tiempo.

10 consejos para mejorar tus fotografías de anfibios y reptiles. Parte I

10 consejos para mejorar tus fotografías de anfibios y reptiles. Parte I

Dicen que la mirada es la distancia más corta entre dos personas. Esto, aplicado a la fotografía de Naturaleza, podría venir a decir que “la fotografía de naturaleza es la distancia más corta entre un ser vivo y el ser humano”.

No hay mayor placer que poder contemplar la mirada o los detalles de un anfibio o reptil en vivo.

Antes de empezar con los consejos, debes tener en cuenta que lo más importante de una fotografía es la salud y el bienestar de un animal y por supuesto del entorno donde vive.

alberto con salamandra rabilarga

De hecho, hay un movimiento de creciente creación y rápido crecimiento entre los aficionados y profesionales de la fotografía de naturaleza que predica el contacto cero entre el fotógrafo y el animal. Para ellos, no hay fotografía que merezca la pena si el animal ha sido manipulado en algún modo.

Hasta en el prestigioso premio Wildlife Photographer of the Year 2017 se empieza a pensar en restringir ciertas fotografías donde claramente se ve que el animal ha sido manipulado debido a la creciente conciencia sobre la desaparición y problemas de todas las especies del reino animal.

Y más en relación a los anfibios y reptiles, la asepsia es fundamental; los virus y hongos siguen extendiéndose y diezmando muchas de sus poblaciones y hay que seguir ciertos protocolos, sencillos y eficaces.

Para terminar esta introducción, que creemos obligatoria, compartimos contigo el código ético de AEFONA (Asociación Española de Fotógrafos de Naturaleza).

Una declaración de principios básicos para la práctica de esta actividad elaborados con el fin de que todos adoptemos un compromiso personal en la naturaleza que tanto amamos.

Y sin más dilación, pasemos a compartir contigo nuestros consejos y trucos para sacarle el máximo partido a tus fotografías de anfibios y reptiles.

1.- Elige el atardecer o el amanecer para tus fotos.

El amanecer y el atardecer son las llamadas “horas brujas” o “doradas” porque los volúmenes y las formas se captan mucho mejor.

Salamandra fotografiada al amanecer… Oporto (Portugal)

El color suave y poco intenso de la luz de la mañana o la tarde y su ángulo bajo te ayudarán a realizar magníficas instantáneas.

Desde las 11:00 hasta las 17:00 aproximadamente, la luz llega desde arriba y con mucha intensidad. Para evitar que la imagen salga tan “quemada” o “blanca” un buen consejo es bajar la ISO al máximo (sensibilidad a la luz).

Tanto el obturador como el diafragma dejan pasar naturalmente más o menos luz hacia el sensor de la cámara, mientras que la ISO amplifica la luz, pero a costa de perder calidad en la imagen, ojo.

Por eso, en general, intenta dejar siempre la ISO lo más baja posible (100 o 200 dependiendo del modelo de tu cámara). Sobre todo el exteriores y a medio día. Cuanta más luz ambiente haya, más bajo el ISO.

2.- Haz fotos con una velocidad de obturación alta.

Los reptiles son muy impredecibles y rápidos en sus movimientos como los lagartos o lagartijas, o bien están prácticamente moviéndose todo el tiempo de contacto como las serpientes y es normal que la fotografía salga borrosa o “movida”. Esto se corrige en gran parte dejando la cámara preparada a una velocidad de obturación relativamente rápida.

El salto de las ranas es ideal para probar con una velocidad de obturación alta.

Aumentar la velocidad del obturación o de disparo, que básicamente es el tiempo exposición de la cámara a la luz y se expresa en segundos y fracciones, te facilitará sacar con nitidez el mayor número de fotos.

camaleón común (Chamaeleo chamaeleon)

Magnífico momento captado por Seba Gómez Ramírez de un camaleón común (Chamaeleo chamaeleon) cazando.

¿Y qué se considera una velocidad de obturación rápida? Suele considerarse rápida la que se sitúa por encima de 1/60 segundos, y te recomendamos, si haces fotos a “mano alzada” o sin trípode (que es lo normal) a 1/125 o 1/200 fracciones de segundo.

Captando la apertura de mandíbulas de una víbora a una alta velocidad de obturación.

A más velocidad de obturación consigues mayor nitidez de la foto (la imagen se congela), pero ojo porque esa nitidez conlleva que la foto se oscurezca. De ahí que a mayor velocidad de obturación debes tener una mayor apertura de diafragma y o bien de subir la ISO (sensibilidad de la cámara a la luz), o ambas.

Truco bichero: prueba a poner la cámara en modo ráfaga y espera a que una rana o lagartija den un salto. Puede que captures un instante mágico.

3.- Práctica el ángulo bajo y la regla de los 3 tercios.

Los anfibios y reptiles en general, son pequeños y rondan por el suelo, al contrario que las aves. Esto hace que de forma natural les “disparemos” desde lo alto, como en la siguiente imagen…

Una foto cenital (desde arriba) no tiene porque ser mala, pero hay detalles que se pierden…

El ángulo “cenital” no da buenos resultados por varios motivos: parece que es un ser vivo “dominado”, o a veces da la sensación de “aplastado”, y al mismo tiempo no realzas su naturaleza o belleza al 100%.

Agáchate o tírate al suelo para poder tener un ángulo bajo y obtener una instantánea a la altura de visión del animal. Te sorprenderá ver el resultado.

lagarto-ocelado-timon-lepidus-burgos

Una foto con ángulo bajo destaca y ennoblece mucho más al hérpeto.

Tu cámara siempre debe estar colocada al mismo nivel que el anfibio o reptil, si es posible. Repetimos, ¡ensuciate las rodillas! 🙂

pelobates-cultripes-sapo-de-espuelas

Otra instantánea donde se aprecia lo bello y la calidad de bajarte a nivel del animal, son éstas instantáneas de Antonio Gómez Mercader de una víbora áspid (Vipera aspis) donde se capta además al hábitat de la serpiente.

Antonio Gómez Mercader nos cede esta hermosa imagen de una víbora áspid (Vipera aspis) de este verano.

Por otro lado, la regla de los tres tercios aconseja que la composición de tu imagen está dividida en 3 tercios. 1 tercio puede corresponder al animal y los otros dos al hábitat, o viceversa. No suelen quedar bien las fotografías compuestas al 50% o donde el 100% es el suelo (recuerda la regla del ángulo bajo).

En la siguiente imagen, puedes ver estas dos reglas aplicadas un sapo común: ángulo bajo y tres tercios, aunque el musgo aquí ocupa algo menos del tercio estándar.

A continuación puedes observar dos fotografías donde se aplica esta teoría de los tres tercios, de forma inversa.

Opción 1:

En esta imagen, se capturó a una joven culebra bastarda (malpolon monspessulanus) destacando la roca donde tomaba el sol, que ocupa 2/3 de la fotografía.

Opción 2:

En esta otra composición, sin embargo, se quiso resaltar al hábitat donde se la observó, ocupando 2/3 de la fotografía…

Truco artístico: Si tienes una cámara resistente al agua, prueba a colocarla con un extensor aséptico por debajo del agua apuntando al cielo. Alucinarás con las instantáneas que se pueden sacar.

Foto de tritón crestado italiano (Triturus carnifex), de Matteo Di Nicola.

Ejemplo de fotografía de tritón crestado italiano (Triturus carnifex), de Matteo Di Nicola, donde además respeta la regla de los tres tercios (2 de ellos corresponden al agua y un tercio al borde de la charca).

4.- Los primeros planos / planos de hábitat funcionan bien con animales pequeños.

Usa pequeñas aperturas de diafragma para primeros plano siempre. Si tienes la cámara a f/3.5 ó f/1.4 el resultado será magnífico. Podrás hacer primeros planos de animales pequeños y parecerán auténticos dinosaurios, como la siguiente lagartija.

La culebra bastarda o de Montpellier (Malpolon monspessulanus)

La culebra bastarda o de Montpellier (Malpolon monspessulanus)

Todo lo que sea acercar a estos seres tan “lejanos” y esquivos, potenciará el resultado final de cualquiera de tus “disparos”…

El primer plano a este lagarto verde occidental (lacerta bilineata) hace destacar su garrapatas...

El primer plano a este lagarto verde occidental (lacerta bilineata) hace destacar su garrapatas…

Si por el contrario quieres mostrar a la vez el hábitat del animal, deberás aumentar la apertura del diafragma lo máximo posible para que el fondo se “vea” con cierta claridad…

víbora-cantabrica-burgos-02

En la fotografía paisajística se usan máximas aperturas de diafragma para mostrar con nitidez el mayor número de elementos al aumentar así la profundidad de campo (espacio delante y detrás del animal).

Lagarto verde occidental (Lacerta bilineata) en uno de sus hábitat tipo, de Antonio Gómez Mercader.

También piensa que a veces no hace falta mostrar tan “nítido” el fondo y solo esbozarlo, para dar máximo protagonismo al sujeto, como en el siguiente ejemplo.

Culebra de esculapio (Zamenis longissimus), de Pedro Luna, con el fondo desenfocado por completo, para resaltar aún más este magnífico ejemplar.

Truco artístico: si tienes una lente de ojo de pez o gran angular, este tipo de fotografías serán aún más impresionantes…

5.- Los ojos son lo más importante de tus fotografías.

En fotografía de naturaleza a todos los seres vivos se les enfoca a los ojos. ¿Te acuerdas de nuestro primer párrafo de este artículo, donde decíamos que “la mirada es la distancia más corta entre dos personas”?

Imagínate entonces en un ser de 5 cm o 6 cm de tamaño, que te mira y sus ojos no te transmiten nada, porque están borrosos. Puedes verlo en la siguiente fotografía…

Mientras que una imagen no transmite nada y da una mala sensación al espectador, la otra es todo expresividad. Fotografía de Rana común (Pelophylax perezi)

Enfocar siempre a los ojos de un ser vivo en tus fotografías debe ser tu obsesión, por encima de todo lo demás.

sapo-de-espuelas-amplexo

sapo-de-espuelas-amplexo

Es la base de una buena fotografía de naturaleza. Sin una mirada limpia y cristalina, los anfibios y reptiles no son nada, y tus fotografías tampoco.


Si te han gustado estos consejos no dudes en seguir con nosotros y echarle un vistazo a la segunda parte de nuestros 10 consejos para mejorar tus fotografías de anfibios y reptiles.

¡Gracias por tu tiempo! 😉

Page 1 of 6

Creado con WordPress & Todos los derechos reservados